Animales

A qué se debe que mi perro este adelgazando?

Pin
Send
Share
Send
Send


El sobrepeso de perros y gatos es una razón para alarmarse. Pero también lo es cuando ocurre todo lo contrario: una pérdida de peso repentina en canes y felinos puede ser peligrosa y esconder un problema de salud o enfermedad grave. Este artículo revela las siete enfermedades más frecuentes que pueden ocultarse tras la pérdida de peso en perros y gatos: un problema de corazón, parásitos intestinales, cáncer, dolencia renal, hipertiroidismo felino, dolores bucales e incluso estrés crónico.

¿El gato o perro pierde peso? No descarte una enfermedad

No solo el sobrepeso de perros y gatos es razón para alarmarse por los riesgos que implica para su salud, entre ellos, artritis canina o felina y una mayor posibilidad de sufrir una enfermedad cardiaca. Una pérdida de peso repentina en estos animales también puede ser peligroso. "Cualquier adelgazamiento en perros o gatos no planeado o no supervisado por el veterinario debe ser motivo de examen, ya que puede ser síntoma de un problema de salud o de una enfermedad grave, como una dolencia cardiaca", concluye un estudio de la Universidad de Tufts (EE.UU.).

Tanto los canes como los felinos pueden beneficiarse de una pérdida de peso controlada, con el fin de reducir un problema de sobrepeso. Pero este plan de adelgazamiento debe ser supervisado por el veterinario, incluir un cambio en la dieta controlado e incorporar un incremento de la actividad del animal, bien a través de juego o mediante paseos e incluso deportes, que cuenten con el visto bueno de un especialista. Cuando un gato o perro está en un plan de adelgazamiento controlado contra la obesidad, el veterinario recomienda que esta pérdida sea lenta y no supere entre el 1% y el 2% del peso corporal a la semana.

¿Qué ocurre, entonces, cuando el felino o can pierde peso de forma rápida y no prevista? Entre las causas más frecuentes del adelgazamiento repentino del amigo de cuatro patas están los problemas cardiacos o los parásitos internos, así como enfermedades tan graves como el cáncer o el hipertiroidismo.

1. Pérdida de peso en perros y gatos: ¿enfermedad del corazón?

El corazón de perros y gatos, como el de las personas, puede fallar. Las dolencias cardiacas se deben a diferentes motivos. En ocasiones, son las válvulas del corazón las que padecen algún daño. Otras veces, este órgano vital pierde la fuerza que necesita para bombear toda la sangre que el cuerpo requiere. "La pérdida de peso repentina de canes y felinos puede ser señal de que existe un problema de corazón: este adelgazamiento incluye una pérdida muscular que puede detectarse incluso en las primeras fases de la enfermedad en los hombros del animal", explican estos veterinarios.

¿Y qué ocurre cuando es un cachorro el que sufre una dolencia cardiaca? Entonces, el desarrollo del pequeño se ralentiza y el crecimiento del animal es más lento que el del resto de la camada. En este caso, el veterinario debe examinar al cachorro, para descartar que exista un problema cardiaco congénito.

2. Mi perro o gato pierde peso, ¿tiene parásitos?

Uno de cada cinco perros sufrirá una infección por parásitos intestinales a lo largo de su vida, entre ellos, lombrices y tenias. Pero, ¿cómo saber si el can tiene parásitos intestinales? El primer signo de la presencia de parásitos en un perro es la pérdida de peso y de salud generalizada. Su cuerpo, además, reacciona con virulencia ante estos peligrosos parásitos en su intestino. Por eso, las diarreas y los vómitos son otras señales que pueden avisar de que el amigo de cuatro patas aloja parásitos.

También los felinos pueden contagiarse con parásitos intestinales de diversas formas: largos, redondos, planos o microscópicos. Los parásitos que se alojan en el intestino del gato pueden tener distinto aspecto, pero todos resultan perjudiciales para su salud. ¿Cuáles son los síntomas de un gato con parásitos intestinales? La pérdida de peso, pero también una diarrea, el deterioro de su pelaje e incluso los vómitos exagerados están entre las señales de alarma y son el motivo de una urgente visita al veterinario.

3. Cáncer en perros y gatos: pérdida de peso

El cáncer en perros y gatos, y de forma especial el cáncer de intestino, es otra de las causas más frecuentes de una pérdida de peso repentina. El tumor puede aparecer en el estómago, los intestinos e incluso en el recto. Las señales de alarma del cáncer en felinos y canes son una pérdida de peso no controlada en el amigo de cuatro patas, así como los vómitos o dolor en la zona del abdomen.

4. ¿Mi perro o gato tiene una enfermedad en los riñones?

Los problemas de riñones son frecuentes en los gatos, además de muy peligrosos. Y es que un felino que no puede orinar porque tiene cálculos renales puede morir sin un tratamiento adecuado a tiempo. Y también los canes pueden sufrir problemas renales. Pero la pérdida de peso en este caso no será una de las primeras señales en aparecer: cuando un gato o perro con una enfermedad renal pierde peso significa, en general, que el problema viene de largo.

Entonces, ¿cómo detectar a tiempo un problema de riñones en los felinos? Una señal es que el gato acude a la bandeja de arena más veces de lo habitual y permanece más tiempo en ella, aunque no consiga orinar. El animal también se muestra inquieto, sin poder dormir o estar relajado, maúlla y se queja cuando acude al arenero.

5. ¿Mi gato tiene hipertiroidismo?

El hipertiroidismo es una enfermedad frecuente en gatos, sobre todo en felinos mayores, y rara en perros. Está causada por una producción excesiva de hormonas en la glándula tiroides, hasta el punto de que "uno de cada diez gatos adultos sufre hipertiroidismo", según un estudio de la Asociación Americana de Veterinarios Felinos.

El hipertiroidismo provoca que el gato esté más activo, pero también que coma y beba más. Sin embargo, un felino enfermo de hipertiroidismo pierde peso y la salud de su pelo empeora.

6. Pérdida de peso en perros y gatos: problemas bucales

Caries y dolor de boca son frecuentes en perros y gatos y también la explicación de que determinados animales coman menos y, en consecuencia, pierdan peso. Tanto los canes como los felinos necesitan que les limpien los dientes, ya que, sin una higiene dental, aparecerá la placa bacteriana a medida que cumplan años. Además, una buena limpieza de dientes es esencial para evitar el mal aliento (halitosis), así como la inflamación y dolor de encías y las dificultades para comer.

7. Pérdida de peso y estrés en gatos y perros

El estrés que sufren gatos y perros también puede desencadenar una pérdida de peso: el animal estresado puede dejar de comer y, en consecuencia, adelgaza.

La ansiedad canina y felina causa cambios en el apetito que no se debe pasar por alto. ¿Está preocupado porque su amigo sufra estrés? Lea 'Cinco cosas que estresan a los gatos' y estos trucos para calmar a un perro con ansiedad.

Causas por las que tu perro puede estar adelgazando

Empieza a alarmarte si ves que tu perro ha comenzado a sufrir una pérdida de peso alarmante, que se les nota las costillas o la columna. Es importante llevarlo al veterinario inmediatamente, sin embargo te comentaremos las posibles causas de la pérdida de peso.

Puede que tu perro sufra de una enfermedad gastrointestinal, la cual se caracteriza desde la inflamación de los intestinos o la alergia alimentaria, dos de las razones por la cual tu perro puede estar muy delgado.

Puede que pienses “mi perro está muy delgado pero aun así come mucho” ojo, esto es muy normal y más cuando se trata de algún parasito. Puede que también se observe algún tipo de dolor en el estómago del animal o que las heces sean poco consistentes e incluso observar algún parasito en las mismas.

También hay que destacar los problemas dentales, por estos dolores bucales pueden ocasionar que deje de comer o que coma muy poco, generando una pérdida de peso notable. Ya sea por exceso de sarro o la presencia de un absceso e incluso un diente roto.

En este caso el que tendrá una mejor decisión sobre qué hacer será el veterinario.

Las enfermedades hepáticas, algún mal funcionamiento del hígado, el cual es el encargado de digerir y absorber bien los alimentos y los nutrientes, puede generar que el perro no mantenga su peso en estabilidad, durante estos casos también se podrá observar un cambio en la coloración de la piel, vómitos y letárgica.

Otras de las principales causas de las pérdidas de peso en los perros es que haya un mal funcionamiento en los riñones. Aquí también observaremos vómitos, polidipsia o mucha sed, falta de apetito o incluso incremento de micción. Por lo que si visualizas que tu perro está muy flaco y no quiere comer, puede ser por este caso.

Ahora, ya que te hemos dado algunas de las causas de la pérdida de peso en tu mascota, resaltaremos las soluciones para enfrentarlas.

Tratamientos para que tu perro coma más

Para empezar a engordar a tu mascota debemos tener muy en claro cuál es la causa detonante de la pérdida de peso y por otro lado planear una nueva dieta en base a la causa. En todos los casos es importante seguir todas las instrucciones del veterinario de manera que ayudemos a nuestra mascota.

Aquí, te daremos algunas indicaciones de que comidas y vitaminas puedes darle a tu perro para que vuelva a su peso ideal.

Necesitaras darle una alimentación que esté llena de nutrientes y tener en cuenta todas las necesidades del organismo del perro y claro está, que aporte muchas proteínas y energía al mismo. Ten en cuenta que para engordar a tu perro puede ser muy útil el suministro de comida en lata o comida casera apta para perros.

Ya con todas las indicaciones dadas anteriormente, podrás evitar que tu perro pierda peso o conocer las razones por la cual está sucediendo eso a tu mascota. Ten presente que el tener una mascota es mucha responsabilidad y debes velar por su cuidado.

Pin
Send
Share
Send
Send