Animales

La alimentación de las crías de periquito

Pin
Send
Share
Send
Send


En la naturaleza, lo habitual es que los periquitos cuiden de sus crías desde que rompen el huevo, hasta que pueden comer semillas por si mismos. Todo este proceso suele durar unas 8 semanas. No obstante, algunas veces los periquitos rechazan a las crías, haciendo que el polluelo de periquito papillero, ¡corra mucho peligro!

En casos donde los periquitos rechazan a sus crías, o si el polluelo más pequeño, corre riesgo de morir a causa de sus hermanos…¡Se recurre a la alimentación artificial del periquito!

A estos periquitos, se les ofrece una papilla de varias formas:

  • Si es muy pequeño: se recurrirá a utilizar una jeringuilla
  • Cuando el polluelo sea mas grande, se usará una cucharilla

Sea un periquito Australiano, o un periquito Inglés. El término de periquito papillero, hace referencia a esta forma de criarles.

Por qué tener un periquito papillero como mascota

Los periquitos que son criados por humanos desde muy pequeños (algunos desde su nacimiento), se convierten en periquitos muy sociables, ya que no tienen el recelo de los animales que han sido criados por su propia especie.

Un periquito que ha sido criado a mano, ve en esos humanos a sus padres. Esto hace que muchos criadores, prefieran este método.

Lo cierto… Es que un periquito que ha sido adoptado de joven, se acostumbrará fácilmente a los humanos.

Cómo alimentar a un periquito papillero

El método más utilizado para alimentar a un periquito papillero, es usar una jeringuilla durante las 2-3 primeras semanas de vida. Una vez el periquito ya se puede acercar a su alimento por si mismo, se podrá pasar a usar una cucharilla.

Algunos criadores, utilizan las sondas para alimentar a estos animales. ¡Este debería ser el último recurso! Y además, ¡solo debería usarse si el animal se encuentra entre la vida y la muerte! Si te estás planteando esta técnica, recuerda que:

  • Alimentar a un periquito por sonda, puede causar serios daños al polluelo ( y más si no lo efectúa una persona experta en estas técnicas).
  • Es un método bastante violento para el periquito.
  • No facilita el contacto entre el periquito y su cu > (Foto via: youtube)

Si te estás planteando tener un periquito papillero, hay varias cosas que deberás tener en cuenta:

  • Los periquitos papilleros, se deben alimentar de un alimento ya preparado y de venta en tiendas especializadas. A este alimento solo habrá que añadirle agua, y hacer que esté a la temperatura adecuada.
  • Cuanto más tiempo tenga el periquito, deberá ingerir más calorías, y sus papillas pueden ser más espesas.
  • Para cuidar de un periquito papillero, debes cuidar su alimentación y…¡La temperatura ambiente! Los periquitos papilleros tienen que mantener su calor corporal. Lo mejor es utilizar una incubadora, lámpara de infrarrojos, o una manta eléctrica a baja potencia ( y nunca en contacto directo con su piel).
  • La temperatura ideal para el papillero oscila entre 28-30 grados.
  • Para alimentar a tu periquito con comida sólida, deberás hacerlo como en su propia naturaleza, es decir…¡Poco a poco! A partir de las 5 semanas puedes empezar a añadir alguna semilla o hierba a su papilla.

¡Recuerda! Cada periquito papillero evolucionará de una forma diferente, pregunta a un veterinario especialista en este tipo de animales para que pueda ayudarte.

Normalmente a los dos meses y medio, ¡los periquitos son totalmente autónomos!

Datos básicos sobre el proceso de cría

El primer paso para poder atender correctamente las necesidades de los polluelos es comprender los hábitos de cría de los padres.

Debemos tener en cuenta que los periquitos pueden aparearse en cualquier época del año, y que el proceso de apareamiento dura entre tres y cuatro días. La hembra, al finalizar el proceso, empezará a hacer su nido y a pasar periodos de tiempo en él.

Una vez observemos que la hembra no deja el nido, sabremos que ya ha puesto los huevos y que ha empezado el proceso de incubación. El proceso anterior a la incubación suele durar unos 10 días.

El número de huevos medio por pareja oscila entre cuatro y nueve. Dado que la hembra no se moverá de su puesto hasta que los huevos eclosionen, el macho alimentará y acicalará a su pareja. A los 16-29 días, nacerán los polluelos.

Nacimiento y alimentación de las crías de periquito

La madre no pone los huevos de forma simultánea. Uno a uno, irá poniéndolos e incubándolos, por lo que los primeros huevos que haya puesto eclosionarán antes, puede que hasta con uno o dos días de diferencia.

Durante los primeros días de vida, los polluelos emiten una suerte de gorjeos muy agudos para indicar a su madre que tienen hambre. Se les alimentará con una especie de papilla, que no es sino comida procesada y regurgitada por la propia madre.

Por ello, laalimentación de los padres es muy importante para las crías. Entre los alimentos más ricos en nutrientes, encontramos:

  • Alpiste
  • Avena
  • Mijo
  • Agua
  • Hueso de sepia

La piedra de calciopuesta en el agua puede también funcionar como suplemento para, de esta forma, evitar posibles enfermedades. Las semillas son un alimentoindispensable en su dieta. El macho también colabora en el cuidado de las crías, y debemos tener en cuenta que entrará y saldrá constantemente del nido para alimentar tanto a la madre como a los polluelos.

Los padres necesitan tantos nutrientes o más, ya que siguen teniendo que mantenerse a sí mismos mientras intentan mantener a su prole con vida. En estas circunstancias llenas de estrés, pueden también producirse una serie de comportamientos violentos.

Higiene y limpieza del periquito australiano

Debemos prestar especial atención a las condiciones higiénicas que rodean el hábitat del periquito australiano en casa, ya que la higiene es muy importante tanto para su salud como para la nuestra. Para ello, “el agua se ha de cambiar a diario, y si la jaula dispone de rejilla que separe el fondo del animal mejor, para que no tengan acceso a las heces, etcétera”, explica Juan Carlos Uria.

Por otro lado, también debemos tener en cuenta que lo ideal sería darle la comida en tolvas que no puedan escarbar ni meterse en los comederos, de forma que sea más fácil mantener esa higiene tan necesaria.

Alimentación de los periquitos

El alimento que nosotros proporcionamos a nuestros pericos y que ellos ingieren, ha de contener todo lo que el animal precisa para mantenerse con vida y con una buena salud. Un gran problema tanto de los aficionados como de los criadores estriba en que no se conocen con exactitud las necesidades alimentarias del periquito.

En este caso tienen ventaja los avicultores de aves de corral, porque los requerimientos alimentarios de las aves que ellos cuidan se han investigado científicamente y la industria de piensos puede elaborar las mezclas exactas. Para los periquitos eso todavía no es posible.

Durante la época de cría el periquito silvestre se alimenta sobre todo de simientes semimaduras de gramíneas que, desgraciadamente, solo podemos ofrecerles a nuestros periquitos durante un breve período del año como pienso adicional. De todos modos nos quedamos con la duda de si el pienso que les ofrecemos tiene pleno valor nutritivo y resulta suficiente.

Las cuestiones más importantes referentes al valor del alimento dependen de las condiciones de cultivo, cosecha y almacenamiento, así como de su durabilidad:

Cultivo: en los países donde se cultiva se utilizan en creciente medida insecticidas, fungicidas y herbicidas. El empleo de estos productos químicos puede producir pérdidas en los nutrientes y también perjudicar gravemente la salud de nuestros pupilos.

Cosecha: si no está asegurado que el pienso se haya cosechado en la fase de madurez correcta, se pueden derivar cambios en el contenido de nutrientes y de vitaminas.

Almacenamiento: también los daños por almacenamiento o transporte, por ejemplo, por contaminación o humedad, pueden perjudicar el pienso. La humedad y los procesos de fermentación que conlleva pueden influir negativamente en la calidad del pienso (en el peor de los casos estar envenenado por aflatoxinas de determinados mohos).

Antigüedad: debido a que no tenemos conocimiento de la antigüedad del pienso, no podemos sacar conclusiones respecto a su contenido en vitaminas y nutrientes. Lo que sí sabemos es que el contenido vitamínico disminuye con el tiempo.

Como vemos, en la alimentación de nuestro periquitos hay una serie de factores desconocidos. Pero, por fortuna, a lo largo de su domesticación el periquito se ha adaptado en gran medida al alimento que se le ofrece. No obstante, debemos sacar la conclusión de que hay que aspirar a una alimentación lo más rica y variada posible. Esto es válido para todos los tipos de periquitos.

Nutrientes

Distinguimos tres grupos de sustancias nutritivas: carbohidratos, proteínas y lípidos o grasas. Estos nutrientes se necesitan en cantidades relativamente grandes, por un lado como las materias primas necesarias para el crecimiento, la renovación celular, la formación de plumas, del color, de los huevos, etc. y, por otro, como suministradores de energía.

Todos los procesos vitales, como por ejemplo, la actividad muscular, la actividad nerviosa o la digestión, precisan un continuo aporte energético, que se consigue mediante la oxidación (combustión) de determinadas sustancias alimenticias con la ayuda del oxígeno.

Por regla general, el periquito depende de un aporte externo de vitaminas, puesto que los compuestos orgánicos llamados vitaminas, imprescindibles para el organismo animal, no pueden ser sintetizados, con unas pocas excepciones, por el propio cuerpo.

El aporte vitamínico debe tener lugar bien a través de la comida o bien mediante la resorción de vitaminas sintetizadas. Una completa carencia de vitaminas que, por regla general solo aparece en unas condiciones de alimentación extremadamente unilateral o monótona, produce graves cuadros patológicos conocidos por el nombre de avitaminosis.

Un aporte insuficiente de vitaminas puede llevar a la disminución de la vitalidad y de la resistencia de los animales frente a las influencias medioambientales, con lo que pueden favorecer el riesgo de enfermedades.

Un pequeño déficit de vitaminas puede influir asimismo negativamente en la capacidad reproductora y en la fertilidad, así como en el nacimiento de los polluelos. En la alimentación del periquito no es típico que exista una carencia total de una o más vitaminas.

De todos modos hay que tener en cuenta un aporte innecesario de determinadas vitaminas. Semejante déficit parcial de vitaminas no se manifiesta en la fase primaria mediante síntomas carenciales típicos y recibe el nombre de hipovitaminosis.

No obstante, hemos de tener presente que los síntomas carenciales de vitaminas también pueden estar causados por antivitaminas. Reciben el nombre de antivitaminas aquellas sustancias que, por su estructura, son muy similares a las vitaminas, pero impiden la función de éstas o incluso las eliminan o desalojan, sin poder cumplir su función. Se conocen numerosas antivitaminas sobre todo de las vitaminas del grupo B.

Entre las antivitaminas también hay que incluir aquellas sustancias que pueden inactivar las vitaminas por disociación o por formación de complejos, pudiendo causar igualmente un estado carencial. Existen algunas sustancias alimentarias que contienen estos compuestos, pero también hay microorganismos que pueden formarlos.

Según su solubilidad, las vitaminas se dividen en liposolubles (A, D, E y K) e hidrosolubles (B y C). Por sus efectos distinguimos entre aquellas vitaminas (A. D, E, C) cuya función específica es la de formar y conservar las estructuras tisulares. y aquellas otras que actúan principalmente de coenzimas (complejo B. vita- mina K).

Aporte de vitaminas

Puesto que los requerimientos de vitaminas difieren mucho en las distintas especies de aves, para la persona que las tiene o cuida siempre se plantea la cuestión de cuánta cantidad de vitamina y de qué clase ha de ingerir diariamente un periquito.

El contenido vitamínico oscila y depende de las condiciones internas y externas del pájaro. Para las aves de corral la literatura da indicaciones acerca de las necesidades vitamínicas referidas al kilogramo de peso corporal y a la cantidad diaria.

Ahora bien, estos datos referidos a las cantidades necesarias de vitaminas no se pueden trasladar al periquito basándonos en el peso del cuerpo, sería sumamente peligroso. Aunque sea difícil establecer la cantidad y la clase de vitaminas que necesita el pájaro en un momento determinado, existen ciertas reglas básicas para el aporte vitamínico, así como también acerca de las situaciones en las que está indicado un suplemento vitamínico en el pienso:

Quien no les dé con regularidad comida verde y germinada (incluso fuera de la época de cría), ha de darles una o dos veces por semana un preparado polivitamímco. Eso puede hacerse. por un lado, en el agua de bebida y, por el otro, en la comida.

Si el animal padece un trastorno digestivo, puede verse dificultada la absorción de las vitaminas a través de la pared intestinal. Aunque, en realidad, el pienso es suficientemente rico en vitaminas, en tal caso el pájaro padecerá un déficit de estas sustancias, el cual todavía le debilitará más empeorando su estado patológico.

Por esta razón, en un estado semejante hay que aportar un suplemento vitamínico. Con toda seguridad, una sobredosificación de vitaminas a corto plazo carece de peligro, dado que el pájaro elimina el exceso de la mayoría de vitaminas.

Determinados medicamentos así como ciertos componentes de la comida también pueden destruir las vitaminas en el intestino o impedir su asimilación. En este contexto, son sumamente peligrosas las grasas o aceites rancios que pueden hallarse en semillas oleaginosas estropeadas o cuando se les da a los pájaros aceite de hígado de bacalao.

Los antibióticos también destruyen las vitaminas. Un tratamiento con medicamentos de este tipo (por supuesto, únicamente siguiendo las prescripciones del veterinario) requiere al mismo tiempo un aporte mayor de vitaminas.

El carbón animal que a veces se encuentra en las mezclas de arena o minerales para pájaros no solo absorbe las bacterias y toxinas, sino desgraciadamente también las vitaminas. Por este motivo el carbón animal solo se debe administrar parcamente y en dosis pequeñas.

Un pájaro sano también pasa períodos en los que necesita mayor aporte vitamínico. A estos períodos pertenece, en primer lugar, la reproducción y la muda. Pero en este punto hay que citar asimismo cualquier clase de estrés, así por ejemplo, las disputas por el rango cuando se han introducido ejemplares nuevos en un grupo, las sobrecargas producidas por el transporte, la frecuente “caza” de los animales a fin de prepararles para una exposición, así como la estancia en la exposición misma.

Los dos motivos citados en último lugar representan, sin ningún lugar a dudas, el mayor estrés para el pájaro. ¿Qué resulta de todo ello con vistas al aporte vitamínico en épocas normales sin un estrés especial?

Vaya aquí nuestro consejo sobre este tema: si le proporcionas durante todo el año pienso germinado, algo de comida a base de huevo y, además, dispones de ellos, alimentos verdes, habrás hecho lo más importante. Por si acaso, se les debería dar asimismo una o dos veces por semana un preparado polivitamínico en la dosis recomendada por el fabricante.

En el período de preparación para la cría es aconsejable añadir un suplemento de vitamina E hasta la puesta del primer huevo. Finalmente, un consejo acerca del almacenamiento de las vitaminas:

Al almacenar preparados vitamínicos hay que tener en cuenta que se deben guardar en un sitio fresco y oscuro. Por otra parte, tampoco deben utilizar productos demasiado viejos. Las vitaminas liposolubles A, D y E. así como las vitaminas B1, B2, B6 y C pueden estropearse por influencia de la luz.

Por regla general, la fecha de caducidad en paquete se refiere a la duración de las vitaminas en el paquete cerrado. Por este motivo, NO se deben comprar las vitaminas en cantidades demasiado grandes.

Sustancias minerales

Según los últimos datos científicos, de entre la sustancias minerales, son vitales unos 20 elementos que deben ser ingeridos con el pienso (como componentes del mismo o como mezcla de minerales). Los minerales necesarios para la vida se dividen en elementos esenciales y oligoelementos.

Todavía no está del todo clara la necesidad vi tal de otros oligoelementos para los periquitos. Entre éstos se cuentan el wolframio (W), el cadmio (Cd) y el litio (Li).

Diversos elementos no esenciales pueden causar toxicosis. En la práctica, este riesgo se da principalmente con el cadmio (cantidades excesivas en la comida verde y en cereales procedentes de regiones con emisiones industriales) y con el plomo (cantidades excesivas en la comida verde y en los cereales a causa de las emisiones de tetraetilo de plomo en los gases de escape cuando los campos están junto a carreteras muy transitadas).

Las dosis de elementos esenciales que sobrepasan las necesidades también pueden causar depresiones en el rendimiento y trastornos metabólicos. El contenido de minerales en los piensos está influido, sobre todo, por los factores que enumeramos a continuación :

    Lugar donde crece el alimento (origen geológico del material de part >Aporte de minerales

Los comercios especializados ofrecen unas buenas mezclas de cal alimentaria, de manera que en lo que se refiere al suministro de minerales no pueden aparecer problemas. A veces hay que tener precaución con las piedras calcáreas, dado que algunas no tienen valor alimenticio y solo sirven para que el pájaro se pueda desgastar el pico.

Muchos criadores prefieren el jibión, que se debe poner en remojo antes de darlo a los periquitos, a fin de eliminar la sal que todavía pueda contener. A las sustancias minerales pertenece asimismo la arena, como componente importante en la alimentación de las granívoras.

Los pájaros granívoros necesitan estas pequeñas partículas de arena para poder moler los granos en la molleja. Un suplemento mineral ideal consiste en una mezcla de conchas trituradas y piedrecitas de diversa procedencia. El pájaro escoge lo que necesita.

El agua es un componente esencial del organismo animal. Las funciones del agua son muy diversas, prácticamente todos los procesos vitales requieren agua. Esta se utiliza para la resorción de los nutrientes y como medio de dilución y transporte de los mismos.

En muchas conversaciones entre criadores el tema del alimento a menudo ocupa un lugar importante, mientras que apenas se habla o no se habla nada de la bebida de los periquitos. A continuación vamos a explicarte la importancia del suministro de agua limpia y fresca, vital para el periquito, incluso como ave de zonas áridas.

Necesidades de agua de bebida e higiene del agua

Como ya hemos dicho, todo ser vivo, también el periquito, necesita líquido para poder mantener equilibrados sus procesos metabólicos. La ingestión de líquidos depende de numerosos factores, tales como la temperatura ambiental, la temperatura corporal, el alimento, la excreción, etc.

Durante el período de cría, hay una ingesta natural, y por lo tanto fisiológica, más fuerte de agua. Los padres, especialmente el macho, diluyen con el agua de bebida el pienso ingerido a fin de que los polluelos lo puedan asimilar mejor y así lo puedan digerir bien.

La ingesta de agua es especialmente elevada cuando solo se les da comida en grano, cuando se les añade comida germinada o pienso especial de crianza, necesitan algo menos de agua. Otro motivo para beber más cantidad de agua se da durante la estación cálida.

La ingesta de agua durante las enfermedades se diferencia de este comportamiento normal en el transcurso de la cría. Un periquito suele beber más, sobre todo si tiene fiebre y diarrea. En estos casos, la ingesta de agua se hace vital para el pájaro, ya que con el aumento de las excreciones conlleva necesariamente una pérdida de líquido en el cuerpo, por así decirlo, una “desecación” del cuerpo con consecuencias fatales, tales como espesamiento de la sangre, debilidad, colapso circulatorio, shock y muerte.

La carencia de agua también puede llevar a un estancamiento en el crecimiento, esto pueden sufrirlo los polluelos durante la primera semana después de haberlos separado de los padres. Si están sentados apáticamente, con el plumaje erizado y no tienen ganas de comer, ello puede señalar esta causa. Por esta razón es muy importante que los jóvenes recién independizados puedan acceder bien a los bebederos.

En la mayoría de los casos se les ofrece a los pájaros agua del grifo o de pozo, sea hervida o directamente de la cañería. En regiones donde el agua es de mala calidad también se les puede dar agua mineral.

En tal caso es importante utilizar agua sin gas o, si lo lleva, eliminarlo por completo antes de dársela a los periquitos removiendo o agitando el agua. Sea la que sea el agua que se les dé a los periquitos, la higiene del agua es lo único decisivo para el bienestar y la salud del pájaro.

El punto más importante para que la higiene del agua sea suficiente, es cambiarla cada día y limpiar al mismo tiempo a fondo el bebedero.

Numerosos criadores cambian el agua cada 2 días, o sea, en un ritmo de 48 horas. Si reflexionamos acerca de la gran cantidad de gérmenes que ya se hallan en el agua al cabo de 24 horas, no debemos extrañarnos de que a las 48 horas pueda haber un número de gérmenes que resulte peligroso y que pueda causar la enfermedad de algunos periquitos o, incluso, de todo el grupo. El agua que se halle más de 24 horas en el bebedero representa un riesgo de enfermedad y para la vida de los pájaros.

Suplementos al agua de bebida

Muchos criadores dan suplementos vitamínicos en forma de gotas o de polvos a través del agua de bebida. Siempre que estos suplementos cumplan su función y se administren siguiendo las instrucciones del fabricante, no hay nada que objetar a ello.

Pero cuando se dan las vitaminas en el agua de bebida, ésta se ha de cambiar al cabo de 24 horas o, mejor aún, antes, puesto que los preparados vitamínicos a veces contienen sustancias que favorecen un crecimiento bacteriano especialmente rápido.

Algunos criadores tienen la tendencia a dejar durante cierto tiempo en el bebedero el agua vitaminada, a fin de aprovechar mejor estos productos que. en parte, son bastante caros. Sin embargo, eso es muy peligroso y además una conclusión errónea. Por un lado hemos leído que las vitaminas pueden favorecer un rápido crecimiento bacteriano y. por otro, a las 24 horas las vitaminas ya han perdido sus efectos.

Si se añaden al agua desinfectantes como per- manganato potásico, etc., eso tampoco hace que podamos renunciar al cambio diario del agua, ya que estas sustancias solo tienen un efecto débil y únicamente son activas contra los gérmenes virulentos, pese a todo, estos medios se pueden utilizar para mejorar la higiene del agua, aunque yo recomendaría no añadirlos con regularidad. Debemos esforzarnos para que nuestros pájaros sufran la menor carga de sustancias químicas posible, ya que ignoramos qué efectos tendrán a la larga.

Pienso en grano

En los apartados precedentes se han descrito los componentes esenciales del pienso. Ahora llegamos a la alimentación propiamente dicha de los periquitos y nos ocuparemos de la cuestión de cómo podemos aportarles a los pájaros los nutrientes que necesitan.

Ante todo, debemos dejar claro que un periquito ha de alimentarse de la manera lo más variada posible, a largo plazo, solo con el pienso en grano corriente no está asegurado el éxito del mantenimiento ni el de la cría.

Por otro lado, tampoco debemos esperar milagros de la comida, aunque le demos el mejor pienso nunca podremos convertir un periquito de tamaño pequeño en un pájaro de concurso puntero.

Pienso básico

El periquito ha de disponer de una buena mezcla de éranos como alimento básico. Esta mezcla ha de contener, como mínimo, los siguientes componentes: alpiste, mijo del Upo “Plata”, mijo del Senegal, mijo del Japón, semillas de avena, negrillo y cañamones.

Estas variedades de cereales que ofrecemos al pájaro contienen proteínas, carbohidratos y lípidos o grasas, con el siguiente contenido calórico :

  • 1 gramo de pro teína contiene 4,10 cal
  • 1 gramo de carbohidrato contiene 3,75 cal
  • 1 gramo de grasa contiene 9,30 cal

Partiendo del contenido calórico cabría suponer que se pueden sustituir las proteínas (alpiste y semillas oleaginosas) por los carbohidratos (mijo), mucho más baratos.

Sin embargo, eso no es posible, dado que para la formación de su cuerpo el pájaro necesita imprescindiblemente proteínas, las cuales están formadas a partir de una serie de aminoácidos.

A su vez, estos aminoácidos llegan al cuerpo a través de las proteínas. Si el cuerpo no tiene la suficiente cantidad de aminoácidos, aparecerán, entre en la formación del plumaje y de los músculos. Los carbohidratos (almidón y azúcar) le aportan al cuerpo calor y energía.

En las variedades de pienso enumeradas aquí se ve que el contenido calórico y proteínico es mucho más elevado en las semillas oleaginosas que en el alpiste o en el mijo. Puesto que nuestros pájaros solo deben comer y comen cantidades limitadas de semillas oleaginosas, hay que regular el metabolismo proteínico con el alpiste que tiene un 36% más de proteínas que el mijo.

Sin embargo, hay que ver si el ave tiene suficiente alimento dándole durante todod el año una mezcla de alpiste y mijo. Además, también hay que tener en cuenta que los porcentajes y contenidos indicados representan valores medios, los cuales pueden oscilar de año en año según las condiciones de maduración, etc.

Como ya hemos dicho, el pájaro necesita, entre otras cosas, aminoácidos, o sea proteína para la formación de las plumas. Por este motivo durante la muda se les debe dar más variedades de cereales ricos en proteínas.

Eso rige también sobre todo para la época previa apareamiento. Si observamos la composición de un huevo (clara de huevo: 88% de agua, 11% de proteína y 1% de minerales, yema 50% de agua, 17% de proteínas y 33% de lípidos), se ve claramente que tanto antes como durante la incubación hay que dar una comida rica en proteínas.

El embrión consume los lípidos y las proteínas del huevo. Muy pocas grasas y proteínas pueden llevar a la muerte de los polluelos poco antes de la eclosión del huevo. Una vez nacidos, la hembra los alimenta con la “leche del buche”, segregada en su buche.

Solo una hembra con el metabolismo proteínico equilibrado puede criar polluelos de calidad y sanos. No obstante, hay que procurar no dar demasiadas semillas ricas en proteínas a nuestros periquitos, ya que éstas hacen que los padres fácilmente vuelvan a tener ganas de incubar.

Una composición adecuada para alimentar a los periquitos es:

  • 50% de alpiste
  • 12% de mijo del tipo “Plata”
  • 12% de mijo del Japón
  • 12% de mijo del Plata
  • 12% de mijo del Senegal
  • 1% de negrillo
  • 1% de cañamones

Para indicaciones más detalladas acerca de los componentes más importantes del pienso en grano, véase la literatura especializada.

Pienso germinado

La adición de pienso germinado es imprescindible para un criador de periquitos, sobre todo durante la crianza de los polluelos. A continuación entraré en detalle en las ventajas de un suplemento de comida germinada, así como en su composición y preparación, y también señalaré los problemas que conlleva la alimentación. Pero, ¿por qué hay que darles a los periquitos también comida germinada?

Los periquitos que viven en su hábitat natural disponen de semillas plenamente maduras únicamente en un breve período del año. En casi todo este tiempo, el periquito ingiere alimentos que se encuentran en pleno desarrollo, es decir, de gérmenes a granos semimaduros.

Al preparar comida germinada les ofrecemos a nuestros pájaros sustancias “germinadas’con lo que nos aproximamos bastante a su alimento en la naturaleza. Fuera del período de cría se le debería dar a cada ave aproximadamente 1 cucharadita cada día.

Dejar germinar las semillas hace que en los granos tenga lugar una transformación bioquímica, los componentes principales del pienso, tales como lípidos. proteínas y almidón, se descomponen para formar sustancias que se digieren con más facilidad (p. ej., el almidón se convierte en azúcar).

Además, en el proceso de germinado tiene lugar un aumento cuantitativo de algunas vitaminas del grupo B (sobre todo vitamina B). El germen mismo contiene grandes cantidades de vitamina E.

No debemos dejar de mencionar que a menudo se valora demasiado el darles a los pájaros semillas germinadas. El proceso de germinado produce fermentos que influyen favorablemente en la digestión.

Además, debido a la activación del metabolismo, favorece a los nutrientes para la respiración (sobre todo los carbohidratos). Las pérdidas de nutrientes que se originan por este proceso son de hasta el 25%.

La composición del pienso germinado difiere mucho en los distintos criadores. Algunos de ellos solo hacen germinar la avena pelada, otros una mezcla de avena y trigo.

Pero es prefrible una mezcla que se compone de hasta un 50% de avena pelada y un 50% de un buen pienso mixto. A esta mezcla le añado todavía un pequeño porcentaje de diversas simientes (habas de Katjang-Indjo. simiente de cardo y negrillo).

Preparación del pienso germinado: En los comercios se pueden encontrar los aparatos más diversos para preparar la comida germinada, y todos ellos trabajan con más o menos éxito. Yo preparo mi pienso germinado de la siguiente manera:

Primer día: la cantidad de comida necesaria se lava varias veces bajo agua corriente y a continuación se pone en un cubo, cubriéndola bien con amia.

Segundo día: al cabo de unas 24 horas se quitan todos los granos que flotan en la superficie y se tiran a la basura, si el pienso es bueno, hay pocas pérdidas. El pienso restante se vuelve a lavar varias veces bajo el chorro de agua hasta que ésta ya no presente coloración.

Seguidamente, meto el pienso en un colador o un tamiz colocado en la parte superior del cubo. Mientras tanto, éste contendrá la comida nueva que se ha vuelto a preparar. El agua que se evapora por abajo mantiene húmedo el pienso del colador.

Tercer día: al cabo de otras 24 horas se introduce el pienso del colador, sin volver a lavarlo, en una bandeja de germinación. Como “aparato de germinación” utilizo una bandeja de descongelación, de las que se hallan en los comercios para descongelar los alimentos congelados.

Esta bandeja, que consta de tres piezas, es excelente para hacer germinar el pienso. En la bandeja inferior se pone algo de agua para que al evaporarse mantenga ligeramente húmedo el pienso de la segunda bandeja, provista de agujeros. La tercera bandeja sirve para tapar el pienso.

Los orificios de las bandejas central y superior proporcionan una buena aireación del pienso durante el proceso de germinado.

Cuarto día: al cabo de 24 horas más el pienso habrá germinado, todas las semillas buenas tendrán gérmenes más o menos largos, éste es el momento de darlo a los periquitos. Hay que vigilar que no se haya formado moho y que el pienso huela a “fresco”.

La temperatura ambiente durante el proceso de germinación será de unos 20-22°. EL proceso de germinado se puede acelerar de forma considerable aumentando la temperatura. Hay que vigilar que la germinación no avance demasiado, ya que entonces el valor nutritivo del pienso disminuye rápidamente (aumento del contenido de fibra bruta).

Finalmente, no debemos dejar de mencionar que, sobre todo en los meses de verano, hay que procurar mantener los comederos para la comida germinada y el aparato de germinación escrupulosamente limpios, dado que los restos del pienso germinado tienden a enmohecerse o a agriarse con facilidad. Todavía hay tomar mayores precauciones si se mezcla la comida germinada húmeda con el pienso de crianza.

Pienso de crianza

Es preferible llamar al pienso de crianza pienso blando pienso proteínico. Como ya se ha dicho en otro lugar, el contenido proteínico del pienso en grano es relativamente bajo. Aunque los periquitos parezcan tener bastante con una pura mezcla de granos fuera del período de cría, antes de la puesta de los huevos y durante la crianza de los polluelos es muy importante darles además tu pienso rico en proteínas.

Durante este tiempo los periquitos silvestres de Australia también ingieren comida rica en proteínas, comiendo pequeñas cantidades de insectos. Pero nuestros grandes periquitos de exposición necesitan una cantidad correspondientemente mayor de pro teínas en su pienso, ya que los polluelos crecen, en el mismo tiempo, hasta tener una masa corporal mucho mayor que la de los pájaros silvestres.

Las opiniones de los criadores acerca de la composición del pienso de crianza difieren mucho. Por un lado, les dan pienso de crianza comercial, bien seco o bien grumoso y húmedo v, por otro, elaboran ellos mismos esta comida proteínica siguiendo “recetas secretas”. En el mercado hay mezclas de pienso de crianza que todavía se han de humedecer.

Eso puede hacerse conjugo de zanahorias, leche o agua. Otros fabricantes de pienso de crianza ofrecen comida “lista para tomar”. En el caso de este pienso húmedo hay que vigilar que el contenido de humedad no se haya introducido mediante semillas oleaginosas o grasas, pues de lo contrario existe el riesgo de que se vuelva rancio.

Por regla general, el pienso de crianza de los comercios tiene la suficiente cantidad de proteínas, cosa que se logra, entre otras, mezclándolo con huevo en polvo e insectos.

Los fabricantes que están convencidos de la calidad de su pienso, indican en el paquete el análisis del mismo, otras casas lo silencian, según dicen, por razones de la competencia. Para preparar nosotros mismos una comida de crianza utilizaremos como base panecillos, galleta o tostadas remojadas en leche o en agua.

Una vez remojada, esta masa se exprime y se provee de toda clase de ingredientes: así, por ejemplo, se le añade levadura, alimentos infantiles, harina de soja, germen de trigo, sustancias minerales, glucosa, insectos molidos, cáscaras de huevo trituradas y muchas cosas más, aunque en cantidades pequeñas.

A fin de aumentar todavía más el contenido de proteínas del pienso de crianza que se obtiene en los comercios o del que elaboramos nosotros mismos, también se puede añadir huevo duro.

En el momento de dárselo a los periquitos la consistencia de este pienso debe ser grumosa y húmeda. Se ve, pues, que no se ponen límites a la fantasía a la hora de preparar un pienso de crianza. En relación al suministro de pienso de crianza son de importancia dos cuestiones básicas:

  • el contenido proteínico debe ser lo más elevado posible,
  • los pájaros han de aceptar este pienso.

En mi criadero les doy, desde hace años, pienso de crianza comercial. Me he dado cuenta de que los periquitos prefieren un pienso claro a uno oscuro y uno húmedo a uno seco.

Sea cual sea el pienso por el que usted se decida, damos a continuación algunos consejos:

  • El pienso se debe comprar y darlo a los periquitos el menor tiempo posible después de la fecha de envasado.
  • Hay que tener precauciones con el pienso que se vende a granel, ya que aquí ya no se puede averiguar con exactitud la fecha de envasado.
  • La com >Pienso verde

Los criadores y aficionados sustentan las opiniones más diversas acerca de la alimentación con comida verde y de su valor. Según nuestra opinión es necesario darles también comida verde, además de la germinada y de los granos.

Como ejemplos citemos aquí: álsine, bolsa de pastor, armuelle, diente de león, milenrama, llantén, llantén mayor, acedera, hierba cana, artemisa, así como ortigas tiernas. También les gusta mucho comer avena semimadura y mijo semimaduro.

Hay que tener en cuenta que, en las regiones industrializadas, todas las variedades de pienso verde se han de lavar concienzudamente. Las hierbas pueden estar contaminadas, además de por los tratamientos con insecticidas o herbicidas, también por compuestos de azufre (la combustión del carbón y del petróleo produce S02), o incluso por gases de escape que contengan flúor.

También deseo advertir que no se les dé a los periquitos comida verde del ámbito de influencia de carreteras muy transitadas. Como ya se ha dicho, las emisiones de tetraetilo de plomo de los gases de escape pueden hacer que las hierbas contengan grandes cantidades de plomo, que puede intoxicar a los periquitos.

Si en las grandes ciudades no es posible conseguir las hierbas citadas arriba, se las puede sustituir por lechuga, endibias, rapónchigo, espinacas, acelgas, así como por las partes verdes de las zanahorias, por apio y por perejil. Además, también les gustan mucho las zanahorias y las manzanas.

Según AECKERLEIN (1986), los piensos verdes solo se diferencian poco en su composición. Es típico el alto contenido de agua (aproximadamente un 85%) y la baja concentración de nutrientes (proteínas 1-4%, grasas, menos del 1% y carbohidratos 2-3%). Según este mismo autor, el verdadero valor de los forrajes estriba en su riqueza en sustancias esenciales (vitaminas. minerales, etc.) y en las propiedades dietéticas debidas a la fibra bruta.

A fin de satisfacer su instinto de roer, todos los periquitos necesitan ramas (sauce, arce, roble, aliso, álamo, serbal, saúco, etc.). También les gusta roer ramas de frutales, pero hay que vigilar estrictamente que no hayan sido tratadas con plaguicidas.

Al darles a los periquitos ramas se consigue, junto a la satisfacción de su afán de roer, aportarles también la necesaria celulosa, la cual forma parte asimismo de su alimentación, así como sustancias tales como proteínas, oligelementos y componentes orgánicos.

Nunca se les debe dar a los periquitos la comida verde por la noche. El pienso verde no aporta una nutrición integral debido a que posee una escasa concentración de sustancias nutritivas y al hecho de que las del interior del núcleo celular están rodeadas por una membrana celular resistente (fibra).

La importancia de la comida verde estriba exclusivamente en su contenido en vitaminas y oligoelementos así como en una estimulación de la actividad intestinal. Si por la noche se les da a los peo quitos gran cantidad de pienso verde, los padres llenan los buches de las crías, cosa que se puede observar a través de su piel.

Pero ello significa que el contenido del buche se compone en gran parte, y en lo que respecta al valen nutritivo, de pienso de escaso valor, de modo que los polluelos no han ingerido alimento suficiente para pasar la noche.

Comederos y bebederos

Los comederos y bebederos de las jaulas y aviarios deben ser del mismo tipo, forma y la maño, a fin de poderlos intercambiar. Sobre todo, han de estar exentos de rendijas y grietas y se han de poder limpiar y desinfectar con la facilidad y a conciencia.

Los comederos y bebederos han de pesar lo suficiente para que los pájaros no puedan moverlos o volcarlos. La comida en grano es preferible ponerla en recipientes llanos de gran superficie, dado que de lo contrario se corre el riesgo de que la comida aún no ingerida se cubra de cascarillas.

Este riesgo existe, sobre todo, cuando se utilizan comederos automáticos. En ellos, la salida se puede taponar rápidamente con cascarilla y restos de pienso, de manera que el pájaro va no puede ingerir suficiente alimento. Eso puede conducir a que el animalito muera de hambre frente a un comedero “lleno”.

Por el contrario, en las zonas de vuelo los comederos automáticos han demostrado su valía. En esos lugares, los granos se le ofrecen al periquito en una gran superficie. Las cascarillas son “aventadas” del comedero cuando los pájaros acuden volando. También tiene sentido ofrecer la comida en grano sobre una mesa-comedero.

Para darles minerales, etc., son adecuados los pequeños “comederos de golosinas”, que también se emplean para el agua de bebida en la jaula de concurso o exposición. Para sujetar los jibiones los comercios ofrecen unos soportes especiales.

Para el agua de bebida han demostrado ser excelentes los bebederos automáticos o los fiascos. Gracias a su abertura relativamente pequeña evitan que el agua se contamine debido a suciedad o excrementos. Además, no existe el peligro de que los polluelos recién salidos del nido se ahoguen en un recipiente demasiado grande.

Los bebederos de material opaco enlentecen b formación de algas. Además, en tales recipientes los suplementos vitamínicos añadidos a. agua no se descomponen tan deprisa, ya que la acción destructiva de la luz está disminuida Por supuesto que también el agua de los bebederos automáticos se ha de cambiar cada día.

Por razones higiénicas es importante, que los periquitos entren en contacto lo menos posible con sus excrementos. Por eso. tanto los comederos como los bebederos no se deben colocar debajo de los aseladeros o perchas, para que no caigan excrementos en su interior.

Almacenamiento del pienso

El pienso, tanto los granos como el pienso de crianza, se ha de almacenar en un sitio lo más fresco y seco posible para que no se formen mohos a causa de la humedad y del calor. Por otra parte, si el pienso está almacenado en un lugar húmedo y cálido es muy grande el peligro de que sea atacado por ácaros.

A fin de evitar que en el almacenamiento se formen toxinas muchos criadores añaden un preparado a base de ácido propiónico. Si se hace, hay que tener en cuenta la dosis recomendada por el fabricante. El pienso en grano se puede guardar tanto en sacos como en recipientes con buena ventilación.

¿Quieres saber más sobre periquitos?

En Curio Sfera .com esperamos que te haya gustado este post titulado Qué comen los periquitos. Si deseas ver más artículos educativos parecidos o descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de periquitos. o la de todas las aves exóticas.

Si lo prefieres pregunta tus dudas al buscador de nuestra web. Si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus familiares o amistades y en las redes sociales. 🙂

Pin
Send
Share
Send
Send