Animales

Cómo saber si mi perro tiene garrapatas?

Pin
Send
Share
Send
Send


Las garrapatas son unos ácaros de gran tamaño que a nadie le gusta ver, y menos en sus perros. Aparecen sobretodo en primavera y verano, cuando las temperaturas son altas, pero si se vive en una zona con clima cálido… lamentablemente puedes encontrártelas en cualquier época del año.

Habitan en los campos, donde la hierba es alta, y se dedican a esperar el momento en el que un animal se acerque para saltar y posarse encima de él para hospedarse en su pelaje y poder alimentarse, así, de su sangre. Pero si te estás preguntando cómo saber si mi perro tiene garrapatas, en este artículo encontrarás la respuesta.

Las garrapatas se reproducen en los meses más cálidos, pero para eso las hembras necesitan alimentarse, y sólo lo pueden hacer a través de la sangre. Así que si te has ido de excursión o a dar paseos con tu amigo por el campo o por una zona con hierbas altas, lo más probable es que hayas visto alguna o algunas.

Pero no es fácil saber si tiene realmente o no. Esto es así porque, antes de picar, la garrapata unta la zona con saliva que tiene propiedades anestésicas. Así pues, aunque le pique cerca de los ojos no siente molestia alguna hasta que los efectos de esa particular anestesia hayan pasado.

Estos insectos se pueden alojar, además, en el cuello, en la nuca, y entre los dedos de sus patas. Pero hay que inspeccionar bien todo el cuerpo del animal, ya que te las podrías encontrar en cualquier parte. Usa para ello guantes.

Si encuentras una, cógela con los dedos, lo más cerca que puedas de su cabeza, y sácala girándola hacia el animal y hacia arriba. Después, se procederá a eliminarla y a tratar la zona con un antiséptico.

Para evitar que vuelva a tener, es importante ponerle un insecticida para perros, ya sea pipeta, collar o spray, que mantendrán alejados estos parásitos de nuestro amigo.

Ardor y picazón

Cuando las garrapatas están en la piel del can y desean comenzar a alimentarse de él, aplican una especie de saliva con propiedades analgésicas para que el perro no sienta dolor cuando ellas comiencen su alimentación, pero con el tiempo comenzarán a causar picazón y ardor por lo que tu perro se rascará con frecuencia.

Inspección completa

La mejor manera de ¿Cómo saber si mi perro tiene garrapatas? Es realizando una inspección completa, las zonas que las garrapatas frecuentan son las orejas, el cuello, las patas y alrededor de los ojos, revisa muy bien el pelaje de tu perro y enfócate en estas zonas para cerciorarte de que ninguna garrapata este habitando allí y contaminando a tu can, hazlo con guantes para evitar que alguna se adhiera a tu piel durante la búsqueda.

La picadura de la garrapata en perros

Para poder entender cómo pican las garrapatas y en qué consiste su alimentación, primero debemos saber dónde suelen habitar estos ectoparásitos y cómo llegan a hospedarse en la piel de nuestros canes. De esta forma, no solo sabremos cómo identificar una picadura de garrapata en perros, sino que también podremos prevenirla.

La estación del año y, por ende, la temperatura a la que nos encontremos son el factor clave que determina el nivel de actividad de este organismo. En general, identificamos como épocas de mayor actividad aquellas que comprenden desde la llegada de la primavera hasta el otoño. Durante el invierno, la mayoría de especies de garrapatas optan por hibernar, solo una minoría es capaz de permanecer activa durante todo el año.

Las garrapatas no pueden volar ni saltar, por lo que cuando no se encuentran sobre la superficie de un cuerpo hospedador, están en el suelo. La mayoría de ellas sobreviven en la naturaleza, en zonas rurales, en bosques, en el campo o, incluso, en jardines y parques con vegetación cercanos a las franjas urbanas. De esta forma, cuando el can pasa por un sector infestado de estos parásitos, la garrapata accede a él a través de sus patas, puesto que, recordemos, no pueden saltar. Empieza a trepar y recorrer todo su cuerpo hasta encontrar el lugar idóneo para instalarse y empezar a alimentarse.

Síntomas de garrapatas en perros

Como comentamos en el apartado anterior, las garrapatas adultas prefieren aquellas zonas en las que la piel es más fina y pueden acceder a la sangre de forma más rápida, como el cuello, las orejas, las ingles o la zona perianal, o puntos a los que el can no puede acceder para rascarse, por lo que estas partes serán las primeras que deberás examinar si sospechas que tu perro tiene garrapatas. Una vez instalado el parásito, pasará a perforar la piel para empezar a alimentarse, provocando una consiguiente hemorragia de fácil identificación. De igual modo, al mismo tiempo que se alimenta, la garrapata introduce en el organismo del animal su saliva, hecho que provoca en su organismo graves consecuencias. La saliva de estos parásitos está compuesta por toxinas y moléculas con propiedades analgésicas, antiinflamatorias y anticoagulantes que reducen la capacidad del sistema inmunitario del animal. De esta forma, la picadura de la garrapata puede llegar a provocar en el perro una parálisis o intoxicación.

Además de los síntomas ya mencionados, el más evidente que nos indicará que nuestro peludo compañero cuenta con un huésped en su cuerpo es el picor. Observaremos cómo se rasca continuamente de forma enérgica, tanto con sus patas como con los dientes para intentar eliminar el parásito.

Así pues, ahora que conoces cómo saber si tu perro tiene garrapatas, ha llegado el momento de examinar todo su cuerpo, especialmente si has notado que se rasca con más intensidad de lo habitual, o has visto alguna zona ligeramente inflamada como consecuencia de la picadura.

Alimentación de la garrapata

Las garrapatas de la familia Ixodidae se alimentan en dos fases. La primera de ellas dura una semana y pueden llegar a subir de peso hasta 10 veces, mientras que la segunda ocupa de 12 a 24 horas. En esta segunda fase de alimentación más rápida, el parásito puede llegar a multiplicar por 50 su peso. Por su parte, las de la familia Argasidae solo se alimentan una vez, succionando la cantidad de sangre suficiente que les permita incrementar su peso hasta 4 veces. Así pues, las garrapatas duras tienden a permanecer más tiempo en un mismo cuerpo que las blandas.

Enfermedades que transmiten las garrapatas a los perros

Además de producir en el can los síntomas anteriores, a través de la inoculación de su saliva pueden traspasar al animal una serie de enfermedades, siendo las siguientes las más comunes:

  • Enfermedad de Lyme o Borreliosis canina, transmitida por una de las garrapatas duras, provoca en el animal, principalmente, una inflamación de las articulaciones, fiebre, falta de apetito, decaimiento y problemas renales entre otros síntomas.
  • Anaplasmosis, presenta como síntoma principal fiebre alta y como secundarios diarrea, vómitos, falta de apetito y parálisis en las articulaciones inflamadas.
  • Babesiosis, enfermedad transmitida por garrapatas infectadas por Babesia que provoca en el animal una anemia gradual como síntoma principal, así como ictericia y fiebre.
  • Hepatozoonosis, patología de carácter parasitario transmitida, principalmente, por la garrapata Rhipicehpahlus, que provoca hipertermia, anemia, poliuria y produce problemas de motricidad como síntomas principales.
  • Anemia, en los casos de perros con múltiples garrapatas adheridas se puede llegar a producir una anemia aguda.
  • Parálisis, condición provocada por las toxinas que componen la saliva de la garrapata. Suele mostrar los primeros signos pasados dos o tres días tras la picadura del parásito, empezando por una flojera general del animal y terminando por una parálisis completa si no se trata a tiempo.

Si sospechas que tu can podría padecer cualquier de estas enfermedades, u otra patología no nombrada, no lo dudes y acude al veterinario cuanto antes. Las garrapatas son portadoras de múltiples enfermedades, por lo que si identificas una en su cuerpo deberás llevar a tu mascota a un especialista para ser examinado.

¿Cómo quitar garrapatas en perros?

Como has podido comprobar a lo largo de artículo, antes de picar la garrapata se recorre el cuerpo del animal en busca del mejor lugar para hospedarse. De esta forma, antes de que pique podemos usar un peine para pulgas y peinar varias veces todo su pelaje. Con este utensilio podremos atrapar tanto a ninfas como a garrapatas adultas, no a larvas, y eliminarlas al momento para evitar que pique a nuestro can o nosotros mismos.

Si por el contrario tu can ya presenta síntomas de picadura, la forma más rápida de identificarla es manualmente. Así pues, ármate de paciencia, fíjate en las zonas donde tu perro se rasca de forma continua, acomódalo y empieza a inspeccionar palpando la piel a contrapelo en busca de un parásito con forma ovalada-redondeada, de entre 30 mm y 1 cm y medio de tamaño. Recuerda que en función del tipo de garrapata puede tener la piel dura o blanda. Si descubres entre una y tres, puedes retirarlas a mano, pero si encuentras un número mayor lo mejor es utilizar productos remitidos por el veterinario.

¿Cómo eliminar garrapatas en perros manualmente?

Una vez identificada la garrapata en el perro, deberás hacerte con unas pinzas, agarrar el parásito con ellas lo más cerca de la boca posible y empezar a tirar con suavidad, siempre hacia arriba. Jamás lo hagas de forma brusca ni la gires, puesto que solo conseguirás retirar una parte de su cuerpo y dejar adherido a tu perro la otra, provocando una infección mayor. Para más detalles, puedes consultar el siguiente vídeo en el que se muestra de forma clara cómo quitar una garrapata.

Después de retirar la garrapata del cuerpo de nuestro perro, es imprescindible desinfectar la zona y acudir al especialista para que pueda examinar al animal y determinar si el parásito le ha traspasado alguna enfermedad. Asimismo, si nuestro can tiene adheridas a su cuerpo muchas garrapatas, lo más aconsejable es llevarlo al veterinario para que le aplique el producto antiparasitario que considere oportuno, siendo la pipeta el tratamiento de elección por su rápida eficacia.

Para prevenir que nuestro can se convierta en el hospedador de estos molestos parásitos, existen en el mercado una serie de productos que debemos adquirir y utilizar:

  • Pipetas antiparasitarias
  • Collares antiparasitarios
  • Antiparasitarios internos
  • Champús, jabones y colonias antiparasitarias

Además de los anteriores, existen unos comprimidos antiparasitarios que logran proteger a los perros contra parásitos externos e internos a la vez. Se llama doble desparasitación mensual. Todos estos productos deben adquirirse en clínicas veterinarias y utilizarse siguiendo las indicaciones del especialista. Del mismo modo, una vez iniciada la desparasitación mediante el uso de pipetas o antiparasitarios internos, no deberemos interrumpir el tratamiento a no ser que así lo estipule el veterinario. Por otro lado, podemos optar por opciones más naturales que no alteren ni dañen el organismo de nuestro perro. Para ello, te aconsejamos que consultes nuestro artículo sobre remedios caseros para desparasitar a tu perro. Por ahora, no existe vacuna que actúe en contra de estos parásitos.

Además de utilizar los productos mencionados, deberemos prestar especial atención a los lugares que frecuentamos con nuestro perro durante las épocas de mayor actividad de los parásitos, intentando evitar aquellas que puedan resultar infestadas por ellos. En caso de no poder evitarlas, desde ExpertoAnimal recomendamos adquirir un peine para pulgas y peinar al can tras el paseo, de esta forma conseguiremos atrapar al ácaro antes de producir la picadura en caso de haber accedido al cuerpo de nuestra mascota.

Por otro lado, al momento de bañar a nuestro perro con el champú antiparasitario, podemos potenciar sus efectos mezclando a partes iguales champú y vinagre de manzana, producto natural que tanto garrapatas como pulgas odian. De esta forma, además de proporcionar al pelaje de nuestro can un extra de brillo y controlar su olor corporal, conseguiremos prevenir que nuestra mascota tenga garrapatas.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Garrapatas en los perros - Cómo identificarlas y eliminarlas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Desparasitación.

Pin
Send
Share
Send
Send