Animales

4 tips para evitar tu perro excave hoyos en el jardín

Pin
Send
Share
Send
Send


Si quieres que tu perro deje de cavar en el jardín pero no sabes qué hacer, ¡con este artículo se acabaron los hoyos sorpresa! Te damos los consejos que necesitas para que tu perro deje de lado la costumbre de llenar el jardín de agujeros en cuanto te descuidas. ¡No te lo pierdas!

1. No dejes que tu perro acumule energía

Si tu perro no deja de cavar, lo más seguro es que sea porque tiene demasiada energía acumulada. Recuerda que el ejercicio es fundamental para todos los perros, en mayor o menor medida, y que es tu responsabilidad como dueño sacar a tu perro a pasear las veces que sea necesario. No sólo para hacer sus necesidades, sino también para ejercitarse.

Plantéate si quizás tu perro necesita más ejercicio del que hace a diario, ¡sácalo más veces o da paseos más largos y volverá a casa más cansado!

2. No permitas que tu perro se aburra

Todos nos aburrimos algunas veces ¡y los perros también! Deja a disposición de tu perro algún juguete, o mejor aún, juega con él. Pasar tiempo juntos combatirá el aburrimiento y además ayudará a reforzar tus lazos con tu mascota.

Por el contrario, si tu perro está aburrido, optará por hacer trastadas para distraerse, entre ellas, cavar hoyos.

3. No fomentes que entierre objetos

Los perros entierran cosas por puro instinto, es un reflejo de su vida salvaje y su necesidad de esconder alimento para luego recuperarlo. Sin embargo, a veces este instinto puede volverse en una mala manía, ya que los perros domésticos pueden enterrar no sólo comida, sino también objetos.

Si tu perro tiene costumbre de enterrar sus juguetes, una buena forma de acabar con este comportamiento es hacer que juegue con ellos colgados de una cuerda, de modo que no toquen el suelo. Si tu perro tiene problemas de posesividad con objetos, este método también ayuda a remediarlo.

4. Si tu perra está embarazada, prepara su nido

El instinto maternal de las perras hace que ellas mismas preparen un nido donde esperan alojar y proteger a sus futuros bebés. Una forma de hacerlo, obviamente, es cavar hoyos en el jardín. Para evitarlo, ¡prepara tú mismo ese nido!

Igualmente, esta es una costumbre típica de perras con embarazo psicológico. Si es el caso de tu mascota, los inhibidores hormonales pueden ayudar. ¡Si tu perra tiene embarazo psicológico, acude a tu veterinario!

5. Realiza cambios en tu jardín

Una pequeña remodelación del jardín puede ayudar a que tu perro deje de cavar. Por ejemplo, puedes colocar piedras en los lugares donde suele hacerlo. Otra opción son las vallas, si quieres evitar que tu perro acceda a ciertas zonas, pero puede ser más invasivo a la vista.

Sin embargo, ¡no olvides que cavar es un instinto! Si no se lo quieres atrofiar, otra opción es enseñarle a cavar sólo donde sí puede hacerlo: coloca un cajón de arena en el jardín. Se lo pasará genial y el césped y plantas quedarán intactos.

6. No te pases el día regañando a tu perro

Recuerda que los perros no son capaces de entender por qué los regañamos si lo hacemos tiempo después de su trastada, tiene que ser en el momento o no servirá de nada más que para ponerle triste.

Corregir conductas problemáticas lleva algo de tiempo, ten paciencia y sé constructivo con tu mascota.

La costumbre de cavar en el jardín es muy común, pero se puede solucionar con paciencia, cariño y tomando las medidas adecuadas. ¡Sigue nuestros consejos y lo conseguirás!

Método 1: distrae a tu perro apenas comience a excavar

Supervisa a tu perro cuando sale al jardín. Apenas comience a cavar, distraerlo con un aplauso o un silbido fuerte. La idea es distraerlo, no asustarlo. El objetivo es interrumpir la excavación y el pensamiento del perro para redirigirlo a una actividad diferente, como perseguir una pelota o jugar.

También se puede tirar un par de sus premios favoritos al suelo. La idea es regarlas por todo el jardín para que se distraiga y se olvide de cavar hoyos. Sin embargo, hay que tener cuidado de que no se lleve a la boca cosas diferentes a los premios

Método 2: demarca una zona del jardín para que tu perro excave

Puede ser muy difícil de eliminar un comportamiento natural en los perros. Por ello resulta más fácil controlar una zona donde se le permita excavar. Marca el área mediante el uso de fronteras de plantas, o una cerca que pueda clavarse en la tierra. Entierra objetos valiosos para tu perro y hazlo a modo de juego.

Debes enseñarlo a que solo excave en esa área. Cuando intente hacerlo en otro lugar, distraelo y llévalo a la zona permitida. Cuando comience a desenterrar los objetos valiosos, felicítalo y recompensalo para afianzar el comportamiento.

¿Por qué mi perro cava hoyos en el jardín?

Todo comportamiento canino tiene su explicación lógica. Antes de nada debes saber que para ellos se trata de un comportamiento instintivo, sus antepasados cavaban hoyos para enterrar comida o para construir guaridas para protegerse de las inclemencias, por lo que se trata de un comportamiento normal en ellos. Pero esta no es la única razón que explica este comportamiento, existen otros motivos. Estos son los mas comunes:

  • Falta ejercicio físico
  • Falta de atención
  • Existe un problema de ansiedad (incluida la ansiedad por separación)
  • Nunca se les ha corregido
  • Es una actividad entretenida para ellos

Por suerte este es un problema que tiene solución y si ponemos un poco de dedicación y empeño por nuestra parte podemos terminar con este mal hábito.

¿Qué hacer cuando mi perro cava hoyos en el jardín?

Como hemos visto este es un comportamiento que puede tener diferentes motivos, así que lo mejor que podemos hacer es combatir varios frentes a la vez aplicando diferentes consejos, así tendremos mayores posibilidades de éxito. Es muy importante que seas constante y paciente ya que corregir este comportamiento puede requerir de tiempo. Estos son algunos consejos que puedes llevar a cabo:

Ejercicio, ejercicio y ejercicio

Cuando alguien me comenta que su perro hace agujeros en el jardín lo primero que pregunto es si su perro hace el ejercicio suficiente cada día. Uno de los errores mas comunes cuando tenemos un jardín o patio trasero es creer que los perros pueden hacer sus necesidades allí y por tanto no tienen necesidad de salir a pasear. Los perros y especialmente algunas razas (Beagle, Boxer, Border Collie….) necesitan hacer ejercicio físico en forma de paseos largos o juegos para poder consumir energía y canalizarla. De lo contrario buscarán otras formas de reducirla lo que puede traducirse en malos comportamientos como cavar hoyos o destruir cosas. Realiza paseos largos de 60/90 minutos varias veces al día y practica juegos que consuman mucha energía, como jugar a la pelota o lanzar el frisbiee.

Recuérdale las normas de la casa

Otra de las razones por las que tu perro se dedica a hacer agujeros en tu jardín es por qué sencillamente lo ha estado haciendo anteriormente (quizás también en su etapa como cachorro) y nadie le dijo que no debía de hacerse. Como hemos dicho anteriormente este hábito es normal para ellos y salvo que le recordemos que no es un comportamiento correcto tu perro no tendrá ningún motivo para dejar de hacerlo.

Es importante que sepas corregir a tu perro adecuadamente, nunca debes emplear el castigo físico y cuando veas que tu perro comience a escarbar la tierra debes de decirle alto y claro «No» y llevártelo del jardín. Es importante que lo hagas justo en el momento que lo este haciendo, de otra manera no podrá relacionarlo y será inútil que lo hagamos.

En algunos casos nuestro perro puede tener este comportamiento solamente cuando salimos de casa, lo que podría ser síntoma de una ansiedad por separación. En estos casos en muy recomendable qué, además de aplicar el resto de consejos, reforcemos nuestro liderazgo en casa para reducir la dependencia que estos tienen sobre nosotros.

Nuestro perro debe saber que no queremos que haga hoyos en el jardín

Supervisión en el jardín

A partir de ahora las visitas al jardín deberán estar controladas por nosotros. Es recomendable que solo le dejes acceder al jardín en los momentos que puedas supervisarle y no permitirle el acceso cuando no estés presente. Cuando vayas a sacarlo al jardín, ponle una correa larga y dale cierta libertad de movimiento, pero vigilando en todo momento lo que está haciendo. Déjale juguetes por el jardín con los que pueda entretenerse. Cada vez que tu perro utilice uno de esos juguetes prémiale por ello y en el caso de que tenga intención de cavar un hoyo debes de decirle alto y claro «No» y sacarlo de allí. Queremos que tu perro entienda que no conseguirá nada destruyendo cosas y puede conseguir mucho si se porta bien.

Preséntale alternativas

Esto es muy importante. Si realmente queremos terminar con esta mala costumbre de nuestro mejor amigo es muy recomendable que le demos alguna alternativa. Por desgracia este mal comportamiento le reporta importantes beneficios ya que les ayuda a reducir el estrés y los mantiene entretenidos, así que además de practicar ejercicio y hacer largos paseos es muy recomendable que tenga otras opciones mas interesantes en las que invertir su tiempo. Y es aquí donde los juguetes juegan un papel importante. Juguetes como las cuerdas para morder o el Kong pueden ser muy entretenidos y a la vez muy estimulantes para ellos. Estos les ayudan a combatir la ansiedad y son una perfecta alternativa para pasar el rato.

Conclusión

Si eres una de esas personas afortunadas por tener un jardín en su casa, no dejes que tu perro te estropee un espacio tan apreciado. Este problema tiene solución si aplicamos estos sencillos consejos y lo hacemos con dedicación y constancia. Los perros pueden aprender a portarse bien y evitar ciertos comportamientos si les educamos de manera correcta, y esto como has podido ver está al alcance de tu mano.

¿Por qué escaban los perros?

Si tu perro cava agujeros en el jardín, está intentando satisfacer sus necesidades de alguna manera. Una situación grave de estrés o de ansiedad puede llevarle a intentar paliar su malestar mediante actividad física intensa o, en este caso, escarbando en el jardín.

Son varias las razones por las que puede llevar a cabo esta conducta, pero lo fundamental para intentar ayudarle será identificando la causa que le anima a hacer agujeros:

    Guardan cosas: es una conducta instintiva. Los perros esconden sus bienes preciados bajo tierra y para eso tienen que cavar. Sin embargo, los perros que viven dentro de las casa y no en el jardín pueden guardar sus cosas debajo de mantas alfombras o dentro de sus jaulas de viaje o casas para perros. No siempre tienen que cavar para "almacenar" sus juguetes y restos de comida favoritos.

Eso nos lleva a un tema de discusión, "¿dónde deben vivir los perros?". Argumentar sobre si los perros deben vivir dentro de la casa o en el jardín es muy antigua y no tiene respuesta. Cada quien decide dónde debe vivir su perro. Sin embargo, en mi opinión, los perros son seres con quienes compartimos nuestras vidas, no objetos, y por tanto deben vivir dentro de la casa, junto con el resto de la familia.

  • Buscan lugares frescos: especialmente en verano, los perros pueden cavar para encontrar un lugar más fresco donde echarse a descansar. En este caso, una caseta cómoda, fresca y confortable para tu perro puede ser una solución para ayudar a refrescarle. Dejarlo descansar dentro de la casa y no en el jardín es otra alternativa. Es básico que los perros tengan siempre a su disposición agua fresca y abundante para evitar un posible golpe de calor.
    • Buscan un lugar cómodo: es un caso similar al anterior, pero en el que el perro no busca una temperatura más agradable, sino un lugar más suave donde echarse. Remueven la tierra para que el lugar en que se echan sea más cómodo. Suele ocurrir con perros que viven en el jardín y tienen casas de madera u otro material duro sin colchonetas o mantas.
    • Quieren escapar de un lugar: muchos perros cavan con la única y simple intención de salir. En algunos casos se trata de perros que escapan de sus casas para ir a "pataperrear" como se dice vulgarmente. Se van a disfrutar la vida como perros semi-callejeros.

      En otros casos se trata de perros que tienen miedo de algo. Esos perros sienten ansiedad cuando quedan solos y tratan de escapar de ese lugar en busca de protección. Cuando el caso es muy serio, el perro puede llegar a desarrollar ansiedad por separación y en su intento de escapar puede intentar cavar superficies duras hasta destrozarse las uñas y terminar con her >

      Cómo evitar que tu perro haga agujeros

      A continuación te proponemos tres opciones distintas que pueden ayudarte a mejorar esta situación. Te animamos a probar las tres al mismo tiempo para que puedas observar cómo cambia un perro si se le ofrece atención regular, calor y juguetes:

      Si tu perro no es un cavador compulsivo y solamente cava de vez en cuando o cuando se queda solo, la solución es relativamente sencilla. Proporciónale compañía y actividades que hacer. Muchos perros escarban por aburrimiento y tristeza, comprueba por ti mismo cómo el juego y las atenciones modifican su conducta de forma positiva.

      Por otro lado, permitir a tu perro que empiece a vivir dentro de casa y pase más tiempo en el interior que en el jardín es una excelente opción. Mejorará enormemente su calidad de vida, evitarás los destrozos en el jardín y tendrás un perro feliz. En el momento de salir al jardín, será importante que le acompañes y le supervises, de esta forma podrás distraerlo cuando empiecen a florecer sus instintos cavadores.

      Finalmente te animamos a utilizar juguetes para perros. De la misma manera que para los perros que mastican las cosas, podrás darle a tu perro suficiente actividad como para que se olvide de cavar cuando se queda solo. Eso sí, ten en cuenta que deberás restringir los lugares en que lo dejas solo, por lo menos hasta que estés completamente seguro que no cavará en tu jardín. De entre todos los juguetes para perros, nosotros recomendamos sin duda el uso del kong.. El kong le ayudará a canalizar el estrés, le motivará intelectualmente y le permitirá desarrollar una actividad que le aleje del jardín.

      Alternativa para los perros que necesitan cavar

      Si tienes un terrier u otro perro adicto a cavar en el jardín, es redirigir su conducta. En estos casos no podrás eliminar esa conducta sin crear otros problemas colaterales, así que lo mejor que puedes hacer es conseguirle a tu perro un lugar donde pueda cavar y enseñarle a hacerlo solamente en ese lugar.

      Enseñar a un perro a hacer agujeros en un sitio concreto

      El primer paso será elegir el lugar en el que tu perro pueda escarbar y hacer agujeros sin problema. La opción más sensata es acudir al campo o a una zona ajardinada cercana. En ese lugar, estará delimitado por un área de dos por dos (aproximadamente y dependiendo del tamaño de tu perro). Te aconsejamos remover la tierra para que esté suelta. Está bien si tu perro te ayuda a remover la tierra, ya que ese será su agujero de excavación. Sin embargo, asegúrate que el área esté libre de plantas y raíces para que tu perro no asocie la actividad de cavar con destrozar las plantas o pueda comerse alguna de las plantas tóxicas para perros.

      Cuando el agujero de excavación esté listo, entierra uno o dos juguetes de tu perro en él, dejando sobresalir una pequeña parte de los mismos. Entonces, empieza a animar a tu perro para desenterrarlos. Si observas que no funciona, puedes probar a esparcir pienso por la zona haciendo un searching para familiarizarle con el lugar. Cuando tu perro desentierre su juguete, felicítalo y juega con él. También puedes utilizar el refuerzo positivo con golosinas y snacks para perros.

      Repite el procedimiento hasta que notes que tu perro cava con más frecuencia en ese lugar. En ese momento notarás que cavar en el agujero de excavación se ha convertido en una actividad muy apreciada para tu perro porque lo hace incluso cuando no hay juguetes enterrados ahí. Sin embargo, de cuando en cuando, deja algunos juguetes enterrados para que tu perro los pueda descubrir cuando cava y se refuerce la conducta de cavar en el agujero de excavación.

      Todo ese procedimiento lo debes llevar a cabo evitando que tu perro tenga acceso al resto del jardín cuando no tiene supervisión. Por tanto, por un tiempo tendrás que colocar puertas plegables u otras estructuras similares en algunos lugares para evitar que tu perro tenga acceso irrestricto a todo el jardín. Sólo debe tener acceso al área en la que se encuentra el agujero de excavación.

      Poco a poco, notarás que tu perro deja de excavar en otras zonas del área elegida y sólo cava en el agujero que has construido para él. Entonces, gradualmente y en varios días, auméntale el espacio al que tiene acceso cuando se queda solo. Durante este tiempo, todos los días deja enterrado en el agujero de excavación algún juguete que refuerce la conducta de tu perro. También puedes dejar los juguetes interactivos rellenos de comida, afuera del agujero de excavación, para que tu perro haga otras cosas además de cavar.

      Con el paso del tiempo, tu perro adquirirá el hábito de cavar solamente en su agujero de excavación. Habrás perdido un pedacito de jardín pero habrás salvado el resto. Recuerda que esta alternativa es sólo para perros cavadores compulsivos. No es para el perro que cava ocasionalmente y que puede aprender a masticar sus juguetes en lugar de cavar.

      Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo evitar que el perro haga agujeros en el jardín?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

      Método 4: distrae a tu perro para que no excave hoyos

      Servir la comida de tu perro junto a un rompecabezas de alimentos puede ayudar a mantener sus patas ocupadas en otra cosa. El juguete lo animará a usar sus patas para obtener su alimento, lo cual le dará una alternativa física y mental a su aburrimiento. Si usas premios en el rompecabezas, asegúrate de que sean saludables y darle la cantidad adecuada. No queremos un problema de excavación se convierta en un problema de peso.

      No importa el método que elijas, debes supervisar a tu perro por un tiempo hasta que deje de excavar en áreas no permitidas. Una vez que parece que tenga la rutina, la supervisión puede disminuir. Si la excavación sigue siendo un problema después de seguir estas sugerencias, es recomendable hablar con el veterinario y buscar ayuda de un entrenador.

      ¿Por qué escarban los perros en la tierra?

      Los perros realizan agujeros en el suelo por propio instinto, no es necesario que se lo hayan visto hacer a otros perros, ellos escarbaran en nuestro jardín de forma instintiva de la misma forma que que comen hierba cuando les duele el estómago y quieren vomitar, puro instinto primario.

      Los motivos por los que cavan la tierra son varios, no siempre lo hacen por el mismo motivo sino que existen varias razones por las que pueden querer o incluso necesitar hacer un buen agujero.

      Cavar en la tierra por aburrimiento

      Aunque parezca ridículo este es el principal motivo por el que un perro se dedica a minar nuestro jardín con decenas de agujeros por todos lados. Los perros, principalmente cachorros y jóvenes, tienen una gran cantidad de energía que necesitan gastar a diario.

      Es un gran error pensar que como el perro dispone de un amplio espacio en el jardín, no es necesario sacarlo a pasear ni hacer ejercicio con el. El exceso de energía termina derivando en una mezcla de excitación y aburrimiento que muchas veces lleva a que el perro haga agujeros en el jardín de forma repetitiva.

      No sólo el exceso de energía influye, un perro aburrido buscará la forma de entretenerse ya sea comiéndose las macetas y plantas o escarbando en la tierra. Esto es algo normal ya que en ocasiones pasan muchas horas solos.

      Escarbar en el jardín para esconder algo

      Otro gran motivo por el que nuestro perro hace hoyos es para esconder cosas. De forma totalmente instintiva los perros tienden a esconder comida o juguetes para el futuro, en un lugar donde nadie pueda quitárselos, es decir… bajo tierra.

      Cuando un perro quiere esconder un hueso para comérselo más adelante, otro día, otra semana o incluso otro mes… lo que hace es cavan un buen agujero y enterrarlo. De esta forma el sabrá donde está gracias a su excelente olfato, pero nosotros no.

      Lo mismo sucede con los juguetes, cuando quieren guardarlos para disfrutar de ellos más adelante, los esconden. Incluso si no hay nada enterrado pero ellos detectan algún olor interesante, escarbarán para localizar el origen del olor, pensando que seguramente habrá algo enterrado.

      Hacer agujeros para limar sus uñas

      Puede parecer extraño pero así es, los perros van limando sus uñas con los paseos y carreras que dan por pistas, aceras o asfalto. Sin embargo cuando las uñas no se lijan de forma natural y al perro le molestan al caminar, buscan la forma de limarlas.

      Hacer agujeros en la tierra no sólo es muy divertido para ellos, sino que además les sirve para mantener sus uñas bien limadas. Si estás convencido de que el motivo por el cuál tu perro cava agujeros es este, puede resultarte interesante esta info: Cómo cortar las uñas a un perro.

      Trucos caseros para evitar que mi perro cave agujeros en el jardín

      Que nuestro perro escarbe en la tierra no debe ser nunca un problema, siempre y cuando lo haga en el parque o en el monte, es decir fuera de casa. Si lo hace dentro de casa, en nuestro jardín, no sólo lo estropeará sino que es posible que entierre comida que termine pudriéndose y atrayendo a otros animales o insectos.

      Vamos a explicar un par de trucos súper sencillos que podemos hacer para que nuestro perro deje de cavar en el jardín. En apenas un par de días habremos solucionado el problema de forma definitiva.

      • Utiliza Vips Vaporub untando un poco sobre los bordes de las jardineras donde tu perro acostumbra a subir y cavar. El olor del Vips Vaporub es muy desagradable para los perros así que evitaran estar en zonas donde huela así.
      • Infla globos pequeños y entiérralos en sus agujeros, de esta forma cuando el vuelva a escarbar esos agujeros pinchará el globo con sus uñas y se llevará un pequeño susto. Es una forma muy sencilla y efectiva de corregir este comportamiento en perros.

      ¿Complicado? Seguro que no. Son trucos muy sencillos de la vieja escuela, donde enseñar a un perro a corregir un comportamiento indeseado cómo realizar agujeros en la tierra de nuestro jardín, se solucionaba de forma sencilla y rápida.

      Pin
      Send
      Share
      Send
      Send