Animales

Consejos para evitar que el perro coma en la calle

Pin
Send
Share
Send
Send


Si tu mascota es de las que ve algo en el suelo y se lanza inmediatamente a por el, ¡este artículo es para ti! En Wakyma te contamos cómo evitar que tu perro coma cosas del suelo.

Sacar a pasear a nuestro perro, implica que tengamos que tener mil ojos, sin perder detalle a ningún pequeño aspecto. Si tu mascota es un cachorro, o antes de adoptarlo ha pasado hambre, es muy probable que su instinto le impulse a intentar comer todo lo que se encuentre. ¡Esto puede tener graves consecuencias para su salud!

Si quieres cambiar ese hábito, ¡sigue leyendo! Te contamos cómo puedes hacerlo.

¿Por qué mi perro intenta comer cosas del suelo?

Si vives en una ciudad, es posible que tengas que prestar una atención extra cuando sacas a tu compañero perruno a pasear, y es que… Es muy habitual encontrarse suciedad, restos de comida, basura e incluso heces de otros animales. ¿Por qué tu perro quiere comer desperdicios del suelo?

Tu perro está intentando llamar tu atención

¡Si, si! Que le hagas caso e incluso, que le riñas puede ser la causa de que tu mascota coma desperdicios.

Lo mejor en estos casos, es utilizar el refuerzo positivo para premiarle cada vez que hace algo bien. De esta forma, estarás potenciando comportamientos en tu perro que te gustan.

Tu perro simplemente, ¡tiene hambre!

Tu perro es un poco glotoncillo, ¡lo sabemos! No obstante, ¿le estás dando todo el alimento que necesita? Muchas veces sin darnos cuenta, le damos menos pienso del recomendado, lo que le impulsa a salir en búsqueda de más comida.

Otra opción, es que el pienso que le estás dando, sea de mala calidad. Si el pienso que le estás dando tiene pocos nutrientes, aunque sea la cantidad recomendada, tu perro buscará más comida.

tu perro está siguiendo su instinto

Aunque los perros en la actualidad son animales de compañía, no olvidemos que descienden del lobo, lo que hace que tengan instinto para alimentarse, defenderse y estar con otros canes. Esto hace que esté especialmente atento a cualquier cosa que se pueda llamar comida durante vuestros paseos.

Ponle comida SOLO en el cuenco

De esta manera, tu mascota relacionará su comida, con el cuenco, ¡no tendrá tanto interés por la comida del suelo!

Este también es un buen truco, si estás buscando que se acostumbre a comer solo en casa. Y por supuesto, ¡felicitale! El refuerzo positivo siempre es aconsejable para educar a tu perro.

Si come cosas en la calle, ¡ríñele en ese momento!

Si vais caminando por la calle y tu perro intenta comerse algo, riñele con un seco “no”, recuerda, ¡no utilices ni la violencia física ni verbal! Con un simple “no” tu mascota te entenderá al instante.

Educar a un perro lleva un tiempo, ¡no esperes cambios en su comportamiento instantáneos!

Raciona su pienso

Si estás dando de comer a tu mascota una vez al día (pero una gran cantidad), raciona su alimento. De esta forma, al no pasar tantas horas entre comida y comida, ¡tendrá menos hambre!

Si tu perro come muy rápido, o con mucha ansia, ¡podría afectar a su sistema digestivo! Si la misma cantidad de pienso la divides en dos tomas diarias, ¡tu perro tendrá menos ansiedad con la comida!

¿Has probado alguno de estos trucos? ¿Te ha funcionado? Si has probado otros trucos diferentes, ¡cuéntanoslo!

Causas que pueden hacer que tu perro coma en la calle

Si tu perro come heces es un indicador claro de que algo le sucede, y puede ser por muchas causas, algunas que comparte con el perro que come comida por la calle:

  • Quiere llamar tu atención: Aunque le riñas luego, el perro preferirá comer algo para sencillamente que le prestemos atención. Plantéate si durante el paseo interactuamos con él y le felicitamos por su comportamiento.
  • Tiene hambre: Aunque le proporciones el alimento adecuado para su tamaño o edad, pregúntate si el pienso es de cal >

    Cubrir las neces >

    Es comprensible que el perro sienta curiosidad por la comida humana ya que desprende un olor muy apetecible para él. Existen algunos alimentos como la cebolla, las uvas o la sal que son totalmente nocivos para su salud, alimentos prohibidos, aunque lo más preocupante es la existencia de comida envenenada.

    La responsabilidad de un dueño no acaba en la administración del pienso o los paseos diarios, el perro necesita un amo que asuma su bienestar físico y mental, y nada de ello puede suceder si el can no está bien educado. Es muy importante que el perro comprenda las órdenes básicas de comportamientoy las aplique, incluido el "No". Es fundamental tanto para su relación social como para su interactuación con el entorno.

    Para solucionar este problema lo primero es mantener las 5 libertades del perro cubiertas, hablamos del bienestar, eso implica además que si tu perro come comida por alguna de las causas que te hemos comentado anteriormente, pongas remedio cuanto antes.

    Trucos para evitar que tu perro coma en la calle

    A continuación te ofrecemos algunos consejos para evitar que tu perro coma en la calle, para ello es imprescindible la participación de todos los miembros de la familia, así como firmeza y el refuerzo positivo:

    • Permítele que coma únicamente la comida cuando esté depositada en su cuenco. De este modo le acostumbraremos a comer únicamente en el hogar, lugar controlado para él. Refuerza que lo haga felicitándole sencillamente con la voz cada vez que termine de ingerir alimento.
    • Nunca utilices el castigo negativo: Es preferible que le digas que "No" cuando coma en la calle antes de rechazarle y mucho menos utilizar la fuerza física. La paciencia será tu herramienta en todo este proceso.
    • Divide sus raciones de comida al menos, en dos tomas. De este modo harás que se encuentre saciado durante todo el día y reducirás que coma por la calle.

    En principio parece que nuestro perro nos obedece sin problemas en el hogar, pero fuera de él, con distracciones constantes se va a sentir menos predispuesto a hacerte caso. Si utilizas un sistema clicker no dudes en utilizarlo cada vez que se comporte correctamente.

    La clave de todo este proceso es mantenernos siempre firmesy constantes. No permitir nunca que el perro coma si no es en su recipiente. No importa si se trata de un perro joven o anciano, utiliza estos consejos y evitarás más de un disgusto disfrutando así de un compañero educado y fiel.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para evitar que el perro coma en la calle, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

    Por qué es tan peligroso que tu perro coma cosas de la calle

    Esta conducta tan frecuente en muchos perros, especialmente determinadas razas y en cachorros, debe ser evitada en todos los casos. No solo por una cuestión higiénica sino también por salud. Entre otros podemos encontrar los siguientes motivos:

    • No conocemos la procedencia de lo que tu perro está ingiriendo.
    • Podría ser uno de los alimentos prohibidos para los perros.
    • El alimento podría encontrarse en mal estado o estar contaminado.
    • Se han dado casos donde «personas» añaden elementos tóxicos o dañinos para los perros con la intención de causarles daño.

    Qué hacer para poner fin a esta conducta

    Seré sincero, no existen soluciones mágicas. Todos conocemos la devoción de los perros por la comida, en especial algunas razas, pero no lo damos todo por perdido. Es muy recomendable que le enseñes a tu perro el comando junto, ya que ademas de ayudarte a que tu perro no vaya por delante tirando de la correa, te ayudará a ver con que vas a cruzarte y sortear todo tipo de cosas que a tu perro pueda llegar a interesarle.

    También sería recomendable marcar una estricta rutina de comidas, con una apropiada alimentación y con las cantidades adecuadas. Consulta a tu veterinario para mas información.

    Si ves que tu perro intenta ingerir algo tira ligeramente de la correa hacia atrás y di en alto: ¡no! En caso contrario cada vez que tu perro vea comida en la calle y la ignore, di en voz alta: ¡buen chico! y prémiale con caricias o con algún juguete, pero nunca con comida.

    Cuando las cosas no terminan de funcionar

    Si tu perro es totalmente testarudo o un super-amante de la comida podemos utilizar un bozal transpirable, que le permitirá respirar pero no abrir la boca lo suficiente como para poder llevarse comida a la boca. No es la mejor solución en todo caso, y no debería tampoco ser la definitiva, pero cuando se trate de la seguridad de tu perro es mejor siempre prevenir.

    Qué hacer cuando nuestro perro ha comido algo peligroso

    Cuando nuestro perro haya metido algo en su boca que puede ser peligroso para su salud existe un método de emergencia que hará que saque en pocos segundos. Tan solo debes de sujetar la correa con una mano y con la otra bloquear la entrada de aire por su nariz. ¡Tranquilo! Nuestra intención no es axfisiarle, ya que tras unos segundos bloqueando la entrada por esa vía abrirá la boca para poder respirar y es ahí cuando liberará la comida que guarda en su interior.

    Espero que estos consejos sean útiles, si quieres aportar tus propios consejos no dudes en dejarlo en los comentarios, muchas personas estarán agradecidas con tu colaboración 🙂

    Alimentación del perro

    Tener al perro con el estómago bien alimentado es una buena idea para que no intenten comer todo lo que les aparezca por delante. Es bien cierto que son los perros más glotones y los que tienen ansiedad los que más cometen este error de comer cosas en la calle, pero esto les puede pasar a todos, sobre todo si salen con hambre de casa. La mejor forma de darles de comer es espaciar las tomas en varias comidas al día para que no tengan sensación de hambre en ningún momento. De esta forma será más fácil evitar que coman cosas fuera de casa sin control.

    Pasear con correa

    En la gran mayoría de sitios es obligatorio pasear al perro con correa. Si bien es cierto que podemos soltarlo en determinados lugares, como espacios abiertos, jardines y otras zonas seguras, casi siempre vamos a pasear con el perro con correa. Esto nos facilita mucho las cosas a la hora de evitar que el perro coma cosas, pero no todas las correas son tan efectivas en este sentido. Las correas tipo extensible les dan mucha libertad y pueden irse hasta unos metros de distancia. Esto les da más libertad para explorar pero también para encontrar cosas y comerlas. Es mejor pasear con la correa recogida y extenderla en lugares en los que sabemos que no hay problemas de este tipo. Por otro lado, los arneses no nos permiten controlar tanto al perro, ya que se pueden acercar a cosas en el suelo y comerlas antes de que nos de tiempo a separarlos. Con este fin es mucho mejor el collar de siempre, ya que controlamos la zona del cuello.

    Mantener al perro entretenido

    Durante el paseo es bueno tener al perro entretenido para que no preste tanta atención a todos los olores y las cosas que se encuentra. Una de las formas de hacer esto es sacarlo a hacer deporte, ya sea con nosotros en bicicleta, corriendo o caminando deprisa, para que el perro se concentre en la actividad. También podemos llevarle uno de sus juguetes favoritos para que permanezcan atentos a él y podemos jugar con ellos mientras paseamos. Si el perro es goloso, podemos llevar unas cuantas chucherías y darle alguna cuando se distraiga o se vaya un poco lejos. Así lo mantendremos cerca para evitar que coja cosas que no vemos.

    Prestar atención a las señales

    Si vamos distraídos mientras paseamos al perro es posible que estos coman algo que no deben. No debemos dejar que se paren en cada esquina y sitio en el que quieren oler, sino que hay que pasear con ellos y además disfrutar del momento. Hay quien se pasa el día atento al móvil mientras pasea con su perro y no es consciente de lo que este hace. Si vemos que se para mucho en un sitio puede que esté oliendo algo que le interesa, por lo que es mejor alejarlo. Y si vemos cosas que puedan ser comida también hay que mantener lejos al perro, ya que no sabemos si está en buen estado. No hay que olvidar que se han dado casos de zonas en las que han dejado alimentos con alfileres dentro para hacer daño a los perros y otros animales, por lo que todas las precauciones son pocas en estos casos.

    Adiestrar al perro para que venga

    Evitar que coma cosas en el exterior es cuestión de estar atentos, pero también de que el perro sepa obedecer y venir a nuestro lado cuando lo solicitamos. En general los perros pueden llegar a desobedecer si hay algo interesante, ya sea otro perro o algo de comer. Es por eso que cuando salimos con ellos hay que entrenar la orden de venir a nuestro lado. Una de las formas más sencillas es soltándolo y llamándolo de vez en cuando. Si al principio no obedece hay que darle algo que sea interesante para él, como una chuchería o caricias, para premiarlo cada vez que se acerque. De esta forma iremos creando el hábito de que acuda cuando lo llamamos, algo fundamental a la hora de pasear con el perro. Hay que tener en cuenta que este gesto hay que repetirlo mucho con el perro, a diario y en las salidas, para que acabe convirtiéndose en un hábito que el perro lleve a cabo sin cuestionárselo y sin esperar nada a cambio. Por eso con el tiempo hay que ir reduciendo los premios, para que vea que debe hacerlo sin más.

    Evitar zonas conflictivas

    Cuando hablamos de zonas conflictivas nos referimos a lugares en los que sabemos que puede haber comida tirada. En el día después de una fiesta, cerca de los cubos de la basura, cerca de terrazas de bares y un largo etcétera. Hay muchas posibles rutas y es mejor escoger una en la que el perro no se vaya a distraer fácilmente. Si hay cubos de la basura o cosas en el suelo es mejor pasar alejados de ellos, para evitar que el perro lo huela y tire hacia ahí. En los espacios abiertos en los que podamos soltarlos, también hay que tener presentes los lugares en los que pueda haber papeleras con basura y debemos tener al perro siempre controlado. Por eso es mejor dirigirse a lugares conocidos y espacios en los que nos sea fácil controlar al perro.

    ¿Por qué vuestro perro come todo lo que pilla en la calle?

    Responder a esta pregunta es sencilla pero a la vez complicada y dependerá de la edad que tenga nuestro perro y de las cosas que coma en la calle.

    • Si come heces puede ser que sea por comportamiento exploratorio o llamar la atención.
      Puede ser que intente llamar tu atención. Y si posteriormente le reñimos, al final estaremos potenciando este comportamiento.
    • Podría estar causado por una mala calidad del pienso que come. En casos de carencias nutricionales puede ser que necesite comer otras cosas que le llamen la atención.
    • Por instinto o curiosidad. Si tienes un cachorro, ten en cuenta que se trata de algo normal ya que como he nombrado en anteriores artículos los cachorros sienten curiosidad por todo lo que se encuentra por la calle (conducta exploratoria) y todo tiene que pasar por su boca para saber si es comestible o no, además de olfatearlo. Esto, decrece con la edad de manera habitual por lo que tendremos que esperar a que se le vaya pasando. Si por el contrario regañamos, podríamos llegar a potenciar ese comportamiento en un futuro.

    Ten en cuenta que no solo se trata de un problema de tu perro, sino que afecta generalmente a la mayoría de los perros. Tendrás que intentar evitar que esta conducta se auto-refuerce, ya que si un perro encuentra algo delicioso en el suelo y se lo come antes de que el propietario lo vea, al final se dará cuenta de que este tipo de acción le satisface a modo de “premio”, que en este caso es ese trozo de comida.

    Por otro lado, tenemos el “factor sorpresa”, es decir, encontrarse una rodaja de algo delicioso donde no esperaba que hubiese nada, es algo tremendo para ellos. Es como si nosotros nos encontramos un billete de 50 euros por la calle ¡seguro que no lo piensas dos veces antes de cogerlo!. Una vez que encuentran algo así para comer, activan sus circuitos de búsqueda y su motivación por encontrar otro trozo de comida se dispara. Al encontrar el trozo de comida que andaban buscando, se activa en el cerebro una sensación placentera e incita al perro a repetir esta conducta. Igual que nosotros seguimos mirando al suelo buscando más billetes….

    ¿Cómo consigo eliminar este comportamiento?

    Lo primero que hay que hacer es identificar qué es lo que le está llamando la atención a tu perro del suelo. Probablemente se trate de restos de comida: bocadillos de niños, trozos de pan, pienso que ponen a los gatos de la calle, etc. Aún así, también hay veces que les llama la atención otro tipo de cosas como: las heces o el pis de otros animales, productos de limpieza, etc.

    1. Comienza con elaborar una lista (en orden prioritario) con aquellas cosas que crees que le llaman la atención a tu perro en particular y así sabrás en que situaciones tienes que estar más alerta.
    2. La solución es comenzar por enseñar a un perro a no comer cosas del suelo pero no regañando, sino anticipándonos a que pueda comerse algo determinado, y premiando que no lo haga incluso sustituyendo lo que había en el suelo por una chuchería, por ejemplo. Si no estamos atentos al entorno, es poco probable que un perro con alta motivación por la comida sea capaz de renunciar a ella si no nos anticipamos y reconducimos su foco de atención.
    3. Si llegamos tarde y ya han conseguido cogerlo con la boca, tendríamos que intentar quitárselo, pero para hacer esto también hay que tener mucho autocontrol de nuestra mascota. Esto se hace entrenando mucho la orden de “suelta” y practicando con ejercicios de control ante la comida dentro y fuera de casa.

    Pautas a seguir:

    A continuación, os voy a dar alguna pauta a seguir para intentar controlar este comportamiento y un ejercicio que podréis intentar realizar en casa.

    • Solo debe comer el pienso cuando esté en su cuenco. De esta manera lo acostumbraremos a comer únicamente en el hogar. Intenta enseñarle a comer cuando tú le des la orden de que puede hacerlo (y así reforzamos el autocontrol).
    • Nunca utilices castigo negativo. Tendrás que tener mucha paciencia a la hora de educar dichos comportamientos ya que son muy difíciles de manejar. Y siempre mantén la calma.
    • Divide las raciones de comida en dos o tres tomas y así lo tendrás saciado durante todo el día.

    Ejercicios para practicar. Eso sí, con paciencia, siempre teniendo en cuenta que requiere varios intentos antes de conseguir algo:

    Comienza con recrear la situación en la que suele comer algo de la calle:

    • Pon un trozo de comida en el suelo y con el perro atado pasea a cierta distancia de ese trozo de comida, asegurándonos que el perro huele que está ahí.
    • Cada vez que se acerque a la comida y no la mire, habrá que felicitarlo repetidamente e incluso parar el paseo para jugar un poco con él (a modo de premio).
    • Si al pasar cerca de la comida, la mira, habrá que hacer una pequeña corrección con la correa y decirle un “NO” y seguir caminando hacia delante para evitar que se acerque a la comida, y más adelante felicitarlo.
    • Esto tendrás que ir repitiéndolo varias veces, acercándolo cada vez más al trozo y haciendo que centre su atención en nosotros y en caso de hacerlo bien volver a premiar con caricias, juegos o chucherías.

    Una vez conseguido después de realizar el proceso con el animal atado, habrá que intentarlo con el perro suelto para ver si consigue también controlar sus instintos.

    ¿Y que pensáis del uso del bozal en estas situaciones?

    Algunas veces, el bozal es la medida más segura para evitar que tu perro ponga en riesgo su salud al ingerir objetos o alimentos inapropiados. Hay veces que durante el entrenamiento, para evitar que coman cosas de la calle hay que usarlos, pero recuerda que hay que elegir el apropiado, habituar a tu perro con antelación (lo ideal es desde que son cachorros) y enseñarle a llevarlo.

    Ya sabéis, ante cualquier duda que os pueda surgir, no dudéis en consultarnos. Estaremos encantados de poder ayudaros.

    Video: Cómo ENTRENAR PERRO a NO COMER nada del SUELO Adiestramiento Rechazo comida y basura (Julio 2020).

    Pin
    Send
    Share
    Send
    Send