Animales

Cómo limpiar los ojos de mi perro con manzanilla

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Los perros pueden tomar té de manzanilla? En este artículo de ExpertoAnimal vamos a aclarar si se le puede dar manzanilla a un perro, ya que se trata de una planta de consumo muy común entre los humanos. A continuación, destacaremos sus propiedades más importantes, las aplicaciones que puede tener para los perros, así como su forma de administración. Como siempre, recordamos la importancia de consultar con nuestro veterinario antes de ofrecerle cualquier producto a nuestro perro, incluso cuando se trata de remedios naturales.

Sigue leyendo y descubre todo lo que necesitas saber sobre la manzanilla para perros, sus usos, beneficios y administración.

Propiedades de la manzanilla para perros

La manzanilla es una hierba que se caracteriza por sus propiedades calmantes y antisépticas. No obstante, no son las únicas, ya que también posee importantes propiedades antiinflamatorias, digestivas, analgésicas, carminativas e, incluso, cicatrizantes.

Todos sus beneficios son igualmente aplicables a los perros. Para aprovecharlos, puede tomarse en infusión o aplicarse de forma tópica sobre la piel. En cuanto a la dosis y la concentración, conviene consultar con nuestro veterinario para que nos ayude a determinar la mejor forma de administrar manzanilla a nuestro perro en función del objetivo que tengamos. Así mismo, puede ofrecerse manzanilla para perros bebés, siempre en cantidades reducidas debido a su menor tamaño.

Teniendo en cuenta todas las consideraciones anteriores, podemos concluir que sí se le puede dar manzanilla a un perro. A continuación, veremos los usos más frecuentes y las formas de administración.

Usos de la manzanilla en perros

En virtud de sus propiedades, se le puede dar manzanilla a un perro en las siguientes situaciones:

    Problemas gastrointestinales: podemos ofrecer manzanilla para perros con diarrea leve, lo que ayudará a mantenerlos h >

¿Cómo dar manzanilla a un perro?

Hemos visto que se le puede dar manzanilla a un perro, tanto para beber como aplicada sobre la piel o los ojos. En caso de querer utilizar la manzanilla para perros con diarrea o vómitos, debemos elaborar el té primero. Así, para preparar té de manzanilla para perros, debemos hervir agua, aproximadamente la cantidad correspondiente a una taza, es decir, unos 250 ml. Pondremos en ella una bolsita de manzanilla, dejando que infusione durante unos minutos. Después, colamos y, una vez que se enfríe o entibie, ya podemos utilizar el agua de manzanilla para nuestro perro. No es necesario añadir azúcar ni otros edulcorantes.

Para darle la manzanilla al perro podemos, simplemente, ofrecérsela en su bebedero. Es posible que el perro la rechace. En ese caso utilizaremos una jeringuilla sin aguja de unos 5-10 ml de capacidad y, colocándola siempre en el lateral de la boca tras los colmillos, administraremos la infusión despacio y con cuidado para no atragantarlo. Si el perro, aun así, se resiste, no conviene que lo forcemos.

En el caso del uso tópico preparamos la infusión tal y como hemos explicado y la aplicamos por medio de una gasa o algodón, que empaparemos en el líquido. Si limpiamos ambos ojos debemos usar una gasa para cada uno y siempre la pasaremos del interior hacia el exterior.

¿Cómo usar manzanilla para desparasitar perros?

Ya hemos visto que la manzanilla puede ayudar a retirar garrapatas con más facilidad o a aliviar la irritación producida por la picadura de pulgas. Para usarla, simplemente debemos preparar una infusión con ella, tal y como hemos explicado en el apartado anterior, humedecer una gasa estéril o algodón en ella (una vez tibia) y pasarla por la zona afectada, con suavidad y mucho cuidado, especialmente si pretendemos retirar una garrapata.

Por otro lado, tenemos la opción de realizar un baño de manzanilla, masajeando el cuerpo del animal y extendiendo la solución por todo su cuerpo, procurando que no penetre en los oídos ni en los ojos. Luego, se aclara y se seca bien. Este es un remedio apto para cachorros.

La manzanilla actúa a modo de repelente y hace que pulgas y garrapatas quieran huir, no obstante, esto no siempre funciona y, por ello, resaltamos la importancia de emplear un producto antiparasitario de prescripción veterinaria. Como complemento a este producto, se puede usar la manzanilla a fin de calmar la piel del perro, reducir la inflamación y propiciar la cicatrización de las heridas por picadura.

¿Se puede usar manzanilla para la sarna en perros?

Debido a sus propiedades calmantes y antispéticas, sí se puede usar manzanilla en perros con sarna. De esta forma, se debe preparar la infusión y pasar una gasa humecedida en ella por las heridas para aliviar el picor y calmar la irritación. Se puede aplicar este remedio hasta tres veces por semana. Eso sí, la manzanilla no resolverá el problema, por lo que no se debe utilizar como tratamiento para la sarna en perros, simplemente se recomienda emplear como complemento para favorecer la recuperación y potenciar los efectos del tratamiento veterinario.

¿Y se puede usar manzanilla para la dermatitis en perros?

En casos de dermatitis sucede lo mismo que con la sarna, la manzanilla ayuda a reducir el picor y a mejorar el estado de la piel. Así pues, se puede usar manzanilla para la dermatitis en perros pero no se aconseja que sea el único tratamiento que se lleve a cabo. Es importante seguir las indicaciones del veterinario y, como ayuda extra, hacer uso de distintos remedios caseros para la dermatitis canina.

Otras infusiones para perros recomendadas

Ahora que sabes que puedes dar té de manzanilla a tu perro, te interesará saber que existen otras infusiones buenas para él gracias a sus propiedades y principios activos, como por ejemplo las siguientes:

  • Infusión de valeriana para perros, perfecta para calmarlos y tranquilizarlos si están nerviosos por ruidos fuertes, por un viaje, etc. Además, es ideal para perros ancianos.
  • Infusión con flores de Bach, también para tranquilizar a perros nerviosos o ansiosos.

Nuevamente, cabe resaltar la importancia de un adecuado diagnóstico, ya que, sin saber qué le ocurre exactamente al animal, es muy difícil tratarlo y ayudarlo. De esta forma, si observamos a nuestro perro nervioso o ansioso por algo, podemos intentar calmarlo con una infusión, pero debemos acudir al veterinario para que nos indique qué provoca ese estado. Para más detalles, consulta el siguiente artículo: "Ansiedad en perros - Causas y soluciones".

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se le puede dar manzanilla a un perro?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Remedios caseros.

¿Cuáles son las propiedades curativas de la manzanilla para los ojos de los perros?

La manzanilla (matricaria chamomilla) es una hierba aromática que tiene muchas propiedades antiinflamatorias, antialérgicas, antibacterianas y calmantes, además de digestivas. Todo ello se debe a algunos de sus componentes o principios activos, como el alfa – bisabolol o el camazuleno, presentes en su aceite esencial.

En los perros puede ayudar a tratar algunos problemas de los ojos, pues hace que la tensión ocular alta se reduzca, evitando el desarrollo de glaucomas o la pérdida de la visión. Este aumento de la presión puede deberse a múltiples causas, como golpes, alteraciones en el ojo o por efecto de un medicamento.

La manzanilla, por tanto, ayuda a que la presión se estabilice. Por eso, limpiar los ojos de un perro con manzanilla cuando estén inflamados o irritados puede ser beneficioso, pero siempre con mucha precaución. ¿Qué significa esto? Pues que tanto si decides utilizar este remedio como si no, debes visitar al veterinario para que pueda examinar al perro.

La manzanilla puede ser un buen complemento a otro tratamiento, pero es importante que un profesional pueda diagnosticar qué le sucede a nuestro amigo peludo para evitar que un problema ocular se agrave. Además, debes seguir ciertas recomendaciones a la hora de aplicar la manzanilla en el ojo del perro, para que, como dice la sabiduría popular, “el remedio no sea peor que la enfermedad”. ¿Cuáles son esas recomendaciones? Veamos.

Cómo preparar una infusión de manzanilla para los ojos del perro

La mejor forma de limpiar los ojos de un perro con manzanilla es preparando una infusión con agua. Para ello debemos seguir los siguientes pasos:

Hierve un cuarto de litro de agua en un cazo con media cucharada de flores de manzanilla secas. Las puedes conseguir en una herboristería o en Internet.

Al alcanzar el punto de ebullición, retira el cazo del fuego y tápalo para que el agua pueda infusionar.

Después de varios minutos, retira la tapa y deja que la manzanilla se enfríe del todo.

Con un colador, retira las flores.

Guarda en el frigorífico la infusión unos minutos más.

Para potenciar las propiedades antiinflamatorias de la manzanilla es importante que la infusión se enfríe. Eso sí, sin pasarse de tiempo, pues si llega a fermentar pueden proliferar las bacterias. En el caso de que éstas llegaran a penetrar en el ojo del perro, podrían empeorar su estado.

Si hay alguna herida en el ojo, interna o externa, no se recomienda utilizar este remedio. El motivo es que podríamos favorecer una infección si la infusión fermenta y no nos damos cuenta.

Además, debes tener presente que el agua de manzanilla no es un producto esterilizado, como puede ser el suero fisiológico u otros productos que nos recomiende el veterinario. Por ello, debes extremar las precauciones tanto a la hora de hacer la infusión como de aplicarla.

Cómo se deben limpiar los ojos de un perro con manzanilla

Cuando la infusión de manzanilla esté lista y haya enfriado, los siguientes pasos para aplicar este remedio natural, son:

Toma una gasa estéril y humedécela en la infusión.

Limpia los ojos del perro con la manzanilla suavemente, evitando hacerle daño.

También puedes dejar que caigan varias gotas en la zona del ojo, con la misma gasa mojada, haz un masaje suave.

En caso de querer utilizar el agua de manzanilla varias veces al día para limpiar los ojos del perro, recuerda que no hay que guardar la misma infusión. Tiene que ser una nueva cada vez, para que no fermente.

En conclusión: puedes recurrir a la manzanilla como complemento de otros tratamientos oculares o de forma preventiva para mantener una buena higiene ocular y evitar así que el perro tenga problemas en los ojos.

La manzanilla puede ayudar a tratar conjuntivitis en perros, a eliminar las legañas, a aliviar los picores en el ojo y a combatir el enrojecimiento o la inflamación. Todo ello, gracias a las propiedades curativas de esta hierba tan especial, pero debes saber utilizar bien.

Cómo saber si mi perro está enfermo del estómago

Lo primero, antes de empezar a preguntarte cómo desinflamar el estómago de un perro o si le puedes dar manzanilla, es ser capaz de detectar por sus gestos si le duele el estómago. Los síntomas más comunes de molestia o enfermedad, por lo habitual, suelen ser: falta de ganas de comer, malhumor o tristeza. Si tu colega presenta estos tres signos, tiene un problema.

Sospecharás que es la barriga si escuchas ruidos en ella, si se echa pedos muy olorosos o eructa. Si hace esto o esta estreñido puedes considerar que es un dolor de estómago leve. Sin embargo, si a esto se le suma un babeo excesivo, vomitonas o diarrea, llévalo corriendo al veterinario. El problema de las diarreas y los vómitos es que pueden provocarle deshidratación severa, lo cual hará peligrar su salud.

La presencia de ambos síntomas también puede significar parvovirus. Si sus heces tienen sangre y son muy negras, el problema es grave de verdad. Si las pistas que tu perro te da apuntan a que está enfermo del estómago por una cuestión leve, ponte en contacto con nuestros veterinarios online para confirmarlo. Una vez que sepas a ciencia cierta que no es parvovirus, parásitos, torsión gástrica, cáncer o úlceras estomacales, podrás mimarlo en casa.

Qué darle a un perro cuando le duele el estómago

Lo que has de hacer es limpiar su estómago para que este descanse, se purgue y se cure poco a poco. Siempre te decimos que nunca apliques los mismos remedios que usas para humanos en tu colega, pero en este caso vamos a saltarnos esa norma. Decimos esto porque lo que necesita tu perrete es un proceso de ayuno, uno muy parecido como por el que tú mismo pasas tras una gastroenteritis. Eso sí, no le des de comer arroz, al menos de momento.

Te recomendamos que le cortes la comida durante un día entero. De esa manera dejarás a su sistema digestivo sanarse y que se alivie cualquier irritación que pueda tenter. Permítele descansar lo que necesite y estate muy cerca de él durante todo el proceso. La idea de este remedio casero no es que lo mates de hambre, es que regules lo que coma. Por supuesto, si ves que tiene hambre, dale algo aunque en pequeñas cantidades.

Como la causa principal de que le duela el estómago es que el pienso con el que lo alimentas sea malo, decídete a cambiarlo por uno de calidad. No obstante, nuestra recomendación es que dejes una cosnulta a nuestros nutricionistas caninos te aconsejarán sin compromiso, así que pregúntales hasta que no te quede ninguna duda.

Remedios caseros para cólicos en perros

Lo que sí que has de permitirle tomar es agua, pero cuidado, que no se empache con ella. Lo ideal es que se la vayas dando en pequeñas cantidades para que ni pase sed. Aprovecha este proceso para comprobar cómo se comporta a la hora de llevarse algo a la boca. Otra de las causas más comunes por las que un perro se empacha y le duele el estómago es porque come muy rápido, ingiere mucho aire y acaba con demasiado gas en el estómago. Si además de engullir la comida como si no hubiera un mañana, sale a correr sin reposarla, puede que acabé padeciendo torsión gástrica, así que mucho ojo.

Una vez pasadas estas 24 horas es el momento de empezar a volver a darle comida, poco a poco. En función del caso por el que has querido limpiar su estómago dale un alimento u otro. No le vuelvas a dar su comida regulera, elige la mejor, por él. En ella, añade un poco de calabaza cocinada si estaba estreñido, pues le ayudará expulsar las heces que que queden en su interior.

¿Le puedo dar manzanilla a mi perro?

La zanahora también es un alimento fabuloso, así que también puedes recurrir a ella, pero uno de los mejores remedios caseros es y siempre será la manzanilla, puedes ponerle medio vasito en el bebedero y repetir a la hora siguiente.

Siguiendo estos consejos ayudarás a tu perro a limpiar su estómago. De todas formas, lo que acabas de leer en este artículo nunca has de ponerlo en práctica sin antes confirmar con tu veterinario de que no tiene una enfermedad grave de estómago.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

Pin
Send
Share
Send
Send