Animales

Galletas caseras para perros: 4 recetas para hacer chuches sanas

Pin
Send
Share
Send
Send


Cada vez más personas deciden alimentar a sus mascotas de forma natural, ya que así consiguen más nutrientes que con los piensos convencionales. ¿Tú también quieres aprender a preparar alimentos caseros para perros? ¡Únete!

En este artículo de Wakyma te vamos a dar útiles consejos de nutrición canina, además de enseñarte unas cuantas recetas que harán que tu perro crezca sano y fuerte, ¡y además le encantarán!

Cómo preparar alimentos caseros para perros

A la hora de preparar comida casera para perros, conviene tener en cuenta unas cuantas variables con el fin de que sea lo más sana y nutritiva posible:

  • Asegúrate de que los ingredientes van bien molidos: la verdura, la carne… De esta manera, será mucho más fácil digerirlos.
  • Ten en cuenta que no todo vale, hay algunos alimentos que son malos para los perros, incluso tóxicos. Por ejemplo, el chocolate, la patata cruda, la cebolla y el ajo, las uvas y pasas, las ciruelas… Si quieres más información sobre qué alimentos son malos para tu perro, echa un vistazo a nuestro artículo sobre alimentos tóxicos para perros.
  • Intenta que la alimentación que le des a tu perro sea variada y equilibrada. Nuestros artículos sobre la dieta BARF para perros te pueden ayudar a determinar las proporciones de alimento más adecuadas para tu mascota, ¡échales un vistazo!
  • Si tu perro está acostumbrado a los piensos comerciales, no cambies de golpe su dieta. Ve introduciendo la nueva comida mezclada con el pienso, poco a poco hasta descartar el pienso seco por completo. Si lo haces de golpe, seguro que sufrirá vómitos y diarrea, su organismo necesita adecuarse lentamente a los cambios.
  • Utiliza productos de buena calidad.
  • A la hora de darle arroz, el integral aporta más nutrientes que el blanco.
  • No abuses de productos que puedan causar flatulencias a tu perro, como el brócoli o la coliflor.
  • Pide asesoramiento a tu veterinario antes de preparar alimentos caseros para perros.

Galletas para perros caseras: ricas, sanas y baratas

Las galletas para perros caseras permiten elegir los ingredientes y evitar aditivos que sí contienen los snacks comerciales

Las galletas para el perro preparadas en casa pueden resultar un sabroso premio comestible para el animal. Además, puesto que es posible controlar los ingredientes utilizados en cada receta, es un modo saludable de recompensar a un can alérgico o con problemas gástricos e, incluso, de ofrecer una nutritiva compensación a un animal que precise cuidados especiales en la comida. A la vez, se evita que el perro ingiera aditivos y conservantes poco recomendables, que sí contienen algunos snacks caninos comerciales.

Cocinar galletas caseras para el can es sencillo y barato. Las recetas no son muy diferentes de las empleadas para elaborar galletas para el resto de la familia. Los únicos requisitos pasan por eliminar el azúcar y elegir los ingredientes adecuados para el perro, como se indica en las siguientes recetas.

5 recetas de comida natural y casera para perros:

Arroz con verduras

Tanto los cereales como los vegetales son excelentes alimentos caseros para perros. Para preparar esta nutritiva y deliciosa receta de arroz con verduras para tu perro necesitas:

  • 2 tazas de arroz integral.
  • 500g de pollo picado o pavo
  • 2 zanahorias
  • 1 taza de brócoli
  • 1 taza de espinacas
  • 2 patatas
  • 4 tazas de agua o caldo de pollo

  1. Lava bien todos los vegetales y córtalos en trozos pequeños.
  2. Hierve el agua o caldo y cuécelos durante 30 – 40 minutos, hasta que esté todo blandito.
  3. Por otro lado, hierve el arroz.
  4. Mézclalo todo. Si lo deseas, puedes pasar las verduras por la trituradora para que quede aún más pequeño, o hacerlo puré.

¡Ya está listo! ¿Has visto qué fácil? Además, barato y rico. ¡Ah! Recuerda NO añadir sal a la comida de tu perro.

Rollo de atún

El pescado también es un alimento natural maravilloso para nuestras mascotas. Sin embargo, procura no abusar del pescado azul en su dieta, es bueno para consumo ocasional. Puedes variar con pescados blancos, como la merluza.

Para preparar este rollo de atún casero para perros necesitas:

  • 1 lata de atún en agua
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 1 rama de apio
  • 1 zanahoria grande
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • 4 cucharadas de queso cottage

  • Tritura todos los ingredientes hasta conseguir una pasta moldeable.
  • Añade el zumo de limón y mezcla bien.
  • Haz un rollo o salchicha con ello.

¡Listo! Ya sólo falta ir cortando porciones según lo necesites. Ah, ¡cuidado con el queso! Es bueno en pequeñas porciones, pero no abuses o podría sentarle mal. Atiende bien a tu perro cuando haya comido queso, algunos perros son intolerantes a la lactosa y les puede producir diarrea.

Pastel de carne

¡Qué sería de los perros sin la carne! Las carnes son la base de la comida natural para perros, y no pueden faltar en su alimentación. ¡Son animales carnívoros!

Estos son los ingredientes del pastel de carne casero para perros:

  • 2 tazas de arroz integral para perros.
  • 3 tazas de agua
  • 2 patatas ralladas
  • 4 zanahorias ralladas
  • 2 palitos de apio picado
  • 2,5 Kg de pollo picada
  • 8 huevos
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 taza de copos de avena

Y lo preparamos así:

  • Cuece el arroz y deja que se enfríe.
  • En un bol echa las verduras y los huevos y mézclalos bien.
  • Añade el aceite de oliva, los copos de avena y el arroz.
  • Extiende la mezcla sobre una bandeja de horno y hornéalo durante 30 – 40 minutos a 200ºC.
  • Deja que se enfríe y ya estará listo para cortar por porciones según te convenga.

Este alimento casero para perros es natural, completo, nutritivo ¡y delicioso!

Pollo deshidratado

La carne de pollo es una de las mejores para dar a los perros. Con esta receta prepararás deliciosas barras de pollo perfectas para dar como premio a tu mejor amigo peludo. Y sólo necesitas un ingrediente, pechugas de pollo sin piel.

  • Elimina el exceso de grasa de las pechugas, si lo hubiera.
  • Córtalas en tiras largas, como de 2 cm de grosor.
  • Hornea las tiras de pollo a 200ºC durante unos 30 minutos, hasta que estén duras y secas.
  • Deja enfriar.

Puedes guardar las tiras de pollo en una tartera hermética e ir dándoselos a tu perro poco a poco. ¡Son una gran recompensa!

Y de postre… ¡helado de plátano! Apto para perros, claro…

Para este delicioso postre natural para perros necesitas:

  • Mantequilla de cacahuete, 2 – 3 cucharadas.
  • 3 plátanos maduros.

  • Tritura los plátanos y mézclalos con la mantequilla de cacahuete hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Divídelo en porciones en vasos de plástico o envases de yogur.
  • Congélalo.

¿Sabías que a los perros les encanta el plátano? ¡Y la mantequilla de cacahuete también! Es un alimento casero para perros nutritivo, delicioso ¡y divertido! Como está congelado, comérselo a lametones será un juego.

Ten en cuenta que puedes preparar mucha cantidad de estos alimentos caseros para perros y congelarlos por raciones. ¡Así siempre estará fresco y tu perro se lo comerá como recién hecho!

1. Receta de galletas para perros de cereales

Una de las opciones más saludables, simples y económicas es esta receta de galletas caninas de cereales. Para obtener unas 40 pastas caseras (el número dependerá del tamaño de la galleta), se necesitan dos tazas de harina integral (o blanca, en caso de intolerancia), 100 gramos de copos de avena (o salvado), 50 gramos de mantequilla, extracto de vainilla y la ralladura de un limón. La receta se puede complementar, en el caso de perros no alérgicos, con un puñado de nueces peladas.

La elaboración es sencilla. Hay que mezclar todos los ingredientes, con ayuda de una cuchara de palo, y amasar hasta lograr una masa homogénea. La idea es dividir la mezcla obtenida en cinco partes y separar cuatro de ellas en bolsas para conservar en el congelador para otro momento.

Con las manos, se da forma de galleta a las pequeñas fracciones de la masa que se han reservado. Para acabar, se puede utilizar un molde con forma de perrito, hueso o corazón. Hay que precalentar el horno a 200 ºC y, sin engrasar, colocar las pastas en la bandeja, apoyadas sobre papel vegetal. Estarán listas en unos diez o doce minutos, cuando la superficie se haya dorado débilmente, aunque se deben dejar enfriar antes de ofrecérselas al can.

En cuanto a la cantidad, no conviene dar al perro en exceso, puesto que son un premio y no una sustitución de su alimentación habitual. Cuando se quiera hornear más galletas, bastará con extraer otra fracción de pasta y dejar que se descongele antes de moldear y hornear.

2. Receta de galletas para perros con carne, ¡muy sencillas!

Las sobras de guisos son una buena base para preparar galletas caseras para perros

Las sobras de platos o guisos con carne son una base fantástica para elaborar estas sabrosas galletas caseras para el can. Los ingredientes adicionales necesarios son sencillos y económicos: unos 200 gramos de harina integral (o blanca), un huevo, una pizca de sal (en caso de que el guiso carezca de ella) y media taza de agua caliente.

Todos los ingredientes se mezclan en un recipiente profundo, con agua caliente, hasta que quede una masa manejable. Se precalienta el horno a unos 180 ºC y, mientras, se elaboran unas bolas con las manos, se aplastan con un rodillo de madera (como los usados para hacer pizza) y se moldean con la forma deseada. Como en la receta anterior, se introduce la masa de las galletas en el horno y se deja hornear unos 15 o 20 minutos (dependerá del grosor). Hay que vigilar que no se quemen.

  • Si además de con perro, vive con felinos, hay ricas recetas caseras para gatos con carne.

3. Galletas caseras para perros en el microondas

El microondas permite cocinar unos deliciosos snacks para el can en casa, de un modo rápido, barato y saludable. Como ingredientes, son suficientes 100 gramos de harina integral (o normal), 100 gramos de copos de avena, unos 200 gramos de pollo o filete de ternera (valen sobras de otros platos o guisos, siempre que no contengan huesos ni exceso de grasa) y un huevo.

Se bate el huevo, se añade la carne, se mezcla con una cuchara de madera y se agregan el resto de los ingredientes -avena y harina- sin dejar de remover, con el fin de evitar que queden grumos. Hay que moldear como en las recetas anteriores e introducirlas en el microondas, dentro de un recipiente adecuado. Para que queden más jugosas, y evitar que pierdan demasiada humedad, es conveniente introducirlas tapadas. Con la potencia máxima, se dejan cocer unos cinco o seis minutos y, en caso de ser necesario, se prolonga el tiempo de cocción.

4. Deliciosos snacks de pollo para perros

Estas galletas caseras de pollo son un sabroso premio comestible para el perro, además de unos sencillos y baratos aperitivos con los que recompensar al peludo amigo. Los ingredientes que se necesitan para la masa son los siguientes: 100 gramos de harina, 50 mililitros de aceite de oliva, una taza de copos de avena (se puede mezclar con una cucharada de levadura de cerveza, si se desea), extracto de vainilla y un huevo batido. Se incluyen también unos 200 gramos de pollo troceado, sin hueso ni piel.

Como en la receta anterior, se mezcla en huevo, se añaden los cereales y la harina y se bate hasta obtener una masa homogénea. Se agregan el resto de ingredientes, incluido el pollo en pedazos pequeños (de pocos centímetros). Se moldea, primero con las manos y después, para aplanar la masa, con un rodillo. Solo queda meterlas durante unos 15 minutos en el horno, precalentado a 180 ºC, hasta quedar doradas.

Galletas para perros caseras: trucos

Cocinar en casa los premios comestibles para el perro es un modo de controlar sus ingredientes: hay que prescindir de aquellos a los que el can sea alérgico o intolerante.

Para prevenir reacciones alérgicas, al introducir un nuevo ingrediente, es preferible hacerlo en cantidades pequeñas.

El chocolate, las uvas pasas, la cebolla y el aguacate figuran entre los alimentos prohibidos para el can, por lo que nunca deben añadirse a las recetas caseras. Además, "la carne de cerdo cruda es tóxica para el perro", se señala en el libro 'Galletas para perros, ¡caseras!' (NGV, 2012). Ante la duda, el veterinario o nutricionista canino puede asesorar en cada caso.

Para conservar las galletas, pueden introducirse en un táper dentro del frigorífico. Otra opción es utilizar bolsas de algodón o una lata cerrada. En función de los ingredientes que contengan, durarán unas dos o tres semanas de este modo. Antes de ofrecérselas al perro, conviene sacarlas de la nevera con al menos diez minutos de antelación.

Hacer una cantidad sobrante de masa casera de galletas para el can es una manera de tenerla siempre disponible: puede conservarse en el congelador, en bolsas separadas, igual que el resto de alimentos de la familia. En cualquier caso, si se forma moho, hay que tirarlas, incluidas las que no estén afectadas.

Libros de recetas y locales de repostería canina

Las librerías son un buen lugar donde experimentar con nuevas recetas de galletas caseras para el perro.

El manual 'Galletas para perros', de NGV, es un buen punto de partida.

Para quienes se defiendan con la lengua inglesa está 'Gourmet Dog Biscuits' ('Galletas gourmet para perros')de Bristol Publishing Enterprises.

Algunos establecimientos se han especializado en pasteles para canes. Es el caso de Miguitas, en Madrid, un local dedicado a la "repostería perruna" con ingredientes naturales.

Alimentación para el perro cocinada en casa

Comer rápido no tiene por qué ser sinónimo de comer mal. Esta premisa de la nutrición no solo es válida para las personas, sino también para los perros. "La dieta casera, si es equilibrada, puede servir para alimentar a un can de igual forma que lo hace la comida comercial", asegura Ignacio Arija, profesor de Nutrición Animal en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid. En esa proporción está precisamente la clave para preparar una receta nutritiva y económica para el perro en casa.

Y no solo se puede cocinar para el perro: también existen ricas recetas de comida casera para gatos. En cualquier caso, cuando las recetas caseras no se utilizan como complemento (o premio esporádico), sino como dieta habitual del animal, es esencial que cuenten con la supervisión y el visto bueno del veterinario o nutricionista canino. "En estos casos, un especialista debe diseñar la dieta casera del perro", añade Arija. Es habitual que este prescriba complementos nutritivos comerciales, de vitaminas y minerales, para acompañar los platos elaborados para el can.

Echar mano de la calculadora tampoco es suficiente. Es decir, no es válido utilizar una dieta diseñada para un perro concreto y multiplicar (o dividir) en función de los kilos de otro animal. La razón es que "cada can tiene unas necesidades nutricionales concretas, que no solo tienen que ver con su envergadura", explica el veterinario.

La comida casera equilibrada, supervisada por el veterinario, puede sustituir a la comercial y permite escoger sus ingredientes

Por otro lado, los alimentos para el perro cocinados en casa tienen otras ventajas relevantes con respecto a los comerciales: se puede elegir la calidad y la cantidad de los ingredientes que se añaden a las recetas. Además, "suelen contener concentraciones más bajas de proteínas y sales y, por lo tanto, más cercanas a los requerimientos reales del animal", señala Donald R. Strombeck en el libro 'Dietas caseras para perros y gatos. La alternativa saludable' (Blackwell Publishing, 1999), considerado una de las biblias de la nutrición casera de animales.

La pauta para cocinar platos para el can es evitar el azúcar y los alimentos prohibidos para el perro (como el chocolate, cebolla, uvas, pasas, aguacate). A partir de estas premisas, preparar platos rápidos para el animal en casa no es complicado. Hay que recordar, eso sí, que estos platos han de ser esporádicos. El can ha de recibirlos como recompensa y, si se pretende incluirlos en la dieta habitual, hay que contar con el visto bueno del veterinario.

Las cinco recetas explicadas a continuación contienen ingredientes empleados de forma habitual por el resto de la familia y su elaboración no supera los 15 minutos.

1. Pollo con arroz para el perro: 14 minutos

El arroz blanco de la familia es un alimento de calidad, base de numerosas recetas caseras para el perro

El arroz y el pollo constituyen los ingredientes básicos para iniciarse en las recetas caseras para el perro, saludables y económicas. "Se puede usar arroz blanco, como el que consumen las personas de forma habitual, ya que es un alimento de buena calidad", explica Arija. El arroz integral, que contiene más fibra, es otra opción para preparar este plato para el can, "pero sin abusar", advierte el veterinario, ya que un exceso de fibra puede generarle diarreas.

El proceso de elaboración es el siguiente. Se cocina el arroz, de la forma habitual o un poco más pasado, si se desea, "para facilitar el acceso de las enzimas del aparato digestivo del perro al almidón de los granos", apunta el veterinario. El tiempo de cocción ronda los 15 minutos.

Mientras se hace el arroz, se puede preparar el pollo. "Lo idóneo es que sean partes nobles, magras del animal, es decir, que no sean restos ni contengan huesos", añade el nutricionista. La opción más saludable es decantarse por unas pechugas. Para cocinarlas hay varias posibilidades: bien cocerlas en agua hirviendo o a la plancha. Una vez cocinadas se añaden al arroz y ya está listo el primer plato barato, rápido y saludable para el can.

2. Puré de verduras para el can: 15 minutos

Los perros son animales que, como las personas, pueden alimentarse con carne y con platos vegetarianos. "Una dieta vegetariana no tiene por qué causar deficiencias nutricionales en el can, siempre que esta sea equilibrada", señala Donald R. Strombeck en su manual.

Una posibilidad sencilla es cocinar un puré de lentejas, que se podrá mezclar después con el arroz. Si para cocinar las legumbres se tienen la noche anterior a remojo y se usa una olla rápida, el tiempo de elaboración no supera los 15 minutos.

Strombeck recomienda utilizar tofu (una cuajada de leche de soja, que contiene proteínas de gran calidad) para completar los platos sin carne, cuando la intención es convertir estas recetas en parte de la dieta habitual del perro. Sin embargo, el tofu puede elevar el precio del plato. Y es posible prescindir de él cuando la dieta vegetariana no sea la única que ingiere el can. En este caso, los platos de verduras suelen ser, además de una opción nutritiva para el animal, más económicos para el monedero.

3. Bocaditos de atún para el can: 12 minutos

Rápidos y sabrosos. La elaboración de estas delicias de pescado para el perro admite varias posibilidades. Tal vez la más sencilla -a la vez que rápida- sea optar por los caprichos de atún.

La elaboración es la siguiente. Se aplasta el contenido de un par de latas de atún (mejor, bajo en sal y sin aceite). Se añade un huevo batido y medio vaso de agua caliente, para hacer masa. Se mueve la mezcla con ayuda de un tenedor. Una vez que tiene consistencia homogénea, se introducen los caprichos en el horno (unos diez minutos) o en el microondas, se dejan enfriar ligeramente y ¡voilà! están listos para hacer las delicias del peludo amigo.

4. Huevos revueltos con "algo": 9 minutos

Unos huevos rotos o fritos (con poco aceite) y mezclados en la plancha con "algo", como propone el experto en alimentación canina Carlos Gutiérrez en su blog Nutricionista de perros, son un rapido y económico plato con el que premiar a un can.

Unas judías verdes (hervidas o que hayan sobrado de la comida), un poco de pasta cocinada (lo mismo) o unos trozos de jamón (sin grasa ni huesos) acompañan a la perfección a esta sencilla receta para el perro, que no lleva más de nueve minutos de preparación. Solo un requisito: es importante no añadir sal, sobre todo en caso de agregar ingredientes animales a los huevos.

5. Macarrones para el perro: 13 minutos

Un sencillo plato de pasta puede convertirse en una nutritiva y barata propuesta casera para el can. La masa elegida deber ser corta: macarrones o similares (y no alargados, tipo espagueti), para que el la pueda masticar sin dificultad. Si se hierve el agua en un calentador específico (que acelera la ebullición), la pasta puede estar lista en unos 13 minutos.

Unos huevos estrellados o cocinados en forma de tortilla (con poco aceite) serán un complemento perfecto de estos macarrones. La elaboración del plato se puede completar con un par de pechugas de pollo e, incluso, con una lata de sardinas, mejor si son naturales.

Diez consejos para cocinar para el perro

1. La cocina casera es una opción para alimentar al perro, pero solo puede sustituir a las comidas comerciales (pienso y latas) cuando se elabora una dieta equilibrada, que cuente con la supervisión del veterinario o nutricionista canino.

2. Cada perro tiene unas necesidades nutritivas distintas, que no solo dependen de su peso. Por ello, no es válido obtener una dieta casera base y recalcular las cantidades necesarias en función de los kilos del can.

3. Los platos caseros permiten cocinar sin peligro para perros alérgicos o con requerimientos nutricionales especiales. Pero siempre con el visto bueno del veterinario.

4. La mayoría de las recetas caseras para el can no sirven como dieta exclusiva: en estos casos, los suplementos nutritivos comerciales -en especial los de vitamina B12, en dietas vegetarianas- son esenciales y debe prescribirlos el médico.

5. Las dietas comerciales de alta gama se elaboran con cuidado. Sus nutrientes y componentes están equilibrados para cubrir las necesidades alimentarias del perro. Para lograr lo mismo con una dieta casera, esta debe diseñarse con esmero por un nutricionista canino.

6. Los platos cocinados para el perro no deben contener un número excesivo de ingredientes: el sistema digestivo de un can no es igual que el humano. Cuatro o cinco son suficientes.

7. Los perros no admiten cambios frecuentes en la alimentación, como sí aceptamos las personas. Esto explica la importancia de elaborar una dieta sana y equilibrada, con supervisión veterinaria.

8. Para diseñar una dieta casera para el can, es esencial conocer sus necesidades alimentarias: tanto el número de calorías diarias que precisa, como la cantidad de vitaminas y otros nutrientes esenciales.

9. Hay ciertos alimentos prohibidos para el perro, que son tóxicos incluso en pequeñas cantidades. El chocolate, la cebolla, el ajo, las pasas, las uvas y el aguacate figuran entre ellos. También se debe evitar la sal y el azúcar, así como eludir la carne de cerdo cruda.

10. Las alergias alimentarias en el can no son extrañas. Cuando se diagnostican, es esencial eliminar los componentes que las producen. Y para prevenir peligros, es esencial incorporar los nuevos ingredientes de la dieta casera del perro de forma paulatina, en pequeñas cantidades.

Helado Para Perros de Platano

Para terminar con un postre, un helado casero para perros.

  • 4 yogures naturales.
  • 2 cucharadas de mantequilla de maní.
  • 3 plátanos maduros, pelados y triturados.
  1. Mezclar todos los ingredientes hasta hacerlos un puré.
  2. Rellenar la mezcla en tazas de plástico.
  3. Introducir las tazas en el congelador hasta que la mezcla este congelada.
  4. Una vez congelada se puede sacar y servirla a tu perro.

El resto de tazas de helado se pueden conservar en el congelador durante 2 semanas y ir sacándolas poco a poco.

Carne con arroz y verduras

  1. Cocina el arroz en agua
  2. Lava y pica finamente todos los vegetales
  3. Corta en dados pequeños toda la carne, corazón y chinchulín. Sellarlas en una sartén bien caliente.
  4. Mezcla el arroz con la avena, el salvado y los vegetales.
  5. Por último, agrégale la carne coc >
  1. Lava la quinoa, escúrrela y pon a cocinar en agua, junto con la batata o camote, cortado en dados pequeños.
  2. Corta en dados pequeños la pechuga y sellarla en una sartén. Como método alternativo, la puedes cocer en agua y desmenuzar.
  3. Haz un puré con el aguacate y la banana, agrégale unas gotas de zumo de limón. Añade el queso ricota desmenuzado.
  4. Mezcla el camote y quinoa con el pollo.
  5. Por último, añade del puré de aguacate, banana y ricota y está listo para servir.

Tortilla de arroz y legumbres

  1. Deja en remojo la lenteja, mejor si lo haces la noche anterior.
  2. Cocina la lenteja y el arroz, por separado, en suficiente agua.
  3. Pica finamente las zanahorias, calabacín y pimientos.
  4. Desmenuza el queso ricota y mezclalo con los vegetales y el salvado de trigo.
  5. Una vez coc >
  1. Cocina el arroz, en agua, junto con el aceite de coco.
  2. Corta en pedazos pequeños el pavo, sellarlo en una sartén o, cuécelo en agua.
  3. Cocina las arvejas en agua y reserva.
  4. Pica el pimiento y el mango, en trozos pequeños o tritúralos.
  5. Mezcla el arroz, las arvejas y la avena. Agrega el mango con el pimiento y, por último, agrega el pavo.

Lomo de cerdo frutado

  1. Corta el lomo de cerdo en dados pequeños, y séllalos en una sartén bien caliente.
  2. Lava y cocina la quinoa, hasta que absorba toda el agua.
  3. En una olla aparte, cocina la lenteja. Recuerda dejarla en remojo desde la noche anterior para cocinarla.
  4. Pica el mango y prepara un puré con el aguacate y la banana. Añade los arándanos y el mango.
  5. Mezcla la quinoa, la lenteja y la avena, agrega el puré de fruta y la carne de cerdo. Esta listo para servir.

Cuidados para una dieta natural para perros

Cuando alimentamos a nuestros perros con comida casera, son varias las cuestiones que debemos considerar para no cometer errores y, más aún, evitar abandonar esta nueva forma de alimentación. Desde la selección de ingredientes frescos y apropiados, hasta una correcta limpieza dental, son algunos de los temas que ponemos a tu consideración.

Antes de empezar una Dieta Natural para Perros

Los perros, como con cualquier ser vivo, tienen diferentes necesidades nutricionales durante las diferentes etapas de su desarrollo. Para esto, debemos tomar en consideración los siguientes aspectos:

  • Su peso
  • Cantidad de actividad física (si es activo o sedentario)
  • Su etapa de desarrollo (cachorro, adulto o anciano)
  • En el caso de las hembras, si esta preñada o en lactancia
  • La salud de nuestra mascota. Si tiene alguna condición que implica una dieta especial, como sobrepeso, diabetes, alergias o cáncer.

Cada perro es diferente, lo que funciona para uno, podría no resultar para otro. Coordina con tu veterinario una evaluación inicial, te ayudará a definir un plan alimenticio y, en caso de requerirlo, te podrá recomendar un nutricionista de perros para elaborar una dieta personalizada.

Tu compromiso y constancia es lo más importante. Preparar comida natural para nuestros perros es una tarea sencilla si así nos lo proponemos. Planifica y prepara una cantidad suficiente para la semana, congela porciones de respaldo, y aliméntalo en una frecuencia que sea cómoda para ti (entre 1 y dos veces al día es más que suficiente). Si quieres conocer cuales son los alimentos que pueden comer los perros, no olvides darle clic a este enlace.

Aquí encontrarás recetas muy fáciles de preparar, deliciosas y con el equilibrio ideal de nutrientes, que tu perro disfrutará desde el primer bocado. Si quieres saber cuantas calorías diarias necesita tu mascota, utiliza mi calculadora nutricional para perros.

Pienso versus Comida para Perros Casera

Hay una creciente tendencia que cree que el pienso no es saludable, poco digerible y, a la larga, perjudicial para nuestras mascotas. Existe un sinnúmero de opciones disponibles en el mercado, en promedio, alrededor de un 60% corresponden a marcas de calidad media a mala, con ingredientes de mala calidad y con una base en granos como el maíz y la soja.

Por su lado, existen marcas premium de muy buena calidad, que ofrecen una alimentación equilibrada, pero su alto costo puede ser restrictivo para algunos de nosotros. Para identificar un pienso de buena calidad, lee la información nutricional y los ingredientes. Una marca top te indicará el tipo de carne utilizado en su receta, más una de calidad media o baja lo mencionara de forma genérica.

La principal ventaja que nos da un pienso es la comodidad. Al ser un alimento seco, no necesita mayores cuidados en su almacenamiento. La calidad del pienso está ligada a la calidad de sus ingredientes. Alimentos secos muy grasosos o, con descripciones genéricas de sus ingredientes, son algunas señales de pienso de mala calidad.

Por su lado, al nosotros cocinar comida casera para nuestros perros, está en nuestras manos asegurar su calidad, al elegir los ingredientes. Los problemas principales del alimento casero y una dieta natural, son:

  • Una mala formulación. Que no esté correctamente balanceada.
  • Ingredientes de mala calidad. Productos dañados o de proveedores de dudosa reputación, solo para generar ahorro.
  • Incorrecto almacenamiento y manipulación. Una de las principales causantes de contaminación e intoxicación de perros y humanos.

No importa si decides por una alimentación natural para tu perro o quedarte con el pienso, siempre ten presente que debe primar la calidad. Apóyate en tu veterinario de confianza, como especialista es la persona indicada para ayudarte a controlar y monitorear, cualquiera que sea la dieta que decidas darle a tu perrito.

Alimento Natural para Perros

Los perros son considerados carnívoros no estrictos, es decir, aunque tiene todas las características de un animal carnívoro, su sistema digestivo está adaptado para procesar alimento de origen no animal. Eso si, la base de su dieta debe ser la carne, nunca al revés.

Cuando hablamos de una dieta natural para nuestros perros, nos referimos a todas esas recetas que incluyen productos frescos, de fácil digestibilidad y que no contengan preservantes ni productos químicos añadidos.

La cantidad de alimentos saludables para perros son abismales, desde todo tipo de carnes, hasta frutas y vegetales repletos de vitaminas y nutrientes. Otros tantos, si son consumidos en exceso, pueden causar efectos negativos, pero, hay otros alimentos que son peligrosos y que debemos evitar a toda costa.

La ventaja principal de una dieta natural para perros es, sin dudarlo, la utilización de ingredientes más sanos. Al no ser sometidos a procesos de fabricación, consiguen mantener su valor nutricional casi intacto. De igual manera, un alimento natural y fresco es más digerible, ayudando en la digestión. Dado que la mayoría de ingredientes a usar son los mismos para consumo humano, el riesgo de contaminación de bacterias y parásitos es menor.

La evolución genética de los perros, tras miles de años de domesticación, le han permitido adaptarse a patrones de alimentación que incluyen una amplia variedad de ingredientes, tanto crudos como cocinados, sobre todo la capacidad para descomponer almidón en su sistema digestivo.

La dieta BARF

Durante los últimos años se ha mantenido como la tendencia del momento! Día a día, suma adeptos, tanto que hoy encontramos empresas que ofrecen esta dieta lista y congelada. La Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada (ACBA), como también se lo conoce, habla de ofrecer una alimentación que sea lo más cercana posible a lo que comían los ancestros del perro actual. Pero, ¿es realmente una dieta adecuada para nuestras mascotas?

La formulación general de una dieta BARF consiste en:

  • 60% huesos carnosos
  • 25% carne
  • 15% frutas, vegetales, vísceras o huevos
  • Suplementos y vitaminas en diferentes porcentajes

La filosofía de la dieta BARF gira en torno a una alimentación cuyo principal ingrediente es el hueso. Cabe aclarar, hueso carnudo, osea, que contenga un 40% a 50% de su peso en carne. Esto ha generado un amplio debate sobre si es o no una dieta adecuada para perros.

Para hacernos una idea de la polémica alrededor de esta dieta, solo basta comentarle a nuestro veterinario que queremos, o estamos alimentando a nuestro perro con ACBA y ver su reacción de temor y sorpresa. Y, todo se debe a que no existe evidencia científica que respalde los tan alabados resultados de esta dieta. Por el contrario, todo está respaldado en evidencia empírica.

Dieta Cruda para Perros

Existen varios estudios y textos sobre nutrición canina, que establecen los requerimientos nutricionales en base a las diferentes etapas de desarrollo de los perros. Esta información es utilizada para la elaboración de pienso seco, sin embargo, también puede aplicarse para formular una dieta natural para perros.

Alimentar a nuestras mascotas con carne CRUDA de calidad, es lo que caracteriza a esta dieta, sin embargo, no es la única ni la principal fuente de energía. Además de fibra vegetal, está la inclusión de carbohidratos.

¿Carbohidratos? Si, y son un componente muy importante por 3 factores:

  1. Son una fuente alta de calorías
  2. Producen la sensación de saciedad
  3. Ayudan en la digestión

Los estudios sobre nutrición canina mencionan, como en el caso del libro “Nutrición Canina y Felina, 3ra edición, L. Case (Mosby, 2011)” que las proteínas de origen animal, además de ser una fuente calórica, aporta nutrientes esenciales que ayudan en tareas de regeneración y formación muscular.

Por su lado, los carbohidratos son una fuente ideal de energía que, como en el caso del arroz, es altamente digerible y palatable para los perros. Al combinar hidratos de carbono con proteína en la comida para perros, conseguimos que la primera sea la fuente de energía, permitiendo a la segunda ser absorbida y aprovechada para tareas de regeneración.

La fibra vegetal cumple otra función importante, aunque esta es poco conocida y aplicada. Además de los nutrientes y vitaminas que ofrecen frutas y hortalizas, al llegar al intestino se fermentan, promoviendo una mejor salud de la flora intestinal, con mayor absorción de nutrientes, aportando a una mejor salud en general.

Comida Natural para Perros, ¿Cruda o Cocinada?

Cuando decidimos alimentar a nuestros perros con una dieta casera y natural una de las primeras preocupaciones es si esta debe ser cruda o cocida. ¿Hay alguna diferencia? Si que la hay.

La cocción de los alimentos nos permite eliminar bacterias, además, dependiendo del método de cocción, podrá agregar sabor a nuestra receta de comida casera para perros.

Desde un punto netamente nutricional, los alimentos frescos deberían ser consumidos sin cocinar, para aprovechar todo su valor nutricional. Por supuesto, hay otros, como el arroz o la yuca, que deben ser cocinados para que sean digeribles. Pero, desde el lado de seguridad y confianza, muchos preferimos cocinar nuestros alimentospara evitar infecciones.

Cuando preparamos una receta de comida casera para perros, cualquiera de las dos opciones es valida, siempre que cuides de los ingredientes y realices una cocción adecuada. Elige la forma que te de mayor confianza y comodidad, eso si, si optas por cocinar, recuerda NO agregar sal, ni otros condimentos.

Los huesos en la alimentación natural para perros

Existe la creencia popular que los huesos son una fuente ideal de calcio y de otros nutrientes para nuestros perros. Es por esto que en la dieta BARF se resalta la “necesidad” de incluir huesos como ingrediente principal. Pero, ¿qué tan cierto es esto?

De seguro habrás escuchado de casos de perros con obstrucciónintestinal, incluso con perforación gástrica a causa de huesos. Los huesos tienen el potencial de causar más daño que beneficio a nuestros perros y, si se los das todos los días, el riesgo aumenta. Por esta razón, es que muchos sitios te recomiendan triturarlos antes de darlos a nuestros perros. Si se supone que es bueno y nutritivo, ¿para que pasar por tantas molestias para ofrecerlo?

En la naturaleza, si observamos animales carnívoros, consumen a su presa dejando los huesos, los restos quedan para los carroñeros y, al final, el esqueleto queda ahí. Algunos carnívoros utilizan los huesos para “jugar”, mordiéndolos mientras limpian sus dentaduras.

Cuando una presa es pequeña, el carnívoro puede llegar a consumirla totalmente, como un zorro a una gallina. Pero, en este tipo de casos, los huesos son flexibles, no se astillan y pueden ser digeridos sin problemas. ¿Por qué? Como con cualquier parte anatómica, los huesos tienen una cantidad de agua determinada, la misma que se pierde por efectos de la evaporación.

La dieta BARF promueve la alimentación de huesos crudos, porque son digeribles y otras letanías. La realidad es que, el hueso que encontramos en la carnicería ya perdió mucha del agua que contenía. Al ser consumida por el perro, las partículas del hueso intentarán absorber agua, provocando constipación y estreñimiento, heces duras, e incluso obstrucción gástrica. Solo basta observar sus deposiciones, luego de consumir hueso, serán de color blanquecino y de consistencia más dura.

Un hueso podrá ser un golosina ideal que podemos ofrecer cada cierto tiempo, pero no debe ser parte de ninguna dieta para perros. Si estás pensando en darle un hueso a tu perro, consulta con tu veterinario la opción más segura para tu mascota. Existen varias alternativas, desde huesos naturales que han sido cocinados, hasta premios con consistencia similar. Por último, recuerda que los huesos no son un ingrediente que deba incluirse en ninguna receta de comida casera para perros.

  • Fundación Americana de Medicina Veterinaria – https://www.avma.org/Pages/home.aspx
  • American Kennel Club – link aquí.
  • PetMD – las 10 mejores frutas y vegetales para tu perro.
  • Nutrición Canina y Felina 3ra Edición – L.Case (Mosby, 2011) (versión en ingles)
  • Dietas Caseras para Perros y Gatos, P. Schenck, 2da edición. (versión en ingles)

Conservación de las Dietas Caseras para Perros

Al igual que con nuestros propios alimentos, la comida natural que preparamos para nuestros perros, debe ser almacenada en la nevera o en congelador.

Lo más importante a recordar, es:

  • Separa en porciones, acorde a las necesidades de tu perrito
  • Almacena la comida en recipientes plásticos, de vidrio o en bolsas plásticas
  • Las porciones congeladas te pueden durar hasta 3 meses
  • Si descongelaste una porción de comida, esta debe ser consumida en su totalidad, no puede volver a congelarse ya que perderá humedad y nutrientes
  • No almacenes sobras. Cualquier resto de comida casera que no haya sido consumida por tu perro, debe ser desechada en la basura

Preparar el alimento casero para tu perro con anticipación te ayudará a ahorrar tiempo, sea que decidas congelar porciones o tenerlas en refrigeración. Es recomendable, mantener un par de porciones congeladas, para cualquier eventualidad o emergencia.

Datos adicionales sobre la alimentación natural para perros

Para un 94% de consumidores, la salud es el principal factor al elegir una dieta para sus mascotas. Un 37% y en aumento, están interesados en encontrar una dieta para perro natural, fresca y saludable. Con opciones múltiples, podemos elegir entre comprarla fresca, congelada, deshidratada o aprender a cocinar comida para perros.

Existe gran cantidad de sitios que te ofrecen recetas de comida para perros, pero ¿sabemos la cantidad diaria que debemos darle? Muchas de estas recetas no te indican la cantidad de calorías que tiene, por tanto es difícil conocer la porción ideal para nuestro perrito.

Aprender a formular una recetas para nuestros perros, nos ayudará a preparar un alimento balanceado, personalizado al gusto y necesidades de cada perro, sea que buscas como engordar un perro, alimentar cachorros o una dieta específica para una enfermedad.

Entender las necesidades nutricionales y alimenticias de un perro, es el primer paso para prepararle un alimento natural que satisfaga sus necesidades. Una correcta proporción de proteína, grasa y fibra, nos dará el balance correcto de nutrientes para una buena alimentación, luego, podremos calcular la porción adecuada en base a su condición física, edad y salud.

Advertencia y Recomendaciones

Antes de realizar un cambio en la alimentación de tu mascota es muy importante que consultes con tu veterinario sobre las necesidades y requerimientos que tu perro necesita. Prepara tus recetas de comida casera para perros con la aprobación del veterinario.

Todo cambio de comida puede causar molestias estomacales, provocando diarrea, en casos más severos vómito. Para minimizar estos problemas, se recomienda introducir el nuevo alimento de forma paulatina.

Si estas interesado, puedes visitar los siguientes enlaces amigos, en donde encontrarás información útil sobre batidoras planetarias, la tija telescópica para tu bicicleta, una trituradora de hojas para tu jardín, espumadores de leche, arroceras eléctricas o una nueva cacerola para tu cocina. También, puedes revisar este Directorio de Paginas Web

Por ultimo, recuerda que una dieta a base de productos naturales, es susceptible de contaminación, lavar y cocinar bien algunos de los alimentos nos ayudará a ofrecer un alimento seguro, y altamente nutritivo para nuestros perritos.

Video: Como hacer galletas para perros con 2 ingredientes - Tutoriales Belen (Septiembre 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send