Animales

EL SARRO Y EL MAL ALIENTO EN LOS GATOS

Pin
Send
Share
Send
Send


Equipo Editorial Gatos - ISSN 2529-895X

En esta página sobre gatos

La limpieza bucal en gatos es de vital importancia para mantener la salud dental y general de tu felino. Los gatos también son pasibles de desarrollar enfermedades como la gingivitis y molestias como el sarro. Cuando el problema se agrava, es posible que haya que practicarle un procedimiento de cura que sólo un veterinario puede llevar a cabo. Por ello es tan importante ocuparse de mantener los dientes de tu mascota en las mejores condiciones posibles. Además, los dientes sanos le permitirán alimentarse de forma más cómoda y efectiva. En vista de su importancia, te damos los pasos y los trucos más eficientes para que ayudes a tu felino a mantener sus dientes en óptimas condiciones.

Mitos sobre la limpieza bucal en gatos

La ración seca limpia los dientes: existe una tendencia a creer que al darle una ración seca a nuestro gato, nos estaremos librando de tener que llevar a cabo un cepillado dental, pero esto es un simple mito. El único beneficio de esta clase de comida es que, al resultar más abrasiva que la húmeda, nos garantiza una mínima o inexistente formación de sarro, pero no cumple con las funciones de limpieza. Por lo tanto, es necesario encargarse de este tema, independientemente de la comida que le demos.

Se puede usar pasta dental para humanos: ¡Claro que no! La limpieza bucal en gatos debe ser realizada con pastas especiales para gatos. Por un lado, los dentífricos para personas son potencialmente tóxicos para tu mascota, mientras que por otro, si te inclinas por el bicarbonato de sodio porque simplemente es bueno, estarás exponiendo a tu felino a una situación sumamente estresante, ya que el sabor de este polvo es realmente desagradable.

El cepillo dental para personas sirve: inicialmente no sirve, porque son demasiado duros para sus pequeños dientitos y sus sensibles encías, pero si optas por aquellos diseñados para bebés, sí podrás usarlos. Aunque siempre es mejor contar con uno que sea especial para gatos.

No es necesario consultar al veterinario por la limpieza bucal en gatos: es incierto. El veterinario no sólo nos ayudará, sino que también su intervención se hace imprescindible en ocasiones en que el gato haya desarrollado enfermedades de encía por falta de cepillado.

​REMEDIOS CONTRA EL MAL ALIENTO EN LOS GATOS

​Es muy importante que nuestro gato tenga una placa dental correcta y sana. Para ello, uno de los remedios es proceder a un cepillado dental periódicamente, acostumbrándolo desde pequeño. La importancia del cepillado es capital, ya que el sarro se puede introducir en las encías provocando que los dientes se rompan o incluso se lleguen a caer con el tiempo.

Un buen cepillado es un método que lleva su tiempo. Primero debemos cepillar a nuestro gato simplemente con una gasa, y cuando se acostumbre, introduciremos el uso de pasta de dientes, que nunca será pasta de dientes para humanos, ya que esta es altamente tóxica para ellos. También los cepillos de dientes infantiles nos serán muy útiles para cepillar a nuestro gato. A la hora de elegir la pasta dental específica para tu gato, lo más adecuado es consultar con el veterinario, que también te aconsejará sobre otros remedios preventivos.

En los casos en los que el cepillado para nuestro gato ya no sea eficaz, deberemos acudir al veterinario para que nos ofrezca soluciones específicas para el sarro que no podemos eliminar. En la mayoría de casos el veterinario podrá eliminar el sarro con ultrasonidos, dejando la superficie dental limpia. Cuando la salud dental del felino se encuentre en peor situación, se podría llegar a la extracción de los dientes. Además del sarro, otras causas del mal aliento pueden ser enfermedades como la faringitis, la gastritis o las insuficiencias renales agudas o crónicas.

La prevención es realmente muy importante para no llegar nunca a este extremo. En caso de intervención, deberemos empezar con el cepillado dental justo después del tratamiento que nos ofrezca el veterinario, para que nuestro gato esté en las mejores condiciones de salud, y no vuelva a pasar por ello.

​La comida, las enfermedades o las infecciones bucales/dentales son los principales motivos por los que nuestro gato puede tener mal aliento. El sarro es un muy buen indicador, ya que puede indicarnos que nuestro gato tiene algún problema de salud.

Cómo llevar a cabo la limpieza bucal en gatos

Siempre dependiendo del producto que usemos, recurriremos o no al cepillado dental y al enjuague, puesto que algunos de ellos no requieren de otra cosa que no sea de su mera aplicación. No obstante, si elegimos uno que sí necesite de estos procedimientos, es imprescindible saber cómo se lleva a cabo la limpieza bucal en gatos.

Los gatos son animales que sufren mucho de estrés, por ello es que debemos alejar de su vida las situaciones que se lo provoquen. Si nos lanzamos sobre ellos, los retenemos con un brazo, les obligamos a abrir la boca y comenzamos a cepillar sus dientes a toda velocidad antes de que logre escaparse de semejante sometimiento, no dudes que tendrás que ir a buscarlo abajo de la cama o detrás de los muebles cada vez que quieras cepillar sus dientes.

Esta instancia tiene que convertirse en un juego muy divertido, y hasta placentero, para tu gato. Gracias a los sabores que las pastas dentales para gatos tienen, no será necesario obligarlos a abrir su boca, ya que el solo aroma de este producto les despertará su curiosidad e instinto. Si te ayudas con este plus de la pasta, sólo tendrás que usar tu imaginación y creatividad para jugar con tu felino, para lo cual podrás ponerte algo de pasta en tus dedos y juguetear cerca de su boca para que intente abrirla para atraparte.

¿Con qué frecuencia se realiza la limpieza bucal en gatos y cuándo comenzar?

Una frecuencia de tres veces por semana es la ideal para mantener la salud en la boca de tu gato. En cuanto al momento para comenzar, si tomas en cuenta de que se trata de un hábito saludable, lo antes que comiences con él, mejor será.

No temas si es muy pequeñito, ya que desde el momento en que comienza a comer alimentos sólidos, sus dientes ya se ensucian. Además, el pequeño se acostumbrará a la limpieza bucal gatos y no se resistirá.

En el caso de que comiences a limpiar su boca cuando ya es adulto, te aconsejamos recurrir a los productos con gusto a carne, puesto que será un llamador para su instinto cazador.

Los gatos también acumulan sarro en los dientes

Siete de cada diez gatos tienen problemas dentales o sarro cuando cumplen los tres años

Los gatos que no siguen una adecuada limpieza bucal, como ocurre en las personas, pueden acumular sarro en sus dientes. "El sarro forma una capa de color amarillento o negruzco en la boca del gato, además emite un olor desagradable, por lo que puede causar problemas de mal aliento en el felino", advierte la veterinaria Patricia González.

Los problemas dentales no son extraños entre los gatos. "Siete de cada diez felinos desarrollan algún tipo de dolencia en la boca una vez que cumplen los tres años de edad", concluye un estudio realizado por la Sociedad Americana de Veterinaria.

Los gatos no saben coger el cepillo de dientes por sí mismos. Por ello, precisan la colaboración de sus dueños y amigos de dos piernas para proteger su delicada boca felina como necesitan. Estas importantes atenciones no son sin embargo frecuentes: dos de cada tres propietarios de gatos no cuidan los dientes de sus peludos amigos de la forma adecuada, revela una encuesta realizada por la Asociación de Hospitales para Animales de EE.UU.

Desatender la higiene dental del gato puede tener consecuencias peligrosas para el peludo amigo. El sarro es una de las primeras señales de la aparición de problemas bucales en el felino, pero no la única. Esta acumulación de sales (calcio y fósforo) en la superficie de los dientes del gato no tarda en concentrar restos de comida y saliva, sustancias que serán aprovechadas por las bacterias malignas para crecer en la boca del amigo de cuatro patas.

La falta de higiene bucal en los felinos puede derivar en dolencias más peligrosas cuando se agrava, entre ellas, inflamación de las encías en el gato (gingivitis), mal aliento del felino e incluso diabetes.

Alimentos para cuidar la boca del gato

La dieta es el primer paso para cuidar los dientes del gato. "Algunos alimentos ayudan al felino a eliminar el sarro de su boca, entre ellos, los pienso específico pensados para mantener sus dientes sanos y limpios", añade González.

Los gatos necesitan masticar las bolitas de pienso de calidad para cuidar su boca

Un gato precisa masticar las bolitas de pienso de buena calidad para cuidar su dentadura. Los mordiscos rompen el alimento, y este gesto implica una fricción con los dientes del peludo comensal que le ayuda a limpiar su boca. Pero, ¿qué ocurre cuando un gato no mastica su alimento del modo adecuado?

Un felino que no muerde su pienso, que lo traga sin triturar, es sencillo de detectar: el animal apenas realiza ruido al comer, por lo que es imperceptible el crujido del pienso en su boca. Cuando esto ocurre, el peludo comensal precisa cambiar de comida y optar por un alimento para gatos cuyas bolitas tengan un tamaño mayor, que le fuerce a machacarlas antes de ingerirlas.

Las marcas de comida para gatos de alta calidad suelen comercializar esta clase de alimento bajo el nombre de oral care (cuidado bucal) o algún distintivo similar. De este modo, por el contacto de las bolas con los dientes, se elimina parte del sarro que acumulan los gatos con los años.

También hay golosinas para gatos pensadas para que el animal las muerda mientras cuida su boca. Este sencillo gesto ayuda a mantener su dentadura sana.

¿Cómo cepillar los dientes al gato?

La alimentación pensada para cuidar la dentadura felina debe acompañarse de un aseo bucal adecuado. Aunque muchos gatos no toleran con facilidad que se les limpie la boca, el cariño, la paciencia, y comenzar poco a poco son pautas que ayudan a lograrlo.

Existen productos específicos de limpieza de boca para gatos, que suelen venir en formato de aerosol. "El problema es que muchos felinos se asustan con el sonido del pulverizador, en especial cuando sus dueños ya han utilizado un dispositivo similar para mostrarle que una conducta no es apropiada", advierte la veterinaria.

Un producto que también ayuda a limpiar los dientes del felino es un antiséptico líquido en muy pequeñas dosis, para evitar que el gato se intoxique. ¿Cómo se aplica? Se puede mojar de modo ligero una gasa y limpiar con ella los dientes del gato. Una precaución: los dentífricos para humanos no deben ser utilizados en los felinos, ya que son peligrosos para el peludo amigo: el veterinario recomendará en cada caso el más adecuado.

Los cepillos específicos para gatos (los hay que permiten ser insertados en los dedos), así como los pensados para bebés humanos -con púas suaves y cortas- son utensilios que ayudan a realizar la limpieza de dientes que el gato precisa para mantenerse sano. La periodicidad de la aseo bucal de los felinos es dos veces por semana.

¡Feliz limpieza con dientes sanos, amigos gatos!

¿Qué es el sarro y qué gatos son más propensos?

Tal y cómo contamos en el artículo sobre consejos para quitar el sarro en los perros, el sarro se compone de cálculos formados por residuos en los dientes de nuestras mascotas. Estos residuos que acumulándose forman los cálculos del sarro, son una mezcla de placa bacteriana, restos de alimentos y sales minerales que se van acumulando a lo largo de la vida en la boca de nuestros gatos de forma diaria. El sarro se crea sobre todo en el espacio que hay entre los dientes y las encías. Si no se trata a tiempo, va extendiéndose por el resto de estructuras bucales, afectándolas e incluso derivando en infecciones y enfermedades secundarias más graves.

Como con cualquier enfermedad, es preferible prevenir el sarro y sus consecuenciasque tener que tratara nuestro amigo peludo con problemas en la boca, pues sólo se pueden solucionar del todo sometiendo al felino a una anestesia general para realizarle una limpieza de boca profesional hecha por el veterinario, además del tratamiento con medicamentos necesario en cada caso.

Todos los gatos pueden padecer sarro y sus consecuencias, pero algunos según su salud o edad son más propensos:

    Los gatos a partir de los tres años tienden a acumular sarro. Esto se debe a que con tres años de v >

¿Qué consecuencias puede tener el sarro para mi gato?

La mala higiene bucal y la acumulación de sarro en nuestras mascotas pueden traer muchos problemas y enfermedades. Estos son los más comunes:

    Mal aliento o halitosis: Es el primer síntoma que suele alertarnos de que se está produciendo acumulación de sarro en la boca de nuestras mascotas. Se trata de mal olor que proviene de la descomposición de los res >

¿Cómo podemos prevenir el sarro en los felinos domésticos?

Como comentábamos antes, es mejor prevenir el sarro y las enfermedades que se derivan de él que permitir que nuestro felino las padezca y tener que tratarlo. Estos problemas en nuestros amigos gatunos podemos prevenirlos con unaspautas de higiene bucodental y manteniendo una buena salud. Tal y como hacemos con nosotros mismos, un buen cepillado dental, un enjuague bucal, vigilar qué alimentos comemos entre otras cosas pueden ayudarnos a evitar el sarro y todo lo que conlleva. Realmente, como veremos, en la salud bucal no nos diferenciamos tanto de nuestros amigos de cuatro patas.

Previniendo la aparición del sarro no solo eliminaremos la posibilidad de una serie de enfermedades derivadas y sus consecuencias, sino que evitaremos un enorme dolor a nuestro amigo e incluso le evitaremos anestesias y tratamientos con medicamentos.

Algunas formas de prevenir la aparición del sarro son:

  • Cepillado diario: Debemos cepillar diariamente los dientes de nuestro compañero gatuno igual que hacemos con los nuestros. Es mejor acostumbrarlos desde pequeños para que se adapten y se facilite el proceso. Hay que elegir un cepillo de dientes adecuado y una pasta dentífrica especial para gatos. Más adelante comentaremos más detalladamente cómo llevar a cabo este cepillado dental en nuestras mascotas.
  • Juguetes y premios especiales: Existen juguetes, galletas, huesos y piensos especiales que sencillamente con el hecho de jugar o masticar nuestros gatos se limpian la boca ellos mismos y de forma muy sencilla a la par que gratificante para ellos. Estos premios y juguetes están compuestos por elementos abrasivos pata la placa bacteriana que se halla en la superficie de los dientes de nuestra mascota. Así evitaremos la formación de sarro y, en caso de que ya lo haya, ayudaremos a reblandecerlo y eliminarlo. Algunos de estos materiales son juguetes de goma o de cuerda, barritas, tiras, galletas, piensos con acción oral care y huesos, los cuales encontraremos en tiendas para animales y centros veterinarios.
  • Mantenimiento de una buena salud física: Es vital que nuestro amigo tenga buena salud siempre y que si detectamos síntomas de cualquier cosa lo llevemos al veterinario. Para mantener una buena salud es elemental que le ofrezcamos a nuestro gato una alimentación adecuada a sus características, sana y equilibrada. Además debemos procurar que haga ejercicio suficiente para mantenerse ágil, activo y saludable. Todo esto nos ayudará a mantener muchas enfermedades y problemas lejos de nuestro compañero de cuatro patas.
  • Observación de síntomas: Como prevención de problemas y enfermedades más graves, es vital que siempre que detectemos algún síntoma que pueda indicarnos problemas en la boca de nuestra mascota acudamos al veterinario de inmediato. Algunos de los síntomas y comportamientos más comunes son:
  1. Mal aliento excesivo. La halitosis no solo está causada por el sarro acumulado, la gingivitis o la enfermedad periodontal. Por eso, es muy importante que acudamos a nuestro veterinario de confianza cuando detectemos halitosis en nuestro gatito. Hay otras enfermedades, como por ejemplo las del sistema digestivo, que pueden provocar mal aliento. Además la diabetes, los problemas renales y las parasitosis son otros problemas que pueden dar este mal aliento en nuestras mascotas.
  2. Salivación abundante.
  3. Rascarse la cara o la boca frecuentemente con las patitas y contra objetos como sofás, paredes, muebles, etc., sin que nos parezca a simple vista que tiene algo que le pueda molestar.
  4. Depresión (falta de ganas de comer, jugar, moverse, etc.)
  5. Deja de comer o cambia la forma de hacerlo.
  6. Falta de dientes que sabemos que hace relativamente poco estaban todavía.
  7. Sarro entre las encías y las piezas dentales.
  8. Pérd >

    Consejos para prevenir y quitar el sarro de la boca de nuestras mascotas

    Desde ExpertoAnimal queremos darte consejos útiles para que puedas ayudar a tu fiel compañero a prevenir enfermedades bucodentales y a combatirlas en caso de que hayan aparecido:

      Acostumbrarlo al cepillado dental. Es mucho mejor si lo podemos hacer cada día pero si no es así, con una media de tres veces a la semana debería bastar para mantener el sarro a ralla. El proceso más fácil para conseguir que nuestro felino se acostumbre a un cepillado diario de sus dientes es empezando a enseñarle desde pequeño. Cuando todavía sea un gatito pequeño le pasaremos una gasa estéril mojada con agua y enrollada en nuestro dedo suavemente por la superficie de los dientes cada día. Más adelante, cuando ya esté acostumbrado debemos empezar a enseñarle el cepillo de dientes y la pasta dental especial para gatos para que se familiarice con ellos. Después utilizaremos el cepillo en vez de la gasa y la pasta específica en vez de agua. Haremos lo mismo, lo pasaremos suavemente por la superficie de los dientes cada día. Al principio se pueden hacer los cepillados más cortos y poco a poco ir haciéndolos más largos conforme nuestro compañero se vaya acabando de acostumbrar. Como los gatos se tragan la pasta dental en lugar de escupirla como nosotros, debemos utilizar una pasta especial para gatos que venden en las tiendas especializadas para animales y en los centros veterinarios. Se trata de una pasta dentífrica que no contiene flúor, el cual es altamente tóxico para ellos y por lo tanto, nunca utilizaremos una pasta dental para humanos. Además viene en distintos sabores pensados para que la pasta sea agradable para los felinos domésticos. Si preferimos no utilizar estas pastas dentales podemos utilizar Clorhex >

    Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para quitar el sarro en los gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Higiene dental.

    ¿Por qué es importante el cuidado dental de los gatos?

    La mala salud bucal puede afectar negativamente la calidad de vida de un gato, porque puede causar:

    • Caries
    • Dientes sueltos y perdidos
    • Dientes rotos y doloridos
    • Gingivitis y periodontitis
    • Halitosis
    • Disfunción cardíaca y renal

    La placa, es una película que contiene bacterias, se forma en los dientes a diario, y se coloca debajo de la línea de las encías también. La placa se convierte en tártaro con el tiempo y las bacterias se multiplican y causan estragos no solo en la boca de tu gato sino también en el resto del cuerpo.

    ¿Qué tipo de cuidado dental necesitan los gatos?

    El cepillado dental es una de las formas principales de eliminar la placa dental antes de que se convierta en sarro y de mantener la carga bacteriana en la boca bajo control.

    Además, los gatos necesitan limpiezas profesionales rutinarias hechas por un veterinario. Estas limpiezas se realizan bajo anestesia con un instrumento ultrasónico, para eliminar la placa y el sarro de los dientes, incluso por debajo de la línea de las encías.

    Pasos a seguir para cepillar los dientes a un gato:

    Si puedes encontrar un ayudante, cepillar los dientes de tu gato te resultará un poco más fácil. El ayudante puede estabilizar el gato para ti y evitar que huya.

    Prepara los suministros antes de empezar:Necesitarás un cepillo de dientes pequeño y suave o un cepillo para los dedos. Si no estás seguro de cómo reaccionará tu gato o si sabes que no le gusta que le toquen la boca, usar un cepillo de dientes es más seguro porque tus dedos no estarán tan cerca de los dientes (como con un cepillo de dedos).

    – Si nunca le has cepillado los dientes a tu gato antes, a veces es útil colocar una pequeña porción de pasta de dientes en el cepillo y ofrecérsela a tu gato para que la huela y lama. No le hará daño tragarlo, y si descubre que le gusta el sabor, probablemente será más fácil comenzar a cepillarle los dientes.

    Lo más fácil es estar de pie a un lado de tu gato y levantar su labio superior con la mano no dominante, después frota suavemente la pasta con el cepillo de dientes en la mano dominante.

    Habla siempre con calma y de manera tranquila cuando cepilles los dientes de tu gato. Alábalo cuando está tranquilo y deja que continúes. Si sólo puedes hacer algunos dientes al principio, está bien, simplemente hazlos y vuelve a intentarlo al día siguiente.

    Unta la pasta de dientes sobre todas las superficies externas de los dientes del gato en el lado donde estás. Si tu gato es extremadamente obediente, puedes abrir su boca y poner pasta de dientes e las superficies internas, también.

    Muévete al otro lado de la boca de tu gato y repite el proceso allí.

    Si puedes cepillar los dientes de tu gato a diario, sería ideal, pero incluso si lo haces cada tres días más o menos, la pasta de dientes enzimática podrá hacer efecto en los dientes entre los períodos de cepillado.

    Video: Por Qué Mi Gato Tiene Mal Aliento? Causas y Soluciones Importancia de Cepillarle Dientes al Gato (Septiembre 2020).

    Pin
    Send
    Share
    Send
    Send