Animales

Descubre todas las causas del por qué babean los perros

Pin
Send
Share
Send
Send


Es un hecho: los perros babean. Unas glándulas de la boca de tu perro producen la saliva, un líqu >

La salivación excesiva, llamada ptialismo, puede ser normal en ciertos animales, de hecho, algunas razas de perros grandes pueden salivar en exceso debido a la conformación de los labios y la boca, como el gran danés. Otros animales pueden tener un aumento de la salivación debido a ciertos estímulos, por ejemplo, el olor de la comida, la emoción o un ambiente cálido y húmedo. Sin embargo, cuando se trata de un evento repentino que persiste durante un período prolongado de tiempo, por lo general se asocia con una enfermedad o trastorno. Además, en casos extremos, el babeo excesivo también puede conducir a la deshidratación. Así que, con el fin de averiguar por qué tu perro está produciendo tanta saliva, necesitarás echar una mirada dentro de su boca.

¿Por qué tu perro babea mucho? Causas generales

Muy a menudo, el babeo excesivo está asociado a un problema en la boca:

  • Objetos extraños: Comprueba si tu perro tiene cualquier cosa atascada en las encías, en la lengua, en el paladar, entre los dientes o en el esófago. Quítaselo siempre que puedas hacerlo de forma segura. Cuando dudes, mejor sé prudente y llama a tu veterinario.
  • Her >Pero el babeo excesivo también podría ser el resultado de un problema no relacionado con la boca, como:

    • Náuseas
    • Trastornos estomacales
    • Enfermedades neurológicas que dañan la capac >Si tu perro babea mucho, deberías poner especial atención en los siguientes síntomas, ya que estos indicarán que el problema es grave, y deberás ponerte en contacto con tu veterinario inmediatamente:

      • Cualquier hinchazón anormal o bulto en los labios o en la boca
      • Olor fét >A menudo, el diagnóstico se puede hacer con sólo el examen físico inicial, incluyendo un examen oral y dental minucioso y una historia completa, incluyendo la probabilidad de la exposición a una toxina.

        También pueden ser necesarios algunos exámenes adicionales para el diagnóstico, como:

        • Radiografías dentales. Pueden ser necesarias para descartar una enfermedad dental más delicada.
        • Una biopsia de un trozo de tej >Dependiendo del problema principal que está causando el ptialismo, existen varios tratamientos. Algunos tratamientos pueden incluir:

          • Una limpieza dental o incluso la cirugía es recomendable si se ha detectado un bulto o una enfermedad dental.
          • Extracción de cualquier cuerpo extraño existente, puede requerir sedación o anestesia.
          • Administración de medicamentos sistémicos (antibióticos, anti-inflamatorios) para el tratamiento de infecciones orales o condiciones inflamatorias.
          • Si las náuseas son la causa del problema, puede ser necesaria una terapia de apoyo (administración de líqu >Si hay un episodio agudo de ptialismo, una rápida inspección visual puede revelar cualquier cuerpo extraño, bulto u otro trauma oral. Debes tener cuidado de no colocar tus manos dentro de la boca de tu perro para evitar que te muerda.

            Observa si ha empeorado la actitud y el comportamiento de tu perro. Si no hay vómitos, puedes ofrecerle agua para beber. Si el comportamiento de tu mascota es normal y los síntomas se resuelven en unas horas, quizás no se necesite atención de emergencia, sin embargo, es recomendable que mantengas al tanto a tu veterinario.

            Hay algunas cosas que puedes hacer para tratar de evitar el ptialismo en tu perro, como:

            • Vacunar a todos tus animales contra la rabia.
            • Practicar una higiene dental regular en tu perro.
            • Llevarle al veterinario para que le realice exámenes orales de forma periódica.
            • Evitar la exposición de tu perro a compuestos cáusticos o tóxicos.

            Por qué babean los perros

            La saliva es el resultado de un proceso natural del cuerpo: las glándulas de la boca producen saliva para lubricar los alimentos y facilitar la digestión. El exceso de salivación se llama ptialismo y es frecuente en algunas especies animales, entre ellas los perros.
            Algunos perros babean por meras razones físicas: la constitución de su boca y sus labios provocan la caída de saliva. Por otro lado, también hay muchos estímulos externos que pueden fomentar que un perro babee: olor a comida, emoción, un ambiente demasiado cálido…

            Cuando el babeo es ocasional no hay ningún problema, pero también hay perros que babean de forma habitual. ¿Por qué? Estas son las causas más frecuentes por las que babean los perros:

            • Si hay un objeto extraño en su boca en contacto con la lengua o las encías, esto puede producir en el perro un exceso de salivación. Si observas que tu perro tiene algo en la boca, intenta quitárselo, si no puedes, o si crees que corres el riesgo de que te muerda, avisa al veterinario.
            • Heridas o úlceras en el interior de la boca.
            • El contacto con ciertos químicos y algunas picaduras de insectos pueden provocar también lesiones en la boca, como irritaciones, rojeces y dolores. Para contrarrestarlo, su organismo responderá creando más saliva.
            • Enfermedades dentales, infecciones e inflamaciones.
            • Tumores bucales.
            • Gingivitis: es un problema bucal muy común, pero no por ello debe ignorarse o tomarse como leve.
            • Estomatitis: produce rojeces, irritación, aftas, úlceras, etcétera tanto dentro de la boca como alrededor.

            ¿Todas las razones por las que babean los perros están en la boca?

            ¡No! Los perros también babean en ocasiones como consecuencia de ciertos problemas de salud, generalmente relacionados con el sistema digestivo. Algunos ejemplos son las náuseas, trastornos estomacales, problemas al tragar y problemas de metabolismo.

            Si notas que tu perro babea, lo mejor es prestar atención a las señales y síntomas que dé para poder saber si el problema es grave o no. Por supuesto, contacta cuanto antes con tu veterinario. Deberías preocuparte si tu perro tiene:

            • Hinchazón o bultos en la boca, ya sea dentro o fuera.
            • Mal aliento.
            • Dificultades o incluso imposibil >

            Como ves, hay muchos problemas que pueden desencadenar el babeo canino, así que para saber bien por qué babean los perros es necesario acudir al veterinario lo antes posible. Sólo así conseguiremos un diagnóstico fiable y podremos solucionar el problema.

            Cómo tratar el babeo en perros

            (Foto via: mascotafiel)

            Si ya has acudido al veterinario y ya sabes por qué babea tu perro, el tratamiento irá adaptado al problema que lo haya provocado. Algunos de los tratamientos más habituales para los perros que babean son:

            • Limpieza dental. Si se detecta algún bulto, puede incluso ser necesaria la cirugía.
            • Extracción de cuerpos extraños.
            • Medicamentos antiinflamatorios y antibióticos.
            • Estudio y tratamiento para las náuseas, si es que las hay.
            • Endoscopia, en busca de objetos extraños en el esófago y el estómago.
            • Pruebas para el diagnóstico de enfermedades hepáticas y renales.

            Algunas medidas de prevención que puedes tomar son:

            • Vacunar a tu perro contra la rabia. Realmente, no te saltes ninguna vacuna que necesite, ni tampoco desparasitaciones.
            • Dale a tu perro una buena higiene dental.
            • Llévalo periódicamente al veterinario para que revise su salud bucal.
            • Evita exponer a tu perro a compuestos tóxicos o cáusticos.

            ¿Todos los perros babean?

            Las causas del babeo canino que te hemos comentado, realmente pueden afectar a cualquier perro. Pero la verdad es que hay ciertas razas de perros que son propensas a babear, y no porque tengan problemas de salud, sino porque lo hacen de forma natural. Generalmente esto va relacionado con su fisonomía, son perros grandes, de mejillas pronunciadas y labios gruesos, como:

            Esperamos haberte ayudado a entender mejor por qué babean los perros y a encontrar una solución al babeo de tu perro. ¡Hasta la próxima!

            ¿Es normal que el perro babee?

            Aparte del babeo producto del proceso de digestión, que suele ser completamente natural, algunas razas de perros babean constantemente debido a la forma caída de los labios y la boca, como es el caso del gran danés, el san bernardo, el bóxer o el dogo de burdeos entre otros.

            Además, algunos estímulos externos también pueden provocar un exceso de salivación, que recibe el nombre del ptialismo. Es posible que aparezca el ptialismo cuando el perro huele una comida que le gusta, ya que la expectación de esperar a comerla le produce babeo.

            También situaciones que generan en el perro estados de nerviosismo o miedo hacen que babee, así como también emociones muy fuertes, la idea de salir a jugar, un clima muy caluroso o un mareo ocasionado por un viaje largo.

            Algo está mal en la boca

            No obstante, cuando la salivación persiste durante demasiado tiempo sin que el perro haya recibido ningún estimulo de este tipo, es momento de preocuparse y comenzar a descartar posibles factores que pudieran estar ocasionando el problema en el canino.

            Es necesario detectar lo que está causando el problema de salivación no solo porque esto puede deshidratar al animal, sino además porque suele ser un signo de que algo más no está bien en el organismo del perro.

            Lo primero que debes hacer ante un babeo excesivo es evaluar cuidadosamente si existe algo dentro de la boca de tu perro que esté ocasionando el problema, como por ejemplo:

            • Un objeto extraño: tal vez tu perro se haya tragado algo que lo esté molestando desde el estómago o el esófago, o que el objeto esté atrapado en sus dientes o encías.
            • Enfermedades de los dientes: inflamaciones, infecciones, dientes rotos y otras dolencias relacionadas con la cavidad bucal pueden hacer que el perro babee más de la cuenta.
            • Tumores: si detectas cualquier bulto anormal en alguna zona de la boca, consulta con tu médico veterinario inmediatamente.
            • Inflamación: la gingivitis y la estomatitis, que vienen acompañadas de otros síntomas, pueden provocar exceso de salivación.

            En cualquier de estos casos, debes darle atención primaria a tu perro (como intentando extraer el objeto extraño en su boca, siempre y cuando esto sea seguro), y luego llevarlo al veterinario.

            Otros problemas

            Si lo que ocasiona el babeo de tu perro no se debe a ningún problema en su cavidad bucal, entonces ha llegado el momento de explorar otras posibles causas:

            • Rabia: si la salivación viene acompañada de espuma en la boca y un comportamiento violento anormal, tu perro necesita atención médica inmediatamente.
            • Envenenamiento: entre los síntomas del envenenamiento se encuentra la salivación, respiración agitada, dilatación de las pupilas y las fosas nasales, entre otros. Puede ocurrir no solo con la ingesta de veneno, sino también de otras sustancias como limpiadores para el hogar, etcétera.
            • Picadura: puede haya s >

            Síntomas que acompañan al babeo

            Cuando el exceso de salivación no es producto de una estimulación por la comida o causada por un estado de nerviosismo, por solo mencionar algunas causas que no deben producir alarma en el amo del animal, suele venir acompañando de otros síntomas que son preocupantes:

            • Mal aliento
            • Bulto extraño en la cavidad bucal
            • Fatiga
            • Somnolencia
            • Vómito
            • Problemas para tragar y comer
            • Dificultad respiratoria

            Diagnóstico

            Cuando se trata de alguno de los problemas que hemos estado mencionando, el veterinario se encargará de realizar una serie de pruebas para descubrir la causareal, como lo son:

            • Un examen físico completo.
            • Si existe algún bulto en la boca, los labios o las encías, será necesaria una biopsia.
            • Examen de la cavidad bucal y de los dientes.
            • Exámenes de sangre, para descartar anemia e infecciones.
            • En caso de sospecha de problemas metabólicos, será necesario un examen de orina y un perfil químico.
            • Exámenes para comprobar el estado del hígado.

            Tu veterinario determinará cuál es el mejor tratamiento de acuerdo con los síntomas del perro.

            Tipos de tratamiento

            Es evidente que el tipo de tratamiento que se deba aplicar dependerá totalmente de la causa que haya producido el babeo excesivo en tu perro.

            Si se trata de enfermedades dentales, es posible que se necesite una extirpación de la masa invasora o se receten antiinflamatorios y antibióticos en caso de infecciones. Es probable que el médico te recomiende una rutina de higiene bucal para tu perro.

            Al estar en presencia de un tumor, solo la biopsia podrá determinar el estado de avance del mismo, con lo cual se analizaran las posibilidades para dar con el tratamiento adecuado.

            Ante la sospecha de un objeto extraño en el tracto digestivo, será necesario realizar una endoscopia, luego de hacerla el veterinario determinará la mejor forma de extraer el objeto.

            Estos son algunos de los tratamientos que se pueden aplicar. Recuerda siempre darle a tu amigo peludo la atención médica que necesita, no esperes a que la situación empeore para llevarlo con tu médico de confianza.

            Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

            Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro babea mucho?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

            Enfermedad Periodontal

            La enfermedad periodontal se considera una causa importante de babeo en perros. Si su perro no ha recibido un chequeo dental e higiene regulares, existe la posibilidad de que se acumule sarro, un factor predisponente importante de las infecciones de las encías.

            Un diente cariado o fracturado también puede causar babeo. Si su mascota sufre de ciertos problemas dentales, el mal aliento o la halitosis puede ser uno de los signos que usted puede descubrir fácilmente.

            Ingerir alimentos tóxicos

            El babeo también está casi siempre presente cuando su perro ha ingerido alguna sustancia tóxica. A menudo se observa unos minutos después de la ingestión de la sustancia venenosa. En la mayoría de los casos de envenenamiento, vómitos, diarrea y convulsiones pueden acompañar a la babeo.

            Los chocolates, las uvas, las pasas, el ajo o el xilitol en los chicles (goma de mascar) pueden ser tóxicos para su perro. Cuando se administra o se accede a ella e ingiere intencionalmente, los signos iniciales de envenenamiento serán de babeo.

            Los 8 alimentos prohibidos para tu perro

            Restos de huesos o astillas clavados en la encía del perro

            Cuando una astilla de hueso o un objeto se atasca en la garganta, dientes o encías de su perro, el babeo también es una manifestación común.

            Puede evaluar la situación para determinar si puede mover fácilmente el objeto ofensivo sin causar daños innecesarios o, si no es posible, es posible que tenga que buscar la opinión profesional de su veterinario.

            Mi perro babea mucho, tiembla y está decaído

            En lo que tenemos que fijarnos es que hace además de babear. Si tambien notas cambios en su humor, está triste y tiembla, puede ser un indicador de que algo no va bien. Por lo general, podríamos estar hablando de un problema renal, una gingivitis o un problema gástrico. El temblor en perros también puede ser síntoma del moquillo, que a veces aparece en combinación con esta salivación.

            El problema que tiene el moquillo es que puede presentarse a través de un montón de síntomas distintos, siendo, algunos, estos que te mencionamos. Si la enfermedad avanza, también vomitará y tendrá diarrea con sangre. Siempre que notes cambios de humor bruscos en tu colega o temblores, ponte en contacto con nuestros veterinarios. Aunque hayas vacunado de moquillo a tu perro, recuerda también que puede volver a contagiarse.

            Mi perro babea y vomita, ¿qué le ocurre?

            Si vomita o tiene nauseas además de babear, le pueden estar ocurriendo dos cosas, o bien se ha intoxicado con algo o tiene algo atascado o que le ha sentado mal, o tiene problemas estomacales. Tampoco podemos descartar el moquillo. Como decimos, es una enfermedad vírica que se presenta de muchas formas, pero lo más habitual es lo que te comentamos aquí.

            Como nos ocurre a las personas, toda esta saliva que tu perro está echando por la boca puede ser una respuesta natural con la finalidad de expulsar lo que se ha tragado, o una reacción al dolor que está sufriendo en su estómago. En esta situación lo último que has de hacer es medicarlo por tu cuenta.

            Podrás leer en algunos foros que se recomienda que les des omeoprazol o algún aceite, no lo hagas. Los vómitos en perros pueden referirse a un problema gástrico, pero también pueden ser a causa de parásitos intestinales, del propio moquillo, una torsión gástrica o, simplemente, puedes estar confundiéndolo con una regurgitación normal del animal.

            Mi perro babea y tiene diarrea, ¿está bien?

            Como el vómito, la diarrea en un perro puede producirle deshidratación, por lo que hay que actuar cuanto antes. El problema, de nuevo, no es que babee, es que esa expulsión anormal de heces esté relacionada con haber comido un producto en mal estado o tener un problema intestinal severo. Si esta diarrea se presenta en combinación con sangre, el caso pasa a ser urgente, pues puede estar infestado de parásitos.

            Ante este caso, lo mejor es acudir rápidamente al veterinario. Se determinará cuál es el motivo de esta diarrea, se aplicará el tratamiento correspondiente y se te indicará que dieta administrarle para recuperar el tono y consistencia que necesita para sus excrementos.

            Motivos normales por los que mi perro babea

            Como esperamos que te haya quedado claro, la salivación excesiva en perros no tiene por qué ser un problema si no se presenta con otros síntomas, en cuyo caso has de acudir rápidamente al veterinario. Un perro babea por excitación, hambre o porque algo le molesta en la boca. Esto le puede pasar tanto de día como de noche, pero si no lo hace con vómitos, cambios de humor, pérdida de apetito o diarrea, no tiene por qué ser algo grave.

            De todas formas, tal y como te decimos al principio de este artículo, este texto es solo informativo. Si la salivación excesiva continúa y estás preocupado, consulta con nuestros veterinarios online. En Barkibu estamos para ayudarte. Cuando contactes con nosotros no te olvides de indicarnos el resto de síntomas que han aparecido con todas esas babas, será crucial para determinar qué le ocurre.

            ¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

            Pin
            Send
            Share
            Send
            Send