Animales

Las 5 mejores camas para perros (Guía de compra 2018)

Pin
Send
Share
Send
Send


Te facilitamos una serie de consejos para que elijas la mejor cama para tu mascota.

Cuando adquirimos o adoptamos una mascota son muchas las cosas que debemos tener en cuenta. Sobre todo la cantidad de tiempo que podemos dedicarles con tal de proporcionarles la mejor calidad de vida, en cuanto a salud y a amor, que el animal necesita.

Seguramente el primer día que llegue a nuestro hogar ya le habremos preparado su zona para hacer sus neces >

Muchas mascotas optan por dormir en la cama o en el sofá, aunque lo ideal (sobre todo en el caso de los perros) sería que tuviesen su propia cama para dormir, ya sea en la misma habitación que sus dueños o en otra diferente.

Te damos algunos consejos para elegir la cama correcta para tu perro, haciendo así que se sienta cómodo en su propio espacio y no duerma en la cama contigo, sintiéndoos ambos más a gusto.

Elegir la cama correcta cuando aún es un cachorrito

La mayoría de los perros llegan a su hogar cuando todavía son cachorros, por lo que su tamaño es mucho más pequeño que el que llegarán a tener cuando sean mayores. Por lo tanto, deberemos comprarle una cama que se ajuste a su medida, ya que si es demasiado grande no se sentirá a gusto. Piensa que todavía es muy pequeño y que acaba de abandonar a su madre o a sus compañeros de guarida, por lo que se sentirá probablemente solo y desamparado.

Así pues, la cama correcta para descansar para tu mascota durante estos primeros meses de vida deberá ser pequeñita, preferiblemente redonda y con un soporte lateral en ambos lados, haciendo que así se sienta más protegido. Existen camas en las cuales la base es redonda y de plástico y el colchón que va dentro más blando y cómodo para que tu mascota pueda descansar a gusto.

Recuerda que deberás poner una mantita encima del colchón para que el perro se sienta más cómodo y protegido, sobre todo ahora que todavía es un cachorro y necesita sentirse a gusto en su nuevo hogar. Coloca su cama cerca de ti, ya sea en la misma habitación o en el pasillo, así te olerá y te sentirá cerca, pero aprenderá que su cama no es la misma que la tuya, ya que cada uno tiene su espacio.

Elegir la cama correcta según el tamaño de tu perro

Si tu perro no va a crecer mucho más puedes optar por dejarle la misma cama que tenía cuando era un cachorro o comprarle una igual o un poquito más grande. Algunos perros prefieren retirar la estructura de plástico y quedarse solamente con el colchón en el suelo, ya que así sienten más libertad o se notan más fresquitos en verano al estar directamente cerca del suelo.

En el caso de que tengas un perro grande, seguramente este preferirá dormir en un colchón específico para perros directamente en el suelo. Sin embargo, muchos son los perros grandes que duermen en los colchones de perros pequeños, al sentirse más arropados y calentitos, sobre todo en invierno.

Por lo tanto, el tamaño depende según la medida de tu mascota, por lo que no siempre es esencial. El mayor consejo entonces será que elijas la cama de tu perro según sus necesidades, para ello deberás hacer pruebas y quizás comprar más de una y determinar de este modo cómo se siente tu mascota más cómoda.

Existen perros pequeños que duermen mejor con un colchón para perros directamente en el suelo, sin estructura de plástico, o perros grandes que prefieran una cama redonda a la cuadrada al sentirse más arropados. Pero sea como sea la cama es un buen consejo que les pongas una mantita para perros encima, de este modo se podrán tapar para sentirse más arropados y esta desprenderá tanto tu olor como el suyo, por lo que también se sentirán más cómodos junto a ella. Recuerda que hay perros más frioleros que otros, por lo que deberás dejársela en la cama todo el año, a no ser que la retire él solo completamente en verano porque le dé calor excesivo.

Conseguir que el perro llegue a descansar en su cama y no se suba a la tuya o al sofá no será tarea fácil. Puede que el can considere que estos dos colchones son mucho más cómodos que el suyo, por lo que de ti depende que aprenda a dormir en su propia cama. De este modo ambos os sentiréis más cómodos y tu perro aprenderá a encontrar su propio espacio y a respetar el tuyo.

Una vez el perro haya aprendido a dormir en su cama podrás colocarla en otro lugar de la casa si te apetece. Hay dueños que la dejan en el salón, tanto en el suelo como encima del sofá o una butaca, otros que la tienen dentro de su misma habitación o en el pasillo. Eso solamente depende de tus necesidades y de las de tu perro, haciendo de este modo que ambos os sintáis más cómodos, podáis descansar y ser felices juntos en el hogar.

Elegir una buena cama para tu mascota quizás no te sea sencillo durante los primeros meses que paséis juntos y hacer que duerma en ella puede que tampoco. Debes tener en cuenta que el hecho de tener una mascota es una gran responsabilidad y que se necesita mucho tiempo, dedicación y esfuerzo para cuidar de ella. No obstante, todos estos esfuerzos se ven recompensados con la gran cantidad de amor, cariño y respeto que te dará tu perro. Por eso mismo, debes dedicarle el tiempo necesario para encontrar una cama en la que tu mascota se sienta a gusto para poder devolverle así todo el cariño que ella te da y que tan poco te pide a cambio. Recuerda que una mascota a gusto en casa y contigo será siempre una mascota feliz.

¿Por qué comprar una cama para perros? ¿Qué ventajas tienen?

Mas allá de proporcionar a tu perrito un lugar cómodo donde poder descansar, las camas para perros tienen muchas otras ventajas:

  • Le aisla de la temperatura del suelo, tanto del frío como del calor.
  • Le proporciona un sitio tranquilo donde puede relajarse sin que nadie le moleste
  • Si tu perro es miedoso una cama le proporcionará una sensación de protección y seguridad.
  • Se les asigna un lugar para dormir, evitando así que utilice nuestra cama o sofá, lo que podría generar problemas de comportamiento (se han dado casos donde algunos perros orinan en la cama de sus dueños para marcar territorio)
  • Si tu perrito es mayor, tiene problemas de movilidad, o sufre problemas en las articulaciones puede encontrar el confort que necesita en las camas ortopédicas.

Cosas a tener en cuenta a la hora de comprar una cama para perros

A la hora de comprar una cama para tu perro es muy importante prestar atención a una serie de cosas que harán que tu perro se sienta cómodo en ella y quiera utilizarla. También nos fijaremos en algunos detalles que harán que su mantenimiento sea mas fácil y que duren mas tiempo. A la hora de comprar tu cama, ten esto en consideración:

  • Tamaño de tu perro: teniendo en cuenta que no todos los perros miden lo mismo, debemos buscar una cama diseñada para el tamaño de nuestro perro. Algunos modelos de camas para perros son de talla única, otras cuentan con diferentes tamaños. Antes de decidirte por la cama que quieres primero debes tomar medidas a tu perro para estar seguro de elegir el tamaño adecuado. Recuerda que si la cama va a ser utilizada por mas de un perro, en este caso deberás buscar una de mayor tamaño.
  • Forma de dormir: si tu perro le gusta dormir acurrucado te recomiendo que elijas una cama con bordes acolchados y de forma redonda u ovalada, esto la hará sentir cómodo y protegido. Si a tu perro le gusta dormir estirado puede lo suyo sea mas una cama sin bordes y mas rectangular.
  • Época del año: en invierno es preferible una cama acolchada con bordes y materiales como la felpa que protegen a tu perro del frío, mientras que en verano es preferible una cama tipo colchón o esterillas refrigerantes que le ayudarán a sobrellevar las altas temperaturas.
  • Opciones de lavado: algunas tienen una funda que permite meterse en la lavadora, otras pueden introducirse directamente en el tambor. Una cama con opciones de lavado a maquina te permitirá tener su cama mas limpia y que dure mas tiempo, además de eliminar ácaros y suciedad.
  • Ubicación: si la cama del perro va a pasar mucho tiempo al aire libre debes elegir una cama de exterior que sea impermeable o con tejidos de alta calidad que eviten que se deteriore rápidamente.

Amoldar el tamaño de la cama para perros

Resulta obvio, pero en diversas ocasiones los dueños no cumplen con este requisito. Nuestra mascota debe de estar cómoda en su cama, viéndola como un lugar de descanso apetecible. No hay mejor forma de conseguir esto que adaptando el tamaño de la cama al del can. Tronco, cabeza y extremidades del perro deben quedar dentro de ella.

Debes saber que una cama inferior al perro posibilitará la sensación de malestar en el can, mientras que una cama más grande le dejará de aportar la seguridad y el calor que todo perro exige.

El tamaño del perro debe medirse cuando este se encuentre durmiendo. De esta forma, la cama se adaptará a la postura del can. En el caso de que nuestra mascota duerma en distintas posturas, siempre debemos tener como referencia aquella en la que se encuentre más estirada –ya que ocupa más espacio y la cama no se quedará pequeña-.

Buscar la máxima comodidad

Es uno de los elementos que se deben buscar cuando vayamos a seleccionar la cama para perros. La enorme variedad de modelos nos complican la elección, pero nos da un abanico de posibilidades único.

Colchones, almohadones, forros de gomaespuma, cestas de mimbre, casetas amoldadas e, incluso, sofisticados sofás copan las ventas de este sector. Con todos estos elementos y camas, no es de extrañar que los perros sueñen cosas agradables. Si quieres saber todo acerca del sueño de los perros, aquí te dejamos un artículo muy interesante sobre ello.

Limpieza fácil

Aparte de perseguir la apacibilidad de nuestro fiel compañero, también deseamos que el área de descanso canino sea fácilmente lavable. Los componentes de la cama para perros suelen ensuciarse con frecuencia, por ello, debemos preguntar siempre a nuestro vendedor si el material de la cama que deseamos combate bien este hecho.

En estos casos, se recomienda que los colchones de los canes sean impermeables, de tal forma que puedan ser extraídos de una manera fácil para el lavado.

Sitio tranquilo y sin ser molestados

La cama se convierte en un verdadero punto de tranquilidad y de calma que el perro no podrá encontrar en otro lugar de la casa. Además, podrá convertirse en una zona de ocio en la que el can jugará con diversos juguetes. ¡Y hasta de aprendizaje! Está demostrado que los perros aprenden mientras duermen.

Sensación de protección y seguridad

Si la cama aporta tanto bienestar y tranquilidad a nuestra mascota eso es porque se siente segura y protegida en ella. Para que esto pueda suceder en nuestra mascota, es necesario elegir la cama adecuada siguiendo las recomendaciones anteriores. Es la mejor manera de tener unos felices sueños perrunos.

Distinguir los espacios

Un punto fundamental de otorgarle al perro una cama es la de separar espacios entre este y el dueño. Es muy frecuente que determinadas mascotas se suban al sofá o a las camas sin el consentimiento de su cuidador. Esto ocurre porque los dueños no han sido capaces de distinguir bien los espacios. Con la compra de una cama para perros y una correcta educación, nuestro can no invadirá nuestro espacio sin nuestro permiso.

Pin
Send
Share
Send
Send