Animales

Enseñar a mi gato a dormir en su cama

Pin
Send
Share
Send
Send


Si acostumbras a tu gato desde el primer día a dormir contigo adoptará tus hábitos pero no podrás cambiar de opinión.

Son muchas personas las que tienen en su familia a un gato o varios gatos que les hacen compañía cada día. Los gatos, son animales dóciles que transmiten mucho amor y que si les respetas te ganarás su confianza y su amor incondicional para el resto de sus días. Una persona a la que le gusta compartir su vida con gatos, es probable que piense también en dormir con ellos en la cama.

A los gatos no hay que acostumbrarlos a dormir en tu cama, ellos lo harán por sí mismos. A los gatos les gusta estar al lado de las personas con las que sienten un vínculo especial, porque son parte de su familia, son su manada. Entonces, si duermes en tu cama y ellos tienen acceso a ella mientras duermes, debes estar seguro que tus gatos, dormirán contigo a tu lado. Tanto en invierno debajo de tus mantas como en verano a tus pies.

Pero, una vez que tu gato quiere dormir contigo, ¿es bueno realmente que duerma contigo en tu cama o deberías buscar otras alternativas para tu salud? Personalmente, he dormido toda mi vida con gatos y tengo una salud estupenda. Pero hay que tener algunas cosas en cuenta para que sea correcto.

¿Es seguro dormir con tu gato?

A todas las personas que aman a sus gatos les gusta compartir su cama con su compañero felino. Las personas que no aman a los gatos lo suficiente se resisten a esta idea y sólo buscan argumentos para evitarlo. Pero la realidad, es que no pasa nada si quieres compartir tu cama con tu gato, siempre y cuando sea un gato sano, esté vacunado y no haya posibilidad de que te transmita enfermedades zoonóticas- enfermedades que se transmiten de animales a humanos-.

Muchos gatos son activos por la noche porque duermen durante el día por lo que podría agobiarte un poco si tu gato reclama tu atención mientras intentas dormir. Pero la realidad, es que los gatos se acostumbran rápido a los hábitos humanos y aunque descansen durante el día, si por la noche te ven durmiendo también dormirán o no te molestarán para jugar a no ser que quieran que les atiendas algunas necesidades básicas o que les ocurra algo y requieran de tu atención.

Lo ideal es que antes de ir a la cama establezcas unas rutinas para que sepan cuándo toca ir a dormir por la noche. Por ejemplo, puedes jugar un poco con tus gatos y darles de comer algo que les guste. Así después de jugar y comer, lo más probable es que también prefiera dormir.

¿Quienes son las personas que no deben dormir con gatos?

Las personas que tienen alergia a los gatos o que padecen de asma deberán mantener a los gatos fuera de la habitación ya que si el pequeño felino duerme al lado, podría empeorarse el problema notablemente. Pero si eres una persona que se encuentra con un buen estado de salud, no hay razón para no dormir con tu gato si realmente quieres hacerlo.

Tu gato buscará tu compañía y una forma de reforzar vuestro vínculo es durmiendo juntos. A tu gato le gusta disfrutar de tu presencia y eso le ayudará a establecer una base de confianza irrompible. Por supuesto, si tu gato decide dormir contigo es porque te quiere, te respeta y muestra su gratitud hacia ti por tus cuidados y por el amor que le das cada día.

Por otro lado, los bebés y los niños tampoco deberían tener gatos en su dormitorio, sobre todo los niños menos de cinco años. Los niños pequeños se mueven mucho mientras duermen y si le dan un golpe sin querer al gato, no sabemos cuál sería la reacción del felino al sobresaltarse en mitad del sueño. Por supuesto, no deberás dejar nunca un gato cerca de un bebé dormido porque puede haber riesgo de asfixia. En cambio, si tus hijos son más mayores -a partir de los 8 años más o menos- y tanto tus hijos como el gato quieren dormir juntos, no hay problema para ello.

Si lo decides al principio, luego no cambies de opinión

Es injusto que decidas que tu gato duerma contigo en la cama y que cuando ya se ha acostumbrado a hacerlo y a ti, de repente prefieras cambiar de opinióny que ya no duerma en tu cama nunca más. No es justo para tu amigo felino, así que lo justo es que pienses bien si quieres que duerma contigo o no desde el principio.

Cuando tu gato esté durmiendo contigo en tu dormitorio debes tener algo en cuenta, y es que deberás dormir con la puerta abierta para que tu gato pueda ir libremente durante la noche cuando lo necesite a su bandeja de arena y a poder beber agua y comer cuando requiera hacerlo.

Si tanto tú como tu gato estáis sanos no hay problema en que compartáis cama, además, un gato es un animal pequeño y si le acostumbras a dormir en tus pies no te molestará, en muchas ocasiones no te darás ni cuenta de que está durmiendo contigo o si se va a comer y después vuelve de nuevo. Los gatos son animales sigilosos y si estás durmiendo respetará tu territorio para hacerlo igual que él espera que respetes su territorio para el descanso.

Si tu gato te despierta en mitad de la noche siempre será para que atiendas algunas de sus necesidades, si lo hace no será por diversión, sino porque realmente necesita que le prestes atención. Si tu pequeño felino no sabe dormir sin molestarte o se te pone en el cuello, o en alguna zona de la cama, no le apartes con brusquedad, él no sabe que te está molestando, sólo quiere acurrucarse junto a ti porque te quiere. Si te molesta, dile con voz suave que ese no es su sitio y que prefieres que duerma en otro lugar, entonces ponle con cariño en la zona de la cama donde decidas que es buen lugar para que duerma junto a ti y que no te moleste. Después de algunas repeticiones lo entenderá.

¿Por qué mi gato no quiere dormir en su cama?

Los gatos son animales independientes que pasan alrededor de quince horas al día durmiendo, por lo que no es extraño que cambien de lugar para descansar y exploren nuevas superficies en las que puedan dormir cómodamente.

Sin embargo, muchos dueños de gatos preferirían que durmieran en las camas que han adquirido para ellos, principalmente para evitar que hagan sus siestas sobre muebles, mesas y camas humanas.

En principio, debes comprender que si tu gato no quiere dormir en su propia cama esto no significa que no le guste, sino que a su parecer otras superficies ofrecen lo que más buscan los felinos cuando eligen un espacio para descansar: calidez, confort y seguridad.

Es por eso que algunos gatos eligen su sitio de sueño en muebles o mesas, o incluso sobre tu cama. En los dos primeros casos, la decisión suele estar relacionada con la comodidad que le brindan esos espacios e incluso con la altura que le proporcionan, pues los gatos se sienten más seguros cuando duermen en sitios elevados que los protegen de los “depredadores”.

Si lo que quiere es dormir en tu cama, esto responde a razones más profundas:

  • El gato se siente seguro contigo, por lo que busca tu protección a la hora de dormir.
  • Te considera parte de su manada, por lo que dormir cerca de ti le resulta normal, ya que así es como descansan los mininos.
  • Prefiere la altura de tu cama, pues le da superioridad frente a posibles amenazas.
  • Busca tu calor corporal, pues la temperatura de su cuerpo desciende mientras duerme.
  • Te extraña, sobre todo si pasas mucho tiempo fuera de casa, así que aprovecha las horas de la noche para estar cerca de ti.

A pesar de estas razones, muchos dueños de gatos prefieren que su peludo no duerma en los cojines de la sala y mucho menos con ellos, ya sea porque les produce alergia, porque a su pareja no le gusta, por cuestiones de higiene o simplemente porque el felino está tan activo en la noche que no les deja dormir.

Elige una cama adecuada

El primer paso para que tu gato quiera dormir en su cama es elegir una adecuada para él. Desde el momento en que sabes que tendrás al felino en casa, es necesario que selecciones un espacio para colocar su cama y le consigas una, ya sea comprando alguna o acondicionando una caja o cesta para que haga las veces de cama gatuna.

Ya sea que compres o prepares una, debes tener en cuenta algunos factores:

  • El tamaño: los gatos necesitan espacio para darse la vuelta y estirarse, por lo que deberás considerar un tamaño suficiente para que tu felino pueda hacer esto, pero sin que la cama llegue a ser demasiado grande, pues tampoco le gustará. La idea es que pueda estirarse pero al mismo tiempo sentirse protegido en ella.
  • La higiene: consigue una cama que sea fácil de lavar, para así eliminar olores, pelos y bacterias que podrían causar infecciones.
  • El material: algunas camas están hechas de lana y otras vienen rellenas de espuma, pero la verdad es que existen infinidad de modelos y materiales. Debes elegir una que sea cómodo para tu gato teniendo en cuenta el lugar donde estará la cama (para saber si debe ser más abrigada o más fresca) y el clima, pues existen incluso cojines térmicos para protegerlo en épocas de frío.
  • La forma: encontrarás camas abiertas, camas altas, cojines y pequeñas cuevas, por lo que debes observar los gustos y hábitos de tu gato para elegir la correcta. Si prefiere dormir estirado, una cama espaciosa será lo ideal, si, por el contrario, le gusta dominar el espacio, una cama alta o incluso o cojín colocado sobre un estante es lo que buscas, si prefiere esconderse para dormir, entonces debes comprarle una suave cueva.

Lo más importante es que entiendas que tu gato debe sentirse cómodo y seguro a la hora de usar su cama. No obstante, si luego de elegir la cama ideal no consigues que quiera usarla, sigue los siguientes consejos para lograrlo.

Consejos para que tu gato duerma en su cama

Si has decidido que el gato debe dormir en su cama, el adiestramiento para esto debe comenzar desde el momento en que el felino llega al hogar. Sin embargo, si ya tienes un felino adulto y ahora quieres que aprenda a usar su cama, con paciencia esto también será posible, así que no te preocupes.

  • Coloca su cama en un lugar fijo de la casa, preferiblemente en un rincón donde el gato ya acostumbre dormir. Si tu animal lo prefiere así y el clima lo permite, busca un lugar cálido.
  • Si le gusta dormir en las alturas, adquiere una cama con soporte o coloca la suya sobre un estante o silla. Asegúrate de que tenga el soporte adecuado para evitar accidentes.
  • En las horas del día que el gato pasa despierto, aprovecha para jugar con él y cansarlo, para que así se sienta agotado durante la noche. En ningún momento lo despiertes de sus siestas diurnas.
  • Si lo que quieres es que no se suba a tu cama, mantén la puerta de la habitación cerrada durante la noche, sin importar los maullidos del animal para que le abras. Si insiste y no se va a dormir, colócalo tú mismo en su cama y acaríciale. Repite esto durante varios días seguidos.
  • Para que se sienta más a gusto, puedes dejar en su cama una prenda que huela a ti, de esta forma el felino se sentirá seguro.
  • Deja golosinas a modo de refuerzo positivo en su cama para que relacione el estar en ella con los premios.
  • Cuando notes que entra por sí solo en la cama, acaríciale y elogia su comportamiento para que entienda que estar ahí es bueno.
  • Evita darle demasiada comida antes de ir a dormir, pues esto solo lo pondrá hiperactivo. Una cena ligera y una pequeña sesión de juegos es lo mejor para un sueño plácido.
  • Tanto para evitar que se suba a tu cama como a otros espacios donde no quieres que duerma, prueba con generar algún sonido desagradable cuando se trepe a esos sitios, ya sea con un cascabel o unas monedas. Esto hará que relacione el lugar con ese sonido. Evita que se dé cuenta de que eres tú el que produce el molesto ruido, pues entonces no funcionará.
  • Jamás lo maltrates ni uses la violencia para tratar de educarlo.

Con paciencia y amor verás cómo estos consejos harán que tu gato duerma en su cama luego de repetirlos durante varios días. Eso sí, debes ser firme y no flaquear en tus intentos, pues un momento de debilidad solo lo confundirá.

Recuerda siempre que un gato sano, con todas sus vacunas y su chequeo veterinario al día, no te transmitirá ninguna enfermedad aunque duerma contigo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enseñar a mi gato a dormir en su cama, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

19 comentarios, deja el tuyo

Hola, recién tengo una noche con mi gatito y me fui a dormir a la sala porque no quiero que duerma en mi cuarto, lo que tengo miedo es que por manifestar su molestia se orine en la alfombra? Qué debo de hacer?

Hola Alejandra.
Te recomiendo que le dejes una bandeja higiénica, lo más lejos posible de su cama. Así, no orinará ni en las alfombras ni en los muebles 🙂 .
Un saludo.

hola mi gatita tiene seis meses y solo hasta hoy le hice su cama para independizarlo como hago para que utilice su cama?

hola!! Gracias por los consejos, tengo una gatita de 21 años que tiene su camita fuera de la casa con su camita y ella la adoraba, de un tiempo para acá no quiere estar ahí y por mas que la pongo no quiere, ya le lave la casa, su camita y aún con esto, no quiere, será la edad? Que ya tiene ideas de viejita 🙂 ? Saludos!!

Hola Rocio.
Caray, 21 años ya… 🙂
Sí, con esa edad ya es probable que no le guste estar ahí.
Un saludo, y a seguir mimándola.

hola buen dia,
mi gatica tiene 7 meses pero ya no kiero que duerma en mi cama pero me parte el alma dejarla afuera por que llora mucho no se que hacer.

Hola Gabriela.
La mejor manera de enseñarle a no dormir en tu cama es bajándola cada vez que se suba, y teniendo la puerta cerrada para evitar que entre cuando no estés.
Hay que tener mucha paciencia, pero al final con el tiempo lo aprenderá 😉 .
Mucho ánimo.

Hola. Estoy en problemas, hace cinco días que duermo mal.. Mi gatita tiene casi cuatro meses, la adopté hace un mes y medio, hasta hace poco fue todo un idilio, la mascota ideal, cariñosa pero con cierta autonomía (fue a sus piedritas sola el primer día, jugaba a veces conmigo pero también le gustaba jugar sola, dormía sola en el living y no se la escuchaba en toda la noche) cuando la adopté yo no trabaja y teníamos nuestros horarios, nos despedíamos antes de dormir y a la mañana nos saludábamos, todo era perfecto!! Desde ya aclaro que yo no le dejaba subir a la cama ni de día, si subía la bajaba, y por las dudas tenía siempres cerrada la puerta de la habitación. Luego nos fuimos diez días a las sierras, desde ya aclaro que le llevé todas sus cosas para que tenga el olor de sus objetos habituales y el viaje no pareció estresarla…la cabaña era un monoambiente así que no había puerta que nos separe, las primeras dos noches traté de hacerla dormir en su cama y no hubo caso, mi marido lamentablemente insistió en que por ser vacaciones la deje dormir con nosotros…Sin embargo al volver, la volví a dejar en el living y no se quejó para nada, dormíamos igaul que antes sin problemas, a los tres días empecé a trabajar aunque no a tiempo completo y ella parecía que no le afectaba nada el cambio. Pero a la tercera noche empezó a maullar temprano y luego cada vez más fuerte y más veces, ahora maulla a cualquier hora de la noche y monta guardia en la puerta de la habitación, si nos levantamos para ir al baño salta sobre la cama! No nos deja dormir, …los primeros días la ignoré para no darle espacio a que genere malos hábitos, pero la verdad es que es muy insistente. Mi veterinario me dijo que podía ser un celo precoz y me hizo preocupar mucho, pero ya me di cuenta que lo que quiere es dormir conmigo (si está o no mi marido le da igual). Tiene media una obseción conmigo, quiere que le esté encima todo el tiempo, se supone que los gatos son independientes pero a esta no le interesa ni la comida si no está acompañada!! Ayuda por favor

Hola Mariela.
Por lo que cuentas, parece que tu gata tiene el celo. El maullido desesperado y por la noche, lo hacen las gatas para tratar de llamar a un gato. Pero además, el hecho de que se haya vuelto más cariñosa y dependiente, es una prueba de que ha alcanzado la madurez sexual.
Para solucionar el problema, mi consejo es que la lleves a castrar. Así cesarán los maullidos, y se volverá mucho más tranquila.
Un saludo.

Hola Monica, muchísimas gracias pr tu respuesta. Llamé a su vete y él me planteó lo mismo, aunque tengo mis dudas, ya que no debe tener más de dos kilos, además te cuento que soy de Argentina, de Buenos Aires, y estos días hubo unos días de tiempo fresco que no son habituales en febrero por acá, de noche le sentí las orejas y las patitas frías así que quizá busca calor…de todos modos no descarto tu sugerencia, hoy la voy a llevar a revisar. Abrazo!

Hola mi gata está embarazada y le compre una camita para que tenga sus bebes pero no le gusta la cama

Hola Crystal.
Suele pasar 🙂 . La mamá gata buscará el mejor sitio para tener a sus pequeños, y a menudo no es precisamente el lugar que hemos escogido nosotros para que para. Déjasela cerca. Seguro que los gatitos terminarán usándola.
Un saludo.

Hola, hoy adopté una gata de 5 meses, el problema está en que no quiere dormir en su cama, quiere estar encima de la mía a toda costa. Y no puedo dejarla fuera del cuarto porque ella se asusta con los perros (ellos no hacen nada, ya he tenido gatos antes y se llevan bien) no sé que hacer

Hola Juan.
Felicidades por el nuevo miembro de la familia.
Lo primero que hay que hacer es que la gata pierda el miedo a los perros, y para eso es importante que pasen mucho tiempo juntos contigo presente, ya que es contigo con quien se siente segura.
Para ello, juega con ellos y dales golosinas de tanto en cuando para que todos se acostumbren a la presencia de los otros.
Poco a poco verás que la gata se va tranquilizando.
Puedes comprar Feliway, que es un producto que ayuda a los gatos a superar el estrés.

Si no quieres que duerma en tu cama, puedes adquirir un parque plegable para gatos y ponerle ahí su cama.

Hola! Adopte una gatita de 1 mes y medio y la primera noche la dejé dormir conmigo porque se sentía asustada en su nuevo hogar, ahora no puedo sacarla de la cama! A veces orina en la almohada, no se qué hacer

Hola Agostina.
Te recomiendo tenerla en una habitación con la puerta de tu dormitorio cerrada por la noche. En esta habitación debes ponerle una bandeja higiénica con arena para que pueda hacer sus necesidades allí.

Es necesario que pases tiempo con ella en su nuevo cuarto. Jugar, darle mimos, etc. De esta manera, pronto se acostumbrará a estar en ella.

Buenos dias gracias por el articulo. Tengo una gata de casi 5 meses. Se acostumbro los primeros dias a dormir en mi cama pero por una cuestion de alergia tengo que sacarla y no logro que duerma en su cama. Mi duda es si una vez que se acostumbre a dormir con la puerta del cuarto cerrada y en su propia cama puedo volver a dormir con la puerta abierta y su cama dentro de mi cuarto. Seguira subiendo a la cama o ya se habra acostumbrado a la suya?
Gracias y saludos

Hola Gabriela.
Pues dependerá de la propia gata 🙂 . En principio, te diría que una vez que se acostumbre a dormir en su cama, ya dormirá en ella aunque pase a dormir en tu cuarto, pero esto no se puede saber hasta que no se pruebe.
Un saludo.

Hola! Tengo una gatita de casi 3 meses, hace sólo una semana que está en casa, y, si bien durante el día (trabajo tiempo completo, y duerme y juega sola, no hace destrozos) ni se acerca a mi habitación, por la noche duerme conmigo adentro de la cama, la baje y le cerré la puerta, pero no mucho tiempo porque me terminó dando lástima por los maullidos. Evidentemente su camita no le agrada, la usa para jugar algún rato y nada más. Quiero acostumbrarla a una nueva pero no quisiera que sufra o le genere algún rechazo hacia mí por no permitirle dormir conmigo.
Muchas gracias!

¿Dónde debe dormir un gatito?

Para saber cuál es el lugar ideal para que tu gatito duerma, es necesario entender su hábitos de sueño. Un gatito tiende a dormir hasta 20 horas diarias en sus primeros meses de vida y cuando llega a la adultez, dormirá entre 12 y 16 horas. Por lo cual es común que cambie de lugar entre siesta
y siesta.

Es frecuente que un gatito busque dormir contigo, sobre todo durante su primer año. En general sucede por estas razones: puede ser que simplemente se sienta seguro junto a ti y por eso busca tu protección para dormir. También puede considerarte parte de su manada o simplemente busque tu calor corporal.

Los gatos buscarán por instinto lugares altos para descansar protegidos de sus depredadores, por lo que tu cama le puede parecer un lugar ideal al momento de dormir. Si no tienes problema en dormir junto a tu pequeño, puedes dejar que lo haga.

Si crees que la actividad nocturna de tu gatito puede alterar tus horas de descanso, puedes optar por enseñarle a dormir en su propia camita.

Cómo enseñarle a un gatito a dormir en su cama

Los gatitos son seres con personalidades muy marcadas. Por eso se fijarán mucho en encontrar el lugar adecuado para dormir. Si quieres que duerma en su propia cama, debes considerar la comodidad sobre otros aspectos. Fíjate en estas características al momento de adquirir una cama para tu gatito:

• Fíjate en su tamaño. Tu peludito debe caber enroscado y también con todo el cuerpo extendido.

• Busca texturas suaves y agradables para tu mimado. Es posible que a tu gato no le resulte agradable la textura del lástico, las fibras vegetales, el caucho, o el cuero artificial.

• Consigue una cama fácil de limpiar. Los gatos son animales muy limpios, por lo que una cama llena de pelos, o que genere malos olores, le puede resultar desagradable y evitará usarla.

• Dependiendo de los gustos de tu gatito, puedes optar por camas que se pueden colocar en lugares altos.

Una vez que hayas encontrado la cama ideal, es necesario que sigas estas recomendaciones para que el gatito bebé aprenda a dormir en el lugar asignado:

• Es fundamental que le muestres su cama desde cachorro. Para un adulto será difícil aprender a dormir en un lugar al que no está acostumbrado.

• Deja la cama en un lugar fijo. Busca un lugar en donde el gatito se sienta tranquilo y cómodo. Los sitios elevados y álidos funcionan a la perfección.

• Cuando use su cama, prémiale con alguna golosina para mascotas, algunas caricias y mimos.

Dale a tu gatito todas las comodidades para que se sienta a gusto con su lugar de descanso. Recuerda que los gatos desde pequeños suelen tener sus gustos bien definidos y por eso es necesario que te muestres atento a sus reacciones al momento de dormir.

Fíjate en cada detalle para que la convivencia con tu peludito sea armoniosa. Cuida de su bienestar con la cantidad adecuada de descanso y actividad física para que se mantenga siempre sano y juguetón.

¿Por qué los gatos no duermen en la cama?

Los gatos son animales que duermen unas 15 horas al día aproximadamente, por lo que cambiar el lugar donde dormir es algo normal. Si alguna vez has estado enfermo y has tenido que estar muchas horas o incluso días en la cama, seguro que ya parecía una piedra y te dolía todo el cuerpo.

¿Hubieras cambiado de sitio si pudieras haber encontrado uno tan cómodo como la cama? ¡Seguro que sí! Pues algo parecido sucede con los gatos. Aunque no están enfermos, dormir es parte importante de su vida y pasarlo siempre en el mismo lugar es pesado, aburrido y hasta molesto.

En ocasiones puede que no le guste su cama, pero que no duerma en ella no quiere significar eso ni mucho menos. Los gatos buscan un espacio que les ofrezca calidez, confort y seguridad. Los sitios que les ofrecen esto son sobre todo los elevados, ya que por su instinto felino se sienten seguros de los depredadores.

Si lo que el gato busca es dormir en tu colchón, puede ser por varias razones:

  • Se siente seguro y busca tu protección
  • Te ve como parte de su manada, por lo que dormir cerca de ti es algo normal para él
  • Prefiere un lugar alto, como tu cama
  • Busca tu calor temporal
  • Te echa de menos. Esto sucederá sobre todo si pasas mucho tiempo fuera de casa

Si no te molesta que tu gato duerma contigo, adelante, pero si prefieres que al menos de noche se vaya a su lugar de reposo, sigue los consejos que te brindamos a continuación.

Más consejos

Si solo con escoger una buena cama no sirve, sigue estos consejos:

  • Pon la cama en un lugar fijo
  • Si le gustan las alturas, coge una con soporte o que puedas subir sobre algún lugar
  • Cánsalo de día mientras está despierto para que cuando llegue la hora de dormir se vaya a su cama y no se mueva
  • Cierra la puerta de tu habitación de noche
  • Déjale en su cama una prenda con tu olor
  • Deja golosinas en su cama, así relacionará dormir en su cama con algo positivo
  • Elógialo cuando vaya solo a su cama

Si haces todo esto, tranquilo, con un poco de paciencia y perseverancia podrás conseguir que tu gato duerma en el lugar que elijas para él.

Pin
Send
Share
Send
Send