Animales

Cómo saber si mi perro tiene conjuntivitis

Pin
Send
Share
Send
Send


La conjuntivitis en perros o canina, se caracteriza por la inflamación de la mucosa que recubre la parte interior de los párpados. ¿La conjuntivitis en los perros es sólo inflamación? ¡No! También puede venir acompañada de infección. ¿Piensas que puede tratarse de una infección? ¡No lo dejes pasar! Podría incluso ser síntoma de otra patología.

Mi perro tiene conjuntivitis o… ¿Tiene legañas?

En Wakyma, te contamos todos los detalles para que puedas distinguir si tu perro tiene conjuntivitis o simplemente legañas.

En cuanto a los ojos de tu mascota, ¡pueden pasar muchas cosas! Y es que, bien se puede desarrollar un problema concreto, como por ejemplo:

  • Sequedad ocular
  • Malformación en párpados
  • Infección en el ojo
  • Cuerpo extraño
  • Alergia

También puede ser un síntoma de otra enfermedad como el moquillo o la hepatitis.
No obstante, los problemas en los ojos de tu mascota, ¡no pasan desapercibidos! Por lo que va a ser fácilmente detectable. ¿Qué puedes hacer si tu perro lagrimea más de lo normal o tiene ojos rojos?

Lo primero de todo será acudir al veterinario, para que te ofrezca la causa, diagnóstico y tratamiento más adecuado.

Mi perro solo tiene mal un ojo

Si tu mascota, solo tiene mal uno de los dos ojos, es posible que le haya pasado algo específicamente en ese ojo. Si ha metido el hocico entre arbustos o matorrales, es posible que se le haya metido algo.

Si el problema se encuentra en ambos ojos, entonces es posible que la conjuntivitis puede ser síntoma de otras patologías.

Síntomas de la conjuntivitis en perros o canina

Para poder detectar la conjuntivitis canina, lo primero que debes conocer ¡son los síntomas! Por eso mismo, en Wakyma te contamos los síntomas más frecuentes en la conjuntivitis canina:

  • Dificultad para abrir el ojo/s afectados. ¡Recuerda que también puede aparecer primero en un ojo para posteriormente contagiar al otro!
  • Rojez en los ojos
  • Sensibil >

¿Tu perro tiene uno o varios de estos síntomas? ¡No dudes en llevarle al veterinario! De esta forma podrá ofrecerle el tratamiento más adecuado a su caso.

Razas de perros más propensas a sufrir conjuntivitis

Hay algunas razas caninas especialmente propensas a padecer conjuntivitis. Las causas, normalmente suelen ser hereditarias. ¿Qué razas son propensas a sufrir conjuntivitis?

¿Compartes tu vida con un perro de esta raza? ¿Quieres prevenir que tu perro tenga conjuntivitis? En estos casos lo más recomendable es ¡la prevención! Por lo que aplicar cuidados específicos para la limpieza de los ojos de nuestra mascota, y unos exámenes periódicos por parte del veterinario, ¡serán la clave!

Tratamiento y prevención de la conjuntivitis en perros

Uno de los aspectos básicos a tener en cuenta si queremos prevenir la conjuntivitis canina, es mantener una limpieza ocular tanto de agentes externos, como del propio pelaje de nuestra mascota. De esta forma evitaremos que pueda entrar la suciedad que posteriormente pueda ocasionar la conjuntivitis.

(Foto via: supercachorros)

También es fundamental que tu mascota siga una dieta equilibrada que le mantenga fuerte y sano. Descubre cómo elegir el mejor pienso para tu perro.

¿Mi perro tiene conjuntivitis? ¿Qué puedo hacer?

Si tu mascota ya tiene conjuntivitis, puedes tratarlo limpiando varias veces al día sus ojos con suero fisiológico (es algo que podrías hacer igualmente sin conjuntivitis para mantener los ojos de tu mascota en buen estado).

No obstante, en función de la causa que esté provocando conjuntivitis en tu mascota, podrá requerir un tratamiento especialmente recetado por el veterinario. Es por ello que ¡no dudes en llevar a tu perro al veterinario! Recuerda que en Wakyma ofrecemos esta información a mero informativo, no obstante no tenemos la capacidad para diagnosticar, ni recetar un tratamiento médico a tu mascota.

Si tienes alguna duda, ¡lleva a tu perro al veterinario!

Causas de conjuntivitis canina

Hay muchas causas que pueden producir conjuntivitis en nuestro amigo peludo. Las más comunes son:

  • Alergia: ya sea al polvo, al polen o a los productos que usamos para limpiar la casa.
  • Infecciones: tanto las enfermedades víricas como bacterianas pueden causar conjuntivitis.
  • Úlceras: si ha ten >Síntomas

Los síntomas que tiene un perro con conjuntivitis son:

  • Dificultad para abrir los ojos.
  • Secreciones oculares: serán acuosas e incoloras si es leve, pero se volverán verdosas o amarillentas si empeora.
  • Rechaza la luz.
  • Picor.
  • Enrojecimiento de los ojos.

Si sospechas que tu amigo tiene conjuntivitis, llévalo al veterinario lo más pronto posible. Allí, examinarán sus ojos y le darán un medicamento antibacteriano y antiinflamatorio -generalmente, un colirio o crema ocular- que deberás de ponerle regularmente. Para ello, es muy importante que te laves las manos antes y después del tratamiento, ya que de lo contrario podría infectarte. Por este motivo, si tienes niños también debes de asegurarte de que se lavan sus manos antes de tocar al animal y después.

Así tu perro podrá volver a tener su preciosa mirada 🙂 .

¿Cómo saber si un perro tiene conjuntivitis?

La conjuntivitis es una infección en los ojos, por lo que los síntomas de la conjuntivitis son normalmente apreciables a simple vista. Dependiendo de la gravedad de la infección, los síntomas pueden ser más o menos notorios y más o menos molestos para el propio perro.

Síntomas de la conjuntivitis en perros:

    El perro se rasca los ojos con frecuencia: Este tipo de infección produce un picor y dolor muy molesto. Nuestro perro intentará rascarse usando sus patitas o frotándose con algo, cómo un mueble o nuestra propia pierna. Sus ojos tienen legañas: Las legañas verdes o de color oscuro indican que hay una infección en el ojo, el cual requiere de un tratamiento especifico para sanarlo. En muchas ocasiones se utilizan antibióticos y cremas con acción fungic >Tiene supuración en los ojos: Un lagrimeo excesivo, bien sea de lagrimas transparentes o de algo parec >Inflamación de los parpados: En los casos más complicados, donde la infección es más severa, se producen inflamaciones en los parpados que en muchas ocasiones incluso impiden que el perro vea con normalidad. Los perros con estos síntomas requieren de un tratamiento urgente para la conjuntivitis.

¿Cómo tratar la conjuntivitis en mi perro?

Dependiendo de si la infección es de origen vírico (virus), fúngico (hongos) o alérgica (ambiental o nutricional), nuestro veterinario nos dará una medicación diferente. Debes saber que la medicación no funciona igual en todas las conjuntivitis, cada una tiene su propia medicación.

El veterinario nos recetará un colirio o una crema para aplicar en los ojos de nuestro perro, este tipo de colirios suelen contener antibióticos o principios fungicidas para ir sanando el ojo poco a poco, para hacer frente al problema y eliminar la infección.

En casos muy graves, también recetará alguna pastilla para que administremos con la comida. Normalmente son antiinflamatorios o calmantes, ya que cada caso requiere de una medicación acorde a su gravedad.

Si nuestro perro se rasca los ojos, debemos usar un collar Isabelino (lo que se conoce cómo campana para perros). Esto evitará que se dañe sus ojos intentando rascarse, debemos saber que ellos sólo quieren aliviar su dolor… pero que sin querer, pueden dañarse más aun el ojo.

¿Cómo puede un perro coger conjuntivitis?

Existen varios casos en los que un perro puede contraer conjuntivitis, pero la más común es por úlceras en los ojos. Los perros se pasan el día jugando y corriendo entre arbustos y ramas, las cuales pueden raspar un poco el ojo provocando una diminuta úlcera. Incluso jugando con otros perros o rascándose el mismo, puede rasgarse un poco el ojo y provocar una úlcera.

Las úlceras son una ventana abierta a microbios, por lo que en poco tiempo se infectará provocando una conjuntivitis. El tratamiento para la conjuntivitis en perros que sufren ulceras en sus ojos es más complejo, ya que necesitan una crema reparadora para la úlcera y un colirio con antibióticos para eliminar la infección. Algunos veterinarios recetan los antibióticos mediante pastillas, para no mezclar colirios y cremas.

Otro motivo son las alergias, un perro con alergias es mucho más propenso a padecer infecciones, en sus ojos, orejas o piel. Si un perro es alérgico no podremos solucionar completamente su conjuntivitis hasta que no detectemos que es lo que le produce alergia. Para estos casos los veterinarios normalmente, aparte del colirio, recomiendan tomar corticoides.

Los hongos y los virus también pueden provocar conjuntivitis, las conocidas cómo conjuntivitis infecciosas. El tratamiento para este tipo de conjuntivitis es parecido a los anteriores aunque con la particularidad de que debemos evitar que nuestro perro juegue o se acerque a otros perros durante algunas días, mientras la medicación hace efecto, para evitar que contagie a otros.

Remedios caseros para tratar la conjuntivitis

Nuestros ancestros nos han ido transmitiendo los remedios caseros más prácticos ayudar a curar la conjuntivitis en un perro. Los remedios caseros son los que podemos preparar en casa, de forma sencilla y práctica.

    Infusión de Manzanilla: La manzanilla es una perfecta aliada para ayudar a combatir la conjuntivitis, simplemente debemos hacer una infusión con manzanilla, esperar a que se enfríe y colarla. Con la ayuda de una gasa limpia, limpiaremos por fuera (muy suavemente) el ojo de nuestro perrito. Cómo si estuviéramos limpiando sus legañas. Podemos realizar esta operación tres o cuatro veces al día. Gasas de agua fresca: Si mojamos una gasa limpia en agua fresca, podemos usarla para suavizar el picor en los ojos de nuestro perro. Limpiando suavemente el contorno de sus ojos para que el frescor le alivie.

Sobra recordar que la conjuntivitis es una infección, esto significa que los remedios caseros sólo se pueden usar en conjunto con los medicamentos recetados por el veterinario. Los remedios caseros por si solos nunca curaran una conjuntivitis, debemos ceñirnos al tratamiento veterinario.

Tipos de conjuntivitis en perros

Antes de nada, ¿qué es la conjuntivitis en perros? Como ya hemos adelantado, la conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva ocular y se caracteriza por producir enrojecimiento y secreción. Así mismo, puede ser infecciosa o no, dependiendo de la causa que la haya originado. De esta forma, se distinguen los siguientes tipos de conjuntivitis en perros:

  • Conjuntivitis alérgica. Como reacción alérgica ante prácticamente cualquier alérgeno, la conjuntiva se puede inflamar e irritar, produciendo un aumento de secreción lacrimal, enrojecimiento y picor.
  • Conjuntivitis vírica. Algunos virus, como el causante del moquillo canino, pueden afectar a los ojos y producir una conjuntivitis mucopurulenta y muy molesta. Al tratarse de un virus, esta conjuntivitis es contagiosa y, en su mayoría, forma parte de la sintomatología de enfermedades más o menos graves.
  • Conjuntivitis bacteriana. También es contagiosa debido a que son bacterias las responsables de este tipo de conjuntivitis en perros. En ocasiones, son bacterias oportunistas que proliferan al estar el sistema inmune del animal debilitado por el desarrollo de alguna patología.
  • Conjuntivitis por cuerpos extraños. La intrusión de cuerpos extraños en el ojo, como polvo, plantas o una pestaña, puede irritar e inflamar la conjuntiva, desarrollando conjuntivitis. No es contagiosa y remitirá en cuanto el cuerpo extraño sea eliminado.

Es importante resaltar que no debemos confundir un cuadro de conjuntivitis con uno de queratoconuntivitis seca, pues, aunque se asemejen, estamos ante afecciones oculares distintas. Conocida, también, como ojo seco, la queratoconjuntivitis seca afecta a las glándulas lacrimales haciendo que produzcan una cantidad mínima de lagrímas y provocando, así, una grave sequedad ocular. Esta sequedad hace que el ojo presente una secreción espesa y mucopurulenta. Para conocer otras infecciones oculares que pueden ser confundidas con la conjuntivitis, consulta este artículo: "Infección de ojos en perros - Causas y tratamiento".

Causas de la conjuntivitis canina

La conjuntivitis en perros se puede deber tanto a un problema eventual, que solo afecta al ojo en sí mismo, como a uno mayor y convertirse, así, en síntoma de otra patología:

  1. Cuando hablamos de un problema concreto que está únicamente relacionado con el ojo, nos referimos a alergias, algún cuerpo extraño que mientras jugaba en el parque le ha podido dañar (plantas), sequedad ocular o cuando alguna parte de su anatomía no está bien del todo (malformación en párpados, úlceras, pestañas. ).
  2. Sin embargo, la conjuntivitis en perros también puede aparecer como causa de enfermedades más graves como el moquillo o la hepatitis.
  3. Por último, otras de las causas de la conjuntivitis en perros son infecciones bacterianas o víricas, como hemos visto en el apartado anterior.

Independientemente de cuál sea la causa que ocasione este molesto problema para nuestro perro, va a ser fácil de detectar, ya que será bastante escandaloso ver a nuestro perro con su ojo rojo, o con más lágrimas de lo normal. Por lo tanto, ante cualquier indicio, lo primero será acudir a un veterinario para que diagnostique la causa, así como el tratamiento correspondiente.

Es lógico pensar que si solo se encuentra mal uno de los ojos tiene que haber sucedido algo específico a ese ojo. Si nuestro perro ha estado jugando entre arbustos y matorrales donde haya metido el hocico, también habrá metido el ojo y, con total probabilidad, esa sea la causa de la conjuntivitis. Sin embargo, si están afectados los dos, hay más posibilidades de que nuestro can sufra cualquier otro problema.

Síntomas de la conjuntivitis en perros

Para poder identificar la conjuntivitis canina, es imprescindible conocer los síntomas que presentará tu perro, siendo los siguientes los más comunes:

  • Dificultad para abrir el ojo afectado. Recuerda que esta afección, si no es causa de otra patología mayor, suele aparecer primero en uno de los ojos.
  • Enrojecimiento ocular. Al tratarse de una inflamación de la conjuntiva, se irrita y produce rojez.
  • Rechazo a la luz. Fíjate si tu can busca refugiarse en las partes con menos luz de tu casa.
  • Lagrimeo excesivo. En la mayoría de los casos el ojo excesivamente lloroso viene acompañado de un molesto picor, por lo que tu perro se rascará con frecuencia. De ser así, es fundamental que evites que se rasque, pues podría hacerse heridas internas con las uñas.
  • Secreción purulenta amarillenta o verdosa. Este síntoma aparecerá en los casos de conjuntivitis infecciosa, más grave, o en aquellos perros que desarrollen esta afección a causa de otra patología, como el ya mencionado moquillo.

Si tu can presenta alguno de estos síntomas, no dudes en llevarlo al veterinario.

Perros más propensos a la conjuntivitis

Hay razas de perros que, por razones hereditarias, son más propensos a padecer la inflamación en los ojos que otras. Tanto el caniche como el cocker son razas propensas por causas hereditarias y su prevención solo se puede llevar a cabo con un examen muy temprano. Así mismo, requerirá cuidados más específicos de los ojos durante toda la vida de nuestro can.

Además de las razas anteriores, el carlino y el pequinés por la conformación de su cráneo están más expuestos a todas las inclemencias temporales y, en general, a todos los elementos con los que se relacionan en su vida. Por ejemplo, al olfatear tienen más posibilidades de que penetren en sus ojos cuerpos extraños y ocasionen la aparición de la conjuntivitis. Por ello, también hay que tener un cuidado mayor con sus ojos y consultar con su veterinario cómo debemos limpiarlos diariamente.

¿Cómo curar la conjuntivitis en perros? - Tratamiento

Curar la conjuntivitis en perros es un proceso sencillo, siempre y cuando no sea síntoma de alguna enfermedad. Así, cuando estamos ante un caso de conjuntivitis alérgica o por cuerpos extraños, el tratamiento pasará por limpiar los ojos del perro con suero fisiológico varias veces al día.

Ahora bien, cuando se trata de una conjuntivitis bacteriana en perros o vírica, en su mayoría producto de otras patologías de carácter más grave, será necesario administrar otro tipo de tratamiento tópico que solo puede ser estipulado y recetado por un veterinario. En general, se emplean antibióticos para la conjuntivitis en perros de uso tópico, es decir, en crema o en forma de gotas, con la finalidad de reducir la inflamación conjuntival y combatir los virus o bacterias. La frecuencia de administración también deberá marcarla el especialista en función de la gravedad de la conjuntivitis.

¿Puedo usar un colirio de personas para perros?

La respuesta es no. Para tratar y curar la conjuntivitis en perros es preciso utilizar un colirio antibiótico para perros de prescripción veterinaria. Ni debemos emplear medicamentos diseñados para humanos ni automedicar a nuestro perro, puesto que, al desconocer la causa exacta del problema, podemos empeorar considerablemente la situación. Así mismo, si nuestro can es propenso a sufrir este tipo de afección ocular y ya tenemos en nuestro botiquín gotas para la conjuntivitis en perros de situaciones anteriores, debemos revisar la fecha de caducidad y consultar con el veterinario si es posible emplearlas de nuevo, puesto que, como hemos visto, las causas son muy diversas.

¿Cuánto dura la conjuntivitis en perros?

Es imposible establecer un periodo de duración genérico, ya que es la causa de la conjuntivitis canina la que determinará el tiempo de recuperación. Así, si el perro tiene conjuntivitis por alergia o por cuerpos extraños, al retirar el alérgeno o el objeto que ha inflamado la conjuntiva, podrá recuperarse en un máximo de 24 horas. En cambio, si se trata de una conjuntivitis bacteriana o vírica, puede alargarse días o semanas, en función del agente patógeno.

En cualquier caso, es preciso seguir el tratamiento establecido por el veterinario para curar la conjuntivitis en perros lo antes posible. Interrumpir el tratamiento no es lo adecuado, aunque se observe una notable mejoría o, por contra, el perro no mejore. En ambos casos, se debe contactar con el especialista para que determine cómo proceder.

Remedios caseros para la conjuntivitis en perros

Si no disponemos de suero fisiológico, podemos hacer uso de una serie de remedios caseros para tratar la conjuntivitis canina. Eso sí, estos tratamientos naturales será efectivos en casos de conjuntivitis leve, como la producida por cuerpos extraños o la alérgica. Cuando estamos ante una conjuntivitis bacteriana o vírica, sin la administración de antibiótico no la eliminaremos, por lo que los remedios serán un complemento pero no la solución. Dicho esto, los remedios más efectivos son:

  • Infusión de manzanilla
  • Infusión de tomillo
  • Compresas frías y tibias

No te pierdas este artículo para aprender a utilizarlos y conocer más remedios recomendados: "Tratamientos naturales para la conjuntivitis en perros".

¿Cómo prevenir la conjuntivitis en perros?

Para prevenir tanto las infecciones o inflamaciones de ojos como cualquier enfermedad de los ojos en perros, es importante mantener buenos hábitos de limpiezaocular, que tu perro tenga una buena alimentación que fortalezca todos sus órganos y en caso de que haya pelo que entorpezca la visión que se retire para evitar que la suciedad que acumule el pelaje se introduzca en los ojos.

Por otro lado, debido a que la conjuntivitis en perros puede ser vírica, también es importante vacunar al cachorro siguiendo las indicaciones del veterinario a fin de evitar posibles contagios de las patologías más habituales. En perros adultos, será el especialista quien determine si es necesario vacunar nuevamente y cada cuánto.

¿La conjuntivitis en perros se contagia a humanos?

Lo cierto es que la conjuntivitis bacteriana y la vírica puede transmitirse a los humanos dependiendo del virus o la bacteria que la provoque. Algunos de estos agentes pueden afectar a perros, gatos y personas, es por ello que, en caso de detectar indicios de este tipo de conjuntivitis en perros, es precios visitar al especialista lo antes posible a fin no solo de evitar el contagio, sino de tratar al animal y garantizar su pronta recuperación.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Conjuntivitis en perros - Causas y síntomas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas oculares.

Pin
Send
Share
Send
Send