Animales

Por qué los perros y los gatos comen hierba?

Pin
Send
Share
Send
Send


Este post es tanto para las personas que veis las bandejas de hierba para gato en el supermercado o en la tienda de animales y os preguntáis qué será, como para los que vemos comer a nuestros gatos hierba de forma habitual y nos preguntamos cosas como ¿Por qué ahora come más hierba? ¿Por qué este es el único gato que come hierba? o simplemente tenéis interés en saber cual es la causa por la que los gatos buscan y consumen hierba para gatos.

La hierba, un complemento a la dieta

El jugo de la hierba contiene ácido fólico, una vitamina que beneifica el crecimiento y desarrollo del gato y que además ayuda a incrementar los niveles de oxígeno en la sangre. Si tu gato come hierba de forma habitual es posible que lo haga como consecuencia de un déficit en su dieta, si no está recibiendo los aportes nutricionales adecuados puede tratar de complementar su dieta con la ingesta de unas «vitaminas extra».

Por sus propiedades laxantes

Otra teoría es que comer hierba puede ayudar a nuestro gato a tener evacuaciones regulares, algo que es especialmente importante si hay algo obstruyendo en tracto digestivo, como por ejemplo pelo. Algunos tipos de hierba parecen tener propiedades laxantes, mientras que otros ayudan a calmar el malestar estomacal.

Limpiar el estómago (purgarse)

Si tu gato tiene acceso a hierba fresca te habrás dado cuenta de que vomita poco tiempo después de ingerirla. Lo hace a propósito. Cuando tu gato se da cuenta de que algo le ha sentado mal acude a la planta de hierba, de modo que pueda vomitar lo que le esté causando malestar. Los gatos no poseen las enzimas necesarias para digerir grandes cantidades de hierba, lo que les hace vomitar. Pero en este proceso también se limpian el estómago de pelo, plumas, parásitos o huesos que pueden causar daños más severos. Hay quien dice que nuestros gatos tienen como un sexto sentido, algo que de forma innata les dice cuanta hierba deben comer. El caso es que seguro que gracias a ello nos han ahorrado más de una visita al veterinario.

Los gatos autorregulan la cantidad de hierba que necesitan comer. No obstante, si te das cuenta de que alguno de tus gatos demanda continuamente hierba, come grandes cantidades o vomita en exceso consulta con un veterinario.

¿Qué hierba puede comer mi gato?

Si tu gato tiene acceso al exterior, él sabrá que hierba escoger. Sin embargo debemos evitar que ingiera hierba que hayamos tratado con pesticida o fertilizantes (aunque sea la de nuestro jardín). Si queremos que nuestro gato disponga de una zona de hierba para él en su gatio o en nuestro jardín no usaremos ningún producto químico.

Si vivimos en un piso o apartamento o en una casa pero nuestros gatos no tienen acceso al exterior debemos tener cuidado porque en caso de necesidad, nuestro gato puede tratar de comerse cualquier otra planta (ojo! estas plantas son tóxicas para ellos). Para evitar que coma plantas que no debe es recomendable cultivar para él una macetita o comprar una bandeja de hierba ya preparada para este fin (más info aquí).

Un truco para que la bandeja de hierba no se os ponga pocha es recortar las puntas de vez en cuando, como si le estuviéramos pasando el cortacesped. Así durará más y crecerá fuerte.

Por favor, asegúrate de que las plantas que tienes en casa no son tóxicas para tu gato y proporciónale hierba que esté libre de pesticidas y fertilizantes.

¿Necesitan hierba? ¿Pero no eran carnívoros?


Desde la escuela nos han enseñado que los herbívoros comen plantas y los carnívoros a otros animales, pero estos conceptos no son tan estrictos como parecen. En la naturaleza, un animal herbívoro ingiere involuntariamente pequeños insectos cuando se alimenta de hierba. Para ellos no solo no es perjudicial, sino que les supone un aporte rico en proteínas y otros nutrientes. De manera análoga, un carnívoro salvaje, como parientes lejanos de nuestros gatos y perros, van a ingerir al animal al completo incluyendo las plantas que estos tenían en sus estómagos. Al igual en nuestro caso, no son capaces de digerirlas completamente pero sí que aportan algunos nutrientes no esenciales y fibra. Esto podría explicar que a nuestras mascotas, dado que no salen a cazar ni comen animales enteros, les guste mordisquear plantas cada vez que puedan. No obstante, como veremos a continuación, dependiendo de si se trata de un gato o un perro, los motivos pueden ser bien distintos.

Tu gato necesita esas plantas, pero no para lo que crees

La necesidad de ingerir plantas por parte de los gatos se hace patente cuando vemos que comercialmente existen plantas que se venden especialmente para ellos. Decir de paso que estas plantas no tienen ningunas propiedades especiales, salvo que suelen tratarse de hierbas de crecimiento rápido para que de este modo siempre estén disponibles para nuestros gatos. Como hemos mencionado, las plantas no les aportan ningún nutriente esencial a los carnívoros, por lo tanto a los gatos tampoco, pero ellos no lo ingieren por motivos alimenticios. La hierba contiene mucha fibra, la cual es ampliamente conocida por facilitar la excreción. De manera parecida, un gato consume hierba porque ésta ayuda a aglomerar las bolas de pelo y huesos de animales –si comió alguno- que se crean en su estómago. Además, las plantas despiertan en los gatos su reflejo regurgitador, ayudando a expulsar estas bolas. Es por este motivo que se recomiende colocar una planta al alcance de los gatos, sobre todo si se tratan de razas de pelo largo.

La hierba para los perros: lo primero que encontró


La explicación para que los perros coman plantas, según un estudio de la Universidad de New England (Australia), es bien simple: tienen hambre. De hecho, según pudieron comprobar los investigadores, la ingesta de hierbas desciende conforme avanza el día y el perro va recibiendo más comida. La hierba sacia muy rápidamente a los perros, aunque no les aporte ningún nutriente. Es un comportamiento al que se pueden habituar y repetir luego, incluso cuando ya hayan comido. Solemos observar que los perros vomitan tras comer plantas, pero en realidad éstas no le hacen ningún daño. Sin embargo, parece ser que los perros con problemas estomacales sienten la necesidad de tomar estas plantas, ya sea para saciar su estómago como apunta el estudio mencionado, o para facilitar la expulsión de lo que quiera que le esté sentando mal. Es decir, vomitan porque están enfermos y no porque coman plantas. Es al contrario: comen plantas porque están enfermos.

Comer plantas es algo natural y no corren ningún riesgo

Las mencionadas arribas son las hipótesis más probables que explican los motivos por los que gatos y perros consumen plantas. Sin embargo, en el caso de animales salvajes, sí que existe una investigación que detalla que el comer hierbas tiene una finalidad, y ésta podría extrapolarse a nuestras mascotas. El estudio realizado en la Universidad de Kyoto sugiere que esta necesidad viene dada para facilitar la expulsión de parásitos intestinales. El consumo de plantas es mayor cuando son crías, ya que son más inmunes a estos parásitos. Como mencionamos a menudo, los animales domésticos conservan comportamientos juveniles cuando crecen, lo que podría explicar que sigan comiendo plantas cuando son adultos. Además justificaría también que los animales con problemas intestinales también las ingieran. Sea cual sea el motivo, todos los investigadores que han realizado estudios al respecto no dudan en aclarar que el hecho de que los gatos y perros consuman plantas es algo normal. Ni es perjudicial, ni se trata de un mal comportamiento por parte de nuestras mascotas, así que debería dejar de preocuparnos que de vez en cuando lo hagan.

Razones por las que los gatos comen hierba

El hecho de que los gatos vomiten después de comer hierba no es un problema según los expertos. Tampoco está comprobado que el comer hierba sea perjudicial para su salud, sino todo lo contrario.

Los gatos no tienen la capacidad de que su organismo genere las enzimas necesarias para eliminar la materia vegetal que su cuerpo no necesita. Por tanto, la hierba, la cual les hace vomitar, permite que expulsen de su organismo toda aquella sustancia no digerible.

Esto es sumamente importante, pues aunque tu gato sea doméstico, siempre comen presas, bien sean ratones, pájaros o cucarachas, según el acceso que tengan al exterior. El minino no sabe diferenciar qué partes de sus presas son digeribles o no, por lo que las comen enteras, sin reparar en huesos o plumas. Estos pueden crear obstrucciones digestivas y crearle problemas de salud.

La acción de vomitar que el comer hierba les provoca permite que todas esas partes no beneficiosas para su salud sean expulsadas al exterior dejando su organismo limpio y haciendo que el felino se sienta mejor.

Entonces, se podría decir que los gatos comen hierba por la misma razón que los perros: para purgarse.

¿Qué efecto tiene la hierba en mi gato?

Ahora bien, ¿por qué la hierba provoca esto en el organismo felino? El secreto está en el jugo del pasto. Este contiene ácido fólico, una vitamina esencial para que el cuerpo de tu gatito funcione de forma correcta. Además, esta sustancia también se encarga de generar hemoglobina, que es la encargada de transportar el oxígeno a la sangre.

También se cree que la hierba cumple el papel de laxante natural, evitando los problemas digestivos. En los gatos es muy común que se obstruyan por las conocidas bolas de pelo. Aunque en la mayoría de los casos las vomita, en ocasiones algunas de ellas se pueden adentrar más en el sistema digestivo y hacerle parecer imposible su expulsión.

Pues bien, la expulsión de estas no es imposible, solo necesitan un empujoncito, y este se lo puede dar la hierba. No sabemos cómo los gatos saben que este vegetal les facilitará esta labor, pero sí sabemos que lo saben, pues un felino va a buscar hierba y a comerla cuando siente que en su estómago sucede algo fuera de lo común.

De hecho, se ha comprobado que saben autocontrolarse comiendo tan solo la cantidad de hierba que necesitan y cuando les hace falta.

¿Y si no tengo hierba en casa?

Visto esto, te habrás dado cuenta de cuán importante es la hierba en la vida de tu gato. Si vives en un apartamento en el que difícilmente puedas acceder a este vegetal, no te preocupes, hay solución para todo.

En las tiendas especializadas en animales, así como en algunas clínicas veterinarias, puedes conseguir un tipo de semillas que echándolas en tierra harán crecer la hierba en muy pocos días. Solo necesitarás una maceta que podrás tener en el interior siempre y cuando le dé la luz natural.

Sobre todo ten cuidado si tienes un jardín. Debes controlar el acceso de tu gato a las plantas, ya que la única beneficiosa para su organismo es el pasto. Alguna otra podría dañar su salud y causarle malestar.

Las hierbas tienen ácido fólico

El ácido fólico es una vitamina esencial que ayuda en el crecimiento y desarrollo del minino, además es indispensable para las funciones corporales de un gato. También ayuda en la producción de hemoglobina, que es la proteína que transporta el oxígeno en la sangre.

Así que si veís a vuestro gato comiendo hierba puede deberse a que no hay suficiente ácido fólico en su dieta y tiene que ir a buscarlo en otra parte.

Una forma de limpiar el estómago

No os ha pasado a veces que algo os ha sentado mal y tenéis que ir a vomitar para encontraros mejor? Eso mismo es lo que hacen los gatos cuando comen mucha hierba. Su organismo no posee suficientes encimas como para poder digerirla, con lo que acaban vomitando y sacan aquello que les ha sentado mal.

Voy a ponerle un poco de césped en el comedero

Ahora no vayamos al jardín a buscar la primera hierba que encontremos para asegurarnos que nuestro peludo tiene el suficiente ácido fólico en su dieta. Los gatos saben distinguir qué hierba es la que deben comer (aunque en ciertas circunstancias, como por ejemplo no tener acceso a ningún tipo de hierba, puede llegar a morder alguna planta ornamental), aunque no está de más comprar unas semillas de hierba para gatos (que venden en cualquier centro de jardinería) y plantarlas en un tiesto con tierra. Así nos aseguramos que come hierba totalmente saludable.

El otro día compramos unas semillas de hierba para gatos y en unos días os prepararemos un tutorial sobre como hacerlo vosotros mismos. 🙂

Si queréis saber más sobre por qué los gatos comen hierba os dejamos un par de enlaces: La loca de los gatos y Mascotaking.

¿Por qué tu gato come hierba y vomita?

Uno de los motivos por los que los gatos comen hierba es para purgarse, aliviar trastornos digestivos y desintoxicar su organismo. Si tu minino ha comido demasiado, ingerido algún alimento inapropiado o alguna substancia tóxica, es posible que coma pasto para provocar el vómito y eliminar estos elementos indeseados o perjudiciales de su cuerpo.

En estos casos, veremos que rápidamente tras ingerir la planta, el gato empieza a tener arcadas y vomita. Aunque la naturaleza sea muy sabia, si observas que tu minino vomita, tiene síntomas de problemas digestivos o de intoxicación, no dudes en llevarlo rápidamente al veterinario para constatar su estado de salud.

No obstante, no siempre los felinos consumen plantas para purgarse, como se suele decir popularmente. Si ello fuera verdad, los gatos deberían tener arcadas y vomitar cada vez que consumieran hierbas, algo que no siempre sucede. De esta forma, el felino también puede comer pasto para acelerar su tránsito intestinal y mejorar su digestión, ya que las plantas brindan un alto aporte de fibras a su organismo. En estos casos, no es común que el gato vomite pero sí es posible que aumente su cantidad de deposiciones y eventualmente podrás observar la presencia de hierba en sus heces.

¿Tu gato come pasto por déficits nutricionales?

Si no cuentan con una nutrición completa y equilibrada, los gatos pueden consumir hierbas para complementar su dieta y combatir estas deficiencias nutricionales. Además de ricas en fibra, las plantas son fuentes de ácido fólico, una vitamina del complejo B que participa en la formación de las células y tejidos, mejora la circulación sanguínea, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, previene la anemia y muchas otras enfermedades.

Recuerda que la alimentación del gato es un aspecto clave para su salud y el desarrollo de sus capacidades cognitivas, emotivas y sociales. Por ello, recomendamos contar siempre con la orientación de un veterinario para ofrecer la mejor dieta a tu minino, considerando su edad, tamaño, estado de salud y las necesidades específicas de su organismo.

Los gatos comen hierba como laxante

El alto contenido de fibra de las plantas estimula el tránsito intestinal, ayudando a combatir y prevenir el estreñimiento en los gatos. Si tu gato tiene dificultad para defecar con regularidad o sus heces están muy duras y difíciles de evacuar, es posible que coma hierba para aliviar los incómodos síntomas y el dolor que siente al estar estreñido.

Lo normal es que los gatos defequen todos los días y sus heces no estén ni secas ni blandas. En líneas generales, puedes considerar que tu felino está estreñido si pasa 2 o más días sin evacuar. Por ello, si observas que tu gato no ha evacuado en 2 o 3 días, no dudes en llevarlo al veterinario.

¿Es malo que los gatos coman hierba?

Muchos tutores se preguntan qué pasa si un gato come hierba y si esto es malo. En principio, comer pasto no es algo malo o perjudicial para la salud de los felinos. Los vegetales son fuentes naturales de fibra, vitaminas y algunos minerales que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico de nuestros mininos, mejoran su digestión y previenen el estreñimiento. El organismo del gato está preparado para consumir hierba en situaciones específicas para proteger su bienestar y conservar el equilibrio de su metabolismo.

No obstante, debemos estar atentos, fijarnos en el motivo que lleva a nuestros gatos a comer hierba y observar si esta conducta viene acompañada de otros síntomas. Si tu minino está delgado, se muestra hambriento o come pasto regularmente, te recomendamos consultar a un veterinario especializado para constatar si su dieta está adecuada a sus requerimientos nutricionales.

Por otro lado, si percibes que tu felino no va al baño regularmente u observas alteraciones en las heces de tu felino, también será mejor llevarlo a la clínica veterinaria para constatar la causa del estreñimiento y descartar la presencia de parásitos o bolas de pelo en su tracto gastrointestinal.

Lógicamente, el consumo de plantas tóxicas para los gatos está terminantemente prohibido para todos los mininos, en cualquier circunstancia. Para garantizar que tu gato pueda comer hierba de forma segura, te recomendamos tener siempre hierba gatera o malta natural en tu casa, o bien cultivar algunos vegetales benéficos para los gatos, sin el uso de pesticidas o agrotóxicos que puedan intoxicar su organismo.

Recuerda que los artículos del ExpertoAnimal son informativos y de ninguna manera sustituyen la atención veterinaria especializada. Por ello, al observar cualquier cambio en la conducta o en el aspecto de tu compañero felino, llévalo rápidamente a la clínica veterinaria.

Plantas buenas para gatos

Además de la hierba gatera o catnip, los gatos pueden comer plantas como la valeriana, el diente de león, la manzanilla e, incluso, plantas más aromáticas como la albahaca o el romero. Todas ellas le aportan propiedades y beneficios diferentes que pueden ayudarle a mejorar su estado de salud. Eso sí, como decíamos, este tipo de vegetales nunca deben fundar su dieta, son complementos añadidos a su alimentación habitual.

Y si has observado que tu gato se come las plantas de tu jardín y quieres evitarlo, o enseñarle a ingerir solo las plantas que son para él, no te pierdas este artículo: "Cómo evitar que mi gato se coma las plantas".

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por que los gatos comen hierba?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Pin
Send
Share
Send
Send