Animales

Descarga gratis el informe sobre la Inmunonutrición cachorros

Pin
Send
Share
Send
Send


La salud de tu mejor amigo peludo es primordial y, para ello, debes mantener al día sus vacunas y una serie de cuidados específicos, según la estación en la que nos encontremos. Según la veterinaria, Ixone Capataz Colás, la única vacuna obligatoria en España es la de la rabia, aunque no en todas las comunidades autónomas: “Suele ponerse la última dentro del plan de primovacunación en los cachorros porque en nuestro país se considera erradicada, a pesar de que hace unos años hubo un brote”.

Tiene especial importancia ya que es una zoonosis, es decir, que también afecta a las personas. La experta asegura que el gobierno como medida de control exige la vacunación de cualquier animal que entre en el país y pueda ser portador, ya que no solo son los perros.

“Erradicar una enfermedad es muy difícil, por lo que ‘es mejor prevenir que curar’. El resto de vacunas no son obligatorias, pero sí son recomendables puesto que la gran mayoría protegen frente a dolencias graves y de gran prevalencia, como el parvovirus, hepatitis vírica canina….”, sentencia la veterinaria. Así que, aunque nadie te vaya a multar por no ponérselas, asegurarás la salud de tu mejor amigo. Es la mejor inversión que puedes hacer por alguien al que quieres.

Según Capataz Colás, aunque el patrón de vacunación suele hacerse una vez al año, no tienen una fecha de caducidad como el de ‘un yogur’. Es decir, transcurrido un año de la última dosis, no se acaban por completo los anticuerpos, pero se hace de manera anual para que los propietarios puedan llevar mayor control sobre la salud y el mantenimiento de su perretes.

No obstante, la veterinaria aclara que existen algunos factores referentes a la salud de tu mejor amigo que pueden dificultar o evitar que se pueda repetir la dosis anual: No se trata tan solo de un pinchazo y ya, sino que antes ha de hacerse una adecuada exploración del animal para asegurarnos de que se encuentra en condiciones óptimas.

“Observar si los ganglios están más grandes, si tiene fiebre, si manifiesta un soplo cardíaco o es tan mayor que su sistema inmune puede estar comprometido… En definitiva, síntomas que el dueño no tiene por qué saber, pero que son incompatibles con la vacunación y pueden poner en peligro la vida del animal”, explica la especialista.

Algunas vacunas más recientes, como la de la Leishmaniasis –infección por parásitos de Leishmania producida por la picadura de un tipo de mosquito–, se deberán poner en función de la zona en la que viva tu perrete o la época del año, ya que esta enfermedad es típica de zonas tropicales, cálidas o húmedas. Sin embargo, la experta explica que, aunque los primeros casos aparecieron en la costa del Mediterráneo, cada vez se extiende más a comunidades del interior que tienen climas más fríos y secos.

“Hay mayor prevalencia de estos mosquitos cuando la temperatura es superior a 16º, por lo tanto lo ideal es hacerlo en marzo para que estén cubiertos antes de la primavera y el verano”, explica. Por otro lado, señala que antes de ponérsela ha de hacerse un chequeo –después del verano y en especial si nuestro peludo ha veraneado en zonas cálidas–, puesto que explica que hay animales que pueden haber sido picados por el mosquito, pero no presenten síntomas. En este caso la vacuna no sería efectiva y debería tratarse de forma diferente.

Mientras que de cara al otoño y el invierno, la más recomendable sería contra la gripe canina (traqueobronquitis infecciosa), que produce tos y problemas respiratorios.

En lo que se refiere a desparasitaciones, existen dos tipos: internas y externas. Según la experta, la interna (por lo general para eliminar gusanos) debe hacerse unas cuatro veces al año (cada cuatro meses) con una pastilla: “Mucha gente lo hace en el cambio de estación, pero lo más importante es que se haga antes de las vacunas, ya que así nos aseguramos de que el perro está sano”.

La externa también dependerá de la época del año. En épocas de frío deberemos centrarnos más en garrapatas y pulgas, mientras que cuando empieza el calor, a eso deberemos sumarle protección frente a los mosquitos. Capataz Colás señala que hay infinidad de productos en el mercado, pero siempre deberán estar prescritos por un veterinario ya que se trata de productos químicos que no sientan igual a todas las razas o tamaños de perros.

Calendario orientativo de vacunación que debería seguir tu mejor amigo

Por su parte, tanto Kiwoko, cadena de tiendas de animales de España y Portugal, en colaboración con los centros Kivet, red de clínicas veterinarias de España y Portugal, sugieren este calendario orientativo de vacunas y desparasitaciones, según los meses:

Aprovecha este mes para suministrar la última desparasitación del año. La salud de tu peludo es lo más importante.

Para cerrar el año lleva a tu perro o gato a que le hagan el test de Leishmania. Los expertos de Kivet, aseguran que la mayoría de los perros se suelen infectar en verano, pero a veces los síntomas no aparecen hasta tres meses después. De ahí que consideren que este mes sea el ideal para realizar la prueba.

Nuestras mascotas también tienen pequeños excesos después de las fiestas navideñas, por lo que es conveniente hacer una visita al veterinario. Un buen chequeo para comenzar el año con ‘buena pata’.

Los parásitos también están presentes en invierno, por ello, apunta en tu agenda aplicar una de las 4 desparasitaciones internas que se recomiendan hacer a lo largo del año. De esta manera, conseguiremos mantenerlos protegidos tanto en las épocas de calor como en las de frío.

El verano está cada vez más cerca. Es el momento de ponerlos guapos para estos meses donde acostumbramos a hacer más actividades al aire libre. Y, ¿por qué no empezar con una buena revisión dental? Además de lucir la mejor sonrisa, también mantendremos un control de su salud bucal.

La primavera la sangre altera y, ¡los parásitos también! Con la llegada del buen tiempo aumenta el riesgo de enfermedades por parásitos y, para ello, es importante reforzar la protección con una desparasitación externa.

Siguiendo con el calendario de desparasitaciones, durante este mes debemos suministrar una desparasitación interna y, así, combatir el aumento de la presencia de estos organismos durante los meses de máximo calor.

Se acercan las vacaciones y es el momento de ultimar los preparativos. Si este año vas a viajar con tu mascota, desde Kivet recomiendan llevar a tu perro o gato a una revisión antes de emprender el viaje y, de esta manera, poder disfrutarlo sin preocupaciones.

Estamos a mitad del año y julio es el mes ideal para sentarnos y ver todas aquellas vacunas que no son obligatorias, pero que todo dueño debe poner a su perro o gato. Así que saca su libreta de vacunaciones y revisa las que tiene pendientes.

Para poder seguir disfrutando del verano, el agua y la playa con total tranquilidad y protegiendo a nuestros amigos de los parásitos, desde Kivet recomiendan hacer una desparasitación interna.

– Septiembre:

Qué mejor manera de empezar el nuevo curso que con los deberes hechos. La vacuna de la rabia se debe suministrar anualmente para prevenir a nuestros amigos de esta enfermedad que ataca el sistema nervioso.

Una vez terminado el verano, la época del año donde hay más parásitos, tenemos que volver a reforzar la desparasitación externa con collares, pastillas o pipetas específicas.

Da de alta tu centro

Nuestro equipo se pondrá en contacto contigo para validar tu centro.

El período inicial de la vida de un cachorro es la etapa más delicada a superar. Los cachorros nacen con un sistema digestivo y un sistema inmunitario inmaduros, por lo que es necesario administrar una dieta que cubra estas carencias en los primeros meses de vida.

En este informe encontrarás información detallada sobre la inmunonutrición en los cachorros:

  • Características del perro recién nacido
  • El papel de la inmunidad materna
  • Cómo la nutrición puede ayudar a potenciar el sistema inmunitario de los cachorros
  • El papel de los nucleótidos en la inmunidad
  • Efecto de la suplementación con inmunoglobulinas plasmáticas
  • La utilidad de los prebióticos en los cachorros
¡Y mucho más para cuidar la salud del cachorro!

Rellena el formulario para descargar gratis "Research Reports: Inmunonutrición en Cachorros".

Plan de vacunación para perros

Aunque no en todos los países coexisten los mismos microorganismos que producen las enfermedades que pueden padecer nuestro amigo, el plan de vacunación en realidad varía muy poco, y es más o menos así:

  • A los 45 días de vida: primera dosis de la vacuna contra el parvovirus.
  • De 8 a 10 semanas: se le pondrá la polivalente, que le protegerá contra el parvovirus, moquillo, hepatitis, parainfluenza y leptospirosis.
  • De 12 a 14 semanas: se le pone de nuevo la polivalente.
  • De 16 a 18 semanas: se le administra la vacuna traqueobronquitis, que le protegerá de la parainfluenza y de la bordetelosis.
  • De 20 a 24 semanas: se le administra la vacuna antirrábica.
  • Una vez al año: se le pone la vacuna de refuerzo, que le protegerá contra el parvovirus, moquillo, hepatitis, parainfluenza, leptospirosis, bordetelosis y rabia.

NOTA: La vacuna de la rabia es obligatoria, pudiéndote sancionar si descubren que tu perro no ha sido vacunado. Recuerda que las vacunas en cachorros son muy importantes en sus primeros meses de vida para evitar problemas graves o que cojan infecciones que podrían poner en riesgo su vida.

Lo que debes saber sobre las vacunas

Las vacunas son microorganismos (virus, bacterias) dormidos que, una vez entran en el organismo de un ser vivo, su sistema inmunológico comienza a producir anticuerpos, los cuales atacarán a dichos microbios. Pero no te preocupes: el perro no se enfermará, sino que si el día de mañana entrase en contacto con algún virus o con alguna bacteria, como ya tendrá los anticuerpos formados podrá luchar contra ellos mucho más fácilmente.

Cada vacuna cuesta unos20 euros, excepto la de la rabia que son 30. Para garantizar la seguridad del animal, se recomienda administrarle una pastilla unos 15 días antes para eliminar los posibles parásitos internos que pueda tener.

Esperamos haberte aclarado las dudas sobre las vacunas que debes ponerle a tu can. En caso de no ser así, no dudes en preguntar 🙂 .

LEA TAMBIÉN

¿Y aquí termina el asunto? No, Chacón sostiene que los refuerzos anuales de todas estas vacunas son sumamente importantes y es algo que debe mantenerse siempre durante toda la existencia del animal.

Si la persona lo desea y tras conversar con el veterinario, el perro también podría recibir otras protecciones extras. Entre ellas inoculaciones contra la traqueobronquitis (tos de las perreras) y la giardia.

“Es muy importante que todas las vacunas que se le pongan al perro queden anotadas en una tarjeta (usualmente la entregan las veterinarias). Ahí debe venir el número de lote y fecha, pues es información útil para atenderlos y, además, sirve como documento legal para cuando el animal sale del país o bien, para corroborar si la mascota fue vacunada contra rabia, por ejemplo, en caso de haber mordido a alguien”, indicó Chacón.

Pin
Send
Share
Send
Send