Animales

Cómo limpiar los pelos de gato de mi casa

Pin
Send
Share
Send
Send


Los pelos de gato más resistentes pueden quitarse de las prendas con rodillos adhesivos, cinta de embalar y hasta con trapos humedecidos

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Última actualización: 12 de marzo de 2014

Cuando un felino entra en nuestra vida, ¡todo se convierte en un gato! Las camisas, los pantalones, los jerséis. Todas las prendas parecen empeñadas en cubrirse de una fina capa de pelos de nuestro amigo. Sin embargo, como se detalla a continuación, el pelo del gato puede eliminarse de la ropa con sencillos trucos: entre ellos, utilizar rodillos con pegamentos o cinta de embalar, recurrir a los guantes de látex y trapos humedecidos y hasta funciona poner a remojo las prendas en las situaciones más críticas.

¿Cómo eliminar los pelos de gato de la ropa?

Cuando un felino entra en nuestra vida, ¡todo se transforma en un gato! Las camisetas, los jerséis, los pantalones y hasta el sofá parecen cubrirse de una fina capa de pelos de nuestro amigo. Este hecho tiene una explicación evidente: los gatos son peludos y su pelo forma parte de sus encantos. "El pelo juega un papel importante en el sentido del tacto del felino, además de protegerle de las temperaturas extremas, frío o calor", explica Michael Foss, veterinario de la Universidad de Washington y autor de 'Anatomía y psicología del gato'.

La función protectora del pelo del felino explica que necesite renovarlo para mantenerlo saludable. Este cambio ocurre, sobre todo, cuando las temperaturas son más moderadas, es decir, durante la primavera y el otoño en el hemisferio norte. Y este pelo es el que casi de forma inevitable acaba en la ropa de quienes conviven con los felinos.

Sin embargo, cuando se trata de amores tan peludos como el del gato, es importante no perder la calma. El pelo del felino puede eliminarse de la ropa con algunos sencillos trucos o, cuanto menos, ¡reducirse de forma notable!

1. Quitar el pelo del gato de la ropa con cepillados diarios

El cepillado diario del gato es la mejor forma de eliminar los pelos muertos del cuerpo del felino y, en consecuencia, de evitar que estos caigan y acaben sobre las prendas. "Los gatos necesitan que cepillemos su pelaje cada día para mantenerlo sano y proteger su piel", explica la veterinaria Patricia González.

La regla del tres, en este caso, es sencilla: cuando mejor se cepille al felino, más pelos muertos quedarán atrapados en las púas, y menos aterrizarán sobre nuestras prendas.

2. Eliminar los pelos de gato con rodillos de pegamento y adhesivos

Los cepillados del gato, sin embargo, no siempre evitan por completo que sus pelos acaben en la ropa. Los abrazos y arrumacos al felino son una forma de reducir el estrés, y para un amante de los animales es difícil resistirse. ¿Qué hacer entonces para retirar los pelos del gato que quedan enganchados en la ropa?

El modo más rápido y sencillo de quitar los pelos del felino de las prendas es utilizar un cepillo de ropa o rodillo de papel con pegamento. Este tipo de accesorios se vende en muchas tiendas especializadas para animales y puede incluso encontrarse en establecimientos más grandes a precios no demasiado elevados (desde dos o tres euros, con cuatro recambios).¿Cómo se utilizan? La superficie adhesiva se desliza sobre las prendas para que recoja los pelos.

Una alternativa más barata, sin embargo, es usar cinta adhesiva de embalar: aunque es un poco más incómoda (no permite rodar por la ropa), realiza la misma función. Basta con envolver la mano alrededor de un trozo de cinta (por la parte que no pega), y golpear el lado adhesivo sobre la prenda.

Para los menos mañosos, algunas marcas comerciales han creado los llamados cepillos quitapelos, que pueden hallarse desde seis euros.

3. Guantes de goma o globos para retirar el pelo de gato de la ropa

Los guantes de goma de cocina (como los que se usan para fregar o los de látex) crean electricidad estática al rozarse por superficies como la ropa. Esta acumulación de cargas eléctricas resulta de gran utilidad para atraer los pelos del gato adheridos a la ropa. No obstante, hay que retirar de forma periódica los pelos atrapados, con el fin de que el guante sea más eficaz.

Un modo más divertido de crear esta electricidad estática para acabar con los pelos del felino en las prendas es utilizar un globo hinchado. Del mismo modo, hay que frotar el balón por las mangas y resto de ropa con pelos y ¡quedan, por efecto de la electricidad, atrapados en el globo! Si hay niños en casa, sin duda, les encantarán estas sesiones de limpieza doméstica.

4. Eliminar el pelo de gato de la ropa con paños mojados y esponjas

Un trapo o esponja humedecida elimina mejor los pelos de gato de la ropa, también sirve poner las prendas a remojo

El agua es una gran aliada cuando se trata de quitar los pelos del gato que han quedado en la ropa. "Mi truco es pasar un paño humedecido por las prendas y frotar, ya que es muy eficaz para atrapar los pelos retenidos en la ropa", explica Maite López, profesional de la limpieza y dueña de una gata adoptada.

¿Otra opción? También puede utilizarse una esponja humedecida. La clave, de nuevo, consiste en retirar los pelos recogidos cada cierto tiempo y poner a remojo el trapo o esponja, con el fin de que los pelos capturados queden flotando en el líquido, y se liberen del trapo.

5. Poner la ropa a remojo, para que el pelo del gato flote

En casos extremos, medidas extremas. Cuando un pantalón o jersey parece insalvable por la cantidad de pelos de gatos que tiene adherido, un truco consiste en poner esa prenda a remojo en un barreño con agua abundante, que permita que la ropa flote en el líquido. De este modo, los pelos se acumulan entre sí, y buena parte de ellos subirán hacia la superficie. Así se separarán de la prenda, que era el objetivo.

6. Evitar que el gato entre en los armarios

Esta medida es preventiva contra los pelos del felino en la ropa, pero no por ello menos importante. Y es que mantener las puertas de los armarios cerradas es la mejor barrera para alejarles de las prendas y evitar que se llenen de pelos. Como dice el dicho: más vale prevenir que curar.

Además, la habitación donde guardemos la mayor parte de la ropa puede ser declarada "zona libre de pelos", es decir, conviene restringir la entrada de los gatos a esta estancia. Será difícil, ya que estos animales son capaces de realizar mil y una monerías con tal de hacernos sucumbir a sus encantos. Pero merecerá la pena, al menos, intentarlo.

7. Los amores peludos exigen paciencia

Si después de poner en marcha todos estos consejos, aún quedan algunos pelos de gato en la ropa, el mejor consejo es la paciencia. Los amores peludos que compartimos con gatos y perros tienen sus peculiaridades y, sin duda, una de ellas es aceptar el hecho de que estos compañeros de cuatro patas. ¡están rodeados de pelos! Por eso les queremos, ¿verdad?

25 maneras de eliminar los pelos de gato en casa

Tener gato obliga a ser tolerante con los pelos, no hay otro remedio. Pero, como todo tiene un límite, y los gatos pueden inundarlo todo de pelos a poco que nos descuidemos, conviene conocer métodos eficaces para eliminarlos. ¿Qué tal un arsenal de 25 trucos para combatirlos?

1. Cinta adhesiva en cinta o rodillo: Al pasar la cinta adhesiva, con o sin rodillo, por cualquier superficie, los pelos quedan pegados y acabamos con el problema. Aconsejables los rollos para embalaje, resultan más económicos que los rodillos comercializados para este uso concreto, y el resultado es el mismo.

Aún así, el rodillo es más cómodo, pues lleva mango, mientras la cinta hay que ir cortándola y aplicándola directamente, enrollándolo en la mano. Siempre es mejor comprobar antes que el pegamento no deje señal en superficies delicadas, aunque no tiene tanto pegamento como para transferirla a la ropa y demás lugares. Saber más.

2. Rodillo mojado: Hay un rodillo de plástico siliconado que cuando lo mojas se pone pegajoso y quita todos los pelos de gato y demás partículas como motas de polvo. Se vende en droguerías, veterinarias y en tiendas para mascotas. Saber más.

3. Guantes de fregar: los de fregar o los de látex tipo cirujano mojados van de maravilla para agrupar pelos y así retirarlos sin esfuerzo. Moveremos la mano en forma circular, y es especialmente útil cuando el pelo está en superficies tipo alfombras, sofás, sillas, etc.

Si te va bien, para facilitar su uso puedes reservar uno para este uso y ponerle el nombre de tu gato, como detalle práctico y gracioso. Saber más.

4. Calcetín de media o panty: Para zonas difíciles, basta con meter la mano dentro de un calcetin de media y pasarlo por la ropa o cualquier tejido para que los pelos queden pegados a él. Este truquillo también sirve para pasarlo por el pelo del gato, envolviendo el cepillo en un panty. No recomendado para tejidos porosos que atrapan el pelo. Saber más.

5. Cepillado del gato: Los gatos no sueltan pelo sólo en temporada de muda sino todo el año. Especialmente los felinos domésticos, pues al estar expuestos a la luz artificial sueltan pelambrera de forma continua.

Cepillar al gato es una eficaz manera de prevenir pelambreras por toda la casa. Hacerlo una vez al día es perfecto, también para la salud del animal. Hemos de cuidar el cepillo elegido, que no resulte demasiado agresivo a su piel. Por lo demás, a los gatos les suele encantar este gesto. Saber más.

Nota: las manoplas de caucho que hacen la función del cepillo suelen ser geniales para eliminar el pelo del gato en distintas superficies, como la típica tela de peluche de los árboles rascadores.

6. Cepillados especiales y baño del gato: Un cepillado eficaz al máximo es lo que conseguimos si utilizamos cepillos tipo Furmigator. Son unos gadgets que eliminan el 90% del pelo muerto en perros y gatos.

No cortan, no trasquilan, pero sí son unos fieras en eliminar el pelo sobrante. Si, además, bañamos al gato, y cuidamos su salud alimentándolo con comida de calidad, el resultado será todavía mayor. Saber más.

7. Toalla húmeda: Pasar una toalla húmeda nos puede servir bien para una urgencia o para dar el toque final cuando se usen otros métodos que dejen restos de pelos. La pasaremos repetidas veces en sentido descendente, estirando la prenda si fueran necesario para que no se arrugue.

Interesante para artículos que no pueden ser lavados, como método alternativo al truco que consiste en meter la prenda en la secadora con una con una hojita de suavizante.

8. Esponja sintética: La típica esponja sintética, las más baratitas que venden en cualquier tienda, también sirve para quitar los pelos de gato de la alfombra, tapizados o ropa en general. Es un método similar al que hemos mencionado del cepillo dentro de una media.

Si los pelos están muy enganchados, un truco es echar bicarbonato antes de pasarla. Estos polvos blancos ayudan a desprenderlos y mejoran los resultados. Saber más.

9. Escoba de goma: Las escobas con pelos de goma que sacó Vileda en su día y ahora podemos encontrar hasta en los chinos también son un buen arma exterminadora de pelos. Simplemente, hay que pasarla como si fuera un cepillo. Eso sí, el palo no es necesario , )

Por cierto, este truco está inspirado en un cepillo mágico para gatos y perros que vendían en maxizoo, y que se parecía mucho. Saber más.

10. Cepillo especial con cerdas curvadas: Son cepillos especialmente diseñados para eliminar el pelo de las mascotas. Son eficacísimos.

En una dirección los pelos se quedan en el cepillo con bastante facilidad, y en la contraria, el cepillo suelta los pelos para facilitar la tarea. Saber más.

11. Cepillo tipo terciopelo: Es el clásico cepillo antipelusas, que desengancha los pelos al quedar adheridos a sus superficie. Tienen un cómodo mango, suelen ser de color rojo y la parte activa es de felpa aterciopelada. Se usa en seco y en mojado. Saber más.

12. Mopas profesionales: las gasas que se usan para cubrir las mopas profesionales recogen bien el pelo en suelos, pero hay que ir quitándolo tras hacer cada habitación para seguir limpiando la casa con eficacia.

A su favor, tienen que son faciles de lavar, pueden usarse varias veces y cada un de ellas tiene dos caras. Interesante tanto en suelos de terrazo como enparquets.

13. Bicarbonato sódico: El bicarbonato que tenemos en la cocina es muy útil para desenganchar el pelo rebelde de las superficies. Logra eliminar la electricidad estática que los adhiere y los deja más sueltos. Es perfecto para usar antes de pasar la aspiradora, un cepillo, esponja, media, guante o cualquier otro método similar. Si dejamos que actúe unos minutos, además absorberá los olores. Saber más.


14. Aspirador potente o escoba eléctrica: el aspirador absorbe mucho pelo, y hay marcas que ofrecen accesorios especiales para aspirar los pelos de las mascotas. Hasta hay cabezales especiales para atrapar el pelo en suelos y tapicerías.

Varios modelos de Dyson que admiten un cepillo especial para pasarle directamente a la mascota. También podemos aspirar directamente sobre la ropa y tapizados. Muy recomendable para suelos y limpieza en profundidad. Por otra parte, la escoba eléctrica también recoge pelo en suelos y alfombras.

15. Aspiradora inhalámbrica: Una aspiradora inalambrica portatil, de esas que suelen tenerse para el coche, también es buenisima para limpiar áreas pequenas donde se acumulan los pelos de gato. Son más prácticas que las aspiradoras grandes, por aquello que algunas llevan baterías que les dan autonomía y también por su menor peso.

16. Mopa atrapapolvo desechable: Estas mopas que se enganchan en los soportes correspondientes tipo escoba son ideales cuando el suelo está limpio y no es necesario pasar la escoba, es decir, cuando acabamos de limpiar y de repente descubrimos que sigue habiendo algunos pelos.

También puede ser útil si limpiamos en días alternos, para un mantenimiento en los días de descanso, pues un par de minutos bastan para pasarlo por toda la casa. Si nos parecen muy caras, que lo son, podemos solventar el tema comprando de marca blanca. También sirven para limpiar el polvo de muebles y demás. En este caso, usar los mismos recambios para el suelo o algunos tipo plumero.

No olvidemos tampoco las mopas de microfibra en forma de guante, también son una solución para pasar sobre mesas de trabajo y muebles en general, teclados y similares.

17. Mocho escoba: El modernísimo mocho escoba que empezaron a vender en teletiendas y ahora encontramos en todas partes, inclu >. Es una especie de bloque redondo de goma que se escurre con una palanca que hay en el palo. Varían las marcas y los precios. Saber más.

18. Robots en forma de plato: Si tu problema son las madejas de pelo del suelo, las típicas bolas que parecen del Oeste, tu casa quedará perfecta con estos robots con forma de plato, que funcionan por programación. Ellos solitos lo hacen todo, y cuando tu quieras.

Los hay con filtros, especiales para recoger pelos de gatos, perros y mascotas en general. Por supuesto, también aspiran cualquier otra cosa, como bolitas de pienso caídas del comedero, tierra, polvo, etc. Son un maravilla de la domótica, pero el precio es prohibitivo.

19. Vaporetta-aspiradora: Poco hay comparable con la limpieza profunda que nos da el vapor de agua de las máquinas que aspiran y desinfectan a la vez. Son máquinas muy caras, con precios que rondan los mil euros, y su uso es pesado, pero como complemento al resto de métodos es sensancional.

20. Antes de lavar la ropa: Antes de meter la ropa en la lavadora, quitar los pelos y luego ponerla a remojo en una zafa, con buena cantidad de agua durante un rato, para que suelte más pelambrera. Después, lavar como de costumbre. (Ver también el truco de la secadora).

21. Antes de planchar: Si al sacar la ropa de la lavadora seguimos viendo pelos, después de secada, podemos pasar la cinta adhesiva u otros métodos de los mencionados. Eso sí, recordemos hacerlo siempre antes de planchar.

22. Secadora: Otra solución, que funciona antes de lavar o sin lavar. Bastan unas cuantas vueltas en la secadora para que los pelos queden atrapados en el filtro.

Es sencillo: mete la prenda cinco minutos, siempre y cuando las instrucciones de cuidado de la ropa lo permitan. El aire de la secadora lo eliminará, y el resultado será todavía mayor si introducimos una hoja de suavizante, pues eliminaremos la estática que mantiene los pelos pegados. Ideal para sábanas o mantas antes de lavar, pero por ejemplo un traje mejor pasarle el cepillo o demás.

23. Limpiacristales : En esto de limpiar los pelos de gato, hay que probar y probar hasta dar con el mejor método. Puedes probar también humedeciendo un limpiacristales de goma, el típico en forma de t, y pasándolo por todo tipo de superficies, desde sofás hasta jerseys. También puede usarse en seco, en ambos casos arrastra los pelos y forma bolas que son fáciles de retirar.

24. Mojarte la mano: A veces, el método más sencillo es el más eficaz. Todo depende de la superficie que tengamos que limpiar, pero si nos vemos en una situación límite o, sencillamente nos resulta práctico, incluso podemos ayudarnos pulverizando agua previamente para arrastrar la pelambre.

Los pasos a seguir son bien fáciles: estirar la superficie, y mantenerla tirante mientras pasamos la mano humedecida. Dibujamos círculos hasta ir levantando el pelo, que va formando bolas. Dependiendo de la prenda, también puede interesar pasar la mano de arriba a abajo con energía. Ir enjuagando y repetir el proceso las veces que sea necesario. y listo.

25. Mojar un trapo: Para finalizar, otro método tan sencillo como él anterior. Sólo hemos de coger un trapo cualquiera, mejor si es de microfibra o algodón, mojarlo y usarlo como si fuera un cepillo. Se recomienda pasar de forma circular. Perfecto si tenemos retales de sobra.

Escrito por:

Pin
Send
Share
Send
Send