Animales

Consejos para hacer que mi gato sea más cariñoso

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Quieres conseguir que tu gato sea cariñoso contigo? En este artículo te damos algunos consejos para que sepas por dónde empezar. ¡No es tan difícil como parece!

Muchos no se atreven a adoptar a un gato porque afirman que son muy independientes y ariscos, pero la verdad es que si desde pequeño sabes cómo educarlo, puedes hacer que tu gato sea cariñoso. Para que lo consigas vamos a darte unos consejos que te serán muy prácticos y útiles.

1. Escoge la raza

Aunque la crianza es lo que determina en gran manera el comportamiento de cualquier felino, la raza también juega un papel importante en esto. Es por ello que antes de adoptar un gato, es mejor que te informes sobre qué razas son las más cariñosas.

Por ejemplo, hay razas como la Maine Coon, la Ragdoll o la Persa que son más cariñosas de por sí en comparación con otras. Solo tienes que ver tus necesites y qué es lo que buscas de un gato para escoger la que mejor se adecue a ti.

2. Dale tiempo

Cuando lleves a tu nueva mascota a casa, dale tiempo, todos los gatitos necesitarán un periodo de adaptación a su nuevo entorno. Es normal que al principio busque lugares donde esconderse, o que te siga por cada rincón de la casa. Si en estos momentos intentas forzarlo y le hablas de manera brusca, lo más lógico será que en vez de conseguir que sea cariñoso, logres todo lo contrario.

Háblale siempre con voz dulce y suave, y no pretendas que salga de su escondite a la fuerza. Hazle ver con amabilidad que no pasa nada y que tú vas a protegerlo y siempre. Además, antes de tocarlo, deja que huela tu mano, pues los movimientos bruscos podrían asustarlo aún más.

3. Ponle un nombre

No tardes en ponerle un nombre y repítelo siempre que puedas, especialmente en situaciones agradables. Eso sí, evita regañarlo gritando su nombre, o terminará por asociarlo con una situación negativa. Ten paciencia, pues losgatos no aprenden su nombre tan fácilmente como los perros, así que este proceso podría tardar un mes como mínimo.

4. Juega con él

Los juegos son la mejor forma de hacer que un gato sea cariñoso. Dedica tiempo a jugar con él, ya sea con pelotas, estambres, juguetes o cualquier cosa que se te ocurra. De esta manera crearás un vínculo estrecho, lo ayudarás a controlar su fuerza y harás que sea más afectuoso contigo como respuesta a tu actitud con él.

5. Busca su atención

Por norma general, los perros vienen a tu encuentro cada vez que tienen oportunidad, mientras que los gatos son más independientes. Para que esto no lo frene a la hora de ser más cariñoso, puedes ir tú mismo a buscarlo y atraer su atención. Cógelo, llévalo junto a ti, juega con tus patas, acarícialo y dale todos los mimos que puedas.

Este quizá sea uno de los pasos más importantes para que tu gato se muestra cariñoso contigo, pues los felinos llevan intrínsicamente un espíritu independiente, así que si lo dejas solo y no le das cariño, se convertirá en un animal egoísta y frío, todo lo contrario de lo que buscas.

6. Nunca lo golpees

No es necesario que le pegues cuando cometa una travesura o cuando haga algo que no te guste. El refuerzo positivo siempre es la mejor manera de enseñar a un animal. Si lo pones en práctica desde pequeño, verás que los resultados saltan a la vista.

Los gatos por naturaleza son un tanto rencorosos, así que si le pegas, es posible que no lo olvide y que te trate a ti como tú lo tratas a él.

Pon en práctica estos consejos y pronto empezarás a notar los resultados. ¿A que conseguir que tu gato te haga caso y se muestre tierno contigo no es tan difícil como parecía?

Si quieres recibir cariño, debes darlo también

Como mencionamos anteriormente, aunque todos nacemos con una personalidad, es cierto que esta se puede moldear con el tiempo y esfuerzo. En los gatos, dependerá especialmente de cómo sea la convivencia con el animal, es decir, de cómo se le trate.

Si tu gato es nuevo en el hogar, es posible que se muestre extraño e incómodo. Esto es totalmente normal ya que tu mascota tiene que aprender a conocerte, tanto a ti como a su nueva casa desde cero. Los cambios suelen producir estrés en los gatos, no te extrañe si ves que tu gato reacciona de forma negativa. Revisa que el ambiente sea lo más confortable posible para él.

La claves básicas para hacer que tu gato sea más cariñoso, ya sea que es un nuevo miembro de la familia o que tiene años contigo, son tres: paciencia, cercanía y mucho amor.

Las técnicas del amor y la implicación

Para hacer que tu gato sea más cariñoso y no morir en el intento, no te quedará otra que modificar un poco tus dinámicas de vida. No te asustes, sólo hemos dicho un poco.

De hecho, será suficiente con que apartes tiempo para compartir y pasar momentos de calidad con él. Dedícale tiempo, un gato no es un accesorio para la casa. Si te lo propones, tu mascota puede llegar a ser un excelente y amoroso compañero. Por supuesto, no se trata de pasar todo el día pegado a él, sino más bien hacer cosas como dejar que se quede dormido cerca de ti cuando estás viendo la televisión o tienes una conversación con alguien por teléfono mientras estás sentado en el sofá.

Si quieres llegar un poco más allá puedes dejar que duerma contigo en tu cama durante la noche ocuando hagas la siesta después de la comida de los dos. Y hablando de la comida, invítalo a comer en el mismo momento que lo hagas tú, esto será como compartir una mesa con un amigo. De vez en cuando, sorpréndelo con algo rico como un pedacito de pescado y cuando venga por su regalo, ofrécele una caricia.

Ten presente que los felinos son animales exquisitos que les gusta ser buscados y pretendidos. Siempre y en especial cuando le estamos enseñando a ser más cariñoso, hay que buscarlo para acariciarlo y pasar tiempo junto. Así que otra manera de lograr que tu mascota sea más cariñosa y, sobretodo, de llamar su atención, es animarlo a jugar contigo. Divertirse juntos, al mismo tiempo que mantienes un agradable contacto físico, le dará confianza y seguridad.

Un buen ayudante es igual a más cariño

No es del todo cierto que a los gatos les encanta la soledad. De hecho, disfrutan mucho la compañía, saberte cerca aunque no necesariamente al lado, que estés pendientes de ellos y que los hagan participar en las rutinas de la casa.

Si llamas a tu gato para que te acompañe y "ayude" por ejemplo a acomodar la cama o arreglar la habitación, el animal lo cogerá como una costumbre, y siempre que lo hagas, de seguro que te acompaña. Ahora, si no le prestas atención y simplemente le das de comer, seguro que el gatito no se sentirá atraído por tu compañía para nada.

Si el gato se asusta por cualquier razón y tiende a retraerse y esconderse, no es recomendable forzarlo para que salga de su zona de confort. Volvemos a una de las claves básicas anteriores, haz uso de tu paciencia y con tono suave intenta calmarlo. Esta es la mejor forma de conseguir que él solo salga de su escondite.

Nunca debemos olvidar que los gatos no aprenden nada a través de la violencia. Tratarlo y castigarlo de forma agresiva e irrespetuosa sólo creará en él un sentimiento de temor y luego cuando quieras educarlo para que sea cariñoso, será muy tarde y costará aún más. Si tu gato está teniendo algún mal comportamiento o actitud, claro que deberás corregirlo directamente, pero siempre de forma apropiada y con el uso del refuerzo positivo.

Lo mismo con las caricias exageradas. Si no quiere mimos no le obligues, cuando tu gato los quiera y les haga falta ya los pedirá. Si aún ante su rechazo lo continúas tratando con amor, verás como en nada lo tienes ronroneándote para que lo abraces.

Lo más importante de todo, aprende a respetar el espacio y la personalidad de tu mascota. Por más que lo intentes, algunos gatos serán, siempre, más cariñosos que otros.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para hacer que mi gato sea más cariñoso, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación avanzada.

Respuestas

Mejor respuesta: Hay gatos cariñosos, otros juguetones y otros miedosos. Los gatos son independientes y también tienen cada uno su carácter, esto lo sé muy bien, he convivido con 10 gatos, y cada uno era un mundo.

El gato es independiente, la hembra por ejemplo es menos cariñosa que el macho, sin embargo, la hembra es mas "faldera" es decir esta siempre cerca a ti. en cambio el macho, al que le gusta desaparecer -por lo general- se deshace cuando lo acaricias.

Tu gato esta en una edad en la que solo quiere jugar, juega con el.. .necesita moverse, desarrollarse. Verás como al año se vuelve mas mimoso contigo, siempre que tu también lo hayas sido siempre con él. A diferencia del perro, me he dado cuenta que el gato tiende a diferenciar a las personas por quien es cariñoso y con quien es agresivo. los gatos con los que conviví.. huían siempre de una persona en especial. me parecía extraño. hasta que un día vi que esta persona le daba una patada a uno sin razón. En cambio siempre querían estar alrededor mío. ya parecía el flautista de Hamelin pero versión gatuna!! Cierto yo me preocupaba porque tuviesen su agua y de comer . eran agradecidos los pequeños, alguno se me tiraba al piso con la panza arriba para que lo acariciara. y me miraba con cara de gato enamorado! jaja

En fin, en conclusión, tu gatito es pequeño ahora es tiempo de jugar y de mimar.. pero a su ritmo, recuerda que no es un perro, su naturaleza es diferente.

Luego vendrá el tiempo de solo mimos. cuando se mas grande.

Información adicional

Si crees que se ha infringido tu propiedad intelectual y quieres formular una queja, consulta nuestra Política de copyright y Propiedad intelectual

Notificar un abuso

Información adicional

Si crees que se ha infringido tu propiedad intelectual y quieres formular una queja, consulta nuestra Política de copyright y Propiedad intelectual

Notificar un abuso

Información adicional

Si crees que se ha infringido tu propiedad intelectual y quieres formular una queja, consulta nuestra Política de copyright y Propiedad intelectual

Pin
Send
Share
Send
Send