Animales

Cómo elegir un hámster?

Pin
Send
Share
Send
Send


Primero que nada, acude a una tienda especializada para adquirirlo.

  • Si el animalito estará totalmente a cargo de tus hijos, es recomendable que los niños sean mayores de 10 años, los más pequeños suelen tenerles miedo y además suelen apretarlos, desencadenando una reacción brusca o agresiva del animal.
  • Busca uno que sea pacifico y cariñoso, la mayoría de los hámster lo son, pero en algunas ocasiones, sobre todo si han recibido un trato poco adecuado, pueden tornarse mal humorados y hoscos, te darás cuenta de esto ya que al meter la mano en la jaula se revolcará panza arriba o querrá morderte.
  • Presta atención también al aspecto físico, ya que eso te indicará el estado de salud de tu nueva mascota. Un hámster sano y con vitalidad se moverá ágilmente y estará atento a todo lo que lo rodea. Su pelo será esponjoso, sobre todo alrededor del ano, y sus ojos serán oscuros y brillantes.
  • Controla que las cuatro patitas estén en perfectas condiciones. Elige un hámster joven, se distinguen de los adultos porque estos últimos no tienen pelo dentro de las orejitas.
  • Evita los que estén débiles o aletargados, rechaza a los que están muy flacos, con el pelo deslucido y con bolitas, o los que tengan el hocico excesivamente seco o húmedo.
  • No hace falta que compres una parejita, son animales capaces de vivir perfectamente sin compañía. Además, si eliges dos machos, seguramente terminarán peleando para proteger su territorio, y si optas por una pareja, se te llenará la casa de pequeños hamstercillos.

Cómo cuidar un Hámster

El hogar ideal para un hámster

Cuando nuestro hámster llegue a casa, debemos tener lista su nueva casita. Este nuevo hogar debe estar ambientado para su correcto desarrollo y crecimiento.

Cómo elegir un hámster

Tener un hámster es una excelente opción si quieres una mascota que no requiera muchos cuidados ni ocupe mucho esfuerzo. También son geniales si tienes niños en casa o si nunca antes has tenido una mascota. Son fáciles de mantener, monísimos, divertidos, baratos… Pero ¿cómo saber cuál es el mejor? En este artículo te damos los consejos que necesitas para elegir un hámster.

5 Consejos para saber cómo elegir un hámster

Si quieres saber cómo elegir un hámster y acertar, sigue estos pasos:

  1. Acude a un criador de confianza o a una tienda especializada en este tipo de animales. Este tipo de personas son las que mejor te podrán aconsejar y dar garantías.
  2. Dentro de las opciones, busca un hámster sano. ¿Cómo detectarlo? Un hámster con buena salud se verá activo, alegre y juguetón, además tendrá un pelo frondoso y esponjoso y los ojos oscuros y brillantes. Busca un hámster con vitalidad.
  3. Los hámsters tienen una esperanza de vida de sólo 5 años aproximadamente. Si quieres disfrutar de su compañía lo máximo posible, escoge a uno lo más joven posible. Busca unas orejitas bien alzadas y con pelusilla suave en su interior.
  4. Piensa en la convivencia y en lo que quieres: si escoges dos machos, es probable que tengas que separarlos cada vez que tengan peleas territoriales. Si son hembra y macho, puedes estar seguro de que tendrán montones (¡de verdad, montones!) de crías. Si no quieres esto, tienes dos opciones: escoger sólo a hembras, o bien coger de ambos sexos pero mantenerlos en jaulas separadas.
  5. Descarta hámsters que tengan la cola húmeda, hinchazón, hocico muy seco o demasiado húmedo y dolencias en las orejas, ojos y boca. En general, busca uno que esté visiblemente sano.
  6. Una vez hayas elegido a tu hámster o hámsters ideales, recuerda que debes cuidarlo mucho para mantenerlo sano y feliz. En Wakyma encontrarás toda la ayuda que necesites.

Algunas cosas a tener en cuenta a la hora de comprar un hámster

En general, loshámsters son amigables, pero un trato inadecuado puede alterar el humor de nuestro amiguito y volverlo hostil. Esto se ve cuando metemos la mano dentro de la jaula: si el animal intenta morderte o se pone boca arriba está mostrando conductas agresivas, por lo que no es el más adecuado para un niño. ¡Tampoco para ti si no quieres un verdadero reto!

Otra cosa importante en la que fijarse a la hora de comprar un hámster es el pelaje. Debe estar esponjoso, de aspecto suave, y brillante. Es una manera de medir su salud, así como comprobar que sus cuatro patitas estén en perfectas condiciones es otra manera. Para diferenciar a un hámster viejo de un hámster joven tienes que ver los pelitos en las orejas. A los mayores les crece dentro. Un hámster activo mostrará curiosidad por todo, no lo olvides.

Consejos a la hora de adquirir un hámster

Cuando vayas a adoptar un hámster, debes prestar atención a su apariencia, ya que es un buen indicador de su estado de salud. Un animal sano se mueve con agilidad, su pelaje debe verse suave y esponjoso y sus ojos tienen que ser oscuros y brillantes. Probablemente, los ejemplares muy delgados presenten algún tipo de enfermedad.

Otros consejos para tener en cuenta a la hora de elegir a estas simpáticas mascotas son:

  • El llamado hámster sirio es el más fácil de cuidar, por lo que se recomienda para principiantes o niños.
  • Son animales que suelen vivir felices en compañía de sus congéneres, pero se adaptan fácilmente a la soledad. En este caso, es preferible adoptar un macho, ya que presenta un carácter más adaptable.
  • Si optas por tener más de uno, y salvo que busques que tengan cría, elige peluditos del mismo sexo.
  • Si te decides por una pareja, debes tener muy en cuenta que los roedores se reproducen muy rápido. Las hembras entran en celo cada cuatro días o seis días.

Qué cuidados necesitan estos pequeños roedores

A la hora de cuidar a un hámster, ten en cuenta estos consejos:

  • Ofrécele una jaula amplia y ventilada. Ponle una pequeña casita para que duerma, un comedero y un bebedero, en la base, coloca abundante serrín.
  • Para que pase sus días más entretenido y pueda ejercitarse, se recomienda introducir juguetes en su jaula. Son muy comunes, por ejemplo, las ruedas.
  • También debes proporcionarle elementos para que pueda roer, ya que sus dientes crecen de forma constante.
  • Proporciónale una alimentación variada, en base a pequeñas cantidades de frutas, verduras, cereales y carne, en menor medida. Un pienso específico para estos animales también es una excelente alternativa.

De todas formas, no dejes de consultar al veterinario sobre la forma más adecuada de encarar el cuidado de estos peludos. Estos profesionales podrán orientarte con mayor precisión y, desde ya, tendrán productos para ofrecerte que harán todo más sencillo.

«Los hámsters más comunes y sociables son los dorados. También llamados sirios, resultan ideales para los niños porque no son agresivos»

Cómo Elegir Un Hámster Saludable

Los Cuidados De Un Hámster Feliz

Cuidar de un hámster no es algo difícil de hacer, sobre todo porque estos pequeñines no ocupan mucho espacio, además de que son muy limpios y que no cuesta mucho mantenerlos. Cada hámster tiene su propia personalidad, a pesar de que sus personalidades no son tan fuertes e independientes como la de los perros o los gatos. Si tú juegas y agarras a tu hámsters con frecuencia, se convierten en unos seres adorables y cariñosos.

Antes de que salgas corriendo a comprar un hámster, necesitas tener una casa lista para él. Asegúrate de tener una jaula o pecera que sea lo suficientemente grande para que pueda sentirse cómodo. Una jaula de alambre mantendrá a tu hamster feliz, ya que el aire circula libremente y tiene suficiente visión para sentirse parte de la casa. Si piensas tener un hámster enano, asegúrate que los barrotes de su jaula estén lo suficientemente cerca para que no pueda escaparse.

Ten cuidado con el tipo de sustrato que le compras a tu hámster para que haga su nido. Se debe tener cuidado de no comprar aserrín de pino o cedro. El periódico es malo para ellos, ya que pueden reaccionar a las tintas con que se imprime el mismo. Compra una bolsa de aserrín, o visita una carpintería cercana y si tienen aserrín que no sea de pino o cedro, podrías pedir que te vendan una bolsa, aunque lo más probable es que te lo regalen. Pero si no estás seguro de qué tipo de madera es, no la uses. Es preferible que compres aserrín en la tienda de mascotas, así sabrás que le estás colocando algo que no le hará daño.

Colócale la botella de agua lo suficientemente bajo en su jaula para que pueda llegar a ella sin ningún problema. Asegúrate de que no gotee, y comprueba que la pelotica en el tubito esté funcionando y el agua corra libremente cuando él succiona.

¡Los hámsters pueden sufrir de diabetes!

La comida para hámsters la consigues en la tienda de mascotas. A menos que seas un propietario avanzado, es mejor darle esta dieta equilibrada, que tratar de hacer tu propio plan de alimentación. Si vas a complementar su comida con fruta fresca o verduras, recuerda que el exceso de azúcar es malo para su salud, por lo que es mejor que le des de comer más verduras que frutas.

¡Un hámster necesita ejercitarse!

Tu hámster necesitará descargar toda esa energía que tiene acumulada, para esto nada mejor que una rueda de ejercicio. La siempre presente rueda para hámster debe ser sólida, en lugar de tener peldaños. Con una rueda sin huequitos o espacios hay menos posibilidades de que la pata de tu hámster se quede atorada en uno de estos espacios. Y si vas a comprar un hámster enano, asegúrate de que la rueda no sea demasiado grande para él.

¿Cómo reconocer a un hámster saludable?

Cuando elijas tu nuevo hámster, debes tener cuidado de seleccionar un hámster saludable. Él debe estar alerta, alegre y con ojos brillantes. Debe ser curioso, y no debe mostrar ningún signo de enfermedad. Verifica que tenga los ojos y la nariz limpia y que la cola y sus genitales estén secos. Échale también una mirada a los otros hámsters que están en la jaula. Todos ellos deben estar sanos, o tu nueva mascota podría haber estado expuesta a la enfermedad, pero no muestra síntomas todavía.

¿Los otros animales de la tienda están sanos también? Si tienes un mal presentimiento o estás preocupado de que tu posible nueva mascota pudiera estar mal, ve a otra tienda de mascotas. Asegúrate de que el hámster seleccionado no sea agresivo. Puedes romper este hábito de agresividad con paciencia, pero es preferible no comenzar con una mascota problema.

Cuando llegues a casa con tu nuevo hámster, debes recordar que debido a su carácter tímido, tu pequeña mascota se encontrará nerviosa e inquieta, ya que su vida acaba de sufrir un cambio, hace rato estaba con sus hermanos y compañeros de jaula y ahora está en un sitio solo y rodeado de desconocidos. Maneja tu hámster con suavidad, y háblale con delicadeza. No lo saques de su jaula a cada rato, permítele adaptarse a su nuevo entorno durante un día o dos.

Los hámsters son excelentes mascotas, fáciles de cuidar, crean lazos con sus dueños y son muy cariñosos una vez que se adaptan a sus dueños. Aprende todo lo que puedas sobre el cuidado de los hámsters antes de llevar uno a casa.

Pin
Send
Share
Send
Send