Animales

Conjuntivitis en gatos - Causas, síntomas y tratamiento

Pin
Send
Share
Send
Send


La conjuntivitis en gatos es una de las dolencias oculares más frecuentes. Se puede detectar de forma sencilla al observar enrojecimiento en los ojos, que suele ser señal de infección.

Se trata de una molestia bastante grande para el gato, por lo que es necesario tratarlo lo antes posible, también para evitar que empeore o pueda dar lugar a otras enfermedades más graves, como la rotura de la córnea.

En este artículo te ayudaremos a hacer frente al problema de la conjuntivitis en gatos para que tu minino vuelva a encontrarse bien lo antes posible.

Conjuntivitis en gatos

La conjuntivitis en gatos se desarrolla igual que en los humanos. Consiste en una inflamación de la mucosa conjuntiva de los ojos, la membrana que cubre el globo ocular. Los párpados también suelen verse afectados.

Los gatos domésticos más susceptibles a conjuntivitis son los cachorros, especialmente los menores de 6 meses. La propensión se agrava si el gato no está bien cuidado o si ha pasado mucho tiempo en la calle.

En ocasiones, la conjuntivitis en gatos es señal de que el animal padece otras enfermedades. Si tu gato tiene conjuntivitis, no dudes en llevarlo al veterinario para que le haga un estudio y realice un diagnóstico. Esa es la única forma de saber la causa de la infección. Es muy importante tratarla a tiempo, si se deja pasar, ¡el gato podría incluso quedarse ciego! Se trata de una enfermedad de fácil tratamiento y que no debe preocuparnos en exceso, pero eso no significa que podamos ignorarla.

Tipos de conjuntivitis en gatos

Sí, la conjuntivitis puede ser de distintos tipos. Son estos:

  • Conjuntivitis cerosa: es leve y fácil de curar. La membrana ocular se vuelve rosada e inflamada y el gato no para de lagrimear. Este tipo de conjuntivitis en gatos a menudo se asocia a enfermedades respiratorias, pues puede ser resultado de condiciones climáticas que produzcan alergia.
  • Conjuntivitis folicular: en este tipo de conjuntivitis, se forma una especie de capa dura alrededor del ojo afectado. El lagrimeo es más denso, como si fuera moco. La conjuntivitis folicular suele ir asociada a otro tipo de alergias y a infecciones.
  • Conjuntivitis purulenta: es un estado avanzado y complicado de la conjuntivitis cerosa que ocurre cuando la condición se agrava por alguna infección bacteriana. El lagrimeo es tan espeso que se transforma en pus, y alrededor y dentro de los párpados aparecen costras. Puede ser causada por enfermedades víricas o respiratorias.

Causas de la conjuntivitis en gatos

Las principales causas de las conjuntivitis en gatos son:

  • Infecciones oculares por problemas respiratorios o alergias.
  • Falta de higiene personal del gato o un entorno insalubre.
  • Virus de la rinotraqueítis felina y otras enfermedades graves que cuentan con la conjuntivitis entre sus síntomas.
  • Enfermedades mortales: leucemia, toxoplasmosis, inmunodeficiencia, peritonitis…
  • Cáncer, especialmente los linfomas oculares.
  • Traumatismos: golpes, caídas, introducción de cuerpos extraños en el ojo…
  • Enfermedades congénitas.

Conoce los síntomas de la conjuntivitis en gatos

Los síntomas más habituales de la conjuntivitis felina son:

  • Irritación ocular. Los ojos y la parte interna de los párpados se enrojece notablemente.
  • Lagrimeo constante que acaba inflamando el ojo.
  • Lagrimeo inusual, de color amarillento o verdoso, así como exceso de legañas.
  • Picor, por lo que el gato no para de rascarse.
  • La molestia hace que entrecierren los ojos.
  • Cambios en el color del iris si se permite que la conjuntivitis avance.
  • Opacidad de la córnea.

Si detectas que tu gato tiene alguno o varios de estos síntomas, es muy probable que tenga conjuntivitis. Acude cuanto antes al veterinario para que le pueda recetar un tratamiento. ¡Verás que pronto mejora!

Remedios caseros para la conjuntivitis en gatos

Lo mejor es acudir al veterinario, como ya comentamos, pero te vamos a contar algunos remedios caseros que puedes utilizar para calmar sus molestias mientras llega el momento de la consulta:

  • Limpia sus ojos con una gasa estéril impregnada en suero fisiológico. Así evitarás que se acumulen legañas y que la situación pueda empeorar.
  • Puedes utilizar infusión de manzanilla fría para calmar el picor. También puede servir una infusión de granos de granada. Aplícala con una gasa estéril.
  • Las gotas de lágrima artificial también pueden ser de gran ayuda. Echa una gota en cada ojo y cúbrelos con paños impregnados en agua tibia.
  • Recorta lo máximo posible el pelo de alrededor de los ojos. ¡Ten cuidado de no hacerle daño! Si no te sientes seguro de poder hacerlo, puedes llevar a tu gato a un profesional.

Repite el procedimiento que elijas varias veces al día y ¡recuerda! Usa siempre una gasa limpia para cada ojo o podrías pasar la infección de uno a otro. Estos remedios caseros pueden ayudar a paliar síntomas, pero no servirán para curar la conjuntivitis en gatos. Ir al veterinario es muy importante.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender mejor y tratar la conjuntivitis en gatos. ¡Hasta pronto!

¿Qué es la conjuntivitis felina?

La conjuntivitis se trata de la inflamación de la mucosa del ojo, es decir, de la membrana que lo recubre y del interior de los párpados. Puede darse por diversos motivos y los síntomas son muy claros, por lo que es fácil detectarla en nuestros felinos. La conjuntivitis puede ser un síntoma de otra enfermedad más grave, por lo que aunque podamos tratar la conjuntivitis en casa con algunos remedios, deberemos llevar a nuestro compañero al veterinario para detectar o descartar una enfermedad secundaria.

Qué es la conjuntivitis en gatos y cuáles son los síntomas

La conjuntivitis en gatos es una inflamación de la mucosa de los ojos y suele darse más comúnmente en gatos jóvenes. A veces esta infección puede suponer una llamada de atención sobre la existencia de una enfermedad más grave.

Es relativamente sencillo reconocerla, pues es muy similar a cuando la pacedemos las personas. Entre los síntomas más importantes destacamos estos:

  • Aparecen más legañas de lo habitual y, además, suelen tener un tono amarillo verdoso muy característico.
  • Existe un lagrimeo constante, así como enrojecimiento en los ojos.
  • La zona suele inflamarse y el gato muestra dificultad para abrir los ojos. También son comunes los picores, así que intenta que no se frote o podría hacerse daño.
  • Si además el ojo segrega mucosa (similar al pus) podría tratarse de clamidiosis. Los párpados suelen pegarse en estos casos y la córnea podría verse afectada.

Si tu gato tiene alguno de estos síntomas pregunta a nuestros veterinarios y recuerda adjuntar una foto a la consulta para que el diagnóstico sea más preciso. En caso de confirmarse que se trata de una conjuntivitis, el veterinario te mostrará las pautas a seguir y te indicará el mejor tratamiento para tu gato.

¿Cómo se cura la juntivitis felina?

Lo primero que debes hacer es mantener la zona del ojo lo más limpia posible. Para ello, usa suero fisiológico con una gasita estéril o algodón. Haz esto al menos 3 veces al día y asegúrate de que tu gato no se frota con las patas la zona afectada. La infusión de manzanilla es buena para calmar el picor, en caso de que lo tenga, aunque eso sí, espera a que se enfríe un poco antes de aplicarla.

A parte de esto, lo más habitual es que el veterinario te recete unas gotas o algun tipo de pomada antibiótica durante al menos una semana. Antes de aplicar el tratamiento asegúrate de que la zona esta totalmente limpia.

Causas de infecciones oculares en gatos

Los gatitos y los gatos adultos por igual pueden desarrollar una serie de infecciones en los ojos. Algunos de ellos son específicos de la raza, mientras que otros se desencadenan por diferentes factores. Aquí están los culpables más comunes:

  • Alergias
  • Bacterias
  • Virus
  • Infecciones fúngicas
  • Parásitos externos e internos

Depende del sistema inmune del gatito, su herencia de ADN y su salud general, así como su entorno. Por ejemplo, tu mascota podría desarrollar problemas oculares si reside en una casa infestada de bacterias y humo de cigarrillos. También podría contraer el problema al estar en contacto con animales infectados.

Los gatitos en general son bastante propensos a sufrir infecciones oculares. Por lo general, son causados por las posibles condiciones de salud de su madre. Además un entorno antihigiénico también puede hacerlos propensos al desarrollo de enfermedades.

Los gatos adultos y ancianos son propensos a las infecciones oculares debido principalmente a herencia genética defectuosa o sistemas inmunológicos débiles.

Tercer párpado

El tercer párpado es solo una membrana, que mayormente permanece oculta. A veces puede hacerse visible o cubrir casi por completo el ojo de un gato. El hecho de que se muestre el párpado interno indica que hay algo mal con los ojos de tu mascota: conjuntivitis, cánceres, infecciones bacterianas, inflamación de heridas, etc.

Algunos gatos, como los Albinos, tienen ojos más sensibles, mientras que otros son genéticamente propensos a desarrollar enfermedades oculares. De cualquier manera, si se ve el tercer párpado de forma continua, definitivamente debes buscar un veterinario.

Las cataratas pueden afectar también a los animales. La catarata es un desvanecimiento o enturbiamiento, que es claramente visible entre los gatitos mayores. Causa disminución de la visión durante el día, así como durante la noche. Afortunadamente hay algunos medicamentos, que podrían ralentizar las cataratas de tu mascota.

Queratitis

De manera similar a la catarata, la queratitis nubla los ojos del gato. Es una inflamación de la córnea del gato y puede disminuir la visión de tu mascota. A diferencia de las cataratas, puede afectar a gatos de todas las edades.

Otra infección ocular que causa turbiedad es el glaucoma. Aumenta la presión en el ojo y causa hinchazón, globos oculares rojizos, pupilas dilatadas, parpadeo excesivo y pérdida de visión.

Este tipo de inflamación ocular generalmente aparece como una infección secundaria de otra enfermedad. Los planes de tratamiento están disponibles para todas las etapas del glaucoma. Sin embargo, el gato necesitará cirugía, lo que evitará que la inflamación se extienda aún más.

Herpesvirus felino

El virus del herpes felino conocido como FVH-1 es un problema común que puede afectar a gatos de todas las razas y edades. No solo es el culpable de numerosas complicaciones de salud, sino que la peor parte es que una vez que afecta a tu gatito, permanece en el sistema felino de forma latente el resto de su vida.

FVH-1 causa infecciones en el área nasal y ocular, así como otros resultados problemáticos como fiebre, pérdida de apetito y pérdida del sentido del olfato. Independientemente de qué tan grave y atemorizante parezca, el herpesvirus felino puede tratarse como las infecciones o inflamaciones oculares antes mencionadas. Lo importante es detectar el problema a tiempo y buscar los servicios de un buen veterinario.

Tratamiento de infecciones oculares en gatos y gatitos

Como padre de mascota, yo mismo sé cuán alarmantes son todas estas infecciones, especialmente teniendo en cuenta que pueden provocar problemas de visión o pérdida de la visión.

Afortunadamente, la medicina actual hace posible el tratamiento de estas infecciones oculares.

Dependiendo del caso y su gravedad, tu veterinario puede recetar diversos medicamentos. Si la infección ha progresado, tu gatito puede necesitar cirugía ocular. Incluso en tales casos, los planes de tratamiento son variables y pueden salvarle la vida a tu mascota.

Los siguientes síntomas de infecciones oculares te ayudarán a detectar una infección ocular en una etapa temprana:

  • Enrojecimiento de los ojos
  • Pus y suciedad en los ojos
  • Letargo y depresión
  • Problemas de visión
  • Pérdida de orientación
  • Pérdida de apetito
  • Otros signos de malestar

Los veterinarios pueden llevar a cabo una variedad de pruebas para determinar el problema. En algunos casos, es posible que tu gato no tenga ninguna infección en los ojos.

Lo más importante es seguir cuidadosamente los consejos del médico y asegurarse de que tu gatito resida en un ambiente calmado, cómodo y seguro.

El estrés en realidad puede hacer que tu mascota sea propensa a desarrollar infecciones oculares y otros tipos de enfermedades. Trata a tu gatito sabiamente y asegúrate de cumplir todos sus requisitos diéteticos, de entretenimiento y atención médica.

No descuides las necesidades diarias de tu amigo felino. Te apreciará por tus esfuerzos desde el fondo de su corazón por el resto de su vida.

Síntomas de la conjuntivitis en tu gato

La conjuntivitis en los gatos es más frecuente de lo que te imaginas, no solo aparece en las personas, sino también en nuestras queridas mascotas. Siempre lo mejor es la prevención, es por eso que tienes que tener presente los síntomas para que no te des cuenta de la enfermedad demasiado tarde.

La conjuntivitis se produce por una inflamación de la membrana ocular, ocasionando el típico enrojecimiento y la producción excesiva de secreciones. Se produce por el polvo, el polen o también por infecciones bacterianas.

Como hemos mencionado anteriormente, el síntoma principal es el enrojecimiento del ojo, que al principio es un poco más rosado y que a medida que pasa el tiempo y no nos damos cuenta, se enrojecerá el ojo del todo.

Es un síntoma de que a tu gato le pasa algo en el ojo si continuamente se está rascando o se toca más de lo habitual, esto se debe porque algo le molesta.

Otro de los síntomas claros de la conjuntivitis son las secreciones que pueden presentar los ojos, pueden aparecer de diversos colores como el blanco, amarillo e incluso verdes.

A tu felino se le hincharán bastante los ojos y también le lagrimearán constantemente, algo que le será muy molesto.

Pero la conjuntivitis de tu gato no solo puede ser ocasionada por agentes externos, sino también por alguna anomalía interna, como es el caso de una infección respiratoria.

Si tu gato padece conjuntivitis, debes tomar las medidas oportunas si tienes otras mascotas, ya que se podrían contagiar.

Se puede dar el caso extremo que tu gato presente también fiebre, dolor e incluso si es una infección respiratoria, puede presentar tos, estornudos y hasta se le cierren los ojos completamente, algo que hay que evitar a toda costa, llevándolo lo antes posible al veterinario.

Cómo tratar la conjuntivitis de tu gato

Lo primero que tienes que hacer es llevar a tu gato al veterinario para que evalúe la situación, de esta manera diagnosticará la enfermedad y las causas, así será más fácil la medicación para la curación de la conjuntivitis.

Algo que tienes que tener en cuenta es que tu gato no se frote los ojos, ni tampoco esté en lugares donde haya polvo o viento.

Es conveniente que a menudo le laves los ojos con suero fisiológico y una gasa, así mantendrás el ojo limpio. Pero recuerda no utilizar algodón, ya que se le podría quedar restos y empeorar la conjuntivitis.

Si tu gato tiene los ojos hinchados puedes usar algunos remedios caseros, como es el caso de la manzanilla. Se prepara una infusión de esta hierba y una vez esté fría aplicarla con una gasa en los ojos de tu gato, de esta manera aliviarás el picor y conseguirás que se desinflamen los ojos.

También existen losbaños oculares para los gatos que presentan una dificultad en sus ojos, los venden en cualquier tienda de mascotas y también en las clínicas veterinarias. Es un producto muy económico y efectivo, contiene pH específico que respeta el organismo de tu mascota y ayuda a combatir la conjuntivitis.

Algo también muy importante es que tu gato esté bien alimentado y que su sistema inmunológico esté reforzado, de esta manera el cuerpo de tu mascota estará fuerte ante cualquier ataque de alguna infección o bacteria.

Puedes consultar con tu veterinario el darle algún suplemento vitamínico a tu gato, pero no lo hagas por tu cuenta, consulta siempre con un profesional.

Causas de conjuntivitis en gatos

Si te preguntas por qué se da la conjuntivitis en los gatos, debes saber que esta afección puede darse por infecciones oculares, por alergias y por enfermedades diversas, pero sobre todo las que afectan al sistema respiratorio. Estas enfermedades que tienen entre sus síntomas la conjuntivitis son muchas y altamente contagiosas, además tienen una alta probabilidad de dejar secuelas oculares en caso de no tratarse a tiempo.

Otras causas son la suciedad del ambiente en el que vive el gato, ya que así fácilmente se le producirán infecciones que llevarán a una conjuntivitis, no limpiarle los ojos a tu gato, el exceso de frío y corrientes de aire que provocan resfriados y otras enfermedades respiratorias. Finalmente añadimos que también pueden darse por algunos problemas genéticos que facilitan la aparición de la conjuntivitis.

Síntomas de conjuntivitis en gatos

Si te preguntas cómo saber si tu gato tiene conjuntivitis, te revelamos que esta afección ocular puede detectarse fácilmente por sus síntomas más comunes, como:

  • Irritación de la conjuntiva ocular, es decir, enrojecimiento de los ojos y de sus mucosas (parte interna de los párpados).
  • Mucho lagrimeo constante que llega a producir la hinchazón de los ojos.
  • Abundante secreciónocular espesa (exceso de legañas), a veces amarillenta o verdosa.
  • Aparación del tercer párpado sobresale debido a la hinchazón.
  • Ojos cerrados o dificultad para abrirlos por la hinchazón y secreciones.
  • Picor en los ojos, rascado y aumento de lavado con las patas.
  • En casos avanzados, puede llegar a darse opacidad en la córnea.
  • Otros síntomas en casos muy duraderos son los cambios en el color y la forma del iris.

Tratamiento de la conjuntivitis en gatos

Desde ExpertoAnimal te recomendamos que si identificas alguno de los síntomas anteriormente mencionados en tu compañero gatuno no dudes en llevarlo al veterinario, ya que puede ser una simple conjuntivitis por problemas leves o bien un síntoma más de una enfermedad realmente grave.

Una vez que el especialista nos prescriba un tratamiento adecuado, seguro que también nos recomienda que, además de medicación, le hagamos en casa algunas curas. De esta forma, no podemos indicar cómo curar la conjuntivitis felina definitivamente, puesto que si no tratamos la causa subyacente la afección ocular no dejará de aparecer, pero sí podemos recomendar cómo limpiar los ojos y qué productos utilizar.

Es muy importante recordar que hay enfermedades víricas que pueden provocar muchos problemas además de una conjuntivitis, que tienen vacuna y, por lo tanto, debemos seguir el calendario de vacunación. Así mismo, una vez hayamos pasado por esto, si nuestra mascota recae, lo notaremos más precozmente y podremos actuar en casa con remedios para aliviar síntomas e incluso podemos prevenir la conjuntivitis.

¿Cómo curar la conjuntivitis en gatos?

Al margen del tratamiento estipulado por el veterinario para combatir la causa que provoca el problema ocular, probablemente nos recomendará el uso de suero fisiológico y una gasa esterilizada para tratar la conjuntivitis en gatos. Además, con este producto conseguimos evitar que se acumulen legañas y suciedad que pueda causar infecciones oculares. Para llevar a cabo una correcta limpieza, siempre debemos utilizar gasas distintas para cada ojo y limpiar de dentro hacia fuera.

Es muy importante que no se utilice algodón en vez de una gasa estéril, ya que el algodón deja residuos de filamentos enganchados con mucha facilidad y eso se convierte en un cuerpo extraño en el ojo de nuestro gato provocando varios problemas.

Por otro lado, en función del tipo de conjuntivitis, es posible que el veterinario nos prescriba el uso de pomadas oftalmológicas. En cualquier caso, debe ser un especialista quien indique cuál es la más adecuada y cómo administrarla. También existen productos en venta en tiendas especializadas en mascotas como las lágrimas artificiales y los baños oculares.

Con estos productos ayudamos a mantener los ojos limpios e hidratados respetando el pH del ojo de nuestro felino. Es bueno aplicarle las gotitas en los ojos, en las dosis que indique cada producto, seguidamente tapar el ojo con un paño húmedo con agua tibia durante unos minutos y, después, repetirlo con el otro ojo con un paño distinto.

La conjuntivitis en gatos y el tratamiento con antibióticos

En algunos casos el veterinario nos prescribirá el uso de colirios antibióticos, cuando la causa subyacente de la conjuntivitis lo requiera. Es importante señalar que, aunque tengamos antibióticos de uso humano o antibióticos para gatos de una ocasión anterior no debemos utilizarlos si no están expresamente prescritos por el veterinario, ya que podemos agravar el cuadro, en el caso de que la causa fuese otra, dañando permanentemente la visión o el organismo de nuestro felino.

Pronóstico de la conjuntivitis en gatos

El pronóstico es bueno en caso de detectar el problema tempranamente. Si, por contra, la conjuntivitis en gatos no se trata, el pronóstico se irá agravando con el paso del tiempo. Hay que tener presente que en felinos se dan frecuentemente las recaídas cuando en otro momento padecen alguna otra enfermedad y su sistema inmune se debilita. Además, en función de la enfermedad causante de la conjuntivitis, debemos pensar que, aún curado nuestro gato, puede ser portador de la patología y transmitirla a otros gatos.

Por todo lo anterior, lo importante es tener presente que la conjuntivitis felina se trata de un cuadro que puede darse en cualquier ejemplar de cualquier edad y que puede llegar a ser catastrófico para la salud ocular del gato enfermo si no se diagnostica y se trata a tiempo y a fondo, llegando a perder la vista completamente.

1. Revisa su alimentación

Con una alimentación adecuada haremos que el gato tenga un sistema inmunológico fuerte, lo que se traduce en una recuperación mucho más rápida y exitosa. Por supuesto, en función de la causa subyacente de la conjuntivitis felina será preciso adaptar la dieta al estado del animal, por lo que será el mismo veterinario quien nos indique las pautas a seguir para estos casos.

2. Infusión de manzana o tomillo

Si vemos que nuestro compañero se rasca mucho los ojos, debemos intentar evitar que lo haga, ya que lo más probables es que acabe haciéndose alguna herida. Para calmar el picor, la inflamación, la rojez y otros síntomas a la vez que limpiar el ojo, podemos aplicar con una gasa estéril envuelta en el dedo infusión de manzanilla o de tomillo, de la misma forma que hemos explicado anteriormente con el suero fisiológico.

3. Frío y calor para la conjuntivitis felina

Si combinamos compresas frías con calientes o templadas logramos reducir considerablemente la inflamación e irritación ocular provocada por la conjuntivitis. Por este motivo, este es un remedio casero para la conjuntivitis en gatos que se ha empleado desde hace décadas en humanos y, debido a su eficacia, también se ha trasladado al mundo animal.

4. Higiene adecuada

Debemos mantener el pelaje de nuestro gato sano y limpio. En este caso insistimos en el pelo de alrededor de los ojos que podemos cepillar apartándolo de los ojos y recortarlo en casa si tenemos el material adecuado, o más seguro, llevarlo a la peluquería especializada. Así evitaremos irritaciones e infecciones oculares.

5. Seguridad ante todo

Si tenemos varias mascotas lo mejor será separar a las que estén afectadas de las sanas para evitar el contagio y, además, limpiar y desinfectar sus camitas, mantas, etc.

Por otro lado, recordamos que una de las causas de la conjuntivitis en gatos son los resfriados provocados por las corrientes de aire, así que debemos procurar tener las ventanas de casa cerradas o entrecerradas. Si vamos de viaje en coche con el gato, hemos de pensar lo mismo con las ventanillas y con el aire acondicionado y procurar que no dé directamente a nuestra mascota.

Siempre, en caso de ver síntomas, debemos llevar al felino a su especialista veterinario, ya que si se trata de una conjuntivitis, probablemente nos recomiende alguna medicación además de lo que podamos hacer desde casa.

Descubre más sobre la conjuntivitis en gatos en este completo vídeo de ExpertoAnimal, en colaboración con la veterinaria Susana González, de la clínica San José Veterinaris:

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Conjuntivitis en gatos - Causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas oculares.

Pin
Send
Share
Send
Send