Animales

Los perros pueden comer pan?

Pin
Send
Share
Send
Send


Si pueden comer pan los perros o no es una pregunta que nos hacemos a menudo. Para nosotros se trata de un alimento muy simple, aparentemente seguro. ¿Cómo va a hacer daño a un perro algo tan natural como el pan? Pero la verdad es que el pan no es siempre tan natural como parece, ¡te sorprenderías!

En este post hablamos sobre si los perros pueden comer pan o no. ¿Quieres saberlo por fin? ¡Sigue leyendo!

Pueden comer pan los perros, ¿si o no?

Así, de primeras, no podemos decir que todos los perros puedan comerlo. Para empezar, porque hay perros alérgicos al gluten. Pero hay panes que no están hechos de trigo, ¿qué ocurre con estos? Entonces sí, si tienes un perro celíaco, podrías darle pan hecho de otro cereal.

Pero lo de que los perros pueden comer pan es matizable. Un trozo de pan como premio ocasional está bien, pero siempre en pequeñas cantidades. Les aporta nutrientes y les suele gustar, pero no conviene darles grandes cantidades porque un exceso de levadura puede no reaccionar bien con su estómago.

Hablamos del pan básico, el de panadería. Pero ¿y el resto de panes? Los panes industriales, como el de molde, el de perritos calientes o hamburguesas, bollos… no son lo mismo. Estos no son pan como tal, tienen ingredientes y aditivos que pueden ser realmente perjudiciales para tu perro, como azúcares, conservantes, leche, grasas… Es mejor que mantengas estos panes lejos de tu perro, y más aún si tienen pasas o algún otro extra.

Por qué nos preguntamos si pueden comer pan los perros

Si te has preguntado si pueden comer pan los perros es algo normal. Pero tengamos en cuenta una cosa: los perros son perros, no humanos. Aunque nos parezcamos en algunas cosas, no son como nosotros. ¿Por qué nos empeñamos en darles de nuestra comida? Sólo porque nos resulta divertido que hagan cosas de personas, como comer pan.

El pan en cantidades moderadas puede ser apropiado según para qué perros, pero piensa una cosa: ¿realmente quieres darle pan a tu perro porque le beneficia o porque es gracioso ver cómo se come tu pan? Existen montones de opciones entre los premios nutritivos especialmente desarrollados para perros, ¡no necesita comer pan!

Si aun así quieres dárselo o no tienes otra cosa a mano, los perros pueden comer pan, pero procura que sea lo más natural posible y no abuses. El consumo excesivo de masas fermentadas no es nada bueno para los perros, ni tampoco los azúcares.

¿Es malo dar pan a los perros?

Los perros son animales omnívoros que pueden mantener una dieta variada para beneficiarse de las propiedades de diferentes tipos de alimentos. No obstante, sus requerimientos nutricionales están basados en el consumo de proteínas de alta calidad, grasas buenas, vitaminas y minerales. Los otros componentes (como los carbohidratos) pueden estar presentes en su alimentación, pero siempre de forma moderada. Por ello, si bien tu perro pueda comer pan, este alimento no debe ser la base de su dieta. Recuerda que el nutriente predominante en su nutrición deben ser las proteínas y no los carbohidratos.

Los hidratos de carbono son trasformados fundamentalmente en azúcar al final del proceso digestivo. Por ello, una ingesta elevada de carbohidratos suele elevar la glucemia, tornando nuestro perro más propenso a un diagnostico de diabetes canina. Además, si incorporas muchas fuentes de hidratos de carbono en su alimentación, tu perro puede engordar rápidamente y debemos recordar que el sobrepeso en los perros es un factor de riesgo para numerosas enfermedades.

Por otro lado, debemos considerar que los panes, así como la pasta y el arroz, son fuentes de energía para el organismo. Cuando consumidos de forma moderada, pueden ayudar a mantener un metabolismo equilibrado y agradar el paladar de nuestros peludos. No obstante, debemos tener en claro algunas recomendaciones de cómo introducir este alimento en la dieta de nuestros perros. Por ello, en el apartado siguiente te damos algunos tips para ofrecer pan a tu perro sin que ello dificulte su digestión o represente cualquier riesgo para su salud.

¿Qué tipos de pan puedo ofrecer a mi perro?

Si te preguntas de tipo de pan es más saludable para tu perro, debes saber que son los panes caseros, sin conservantes, colorantes u otros aditivos industriales. Los panes comerciales (tanto los que compramos recién hechos en la panadería como los industrializados) suelen contener considerables porcentajes de sal y azúcar refinado, dos ingredientes que resultan perjudiciales a la salud de nuestros perros. Además, algunos tipos de pan también contienen lácteos (leche, yogur, manteca) y huevo, alimentos que pueden provocar reacciones alérgicas en los peludos.

Si te animas a preparar un pan casero para tu peludo, recomendamos preferir las harinas integrales o de cereales, como avena, arroz, cebada y lino, ya que resultan más fáciles de digerir que la tradicional harina de trigo. También debes evitar agregar fermento biológico (levadura común) o químico (polvo de hornear) a la masa. Pero si quieres intentar algo distinto y saludable, puedes utilizar la levadura de cerveza, que ofrece muchos beneficios para la salud de los perros.

Por último (pero no menos importante), no debemos agregar sal o azúcar al pan que preparamos para nuestro mejor amigo. Si queremos elaborar una receta dulce, podemos utilizar miel pura para endulzar, ya que este alimento trae numerosos beneficios para nuestras mascotas. Y si estamos haciendo una preparación salada, podemos incorporar otras especies en lugar de sal para aportar sabor. La cúrcuma, por ejemplo, tiene numerosas propiedades y puede ser añadida a casi todo tipo de receta, siempre en dosis moderadas.

A seguir, te damos una receta súper simple de un pan nutritivo y apto para perros, utilizando ingredientes naturales que contribuyen para mejorar la salud de nuestros mejores amigos. ¡No te la pierdas!

Pan casero de avena y plátano para perros

Si quieres incorporar nuevas recetas caseras en la dieta de tu perro y dejarlo disfrutar un alimento tan exquisito como el pan, te proponemos elaborar un pan casero y sin conservantes, que une las propiedades benéficas de 3 ingredientes: la avena, el plátano y la canela. Como verás, no utilizaremos huevos, leche o harina de trigo, para facilitar la digestión y prevenir alergias alimentarias en nuestros mejores amigos.

Por un lado, la vena ofrece un alto contenido de fibras, facilitando el tránsito intestinal, mejorando la digestión, aliviando los dolores estomacales y previniendo el estreñimiento. El plátano está entre las frutas recomendadas para los perros por ser rico no solo en fibras, sino también en vitaminas y minerales, que son esenciales para fortalecer su sistema inmunológico de y mejorar su resistencia física. Por último, destacamos las propiedades digestivas, antiinflamatorias, antibacterianas y antifúngicas de la canela (¡y sin olvidar su exquisito sabor!).

¡Sigue leyendo y descubre cómo prepararlo!

¿Cómo elaborar pan de avena y plátano para perros?

Para esta receta, necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 3 plátanos maduros,
  • 1 taza de agua,
  • ½ taza de aceite de oliva,
  • 2 tazas de avena orgánica fina (también puedes usar la harina de avena orgánica),
  • 1 cucharada (sopera) de miel pura,
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sódio.

A seguir, te contamos el paso a paso para elaborar tu pan casero de avena y plátano para tu perro:

  1. Primero, pelamos los plátanos y los cortamos en rodajas de mediano espesor,
  2. En una licuadora o procesadora de alimentos, añadimos las rodajas de plátanos, el agua, la miel, la canela y el aceite. Trituramos todos los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea.
  3. Por último, agregamos la avena orgánica y el bicarbonato de sodio, mezclando nuestra masa con la ayuda de una espátula o cuchara.
  4. Luego, vertemos la preparación en un recipiente y llevamos al horno precalentado a 180ºC.
  5. Para certificar que nuestro pan está bien cocinado, podemos insertar un cuchillo en el centro de la preparación para certificar que no esté húmedo.
  6. Antes de servir a nuestro peludo, dejamos que el pan tome temperatura ambiente.

Este pan de plátano y avena puede ser ofrecido como una golosina ocasional para agradar a tu mejor amigo y variar un poco su rutina alimenticia. No obstante, reafirmamos la importancia de ofrecer una nutrición completa y equilibrada a nuestros peludos, bien como los riegos de exagerar en la incorporación de hidratos de carbono en su alimentación.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los perros pueden comer pan?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

¿Se les puede dar pan?

Los perros son animales carnívoros, pero a diferencia de los gatos, no son estrictos, es decir, ellos pueden comer otras cosas que no sean carne sin problemas. Además, antes incluso de que se domesticaran, vivían también como carroñeros, del mismo modo que lo hacen hoy los perros salvajes como por ejemplos los africanos, cuyo nombre científico es Lycaon pictus. Por lo tanto, su estómago está más que preparado para comer las sobras.

Ahora bien, para tener una buena salud necesitan consumir proteínas de alta calidad, grasas buenas, vitaminas y minerales. Los carbohidratos, que es lo que más contiene el pan, pueden o no estar presentes en su dieta, y si lo están, han de estarlo de forma moderada. Nunca deben ser la base de su alimentación, ya que son transformados sobretodo en azúcar al final de la digestión.

Así pues, una ingesta elevada incrementaría los niveles de glucemia, por lo que los perros podrían acabar padeciendo diabetes. Y eso por no hablar de que ofrecerles alimentos ricos en hidratos de carbono a diario podrían engordar muy rápido, poniendo en riesgo su vida.

¿Los perros pueden comer pan?

La respuesta es sí, pero con moderación y siempre y cuando el perro no sea intolerante al gluten. El pan, bien suministrado, tiene varios beneficios, entre ellos estos:

  • Aporta energía.
  • Dependiendo del tipo que sea, aporta fibra.
  • Protege el corazón.

Ahora bien, ¿qué tipo de pan se le puede dar? Aquel que sea natural, mejor de avena que de trigo. Hay que evitar los refinados e industriales, ya que suelen tener azúcar añadido además de aditivos que pueden causar obesidad.

Asimismo, no se le debe dar pan crudo, pues al llegar al estómago fermentaría, causándole un dolor agudo.

¿Qué tipos de pan puedo darles?

Si quieres ofrecerles pan de tanto en cuando, lo ideal es que lo hagas tú mismo con harinas integrales o cereales como la avena, el arroz, la cebada y el lino. No agregues levadura común ni polvo de hornear a la masa, puesto que podría ser muy peligroso para ellos ya que al descomponerse en su tracto digestivo los peludos podrían sufrir un coma etílico. Tampoco debes agregarle sal o azúcar. Como alternativas puedes utilizar miel pura, avena y cúrcuma.

Pero si no quieres complicarte, puedes comprar pan casero, sin conservantes, ni colorantes ni otros aditivos industriales. Los podrás encontrar en panaderías y en tiendas de productos ecológicos.

¿Cada cuánto se les puede dar?

Como hemos comentado, no se les puede dar pan todos los días. En el pasado sí se les daba, especialmente tras la guerra pues no había mucho más que ofrecerles, pero hoy en día lo ideal es darles Dieta Barf, Summum o Dieta Yum, o bien piensos que sean ricos en proteína animal como Acana, Orijen, Applaws o Taste of the Wild.

Si quieres ofrecerles pan como premio, dales no más de tres veces por semana. Un trozo, más pequeño si son perros de tamaño pequeño o más grande si son grandes. Pero claro, seguramente te estés preguntando cómo ha de ser el tamaño del trozo, ¿verdad?

Lo cierto es que va a depender mucho de los propios perros, y en concreto de su boca. A un chihuahua, por ejemplo, con media punta de una barra de pan tiene para dos o tres días, en cambio, si es un pastor alemán se le podrá dar sin problemas la punta entera que, si le gusta, se la acabará comiendo ese mismo día.

¿Cuántas veces al día le puedo dar?

Pocas. Hay que pensar que el perro es un animal carnívoro, que realmente no necesita el pan. Lo ideal sería no dárselo, pero si a nuestro amigo le encanta, podremos ofrecerle no más de dos rebanadas o un pequeño trozo de pan duro. En el caso de que le demos demasiado podría engordar y tener una deficiencia importante de nutrientes esenciales.

Caso especial: perros intolerantes al gluten

Si el perro es intolerante al gluten bajo ningún concepto le tenemos que dar pan. Para saber si tiene este problema, observaremos que tiene diarrea, anemia, dolor abdominal, apatía, letargia, y tristeza cada vez que pruebe un bocado de pan u otros alimentos con gluten.

Esperamos que te haya sido de utilidad 🙂 .

Video: 10 comidas no aptas para perros (Septiembre 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send