Animales

Te gustan los perros pitbull? ¡Descubre cómo adiestrar un pitbull!

Pin
Send
Share
Send
Send


Socializar con otros perros, erigirse en su líder o una buena dosis de ejercicio, entre otras, son las claves para criar a esta raza, asociada por la sociedad a un alto nivel de agresividad

El pit bull es una raza reconocida como potencialmente peligrosa. No obstante, no solo la carga genética que determina la agresividad del animal, sino también el tipo de crianza que reciba. Si estás pensando en adoptar uno de estos perros, estos consejos sobre el adiestramiento del pit bull te serán muy útiles.

Cómo llevar a cabo el adiestramiento del pit bull

Si bien es cierto que un perro no nace agresivo por naturaleza, sí que hay razas que tienen más tendencia que otras a serlo, y el pit bull es una de ellas. Por ello, un adiestramiento ordenado, firme y riguroso sería necesario para que nuestro animal no sea desagradable con otros perros u otras personas.

Si sigues estos prácticos y sencillos pasos, el pit bull puede ser tan válido como mascota como cualquier otro perro.

Socialización

Socializar a tu cachorro desde el primer momento en que llega al mundo es un paso vital para conseguir el objetivo: un perro noble y sociable, valga la redundancia. Debido a su genética y sus características físicas, el pit bull suele mostrarse dominante, actitud que se agravará si crece en soledad.

Llévalo al parque y deja que juegue con otros perros, o si puedes ten una segunda mascota en casa. Márcale lo que haga mal y muéstrale cómo hacerlo, y verás cómo poco a poco se convertirá en un perro muy social.

Haz que respete a todas las personas

Uno de los fallos que cometen quienes llevan a cabo el adiestramiento del pit bull es hacerle ver que solo el dueño es quien merece respeto. Los problemas que ocasiona esto es que podrían atacar a otras personas.

Es importante enseñar al perro que cualquier persona merece respeto y, en algunos casos, obediencia. Si le enseñas de este modo, tendrás un perro noble y bueno con los niños, los ancianos o cualquier otro miembro de tu entorno. Asumirá que su papel es inferior al de los humanos y ‘se pondrá a su servicio’ por decirlo de algún modo.

Educa su mordida

Los perros, especialmente cuando son cachorros, tienen la costumbre de morder todo el tiempo y, aunque no lo hacen con mala intención, pueden hacer daño. Especialmente, el pit bull tiene una mandíbula poderosa que podría dañarnos fácilmente.

Educarlo para que no muerda mientras se juega será vital si no queremos tener problemas con nuestro animal. Evitar que haga daño a otros, ya sean perros o personas, nos evitará muchas preocupaciones.

Sé su líder

Como todos los perros, el pit bull también es un animal de manada y, como comentábamos antes, tiene la tendencia a creerse superior a otros. Por tanto, es necesario que desde que es un cachorro le muestres quién manda: tú.

Debes ser su líder y hacerle entender que él depende de ti y que, por ende, es inferior. Además de ser importante para ti y tu familia, hacerle entender esta verdad es esencial para su equilibrio pues, como es algo innato en él, si recibe negativas de sumisión del exterior presentará conductas agresivas.

El pit bull tiene un gran exceso de energía que necesita canalizar a través del ejercicio. No bastará con que lo saques unos minutos a hacer sus necesidades, sino que requerirá de carreras al aire libre y juegos que lo cansen.

En este exceso de energía podemos comentar también que presentará conductas destructivas si está mucho tiempo solo. El pit bull necesita constante control y educación, razón por la que tiene que tener cerca a su líder el mayor tiempo posible.

Sé firme pero paciente

Recuerda que el refuerzo positivo siempre da buenos resultados, especialmente en los animales. Aunque debes darle mucho cariño a tu mascota, no olvides ser firme en tus órdenes y no desistir a la primera de cambio. Si sabes bien cómo entrenar a tu nueva mascota no necesitarás recurrir a prácticas violentas ni rudimentarias.

Ya ves que el adiestramiento del pit bull no es mucho más complicado que el de cualquier otra mascota: necesitarás precaución, perseverancia, paciencia y cariño.

Antes de ver cómo adiestrar un pitbull… ¿qué debo saber sobre la raza?

Los perros pitbull son considerados PPP en España, por lo que para tener uno necesitas una licencia, si aún no la tienes, la conseguirás pasando una serie de pruebas. En Wakyma puedes encontrar toda la información que necesitas sobre la raza pitbull y los perros potencialmente peligrosos.

Los perros pitbull son muy fuertes y tienen energía para aburrir, ¡prepárate! Necesitan un dueño fuerte y exigente que sepa guiarle. No queremos decir que debas ser violento con él, sólo se trata de ser firme para que el perro se tome en serio el adiestramiento. Si ya tienes experiencia educando a perros de este tipo, ¡mucho mejor!

Los perros de raza pitbull están considerados una raza peligrosa por lo que es esencial que estén bien educados y adiestrados.

Aunque tener un perro en casa es siempre motivo de alegría y de horas de diversión, existen algunas razas que están "mal vistas" o de hecho son consideradas "peligrosas", de modo que aquellos que tengan perros de dichas razas deben tener especial cuidado y precaución a la hora de cuidar y entrenar a sus mascotas. Veamos ahora una sencilla guía de pasos en la que vamos a explicarte cómo adiestrar un pitbull.

Los pitbull es una de las razas de perros consideradas "peligrosas" pero lo cierto es, que cuando los perros de esta raza están bien educados y debidamente socializados, son mascotas muy amigables y cariñosas. Eso sí, con su alto nivel de energía y fuerza, los pitbull no son para todos. Pero si decides que esta sea tu mascota, rápidamente te darás cuenta que son extremadamente inteligentes y con muchas ganas de aprender. De hecho es de las razas que sobresale en el entrenamiento de obediencia y los deportes caninos, pero por desgracia siempre que se habla de esta raza de perro es para informar sobre peleas de perros o algún ataque a personas. Esta es una de las razones por las que es tan importante hacer un esfuerzo extra para entrenar a tu pitbull. Un pitbull bien adiestrado puede ser un embajador de su raza, demostrando al mundo que con un hogar y entrenamiento amorosos, esta raza de perros pueden ser maravillosas mascotas.

¡Llegó el día! Tu pitbull llega a casa…

El recibimiento de cualquier perro en el hogar, aunque no lo parezca, ¡es importantísimo! El primer contacto de un cachorro con su nuevo hogar juega un papel fundamental en su adaptación y por tanto, el desarrollo de su personalidad. Los cachorros están en una fase de su vida en la que todo es nuevo y todo impacta enormemente en su carácter. ¡Por eso necesitamos que su llegada a casa sea una experiencia memorable!

Debes tenerlo todo preparado para cuando llegue. Sus platos y comida comprados, su camita en el lugar donde decidas que va a dormir, juguetes… ¡Todo lo que necesita! Lo mejor es que coloques su cama en un lugar cálido y confortable y donde tú vayas a pasar bastante tiempo, ¡tu cachorro va a querer estar contigo, no solito! Por tanto, el salón es un buen lugar. Si es otoño o invierno, procúrale también una mantita.

También es muy importante establecer desde el primer momento unas normas de conducta y que seas firme para que las cumpla. Si dejas que un día haga una cosa y se lo prohibes al día siguiente, tu perro acabará confundido. Por ejemplo, rascar los muebles o coger cosas de la basura será un rotundo NO desde el primer día. O si has decidido que va a dormir solo, no debes hacer caso si llora los primeros días, no cedas. En unos días se le pasará y se acostumbrará a dormir en su lugar.

Pasos para adiestrar un pitbull

  1. Intenta la socialización temprana porque resulta clave: Si tienes un cachorro de pitbull joven o estás planeando conseguir uno pronto, haz de la socialización tu máxima prioridad. Es importante que tu cachorro de pitbull aprenda a sentirse cómodo con una amplia variedad de personas y situaciones desde una edad muy temprana. Debes exponerlo a niños, hombres, mujeres y otros animales. Haz que se acostumbre a ser manejado. Debes comenzar su educación, socializando desde un aspecto positivo y optimista, y permite que tu cachorro de pitbull se acerque a cosas nuevas a su propio ritmo. Esta temprana socialización es el componente más importante del programa de entrenamiento de tu perro.
  2. Usa el refuerzo positivo para entrenar a tu pitbull: Realmente no hay nada diferente en entrenar a un pitbull que cualquier otra raza de perros. Sin embargo, debido a su construcción muscular y su fuerza, el entrenamiento que respecta a las correcciones de la correa u otro castigo no siempre es efectivo. Es probable que obtengas mejores resultados con técnicas de refuerzo positivas, como la capacitación con "clicker" u otra capacitación basada en recompensas. La mayoría de los pitbulls están ansiosos por aprender y estarán felices de trabajar por las recompensas.
  3. Refuerza la relación del pitbull con otros perros: Debido a que los pitbull tienen una historia de haber sido criados como perros de pelea, no siempre son tolerantes con otros perros. Es importante recordar, sin embargo, que cada perro es un individuo. A algunos les va bien en hogares con otros perros, mientras que otros muestran agresividad hacia otros perros. No se puede enfatizar lo suficiente que la agresión hacia los perros no sea igual a la agresión hacia los humanos. El hecho de que un pitbull sea intolerante con otros perros, no significa que vaya a ser agresivo con las personas.
  4. No importa cómo reaccione tu perro a otros perros, es tu trabajo asegurarse de que permanezca tranquilo en su presencia. La socialización temprana puede ayudar, y la obediencia básica es vital. Puedes mantener el control sobre tu perro en presencia de otros perros enseñándole a concentrarse en ti. Debes enseñarle que cuando haya otros perros te mire. Para ello debes entrenarle con la orden "mirame" en cuanto haya otro perro y hacer que el pitbull te mire a ti. Otros comandos que pueden ayudar incluyen la permanencia en el sitio o el retiro de emergencia . Para asegurarte de que tu perro responde a tus órdenes, incluso cuando otros perros lo distraigan, tómate el tiempo para practicar las órdenes en una variedad de entornos y situaciones. Es importante que tu pitbull pueda responder a tus órdenes cuando esté en el parque tan bien como lo hace en su sala de estar.
  5. Entrenamiento avanzado y deportes caninos: Los pitbulls suelen ser energéticos y divertidos a la hora de entrenarse. A muchos de ellos les va bien en la obediencia avanzada y en los deportes caninos, como la agilidad o las competiciones con diferentes obstáculos. Estas actividades son una excelente manera de divertirse y vincularse con tu pitbull y reforzar su buen comportamiento al mismo tiempo. La obediencia avanzada y los deportes caninos tienen el beneficio adicional de ofrecer la combinación perfecta de ejercicio y estimulación mental que estos perros activos e inteligentes anhelan. Puedes buscar algún centro en el que practiquen este tipo de entrenamiento y deporte y llevar a tu perro para que pueda divertirse mientras aprende a ser un buen perro.

Cuando se trata de adiestrar a un pitbull no podemos decir que las pautas difieran mucho del entrenamiento hacia otro perro. La única diferencia viene de la percepción del público en torno a esta raza de perro. Tienes que tomarte tu tiempo para entrenar a tu pitbull , y tendrá un miembro de la familia feliz y saludable que sea verdaderamente un embajador de su raza.

Adiestra a tu pitbull para que sepa comer

¿Cómo adiestrar a un perro pitbull para que aprenda a comer? Pero… ¿cómo que aprender a comer? ¡Sí! Las rutinas de alimentación son tan importantes para un perro como la comida en sí. Vamos a ver unas cuantas pautas para establecer unas pautas de alimentación del perro pitbull:

    Elige una com > (foto via: nosolomascotas)

Enseñar a un perro a hacer sus necesidades durante los paseos y no dentro de casa es una de las partes más importantes de su educación inicial. El caso del perro pitbull en este aspecto es igual al de cualquier otro perro, las pautas a seguir son las mismas. Vamos a ver cómo adiestrar un pitbull para hacer sus necesidades:

  • Si ha llegado a tu casa siendo cachorro, probablemente aún no pueda salir a la calle porque le faltan sus primeras vacunas. Durante ese tiempo, por supuesto, necesitará hacer pis y caca y… lo hará dentro de casa. ¡Pero eso no significa que no podamos empezar con su educación!
  • Tendrás que establecer un lugar donde quieras que lo haga. Puede ser un rincón en la cocina, en el baño… Donde quieras, pero procura que esté bien separado de sus lugares de comer y dormir.
  • Cuando lo hayas eleg >

¡Es fácil! Sólo requiere un poquito de paciencia y comprensión. ¡No regañes a tu perro cuando haga pis donde no es! Límpialo e ignóralo, está aprendiendo. En vez de castigar sus errores, premia sus buenos comportamientos, así los afianzarás mejor.

Cuando pueda salir, recuerda felicitarle cada vez que haga sus necesidades en la calle.

Cómo adiestrar a un perro pitbull: ejercicio físico y educación

Cuando tu perro pitbull ya pueda salir a la calle, necesitará ejercitarse entre dos y tres veces al día. Y recuerda, ¡es un perro con mucha energía! No basta con salir y dar una vuelta a la manzana, necesita algo de juego y actividad física. Tampoco se trata de fatigarlo, es un cachorro.

Simplemente atiende siempre a su comportamiento, si aún tiene energía, sigue jugando, si se muestra cansado, es hora de volver a casa. Su propia capacidad física te marcará la intensidad de las salidas.

Mantente firme a la hora de pasearlo con la correa, pero permite que olfatee, se socialice, explore… ¡está conociendo todo un entorno que es nuevo para él! Y al fin y al cabo, es su paseo, aunque tú seas el líder de la manada, tiene que disfrutar.

¡Socializar es importantísimo! Deja que se acerque y huela a otros perros, que juegue si quiere… Si te cruzas a personas que quieren saludar o acariciar a tu perro, deja que lo hagan. Acostumbrarse a tratar con personas extrañas es también esencial para que su comportamiento se forme de manera adecuada.

Desarrolla la inteligencia de tu pitbull

Los pitbull son perros inteligentísimos y necesitan estimulación mental constante. ¿No sabes cómo adiestrar a un perro pitbull? Son muy importantes las órdenes básicas de obediencia, como sentarse, venir cuando lo llamas, estarse quieto… Comienza por estas, que son las más básicas y poco a poco podrás ir incrementando la dificultad, e incluso enseñarle juegos y trucos. Se divertirá, se sentirá útil y mantendrá la mente ocupada… y además, pasará tiempo contigo. Eso, en un perro, ¡se traduce en felicidad!

Si no quieres descendencia, plantéate la castración. Eso, además de lo obvio, consigue regular su temperamento y también previene problemas de salud.

Esperamos haberte dado unas cuantas pistas sobre cómo adiestrar a un pitbull. ¡Seguro que lo conseguirás! El esfuerzo merece la pena, verás cómo tu perro pitbull crece sano, fuerte y feliz… y hará felices a los demás.

Si consideras que necesitas más ayuda, puedes consultar cualquiera de los muchos artículos que Wakyma ha preparado para ti. ¿Tienes dudas sobre el carácter de la raza pitbull o sus necesidades? ¿Quieres profundizar en tus conocimientos sobre adiestramiento? Recuerda, en Wakyma lo tienes todo. ¡Te esperamos!

¿Los pitbull son agresivos?

En la introducción te hemos explicado que el pitbull está considerado un perro potencialmente peligroso, lo que suele provocar una falsa creencia muy común: pensar que la agresividad está determinada por la raza.

La conclusión principal de un estudio publicado en la Universidad de Córdoba es que los dueños son los principales responsables de los ataques de sus canes. Según el autor, Joaquín Pérez Guisado, la causa mayoritaria de que un animal manifieste conductas relacionadas con la agresividad es la mala o inexistente educación proporcionada.

No obstante, es importante resaltar que existen otros factores que pueden influir, como la genética, la socialización o las experiencias vividas. Así mismo, otro estudio publicado en la University of Bristol, la científica Barbara Schoening afirma que vincular la agresividad a unas razas determinadas no tiene ningún rigor científico.

De hecho, un tercer artículo publicado en la edición americana del Huffington Post va más allá: en él encontramos los resultados de una investigación llevada a cabo por la American Temperament Test Society en más de 450 razas de perros, que señala que el pit bull terrier americano es la quinta raza canina más tolerante, justo por detrás del labrador retriever, el golden retriever, el staffrodshire bull terrier y el pug o carlino.

Aún así, la ley no parece estar de parte del pit bull terrier americano, pues argumentan que debido a su poderosa mordedura y a su fuerza física debe ser obligatorio el uso de bozal y otras medidas preventivas. No obstante, otros perros con características muy similares no están consideradas como PPP, ¿por qué sucede? Obviamente la historia juega un papel decisivo.

Debemos saber que todas las razas que hoy en día están consideradas como "potencialmente peligrosas" han sido utilizadas en peleas caninas, caza deportiva, defensa del hogar, protección del ganado y hasta como perros de guerra. Por desgracia, todos estos factores han fomentado que la sociedad llegue a creer que estos perros son peligrosos, sin que existan estudios científicos que lo puedan avalar.

Paciencia, constancia y respeto: las claves para tener un perro equilibrado

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no hay perros agresivos. Es cierto que hay especies que son más nerviosas que otras, como es el caso del Pitbull, pero cualquier can que no ha sido educado con respeto puede tener comportamientos violentos para con otros animales incluyendo a las personas.

Así, lo ideal para adiestrar a un Pitbull, y a cualquier perro, es utilizar el adiestramiento en positivo. Cuanto antes se empiece mejor, pero si es adulto también puede aprender, lo único que le llevará más tiempo.

Refuerza lo positivo, nunca lo negativo

Aunque pueda parecer lógico, a veces recompensamos conductas que no deberíamos sin darnos cuenta de lo que estamos haciendo. Por ejemplo: cuando vamos paseando y el perro se pone a ladrar a otro sin más, y nosotros le decimos ”calma”, ”tranquilo/a”, y/o le acariciamos. Esto es lo que haríamos si se tratase de un niño humano que llora porque siente miedo o se ha asustado con algo, pero no es lo que debemos hacer con los perros.

Puede parecer cruel, pero si les damos cariño cuando tienen este tipo de comportamientos, les estaremos dando a entender que está bien que lo tengan, por lo que más les costará aprender a ser felices.

Adiéstralo en casa…

Cada día hay que hacer sesiones de 5 a 10 minutos de adiestramiento unas tres o cuatro veces en casa, puesto que es un entorno donde el animal se siente seguro. Estas sesiones tienen que ser divertidas, y siempre se tiene que premiar al perro cada vez que haga algo que está bien, ya sea con golosinas para canes o con juguetes.

Usa siempre una sola palabra para cada orden que le des, y no le enseñes otra cosa antes de que no haya aprendido la anterior. De este modo, le será mucho más fácil entender lo que quieres que haga.

…y en la calle

El pitbull necesita hacer ejercicio físico para mantenerse tranquilo el resto del día, de modo que hay que sacarlo a pasear y/o a correr todos los días. Aprovechando que está fuera de casa hay que dejar que tenga contacto con otros perros, pero teniéndolo atado a la correa y ofreciéndole premios cada vez que sienta curiosidad por ellos (mueva la cola de un lado a otro, se acerque respetuosamente sin gruñir ni mostrar los dientes).

En el caso de que surjan problemas, es muy recomendable consultar con un adiestrador que trabaje en positivo.

¿Cómo adiestrar a un American Pitbull terrier?

Debemos comenzar con su educación desde cachorro, aunque obviamente con mucha paciencia y cariño. Los cachorros no quieren aprender nada, solo comer y jugar así que no desesperes.

Generalmente debemos esperar a los tres o cuatro meses de vida antes de comenzar con las cosas más básicas, siendo a partir del año cuando debemos tomarnos su educación muy en serio.

La mejor técnica de adiestramiento: El refuerzo Positivo

El refuerzo positivo es la técnica de educación canina mas utilizada en el mundo entero, por ser la mas efectiva y la menos agresiva. Todos los perros responden bien antes esta técnica, así que no dudes en poner en práctica.

Consiste en darle un premio (una chuchería o galleta para perros) a nuestro cachorro de Pitbull o perro adulto cuando haga algo bien, cómo obedecer la orden de “siéntate” o simplemente cuando acuda a nuestra llamada.

El perro asocia la obediencia a la comida en forma de premio y aprende rápidamente y con ganas, pues la comida es el punto débil de cualquier perro. Recuerda no usar nunca, bajo ningún concepto, agresividad.

Si tu perro te ve agresivo, con el o con otros perros o personas, aprenderá a ser agresivo simplemente por imitación. Así que está totalmente prohibido castigar a un Pitbull físicamente o con un estado de ánimo agresivo.

Cómo enseñar a un Pitbull a acudir a nuestra llamada

Bastará con llamarlo con su nombre y enseñarle un poco de comida, una galleta para perros o un pequeño trozo de salchicha pueden servirnos. Los perros aprenden por repetición, así que repetiremos esto a diario.

Al llamar a nuestro Pitbull, cuando venga le felicitaremos mucho (refuerzo positivo) y le daremos un pequeño premio, un trozo de comida. En apenas unos pocos días aprenderá a acudir siempre a nuestra llama.

Lo correcto es llamarlo por su nombre y después dar la orden, por ejemplo “Thor, ven aquí!!”. Aunque aprenda en pocos días, debemos repetir este ejercicio constantemente para que la orden quede bien gravada y más adelante, acuda incluso cuando otras distracciones ocupen su mente.

Aprendiendo a sentarse a la orden

Una vez mas usaremos la comida cómo premio para que aprenda fácilmente a sentarse. Lo correcto en estos casos es llamarlo por su nombre y darle la orden “Thor, siéntate!!”. Obviamente el perro no sabrá que es “siéntate” así que le ayudaremos.

Con la mano izquierda sujetaremos el premio mientras que con la derecha presionaremos sobre su lomo para obligarlo a sentarse. Lo haremos muy suavemente, para que sea el quien se siente .

Cuando lo haga, le felicitaremos y le daremos el premio. Sentarse es algo muy sencillo de enseñar y muy pero que muy práctico.

Educar a un Pitbull para que se tumbe en el suelo

Una vez que nuestro Pitbull haya aprendido bien la orden de sentarse, algo que generalmente debe tomarle un par de semanas con sesiones diarias de media hora de educación, podremos enseñarle a tumbarse.

Una vez que esté sentado, le daremos la orden de tumbarse “Thor, túmbate!!” y cómo el no sabrá que debe hacer, le ayudaremos con la ayuda del a comida.

Estando sentado, pondremos el premio frente al hocico del Pitbull sin dejar que lo coma. Iremos alejándolo poco a poco de su hocico, bajando nuestra mano al suelo y alejándola un poco, para que de forma instintiva se tumbe para comer el premio.

Una vez se tumbe, le felicitaremos y le daremos el premio. Es algo realmente sencillo una vez sepa sentarse.

¿Por qué es tan importante enseñarle estas cosas?

Insistimos, un Pitbull además de ser un gran compañero de vida y un perro súper cariñoso con nosotros, es también un perro muy fuerte, impulsivo y enérgico, lo cuál puede suponer un peligro si se dan situación de tensión.

Imagina que un perro tonto no para de ladrarle a nuestro Pitbull o incluso le provoca para pelearse, o que nuestro Pitbull ve a alguien sospechoso y saca su instinto protector…. ¿Qué necesitas que sepa hacer la croqueta o que sepa estar sentado, tranquilo y quieto?

Enseñar a un perro a sentarse y obedecer sentado pase lo que pase, es lo más importante de todo. También que acuda a nuestra llamada siempre, sin excepción. Con estas dos ordenes bien controladas, tendremos una vida mucho mas tranquila con nuestro Pitbull.

¿Qué hacer si no puedo enseñarle educación?

El American Pitbull terrier es algo testarudo en ocasiones, si no puedes enseñarle por ti mismo estas ordenes o no te hace caso, te recomendamos enérgicamente que acudas a un adiestrador canino.

Un adiestrador puede enseñar a tu perro, o ayudarte a que le enseñes tu. Y créenos, es totalmente necesario que aprenda a obedecernos, si o si.

¿Que es lo que no debo enseñarle nunca a mi Pitbull?

Nunca, bajo ningún concepto enseñes a tu Pitbull técnicas de adiestramiento agresivas, cómo ordenes de defensa (atacar, morder, ladrar, etc….).

Los Pitbull son perros realmente fuertes, si les enseñamos malas técnicas serán perros muy peligrosos. Recuerda que cuando un perro ataca a otro perro o persona, generalmente es sacrificado ¿Quieres ese futuro para tu Pitbull?

El temperamento real de los pit bull terrier americano

Cuando hablamos del temperamento del pit bull terrier podemos afirmar que nos encontramos ante un perro vivaz, seguro de sí mismo, extremadamente cariñoso con el ser humano y protector con los niños pequeños. Cualquiera que forme parte de su núcleo familiar y entorno, incluidos animales de otras especies, podrán disfrutar de un perro noble, atlético y con una gran autoconfianza y desenvoltura.

¿Cómo educar a un pitbull cachorro?

La educación de un perro pitbull cachorro se rige bajo las mismas reglas que las de cualquier otra raza de perro. No obstante, te ofrecemos un pequeño repaso para que sepas qué tener en cuenta la hora de saber cómo entrenar a un pitbull cachorro:

  • Decide con antelación a la llegada del cachorro qué va a poder hacer y qué no. Por ejemplo, si va a poder subirse a los sofás o a las camas, donde va a dormir. Toda la familia debe conocer y cumplir las reglas, ya que si actuáis de distinto modo el perro se sentirá confuso.
  • Busca un nombre para tu perro pitbull y enséñale a asociarlo correctamente mediante el uso del refuerzo positivo (golosinas, caricias, palabras amables…), es imprescindible para que te preste atención. Bastará con poco tiempo si le pones empeño.
  • Debes socializar a tu perro pit bull desde que es un cachorro con otros perros, personas, animales y entornos. Es muy importante para que en un futuro pueda relacionarse con perros y personas adecuadamente y no padezca conductas relacionadas con el miedo o la agresividad.
  • Evita regañar y castigar a tu perro cuando haga algo malo. Sustitúyelo por el uso del refuerzo positivo siempre que te sea posible. Ante una situación desagradable solamente es necesario utilizar un "No" firme, él te escuchará y entenderá a la primera.
  • Debe aprender cómo morder para que no te haga daño una vez crezca, para ello será fundamental propiciar una vida relajada así como el uso de juguetes y mordedores y evitar el juego directo con las manos u otras partes del cuerpo.
  • Debes tratar de crear un vínculo basado en entendimiento y nunca en el miedo o la imposición. Si le riñes excesivamente, estarás generando estrés en el perro y harás que esté más predispuesto a mostrar problemas del comportamiento.
  • Enseña a tu perro a quedarse solo poco a poco e infórmate sobre los trastornos relacionados con la separación para prevenirla adecuadamente.
  • Enséñale las ordenes básicas de obediencia que te ayuden a prevenir un accidente y a comunicarte con él, como el sentado, el tumbado, el quieto o el ven.
  • Haz sesiones cortas de entrenamiento. Los perros muy pequeños pueden practicar entre 2 y 5 minutos, mientras que los más mayores pueden entrenar entre 5 y 10 minutos como máximo.

No obstante, es básico resaltar que el pitbull terrier americano es un perro activo y vital, lleno de energía que necesita quemar y liberar. Debemos ser conscientes de que en su día a día no pueden faltar los paseos y la actividad física, por ese motivo te animamos a tratar de conocer más a tu perro y descubrir junto a él sus necesidades concretas de paseo y ejercicio. Cada individuo es único y debemos adaptarnos a él. Eso sí, no se aconseja abusar en absoluto del ejercicio físico, aunque el A.p.b.t. sea un deportista de élite. Con un tiempo medio de dos horas al día tendremos más que suficiente.

Otro detalle que no debe pasarse por alto es la estimulación mental. Si bien el ejercicio físico es muy importante para esta raza, una vez establecida la rutina física se deben empezar a llevar a cabo ejercicios mentales.

Finalmente recordar que cualquier raza PPP debe ir siempre con bozal en España. Por tanto, es fundamental que empieces a acostumbrar a tu cachorro pitbull al bozal cuanto antes. Puedes empezar cuando haya cumplido los dos meses, pero siempre poco a poco. Empieza con sesiones de 1 minuto y a partir ahí, se deben aumentar los tiempos.

¿Cómo educar a un pitbull adulto?

Si has adoptado a un pit bull terrier americano aprovechamos para felicitarte, pues son muchos los perros pitbull que llenan las perreras de todo el mundo por la cantidad de trámites que se deben realizar para poder adoptarles.

Para empezar es importante informarnos en la medida de lo posible acerca de su procedencia: historia, anterior familia, si se trata de un perro rescatado, si ha padecido malos tratos, etc. No te frustres si su reacción es aversiva hacia otros perros o personas, debes entender que el comportamiento es un reflejo de sus experiencias vividas, genética y socialización.

Debes tener muy claro que bajo ningún concepto debes regañarle o utilizar el castigo físico, pues debes saber que se trata de un perro muy poderoso del que desconoces su carácter e historia. Fijarte en su lenguaje corporal será fundamental para comprenderle, de esta forma seremos capaces de identificar si en algún momento se siente asustado, estresado o tenso.

La paciencia y la constancia son claves para el entrenamiento del pitbull adulto, pues se trata de un perro muy inteligente que se desvive por complacer a su compañero humano y cualquier otro que forme parte de su núcleo de amistades o familia.

Le enseñaremos las órdenes básicas de obediencia en sesiones cortas de adiestramiento, procurando que para él sean un juego, reforzando los comportamientos adecuados con premios e ignorando los perros. No obstante, recuerda que no debes basarte únicamente en la comida, los halagos y las caricias son también excelentes reforzadores.

Si has observado que tu perro manifiesta algún problema del comportamiento lo ideal es acudir a un etólogo o educador canino, especialmente si no está bien socializado. Nunca intentes hacerlo tú mismo, podrías ponerle en riesgo.

Consejos para perros pitbull

Recuerda que si resides en España deberás cumplir todos los requisitos legales: no haber estado en prisión, disponer de la licencia de PPP, abrir un seguro de responsabilidad civil y llevar el registro al día. Además, tu perro deberá ir siempre atado y con bozal en espacios públicos, utilizando una correa de, máximo, un metro y medio (nunca extensible).

Si deseas leer más artículos parecidos a Adiestramiento del pitbull, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Pin
Send
Share
Send
Send