Animales

Los Perros Cachorros Pueden Comer Zanahoria?

Pin
Send
Share
Send
Send


Muchas personas se preguntan si es bueno darle zanahoria a su perro. La respuesta es que no sólo es bueno para ellos si no que además es muy recomendado. Mientras existen algunos alimentos que están totalmente prohibidos para nuestros peludos (por ejemplo el chocolate) las zanahorias son muy beneficiosas para los perros cuando las comen de forma moderada. Vamos a enumerar los 5 motivos principales por los que incluir zanahoria en la dieta de tu perro es una decisión muy acertada.

Tienen un contenido bajo en grasas y calorías

Si deseas que tu perro baje de peso o simplemente no gane unos kilos de más la mejor manera de hacerlo es introduciendo en su dieta alimentos bajos en calorías y con pocas grasas. Y es aquí donde la zanahoria puede ayudarnos a lograr este objetivo, ya que 100 gramos de zanahoria contienen únicamente 40 calorías y 0.2 gramos de grasa, lo que lo convierte en un alimento perfecto para controlar el peso de nuestro perro.

Les ayuda a cuidar sus dientes (y nuestro bolsillo)

Mantener la boca de tu perro limpia y saludable ayudará a prevenir enfermedades bucodentales, lo que en caso de producirse pueden resultar muy molestas y dolorosas para nuestro perro. También nos ayudará a ahorrarnos los gastos veterinarios, que en estos casos suelen ser muy cuantiosos. Además de tener programadas visitas al veterinario regulares, una excelente manera de cuidar su boca es ofreciéndole a tu perro una zanahoria pelada, entera y cruda o semicruda. Al morderla tu perro estará haciendo una limpieza natural de sus dientes, haciendo que se conserven mas sanos y fuertes. Finalmente, gracias a su contenido en flúor, conservará mejor el esmalte de los dientes y evitará también la aparición de caries.

Tiene un alto contenido en fibra & vitaminas

La zanahoria es bien conocida por su alto contenido en fibra y vitaminas. La vitamina A por ejemplo, le ayudará proteger su sistema inmunitario y cuidar mejor de su pelo y piel. Otras vitaminas presentes en la zanahoria como la B, C, D, E y K juegan un papel muy importante en la nutrición de nuestro perro. Finalmente, su alto contenido en fibra le ayudará a regular mejor su tránsito intestinal, lo que puede ayudar en caso de estreñimiento.

Les ayuda a cuidar la vista

Si por algo son famosas las zanahorias es por aquello que decían nuestras madres – Cómelas que son muy buenas para la vista. Lo cierto es que las zanahorias no ayudan a mejorar la agudeza visual como erróneamente se ha creído, pero contienen dos elementos llamados luteína y licopeno que le ayudarán a proteger tus ojos (y los de tu perro) de los rayos ultravioleta. Además no hay que olvidar que las zanahorias tienen un alto contenido en agua, lo que ayuda a hidratar mejor el ojo previniéndolo de la sequedad.

Podemos utilizarlos como premios (¡y son mas económicos!)

A la hora de educar a tu perro es importante utilizar premios, así conseguiremos acelerar el proceso de aprendizaje y motivar al perro en los ejercicios. Lo que la gente no sabe es que en lugar de utilizar los premios que podemos comprar en cualquier tienda de mascotas (los cuales son mas costosos y suelen contener aditivos como conservantes o colorantes) nosotros mismos podemos crear nuestros premios con alimentos naturales como la zanahoria. Si a tu perro le gusta esta hortaliza puede convertirse en un premio perfecto. Simplemente córtalo en pequeñas porciones teniendo siempre en cuenta el tamaño de tu perro. También puedes comprar zanahorias pequeñas, conocidas como «babys») Dáselas a tu perro cuando completa correctamente un ejercicio o cada vez que se porte bien, así reforzaras de forma positiva su comportamiento.

Ayuda en la Parte Mental del Perro

Ayuda también con la parte mental del perro, el comer zanahorias, ayuda a los canes a bajar sus niveles de ansiedad, esto ya que la zanahoria posee características que ayudan a la parte cerebral del perro haciendo que su ansiedad se regule y además de esto sus niveles emocionales como el estrés, te hubieras aliviados al consumir esta verdura.

Relacionado con lo comentado anteriormente, la zanahoria al encargarse de bajar los niveles de ansiedad, ayuda a nuestro perro (si es de comer mucho) a bajar su apetito a lo normal, aquí a la hora de su comida diaria no sea tan ansioso al ingerirla.

Mejora la salud dental

Si el can come zanahoria cruda (pelada o no) su textura dura ayudará a limpiar los residuos que se acumulan en los dientes, muelas, colmillos y encías. Si bien no es lo único que sirve para cumplir con la higiene oral (se recomienda cepillarles los dientes a partir de los 7 meses), es un complemento extraordinario.

15 frutas que pueden comer los perros:

A continuación te presentamos una lista de frutas buenas para perros y cachorros que hemos elaborado para facilitar tu elección.

1. Manzana

En general es una de las mejores frutas para perros. Es fácil de digerir, suave, rica en vitaminas A, C, B, E y K y también contiene minerales. Además por su dulzura, a la mayoría de perros les encanta esta fruta. Ten mucho cuidado de no dar las semillas a tu perro porque son nocivas para él, retíralas antes.

2. Melocotón o durazno

Ten cuidado de no darles el hueso del centro para evitar que se atraganten o ahoguen, porque es muy duro. Esta fruta típica del verano es una de las más saludables y completas que puedes dar a tu cachorro, ya que aporta vitaminas A, C, B1, B6 y B12, además de betacaroteno y minerales como el potasio, el fósforo o el magnesio.

3. Pera

Es sabrosa, y rica en antioxidantes, como la vitamina C, y E. Es ideal como golosina para perros que estén un poco gorditos, ya que contiene casi un 80% de agua, y no es muy calórica. Por lo tanto, saciará a tu perro, sin hacerle engordar. Cuando estés comiendo pera, puedes cortar unos daditos y dárselos a tu perro. Evita siempre dar las pepitas o semillas.

4. Plátano

Aunque no es bueno abusar, dar trocitos de plátano de vez en cuando a un perro es bueno. Los plátanos contienen vitaminas, como la C, E, vitaminas del grupo B, y otras, además de minerales como el potasio, el el hierro o el zinc. Aunque en general, si tu perro es novato con las frutas, puedes comenzar con otras más fáciles de digerir, como la manzana. Si a tu perro no le sienta bien el plátano, u otra fruta, puede que observes que tras ingerir plátano tiene diarrea. En ese caso, simplemente retira el plátano de su dieta por completo y opta por cualquier otra fruta del listado.

5. Piña

Con moderación y dada sin piel, tiene muchos beneficios para los perros. Contiene vitamina C, B1 y B6, una gran cantidad de agua y es una fuente natural de fibra.

6. Papaya

Es otra de las frutas beneficiosas y deliciosas para los perros. Por su dulzura y textura blandita, a muchos perros les encanta su sabor. La papaya es una fruta muy saludable y baja en calorías, es rica en vitaminas A y C, licopeno, contiene fibra y es muy digestiva.

7. Mango

Como el caso anterior, el mango una fruta saludable y riquísima para muchos perros. El mango contiene fibra, y vitaminas como la A, esencial para la buena salud de la piel y del pelo. También debemos pelarla y retirar el hueso interior, antes de dárselo a nuestro perro.

8. Nísperos

Lávala bien y retira sus semillas del interior, antes de dárselos a tu perro. Esta fruta es originaria de Asia, y su árbol es pariente de las manzanas. Los nísperos tienen propiedades depurativas y ayudan a mantener la piel en buenas condiciones.

9. Fresas o frutillas

A muchos perros les encanta el sabor de esta fruta, que aporta algunos beneficios como minerales y gran cantidad de vitamina C, que tiene un alto poder antioxidante. Esta vitamina ayuda a retrasar el envejecimiento celular del perro. Además son ricas en fibra.

10. Coco

Se lo daremos a nuestro perro partido en pequeños trozos pelados. Este alimento tiene muchas propiedades, tanto la pulpa del coco, como su aceite son muy nutritivos. Su gran contenido de minerales y vitaminas, sobre todo vitamina E, actúa como un importante antioxidante natural, activador del sistema inmunitario y esencial para el buen funcionamiento de las células.

11. Melón

Sin las pepitas y sin piel es una golosina muy refrescante en verano, pero no abuses, tomarlo en exceso puede resultar pesado para el estómago de tu mascota.

12. Sandía

También es una buena golosina para hidratar a nuestros perros en verano, pero es mucho más ligera que el melón. Va muy bien para los perros gorditos, ya que su contenido es ¡prácticamente todo agua!

13. Arándanos azules

Consumidos con moderación y de forma ocasional son buenos para tu perro por los antioxidantes que proporcionan, que ayudarán a su organismo a protegerse de los radicales libres.

14. Frambuesas

Por su peculiar sabor, a muchos perros les gusta comer frambuesas. Darles una o dos de forma ocasional es una buena golosina natural, además beneficiosa, ya que les aporta mucha vitamina C, y pocas calorías.

15. Naranjas

Puede darse con moderación, como golosina ocasional, pelada y en trocitos. Altas en agua, fibra y vitamina C, debes saber que esta fruta no sientan bien a todos los perros, porque son bastante altas en ácido cítrico y por este motivo a algunos pueden causarles diarrea. Si tu perro come naranjas y le sientan bien, ok! Pero si al dar naranja a tu perro ves que tiene problemas para digerirla, mejor deja de dársela y simplemente sustitúyela por otra de las frutas de la lista que son más suaves como manzana, pera o sandía!

¿Cómo darle zanahorias a mi perro?

Si eres de los que está acostumbrado a premiar a tu mascota cada vez que hace algo bien en lugar de esos palitos o snacks que se venden en las tiendas, puedes darles zanahoria. Más barata, más fácil de conservar, baja en calorías y se puede compartir con los humanos.

Para ofrecérselas a tu perro tendrás que lavarlas bien, cortarles las puntas y dárselas crudas. No es necesario que esté entera, todo depende del tamaño del perro. Algunos optan por las del tipo “baby”, que son más pequeñas y reducen el riesgo de que se atragante o quede atrapada en la garganta.

Además, son un reemplazo para las “carnazas” o alimentos similares. Muchos canes pueden pasarse hasta horas masticando y royendo las zanahorias. No te olvides de supervisarlo porque hay riesgo de atragantamiento.

También se le puede dar zanahoria cocida, pero en ese caso estaría perdiendo su cometido, no limpiaría sus dientes, no reduciría su ansiedad ni su instinto y n,o le aportaría tantos nutrientes (muchos se pierden en el proceso de cocción). Como si fuese poco caeríamos en el riesgo de ofrecérsela con sal o especias añadidas.

No hay que abusar en relación a la cantidad de zanahoria que se le da al perro. Será normal que sus heces sean un poco anaranjadas o que tengan trocitos visibles de la verdura. Si optas por las del tipo baby, empieza por darle una al día e ir aumentando hasta llegar a las 4 si es un can de contextura pequeña, 6 si es mediano y hasta 8 en uno grande.

En el caso de que sean zanahorias “normales”, lo máximo son 2 al día. No olvides que los perros con problemas digestivos o con diabetes no deberían consumirlas. ¿Qué te parece este método de premios para tu mascota? ¿Lo adoptarías?

¿Es malo dar zanahoria a un perro?

Tal y como habrás podido intuir, la zanahoria es buena para los perros, por lo que puedes ofrecérsela a tu peludo compañero sin problema. Esto es así debido al tipo de almidón que la compone, con un elevado porcentaje de amilopectina, considerado como una sustancia de fácil digestión para el perro, al contrario de lo que ocurre con otros alimentos como determinados cereales, los cuales presentan un índice de indigestión más alto. Así, la zanahoria forma parte de la lista de frutas y verduras recomendadas para perros, no solo por su fácil y rápida asimilación, sino también por los múltiples beneficios que aportan a su organismo. Para entenderlos mejor, a continuación repasamos la composición de este producto.

Composición nutricional de 100 g de zanahoria

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, 100 gramos de zanahoria cruda contiene la siguiente composición:

  • Energía: 41 Kcal
  • Agua: 88.29 g
  • Proteína: 0.93 g
  • Grasa: 0.24 g
  • H >

Fuente natural de carbohidratos

Los carbohidratos proporcionan al perro una gran cantidad de energía y, por ende, son esenciales en su alimentación. Una dieta pobre en hidratos de carbono se refleja en la salud del animal, desarrollando patologías y trastornos que pueden llegar a ser graves. Esto es así debido a las funciones de los carbohidratos, las cuales consisten en abastecer de energía tanto a muchos de los tejidos del organismo como al corazón y, en general, al sistema nervioso central. De esta forma, favorecen la salud cardiovascular y, además, previenen la aparición de cáncer.

Al ser la zanahoria una excelente fuente de carbohidratos, es totalmente recomendable incluirla en la dieta del perro para cubrir esta necesidad nutricional, aportar energía y beneficiar la función cardíaca.

Mejora la salud ocular del perro

Para nadie es un secreto que el elevado aporte de betacarotenos de la zanahoria benefician la salud ocular, sin embargo, ¿sabías que también produce este efecto en tu perro? Al digerirlos, el organismo los transforma en vitamina A y los aprovecha para fortalecer el sistema inmunitario, combatir la oxidación celular y mejorar la visión del animal. Y aunque son varios los alimentos ricos en este pigmento, la zanahoria es uno de los mejores.

Recomendada para tratar la diarrea

Gracias a la composición de la zanahoria, este alimento ayuda a los pacientes con diarrea a restaurar su flora intestinal y volver a producir heces sólidas. Para ello, se recomienda ofrecer al perro con diarrea zanahoria hervida sola, o mezclada con otros ingredientes con propiedades antidiarreicas como el arroz cocido o la calabaza. Consulta nuestro artículo sobre "Cómo preparar arroz para tu perro paso a paso" y pon en práctica este remedio casero si observas heces demasiado líquidas. Eso sí, siempre bajo la supervisión del veterinario e intentando encontrar la causa que provoca la diarrea.

Previene la aparición de sarro

En su forma cruda, la zanahoria obliga al perro a roerla para consumirla, hecho que se traduce en una limpieza natural de sus dientes, permitiendo retrasar la aparición de sarro y favoreciendo su salud dental. De esta forma, proporcionando un trozo de zanahoria cruda de vez en cuando, no solo logramos aportar un extra de energía y favorecer sus salud en general, sino que también prevenimos el desarrollo de patologías bucales de carácter grave como la periodontitis.

Perfecta para perros con obesidad

Al contener un porcentaje de grasa y calorías tan bajo, la zanahoria es un alimento ideal para incluir en la dieta de un perro con sobrepeso, puesto que además de regular el tránsito intestinal, logrará saciar su apetito de una forma 100% natural. Consulta nuestro artículo sobre "Recetas para perros con sobrepeso" y descubre cómo cocinar la zanahoria para lograr que adelgace.

¿Cómo dar zanahoria a un perro?

Debido a la ausencia de la enzima amilasa salival en el perro, este presenta mayores dificultades a la hora de aprovechar mejor la energía proporcionada por los carbohidrados. Sin embargo, y gracias a su cualidad de animal carnívoro, aprovecha sin dificultades la energía de las proteínas de origen animal. Para lograr que pueda aprovechar al máximo posible los hidratos de carbono ofrecidos por la zanahoria, así como el resto de propiedades y beneficios, resulta obvio hacernos la siguiente pregunta:

¿Zanahoria cruda o cocida para perros?

Al cocer en agua hirviendo alimentos como plantas y cereales, lo que conseguimos es aprovechar mucho mejor el almidón que compone dichos alimentos, evitando, así, que el almidón crudo no se digiera y se fermente en el colon, produciendo flatulencias y problemas de salud derivados. Así, aunque la zanahoria cruda es de fácil digestión y asimilación para el perro, al proporcionársela cocida conseguimos asegurar este hecho. De esta forma, podemos decir que la zanahoria cruda es buena para los perros, pero la zanahoria cocida es mejor. Recuerda que se debe retirar, siempre, el tallo y la piel antes de cocinarla o dársela al perro.

Este mismo proceso se potencia todavía más en otros alimentos como la patata y el maíz, los cuales presentan un alto grado de indigestión en el perro en su forma cruda, y notables beneficios al cocerlos.

¿Se puede mezclar con otros alimentos?

Sí. Tanto es así que es común encontrarla en dietas caseras para perros como la popular dieta BARF, en la que se ofrece al animal carne cruda mezclada con verduras como la zanahoria, el calabacín o la calabaza. No obstante, como decíamos, se puede proporcionar cocida y, a su vez, combinada con carnes y pescados semicocidos o cocidos, arroz hervido u otras verduras. En tales casos, se debe respetar la cantidad de cada alimento recomendada en función del peso del perro, siendo la media alrededor de 120 gramos de carne, 30 gramos de cereales y 20 gramos de verduras por cada 10 kilos de peso del perro. Cabe destacar que los gramos de cereales y verduras se pueden adaptar e intercambiar para ofrecer una alimentación variada y completa.

No se recomienda mezclar alimentos naturales con pienso comercial, porque ambos alimentos presentan procesos digestivos completamente distintos y, por tanto, podrían producir fermentaciones inadecuadas. De esta forma, concluimos, se puede mezclar la zanahoria con otros alimentos naturales pero no con piensos o comidas industriales para perros.

¿Cada cuánto dar zanahoria a un perro?

Aunque la zanahoria está repleta de beneficios para el organismo del perro, también es cierto que no todos los canes toleran de la misma forma todos los alimentos. De esta manera, recomendamos probar con una pequeña cantidad y observar cómo reacciona el animal. Si su cuerpo emite una respuesta positiva, podemos ir incrementando la cantidad hasta los gramos diarios máximos aconsejados anteriormente (alrededor de 20). Así mismo, para garantizar una dieta variada y completa, aconsejamos intentar combinar las distintas verduras y frutas durante la semana, de tal forma que la zanahoria se ofrezca de vez en cuando, y no cada día, a no ser que así lo estipule el veterinario.

¿Se puede utilizar a modo de premio?

¡Por supuesto! La zanahoria representa un snack perfecto para educar y adiestrar a tu perro. Eso sí, si pretendes utilizarla a diario, recuerda hacerlo en pequeñas cantidades y combinarla con otros snacks naturales. Para ello, te recomendamos ver el siguiente vídeo en el que mostramos una sencilla forma de elaborar snacks caseros para perros: "Snacks naturales para perros paso a paso".

¿Los cachorros pueden comer zanahoria?

. De hecho, debido a la cantidad de calcio e hidratos de carbono que componen este producto, la zanahoria es un alimento natural perfecto para los cachorros. Eso sí, al tratarse de animales en pleno desarrollo y cuyos dientes se encuentran todavía en proceso de formación, recomendamos ofrecer la zanahoria cocida y troceada, facilitando al máximo posible tanto su masticación como posterior digestión.

Por otro lado, los pedazos de zanahoria también pueden constituir un premio excelente al momento de iniciar la educación del cachorro, puesto que lograrán mantenerlo estimulado a la par que ofrecemos un producto cargado de beneficios para su organismo. Conforme alcance la edad adulta, podremos empezar a ofrecer trozos de zanahoria cruda, siguiendo los parámetros del apartado anterior.

Si deseas leer más artículos parecidos a Beneficios de la zanahoria para perros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

Video: SABIAS QUÉ. . LA ZANAHORIA ES BUENA PARA LA SALUD DE TU PERRO?? (Octubre 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send