Animales

Cómo adiestrar a un Schnauzer

Pin
Send
Share
Send
Send


Sin entrenamiento, un Schnauzer de puede llegar a ser terco y difícil de manejar. Así que, sigue leyendo para aprender sobre algunos consejos útiles sobre cómo entrenar a un Schnauzer.

  • La paciencia es lo más importante cuando se está aprendiendo a cómo entrenar a un Schnauzer. Es necesario que te des cuenta de que tu Schnauzer no va a aprender todo de inmediato y que se necesitará tiempo. Así que persevera, y al final tu paciencia valdrá la pena.
  • Uno de los aspectos más importantes de la formación de tu Schnauzer es el establecimiento de tu papel de liderazgo alfa. Básicamente, esto significa mostrarle a tu perro que eres el líder de tu familia (manada en términos de perros). Si tu cachorro te ve como el líder alfa, entonces estará más dispuesto a escucharte durante el proceso de entrenamiento. Hay algunas maneras con las que puedes establecer tu papel de liderazgo alfa. Una forma es siempre comer comida antes que tu Schnauzer y otra es siempre salir por la puerta antes que tu Schnauzer.
  • Un buen consejo para aprender a entrenar a tu Schnauzer es empezar con lo básico. Si comienzas con algo demasiado difícil, entonces tu Schnauzer puede perder el interés. La cosa más simple con las que puedes comenzar son los comandos básicos, como ‘sentarse’, ‘abajo’ y ‘quieto’. Es importante repetir estos comandos una y otra vez. Cuanto más los repitas, mejor tu Schnauzer los entenderá. Una vez que tu perro ha dominado estos comandos básicos, puedes pasar a una formación más complicada.
  • Al aprender cómo entrenar a tu Schnauzer, verás rápidamente que las recompensas son una excelente herramienta de motivación. Las mejores recompensas a utilizar son las alabanzas y los cariños, sin embargo, un poco de golosinas puede ser utilizado también. También es importante tener en cuenta que nunca se debe utilizar el castigo físico o los gritos con tu Schnauzer si hacen algo mal. Esto sólo hará que tu Schnauzer se vuelva ansioso y, a su vez, prolongará el proceso de entrenamiento.
  • La consistencia es la clave para aprender a entrenar a tu Schnauzer. Por ejemplo, si estableces una regla donde no le permitas a tu Schnauzer entrar en el dormitorio, nunca, nunca le permitas entrar en el dormitorio, ni siquiera como un regalo especial. Esto también significa apegarte a los comandos elegidos. Si comienzas con “siéntate” no lo cambies a ” siéntate ahora” en una etapa posterior. La inconsistencia acabará por confundir a tu Schnauzer y hará que el proceso de formación sea mucho más difícil. Así que recuerda, ¡la consistencia es la clave!
  • Otro consejo para aprender a entrenar a tu Schnauzer es limitar las distracciones. Esto significa la eliminación de cualquier juguete u otros animales domésticos que pueden distraer a tu Schnauzer mientras lo estás entrenando. Al limitar las distracciones de tu Schnauzer, será más probable que se centre en lo que le estás enseñando.
  • El mejor consejo de todos, ¡diviertanse! La capacitación no debe ser una tarea, debe ser un momento de diversión para ti y tu Schnauzer.

Si sigues los consejos de entrenamiento, deberás terminar con un Schnauzer obediente y un miembro muy querido de tu familia. Así que empieza a entrenar a tu Schnauzer hoy.

Carácter del Schnauzer

No importa si hablamos de un Schnauzer pequeño, mediano o gigante ya que todos comparten el mismo caracter fuerte y altamente vital. Independientemente de su tamaño, esta raza está llena de vida y energía que necesita liberar.

Se les conoce por ser muy testarudos, cómo buenos Terrier que son. Algo que no debe suponer un problema siempre y cuando reciban una educación adecuada.

El Schnauzer es un cazador por excelencia, un perro con mucha energía y un fuerte caracter que en ocasiones intentará echarnos un pulso. Incluso en su tamaño más pequeño, esta raza es conocida por ser un excelente guardián.

Y precisamente por todo esto, su fuerza, su energía y su temperamento, debemos poner un gran empeño en adiestrarlo correctamente desde su juventud. Ya que de lo contrario podríamos criar a un perro desequilibrado y peligroso, como sucede con cualquier raza fuerte.

Técnicas básicas de dominación

Ser el macho alfa es algo que está muy de moda pero que no significa lo que la gente piensa a niveles generales. Simplemente significa hacerle saber al perro Schnauzer cuál es su posición en la familia, en la manada.

Para ello bastará con adquirir unos sencillos y positivos hábitos que le darán a conocer su lugar, sin necesidad de tener que realizar esfuerzo alguno. Aplícalos desde que sea un cachorro y jamás tendrás problemas de dominación.

  • No dejes que tu Schnauzer se suba en el sofá, sillón o tu cama. Adapta una cama para el o un par si quieres (salón y dormitorio) para que el sepa donde puede dormir y descansar.
  • No dejes que entre o salga de casa antes que tu o el resto de tu familia, el debe esperar siempre a que pasen primero los humanos.
  • No dejes que se te suba encima ni te salte, ni a ti a ni a nadie: Cómo evitar que un perro salte sobre las personas.
  • Antes de darle la comida, sujeta su comedero con la mano y ordénale que se siente. Cuando se siente deja el comedero en el suelo pero no dejes que coma hasta que te mire directamente a lo ojos, cuando lo haga, dale la orden de comer o permiso para ello.
  • Mientras come, mete la mano en su comedero y dale en ocasiones de comer de tu mano (ojo, desde cachorro, si es adulto ten precaución). Debe acostumbrarse a que tu puedas tocar su comida cuando quieras.
  • En los primeros paseos y hasta que aprenda a pasear, procura usar una correa no extensible, es decir, una correa corta.

Aunque parezcan normas absurdas, los perros las comprenden perfectamente sabiendo cuál es su posición en la jerarquía.

La socialización del perro Schnauzer

Uno de los pasos más importantes durante la educación de cualquier perro, es saber integrarse en su entorno, con los medios que le rodean: Con otros humanos, otros perros, otros animales y su entorno cotidiano. A eso se le llama socialización.

Procura sacar a pasear a tu cachorro de Schnauzer en cuanto tenga sus vacunas obligatorias puestas, para que pueda comenzar a conocer el entorno que le rodea. Es súper importante que acudas a centros, parques o lugares de reunión donde otros perros puedan saludarlo y jugar con el.

Tan importante cómo que juegue con otros perros a diario, lo es que conozca otras especies de animales, plantas y habitat que le rodea, para que aprenda a respetarlo desde bien pequeño.

Con esto no solo conseguiremos que nuestro perro sea equilibrado y respetuoso, sino que también será menos asustadizo y miedoso.

Ordenes básicas de adiestramiento

Aunque todos nos imaginamos al perro súper obediente que cumple todas las ordenes y saber hacer miles de trucos, lo cierto es que simplemente debemos centrarnos en tres ordenes durante su primer año de vida.

Estas tres ordenes son fundamentales para evitar situaciones de riesgo o peligro, tanto para nuestro perro cómo para otros perros, personas o animales.

A la hora de adiestrar a un Schnauzer lo primero que debemos enseñar es a acudir a nuestra llamada, dejando de lado absolutamente todo lo que esté haciendo y centrándose única y exclusivamente en situarse a nuestro lado: Cómo enseñar a un perro a acudir a nuestra llamada.

Si nuestro perro está a punto de entrar o forzar una pelea entre perros, si va a cruzar una carretera transitada, si está en peligro o en cualquier otra situación… Será fundamental que acuda a nuestra llamada para que podamos cogerle con su correa.

Por eso esta orden debe ser primordial en su educación y no solo basta con que venga de vez en cuando, ya que un Schnauzer cabreado puede ser un peligro, debe acudir siempre y sin excepción.

Las otras dos ordenes que debes enseñarle por encima de todas las demás, es a sentarse y a soltar lo que lleve en la boca. Esto te sacará de muchos apuros y situaciones de peligro.

Consejos sobre su educación

Para que tu perro sea equilibrado y no padezca de estrés, ansiedad, nerviosismo, etc… Debemos hacer que se sienta cumplido, realizado y saciado en todas sus necesidades.

Para ello es obligatorio salir a pasear con el a diario y ejercitarlo, podemos hacer ejercicio junto a el o podemos obligarlo a ejercitarse tirando una pelota o palo para que la recoja. La principal causa de desequilibrio en perros es precisamente el exceso de energía, por eso debemos gastar la de nuestro perro a diario.

Alimentarlo adecuadamente es otro gran punto a nuestro favor, así evitaremos que pase el día buscando comida. Algo que trae de serie pues es uno de sus instintos básicos, pon unos horarios de comida y respétalos siempre.

Evita regañarle y nunca uses la fuerza física con el, a un perro nunca se le pega porque aprenderá que la violencia es una opción. Cuando haga algo bien usa el refuerzo positivo y cuando haga algo mal, corrígelo.

Con estos sencillos consejos conseguirás que tu Schnauzer sea un perro obediente y muy equilibrado, con el que poder disfrutar del día a día felizmente.

Características del schnauzer

Esta raza es originaria de Alemania y existen varios tamaños, por lo que podemos encontrarnos con schnauzer miniatura, mediano o gigante. Todos ellos se caracterizan por un pelaje con una capa interna más suave y una externa áspera y de colores negro y plata, sal y pimienta, negro o blanco. Además, algo que diferencia a esta raza fácilmente son las cejas, la barba y los bigotes muy densos.

El carácter de esta raza destaca por su personalidad fuerte, su confianza en sí mismos, su inteligencia y, además, son conocidos por ser algo testarudos. Se trata de canes muy activos, curiosos, valientes, leales, confiables y de temperamento estable. Por eso, deberemos tener una actitud autoritaria con ellos, pero nunca agresiva. Por lo que jamás hay que pegarles, gritarles, ni educarlos negativamente. Es mucho más efectivo el refuerzo positivo, es decir premiar las conductas buenas y deseadas.

También debemos saber que son muy apegados a su familia, por lo que es muy importante que todos los miembros de esta compartan tiempo con él. Tanto es así que, además de defender a los suyos ante todo, si pasan mucho tiempo solos en casa acaban por ser destructivos e incluso sufren ansiedad por separación.

La importancia de la socialización

Para saber cómo educar a un schnauzer miniatura, mediano o gigante hay que conocer la importancia que tiene una buena socialización. Lo preferible es que esta se dé en los primeros meses del cachorro que es cuando más cosas puede aprender y se forma su carácter, pero si tienes un can adulto al que hay que socializar correctamente también es posible, sobre todo con la ayuda de un etólogo canino.

Como cualquier otra raza, si no se les socializa, educa y adiestra correctamente, pueden volverse territoriales, desconfiados e incluso agresivos. Por lo tanto, es vital una socialización adecuada desde una edad temprana, para que de esta forma cuando lleguen a adultos sean equilibrados y felices.

Así, para lograr socializar a un cachorro de schnauzer correctamente debemos tener presentes lo siguiente:

    Recuerda que tu cachorro debe estar vacunado para poder estar en contacto con otros y que los primeros animales con los que dec >

Poner normas y límites

Para educar y adiestrar a un schnauzer correctamente es muy importante que, desde el momento que entra a formar parte de nuestro hogar, le pongamos normas y límites y le ayudemos a entenderlos.

Para ello, es vital que todos los que convivan con el animal se pongan de acuerdo en qué cosas puede y no puede hacer, así como las palabras que se van a usar exactamente para enseñarle las órdenes y hacerle entender situaciones. Esto es crucial ya que si una persona le indica una acción u orden con una palabra y otra lo hace con una palabra diferente, el can no entenderá la relación y no lo aprenderá.

Además, también tendréis que pensar en loshorarios y las rutinas tendrá vuestra mascota ya que también en estos aspectos hay que ser consistentes para que el can pueda tener equilibrio. Asimismo, tiene que entender en qué zonas de la casa tiene permitido estar y en las que no, por lo que es bueno que tenga espacios propios fijos en los que tenga agua y comida, la cama, mantas y juguetes. Dejando las normas y los límites claros, siempre de forma positiva, tu mascota podrá tener la estabilidad que un perro necesita y ser feliz.

Corregir los malos hábitos

Aun cumpliendo con lo anterior, sobre todo si hay cosas que no le hemos ayudado a comprender desde cachorro, es posible que el perro desarrolle algunos malos hábitos o tenga malas conductas. Por ejemplo, puede estar pidiéndonos comida todo el rato mientras comemos, puede tirar mucho de la correa en los paseos o romper algunos objetos.

Así que, cuando tu perro no te haga caso, no cumpla las normas que ya conoce o tenga un mal comportamiento corrige la mala conducta con refuerzo positivo. Es decir, nunca le riñas, castigues o pegues, ya que todo esto realmente no es efectivo e incluso puede empeorar el comportamiento de tu can gravemente.

Para usar el condicionamiento positivo, tan solo dile un NO de forma firme, sin gritar, o bien deja de hacer lo que estéis haciendo en ese instante, por ejemplo deja de andar si el problema es que tira en exceso de la correa y no retomes la marcha hasta que se pare, calme y vuelva a tu lado. Entonces, cada vez que haga bien las cosas debes premiarlo o felicitarlo, ya sea con alguna golosina de vez en cuando, con unas palabras que relacione con algo positivo o con unas caricias.

Órdenes básicas

Enseñar órdenes básicas a un perro es una forma de que este cree un vínculo fuerte y positivo con nosotros y toda la familia y, a la vez, le ayudará a sentirse útil dentro de la familia, hecho muy importante para su buen desarrollo y equilibrio.

Como generalmente los schnauzer son perros un poco testarudos y, además, siempre están muy atentos a todo lo que sucede a su alrededor, es fácil que se distraigan de lo que estamos intentando enseñarles, así que a veces deberemos tener paciencia.

Así que, si te preguntas qué enseñar a tu schnauzer miniatura, mediano o gigante, la respuesta es que tienes que empezar por las cosas más simples y básicas que formen parte de sus cuidados. Por este motivo, desde cachorro deberás educarle para hacer sus necesidades fuera de la casa, empezando por indicarle un lugar de casa al que pueda acudir cuando lo necesite y poco a poco irá haciéndolas en la calle y no dentro de casa.

A la vez que aprende dónde hacer sus necesidades le puedes enseñar las órdenes básicas para perros y que no pueden faltar si queremos que sea equilibrado y feliz. Se trata de que aprenda a quedarse quieto, sentarse, echarse o estirarse, venir y andar a tu lado. Además, sobre todo si tenemos un schnauzer gigante, deberemos enseñarle a uno saltar y abalanzarse sobre la gente.

Otras órdenes

Cuando hayamos conseguido que nuestra mascota aprenda todas las cosas y órdenes básicas comentadas y nos aseguremos de que le ofrecemos todos los cuidados del schnauzer, entonces podemos comenzar a enseñarle otras órdenes más avanzadas como traer juguetes, dar vueltas, dar la pata, rodar sobre sí mismo o hacerse el muerto, entre otras muchas.

Para seguir todos estos consejos para adiestrar a un schnauzer tendrás que basarte en el refuerzo o condicionamiento positivo y nunca en forzarle o castigarle. Verás que de esta forma es mucho más sencillo y efectivo, además de que se evitan muchos posibles problemas futuros, consiguiendo que tu schnauzer sea un perro adulto feliz, estable y equilibrado y disfrutéis mutuamente de vuestra compañía.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para adiestrar a un schnauzer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Pin
Send
Share
Send
Send