Animales

Cómo saber si una tortuga es macho o hembra?

Pin
Send
Share
Send
Send


La veterinaria Blanca Caballero nos va a ayudar a saber como identificar el sexo de las tortugas.

Las tortugas son una de las mascotas prefer >

Pero, son las grandes desconocidas. Poco sabemos de cómo identificar su estado anímico, cómo conocer sus preferencias alimenticias o algo tan simple como saber si son hembra o macho. La veterinaria Blanca Caballero nos va a ayudar a saber como identificar el sexo de las tortugas.

El sexo de las tortugas

La tortuga forma un grupo de reptiles caracterizados por tener un tronco ancho y corto, y un caparazón que protege sus órganos internos. De su caparazón salen, por delante, las patas delanteras y la cabeza, y por detrás, las patas traseras y la cola. Precisamente, es su propio cuerpo quien determina su sexo.

Es su propio cuerpo quien determina su sexo

Las tortugas tiene un promedio de vida de unos 20-30 años, con algunas excepciones, y en algunos casos durar menos años tras estar en cautiverio o incluso vivir hasta los 40. La edad para poder determinar el sexo de la tortuga está comprendida entre los 3-5 años, ya que es cuando estos reptiles alcanzan la madurez sexual. Hay excepciones, ya que en algunas especies se puede determinar a los dos años o incluso antes, pero esto ocurre en muy raras ocasiones.

Rasgos comunes que diferencia el sexo

Identificar el sexo de la tortuga no es tarea fácil. Además, para hacerla más complicada, las características que las diferencian varían de una especie a otra. Pero, según la veterinaria Caballero, por líneas generales los rasgos que las diferencian son:

- La cola: La cola de los machos es más grande y se ensancha en su base para permitir el alojamiento del pene. En todas las especies, la apertura de la cloaca (aparato excretor de la tortuga) se encuentra más alejada del cuerpo que en las hembras.

- Forma del plastón: El plastón es la parte de abajo del caparazón de la tortuga, la parte que protege el vientre del animal. En cuanto a la forma, en algunos casos suelen tender a ser cóncavos en los machos, y recto y uniforme en las hembras.

-Protuberancias traseras: Estas protuberancias se encuentran en la parte dorsal del plastón. Son como dos "picos" que sobresalen del caparazón. En las hembras tienen una forma de "U", mientras que en los machos tiene forma de "V".

Rasgos particulares que diferencia el sexo

Además de las características más comunes, existen algunos rasgos particulares que se dan en algunas especies y que también pueden determinarnos que sexo tiene nuestra tortuga. Estos son más complicados de percibir, pero en muchas ocasiones sirven de más ayuda que las características comunes. Estas son las siguientes:

La edad para poder determinar el sexo de la tortuga está comprendida entre los 3-5 años

- Longitud de las uñas: En los machos, las uñas frontales son mucho más alargadas que en las hembras, dando la sensación incluso de estar sobrecrecidas.

-El color: Algunas especies pueden manifestar cambios en su color dependiendo de las estaciones. Si cambian de color es poque se encuentran en época reproductiva, en ese caso, estaríamos hablando de una tortuga hembra. Además, también se aprecian modificaciones en el color de los ojos. En el caso de los machos, son más rojizos, mientras que las hembras lo tienen más anaranjados.

¿Cómo distinguir una tortuga macho o hembra?

Determinar el sexo de una tortuga es una tarea muy complicada, pues sus órganos sexuales no están expuestos. Para una tortuga, ser macho o hembra viene determinado genéticamente pero, según la temperatura a la que se desarrollen los embriones, habrá más abundancia de hembras o de machos.

Para saber en qué debemos fijarnos a la hora de establecer el sexo de una tortuga, lo primero que debemos conocer es la especie a la que pertenece. Cada especie de tortuga tiene características diferentes en lo que al sexo se refiere. Por lo tanto, antes que nada, debemos averiguar con qué especie estamos tratando. Tras esto, debemos atender a ciertas partes del cuerpo como el caparazón, la cola, la muesca anal o el plastrón.

Tamaño del cuerpo

Al igual que otros grupos de reptiles, como lagartos y serpientes, las tortugas tienen un amplio rango de dimorfismo sexual (diferencias entre los sexos), aunque las hembras tienen un tamaño mayor en la mayoría de los casos, por ejemplo, las hembras de la familia Emydidae como la tortuga de orejas amarillas (Trachemys scripta scripta), la familia Geoemydidae como el galápago leproso (Mauremys leprosa) y la familia Trionychidae o tortugas de caparazón blando.

Los machos suelen ser más grandes cuando hablamos de especies pertenecientes a la familia Testudinidae como la tortuga mediterránea (Testudo hermanni) o a la familia Kinosternidae como Sternotherus carinatus, una tortuga de pantono muy común en Estados Unidos, donde es más popular como mascota que las tortugas de orejas rojas (Trachemys scripta elegans).

Cuando las hembras son más grandes que los machos, esta diferencia es de entre el 50 y 60 por ciento. Mientras que en las especies donde los machos son más grandes, la diferencia no suele superar el 20 o 30 por ciento.

En ciertas especies, como en la tortuga de la Florida (Gopherus polyphemus) y otras especies de la familia Testudinidae, como la tortuga mora (Testudo graeca), el grado de la concavidad del plastrón es una característica importante para determinar el sexo. El plastrón es el caparazón inferior de la tortuga y la concavidad se encuentra en la parte posterior, más o menos entre las patas traseras.

En los machos, este hueco es más pronunciado que en las hembras, pero la diferencia no suele ser mayor a 1 milímetro en mucho de los casos, por lo que el ojo del observador debe estar muy entrenado para ver la diferencia.

Tamaño y forma del caparazón

Muchas especies de tortugas europeas suelen tener diferencias en el caparazón según si son machos o hembras. Así, parece ser que el caparazón de los machos suele ser más ancho y con un acabado triangular, lo que le daría más estabilidad a la hora de copular. Por otro lado, el plastrón tiene dos protuberancias que son más marcadas en los machos que en las hembras, dando más libertad de movimiento a la cola.

Descubre también en ExpertoAnimal cómo saber la edad de una tortuga.

Tamaño de la cola

En la mayoría de las especies de tortuga, la cola suele ser más larga en los machos y más ancha en su base, pues dentro se debe alojar el pene. Por otro lado, la cloaca (órgano de los reptiles por donde hay acceso a los aparatos excretor y reproductor) está más cercano a la punta de la cola en machos y más cercano a la base en hembras.

Muesca anal

La muesca anal es la distancia que existe, mirando el plastrón de una tortuga, es decir, su "barriga", entre el final del plastrón y el final del caparazón. En machos, esta muesca anal suele ser mayor que en las hembras para muchas especies de tortugas terrestres, ya que deben tener mayor libertad de movimiento para que la cola y, por lo tanto el pene, alcancen el órgano sexual de la hembra.

Análisis PCR

La forma más efectiva para determinar el sexo de una tortuga es a través de un análisis de su ADN mediante una PCR (técnica analítica de laboratorio). Un veterinario puede extraer sangre del animal, mandarla a un laboratorio y, en pocos días, se sabrá con seguridad el sexo de la tortuga.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo saber si una tortuga es macho o hembra?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Reportar un comentario

Tu mensaje ha sido enviado con éxito.

Las tortugas son unas de las mascotas favoritas de los hogares, pues no necesitan comer mucho y son mucho más limpias que otros animales que se puedan tener en el hogar. Además, pueden ser desplazadas a otros lugares con mayor facilidad cuando es requerido.

Aun así, las tortugas siguen siendo un misterio para muchos de sus dueños, suele ser difícil saber cuándo están de buen humor, cuál es su comida favorita o simplemente saber si son tortugas macho o hembra. Y es que, a diferencia de muchas otras mascotas, las tortugas no tienen genitales visibles.

Para tener una idea del sexo de una tortuga, primero se debe saber que son unos reptiles cubiertos por un caparazón con la función de proteger los órganos internos.

Las tortugas tienen la habilidad de esconderse y salir de su caparazón tanto por delante, con su cabeza y patas delanteras, como por detrás, con sus patas traseras y cola. Aunque todo lo anterior parezca evidente, en esas características reside la clave para determinar si son machos o hembras.

¿Cómo es el proceso de formación de las tortugas según su sexo?

El sexo de las tortugas queda determinado genéticamente por ciertas cualidades específicas, necesarias en su formación. Por ejemplo, en el proceso de incubación de estos reptiles, las hembras requieren de una temperatura de incubación mayor que la de los machos.

La edad de las tortugas en la que se puede determinar con certeza su sexo es entre los tres y cinco años, y es que alcanzan la madurez sexual en esta etapa. También hay que tener en cuenta que en algunas especies esta edad puede variar, pero son casos excepcionales.

Los factores diferenciadores entre los machos y las hembras de tortugas se encuentran en su cuerpo. Sin embargo, y aun sabiendo esto, no es una tarea fácil, entre otras cosas porque ciertas características pueden variar dependiendo de la especie de tortuga que se trate.

Aquí están las cuatro diferenciaciones más notables entre las tortugas macho y las tortugas hembras:

El caparazón de la tortuga
Hay una diferencia entre el tamaño del caparazón de las tortugas hembra y de las tortugas macho, las primeras tienen un caparazón más largo que el de los segundos.

Sin embargo, solo este rasgo no puede certificar que una tortuga es macho o hembra en su nacimiento. Si la tortuga no ha crecido por completo se podría pensar que es una tortuga macho, cuando puede ser una hembra aun en estado de crecimiento. También pueden ocurrir irregularidades en las que un macho sea particularmente grande y una hembra sea pequeña. Así coincidirían ambos en cierto tamaño a pesar de la diferencia de sexos.

Edad de la tortuga: caparazón
La panza de la tortuga o parte inferior del caparazón se llama plastrón, para revisar esta parte de la tortuga se debe sostener con cuidado al animal boca arriba. Esta posición no les agrada mucho a las tortugas, así que será preciso sujetarla del extremo de la cola para evitar que alcance a morder.

Una vez en dicha posición se podrá determinar si el plastrón es cóncavo, lo que indicaría que es un macho, o si es plano, característico de las hembras. Esta información es valiosa para determinar el sexo de la tortuga.

Estas formas características de cada plastrón tienen cierta utilidad cuando estos reptiles se aparean. La forma cóncava del plastrón del macho evita que este se deslice al estar sobre la hembra durante el apareamiento. Por otro lado, el plastrón plano de las hembras añade espacio interior en el que estas desarrollan sus huevos.

Buscar muescas en la cola de la tortuga
Las tortugas machos tienen una especie de muesca en forma de ‘v’ en la parte trasera de su caparazón. Ello les permite mantenerla en una posición eficaz durante el ritual de apareamiento.

Cerciorarse sobre cuál especie de tortuga se tiene
Dependiendo de la especie a la que pertenezca la tortuga, podrá tener ciertas características que diferenciarán de una manera más evidente si es macho o hembra.

Por ejemplo, las tortugas de caja americanas de color marrón o amarillo y con un caparazón redondo, como una cúpula, son hembras, mientras que las que poseen iris rojo o anaranjado y caparazón ovalado o rectangular son machos.

Más fácilmente se pueden diferenciar las tortugas pintadas, pues si su panza es de color azul quiere decir que es una tortuga macho, mientras que si es de algún otro color será una hembra.

Las principales diferencias

El caparazón
Las tortugas hembras lo tienen más largo que los machos, pero has de asegurarte que han crecido antes de compararlos.

El plastrón
Si no conoces este término te adelantamos que se trata de la ‘barriguita’ de la tortuga que también presenta diferencias entre machos y hembras. Los primeros tienen una forma más cóncava mientras que en las hembras es más plana.

Las garras
En este caso sucede al contrario, los machos suelen tenerlas más alargadas que las hembras.

La cola
La principal diferencia es que en el macho suele haber una pestaña diminuta para poder colocar la cola en el momento del apareamiento, cosa que en las hembras no pasa.

La cloaca
También está situada en lugares diferentes. En las hembras está en la cola -además es más circular- pero muy cerca del caparazón mientras que en los machos hacia la mitad de la cola.

En los diferentes tipos de tortugas también hay diferencias

Algunas especies presentan diferencias entre machos y hembras, como las tortugas pintadas, en donde los machos presentan una pancita de color azulado o las de caja americana, que muestran diferencias en el color de los ojos: los machos rojos y las hembras marrones.

En muchas ocasiones tendrás que esperar a que la tortuga haya terminado de desarrollarse por completo para determinar si es macho o hembra, este proceso puede durar varios años, pero te recomendamos que si tienes dudas, lo mejor es que consultes con tu veterinario.

Pin
Send
Share
Send
Send