Animales

Comidas que nunca debes dar a un perro

Pin
Send
Share
Send
Send


Algunos alimentos que se consideran saludables para los seres humanos, pueden ser francamente peligrosos cuando se trata del metabolismo de tu perro. Ninguno de ellos son mortales, pero aún así podrían causar una gran molestia a tu mascota.

Pongámonos en situación: estás cenando y miras hacia abajo para ver a tu perro mirándote con ojos mendiciosos. Probablemente no sería la primera vez que le das algunas sobras o algo de lo que en ese momento estás comiendo. Sin embargo, a pesar de que a veces parezcan más humanos que algunas personas, hay algunos alimentos que no se le deberían ofrecer.

Aunque lo mejor es optar por la comida para perros que recomiendan los veterinarios, es natural querer darle alguna que otra cosa de vez en cuando. Eso está bien, siempre y cuando evites usar estos alimentos.

1. Uvas y pasas. En grandes cantidades, las uvas y las pasas contienen unas toxinas que podrían dañar los riñones del perro o provocar insuficiencia renal.

2. Restos de comida. La comida que hacemos en casa suele contener una gran cantidad de grasa. En los humanos, este tipo de alimentos no saturan las arterias (a menos que abusemos de ellos), pero a tu fiel amigo puede causarle severas gastroenteritis.

3. Nueces de macadamia. Las nueces de macadamia pueden causar debilidad, vómitos, temblores e hipertermia en los perros. Los síntomas generalmente aparecen dentro de las 12 horas de la ingestión y pueden durar aproximadamente 48 horas.

4. Leche y productos lácteos. Debido a que las mascotas no poseen cantidades de lactasa (enzima que descompone la lactosa en la leche), este tipo de alimentos causan diarrea u otro trastorno digestivo.

5. Los frutos secos como almendras o nueces, contienen altas cantidades de aceites y grasas. Ésto puede causar tanto vómitos como diarrea, y una pancreatitis potencialmente peligrosa si se abusa de ellos.

6. Alimentos salados. Las grandes cantidades de sal pueden originar una grave intoxicación en tu perro. Los síntomas incluyen vómitos, diarrea, temblores, calentura, convulsiones y, sin ser exagerados, la muerte. Como tal, evita alimentar a tu amigo de cuatro patas con refrigerios con mucha sal como patatas fritas, embutidos o palomitas de maíz con sabor a sal.

7. Cebollas y patatas crudas. Estas verduras son muy peligrosas para tu perro. Su nivel de toxicidad sólo se diagnostica a través de la confirmación clínica y microscópica de los cuerpos en la sangre.

8. Carne cruda y huesos. La carne cruda puede contener bacterias como la salmonela y E.Coli. Si esto ya es peligroso para los seres humanos, imagina qué efectos pueden tener en tu mascota. Por otro lado, alimentar a tu perro con huesos crudos puede parecer una opción natural. Sin embargo, son muy peligrosos para una mascota doméstica, ya que podría atragantarse o sufrir una lesión si se le atasca en el tracto digestivo.

9. Aguacate. El aguacate podría ser tóxico para los perros a causa de una toxina denominada persina: una sustancia hallada tanto en el hueso como en la cáscara.

10. Caramelos o dulces. Todos los dulces contienen un edulcorante llamado xilitol. Puede causar la liberación de insulina en la mayoría de las especies, lo que puede provocar insuficiencia hepática. El aumento de la insulina también conduce a la hipoglucemia (niveles de azúcar muy reducidos).

1. Restos de com >

El estofado de la comida estaba riquísimo, la carne del cocido ni te cuento y qué decir de esos espaguetis (de los que siempre acabas por hacer una cantidad ingente).
Tu perro no es tonto, si pudiera hablar te daría la razón, no hay más que ver la forma en que babea. pero la verdad es que los restos no son sanos para ellos: piensa en tu masa corporal y en la de tu perro, posiblemente le superes en peso. A ti la grasa de esa comida no te saturará las arterias (a menos que abuses), pero a tu amigo de cuatro patas puede causarle problemas de obesidad, y esto implica muchos riesgos para su salud: trastornos cardíacos y renales.

La comida humana suele contener una gran cantidad de grasa, por lo que puede producirle una pancreatitis. Además, los condimentos que puede llevar la comida pueden causarle severas gastroenteritis, úlceras, colitis.

2. Huesos que se astillan

"¡A mi perro no le pasa nada si le doy huesos!"Depende del hueso. Hay huesos que se astillan fácilmente, entre ellos los de pollo y conejo, y hay que evitarlos a toda costa.
Hay que evitar ofrecerle huesos de pequeño tamaño o aquellos que se astillan al romperse, que pueden clavarse en su garganta, producir perforación de estomago o intestinal e, incluso, la muerte.
Los que sí puedes darle son los huesos redondos de res, como los de rodilla y cadera, o con trozos de huesos largos como el tuétano que le sirven de juguete y le limpian y fortalecen los dientes.

3. Chocolate

¿Quién no ha visto una de éstas y ha pensado "quiero una en mi vida"? Tu perro también lo ha pensado.
El chocolate enloquece a la mayoría de perros y personas, pero puede ser mortal para las mascotas por que contiene teobromina, un análogo de la adrenalina, y es una sustancia que puede ser peligroso para la salud del animal y comprometer seriamente sus funciones vitales.
Se estima que tan poco como seis gramos por cada kilo de peso del perro puede provocar un aumento de la contractilidad del corazón, actuar como un poderosos diurético produciendo deshidratación, afectar el sistema gastrointestinal causando vómitos y diarrea, provocar úlceras en la mucosa gástrica, afectar al sistema nervioso causando convulsiones, y a veces, la muerte.

Puede ser altamente tóxico y llegar a ser mortal. Todas las bebidas alcohólicas contienen etanol, que es venenoso para los perros. Si el perro consume alcohol se pueden presentar síntomas como cambio en el comportamiento, excitación, depresión, problemas para respirar, jadeo excesivo, el olor de alcohol en su boca, y micción excesiva. Se pondrán nerviosos y atacarán cosas, hiriéndose incluso a sí mismos. El único líquido recomendado para su mascota es el agua.

VГ­deo: Dr Vet Pancho Cavero explicó por qué nunca debes darle, ni como premio, estos productos a tu mascota.

DR TV Tomás Borda estuvo junto a nuestro querido Dr Vet Pancho Cavero para hablar de un tema importante en la vida de las mascotas, como es su alimentación. Ambos elaboraron una lista de los productos que son peligrosos y que pueden acabar con la vida de tu perro.

1. Los lácteos: Los perros son intolerantes a la lactosa. Les produce vómitos, diarreas. Estos productos le pueden provocar la muerte a los perros más chiquitos.

2. Los embutidos: Estos alimentos son procesados y les produce mala indigestión, su estómago no puede metabolizar estos embutidos.

3. Las corontas de los choclos: A los perros les fascina las corontas, esto les produce obstrucción en su organismo, empiezan con vómitos y no pueden defecar. Se recomienda cerrar bien la basura.

4. Los chocolates: Estos son tóxicos y mortales para los perros.

5. Leche y productos lácteos

Tu abuela siempre te ha dicho "dale un poco de queso a tu perro y será tu amigo para siempre", y razón tiene. Lo que posiblemente no sabe tu abuela es que la mayoría de especies animales se vuelven intolerantes a la lactosa en cuanto abandonan la etapa de la lactancia materna.
La mayoría de los animales no poseen la enzima que se necesita para disolver el azúcar de la leche, y esto puede causar vómitos, diarrea y otros problemas estomacales.

Domingo por la noche, ganas de cocinar bajo mínimos, sacas un poco de jamón y un poco de longaniza, tu perro te pone ojitos de carnero degollado. y te da tanta pena que le das un trozo.
Además de ser altas en grasas, también son muy saladas, lo que puede causarles serios dolores de estómago u otras complicaciones.

7. Cebolla y ajo

Todos sabemos que la cebolla y el ajo son sanísimos y buenos para la salud. para la salud HUMANA.
Las cebollas, en cualquier formato (crudo, cocido o en polvo), son muy tóxicas para los perros. Contienen compuestos que pueden causar daño al sistema digestivo del perro, que es incapaz de digerirlos. También pueden llevar a una intoxicación. Los síntomas que el perro puede mostrar después de la ingestión de cebolla y ajo son vómitos, diarrea, debilidad, y reacciones alérgicas.
El consumo de cebolla también puede conducir a la anemia hemolítica en los perros.

Nadie en su sano juicio le dará café a su mascota, pero como hay mucha gente rara por el mundo no cuesta nada mencionarlo.
Contiene sustancias que estimulan al sistema nervioso central y al sistema cardíaco y en pocas horas puede causar vómitos, hiperactividad, taquicardias e incluso la muerte.

9. Aguacates

¿Y lo bien que queda un poco de aguacate en la ensalada? Pues a tu mascota no le conviene: todos los componentes del aguacate son tóxicos. La sustancia tóxica que figura en el aguacate se llama Persin. Los síntomas que se observan son problemas respiratorios, la ampliación del abdomen y problemas cardíacos.

10. Uvas y pasas

Lo ricas que están y lo malas que son para los animalicos. su consumo puede llevar a tus mascotas a sufrir daños gastrointestinales severos, insuficiencia renal aguda e incluso la muerte. Según estudios, aproximadamente a 1 de cada 3 perros afecta de manera grave el consumo de uvas. Te la puedes jugar, lo mismo a tu perro no le afecta, pero ¿estás dispuesto a asumir las consecuencias si lo haces?

Sé responsable: usa medicamentos veterinarios

Y hagamos un alto para hablar, especialmente, del paracetamol. Tu perro es viejo, tiene dolores de huesos y de articulaciones. A tu abuelo le pasa lo mismo y se toma paracetamol, así que decides dárselo a tu perro.
Este medicamento es un veneno para nuestros perros. El envenenamiento con paracetamol en perros se produce porque el analgésico daña el hígado y los glóbulos rojos. Como resultado, un perro envenenado por paracetamol puede morir por necrosis hepática. Se estima que 150 miligramos de paracetamol por cada kilo del perro es la dosis letal. Esto significa que dos comprimidos de paracetamol pueden matar a tu perro.

La industria veterinaria ha avanzado y sigue avanzando a pasos agigantados. Muchas de las medicaciones humanas tienen su versión veterinaria. Tu mascota no es una persona, por muy humano que te parezca: su sistema inmunológico es distinto al tuyo, no intentes calcular la dosis que debes darle teniendo sólo en cuenta su peso. Puedes consultar al veterinario con una simple llamada, no hace falta ni pedirle cita. Una llamada puede salvarle la vida a tu mascota.

1. Chocolate.

El chocolate es uno de los alimentos más comunes que pueden incluso matar a un perro. Algunas sustancias presentes en el cacao pueden causar el envenenamiento de animales. El chocolate contiene cafeína y teobromina, una sustancia que puede causar grandes daños en el sistema nervioso de los perros. La teobromina también puede causar alergia, arritmias, convulsiones y aumento de la presión arterial.

El chocolate negro es el peor, porque tiene un alto porcentaje de teobromina.

Si un perro come un pedazo de chocolate, los principales síntomas pueden ser vómitos, deshidratación, dolor y/o nerviosismo. Si esto sucede, llame a un veterinario inmediatamente. Depende de la cantidad consumida, el perro puede entrar en coma y morir.

Los perros como los humanos, pueden tener intolerancia a la lactosa, podríamos decir sin equivocarnos que la mayoría de los perros son intolerantes a la lactosa. Además de la lactosa, la grasa de la leche de vaca puede causar diarrea en los animales. En la edad adulta no necesitan la leche en su dieta. El perro no tiene la enzima encargada de digerir la lactosa. El consumo de leche puede causar diarrea, vómitos y otros problemas gastrointestinales. Aunque no letal, la leche puede contribuir a enfermedades futuras.

Como la leche, sus derivados también están prohibidos en la dieta de los perros. Estos alimentos grasos pueden causar malestar gastrointestinal o en algunos casos incluso pancreatitis. El problema del queso es el mismo que el de la leche: el azúcar. El queso y otros productos lácteos pueden causar gases, diarrea y vómitos, dependiendo de la cantidad consumida.

La cebolla contiene tiosulfato, que puede causar que los perros desarrollen anemia. La cebolla puede deteriorar los glóbulos de la sangre de los perros, que puede dejar a los animales muy débiles. Si se consume una gran cantidad, el animal podría necesitar hasta una transfusión de sangre.

Hablamos de cebolla en grandes cantidades o en su dieta habitual.

Nunca le dés comida con especias a tu perro. Al igual que la cebolla, el ajo puede destruir los glóculos rojos de la sangre del animal. Cuanto más fuerte es el ajo, más tóxico será. Pertenece a la misma familia que la cebolla, pero el ajo es más fuerte, es decir, el nivel de toxicidad es muy alto. Los efectos del ajo no aparecerán inmediatamente. Con el tiempo, la orina del perro va a ser de un color entre naranja y rojo intenso. El ajo puede causar anemia e insuficiencia renal en algunos casos por la pérdida de hemoglobina.

Sin embargo, el ajo es una gran aliado para la salud de los humanos como te contamos en el artículo: Ajos, mil y un beneficios.

Las uvas pueden ser muy tóxicas para los perros. Hay casos en los que el consumo de sólo 6 uvas habría causado una insuficiencia renal aguda en los perros. Los compuestos químicos que causan el envenenamiento de los animales por la ingestión de uvas son todavía desconocidos. Uvas y pasas pueden causar insuficiencia renal aguda. Los síntomas varían entre los perros. En general, tienen vómitos, diarrea y un estado letárgico. Los perros también quedan levemente deshidratados y con falta de apetito. El animal puede morir en 3 o 4 días.

7. Aguacate.

Una sustancia tóxica llamada Persina la podemos encontrar en los aguacates. Los efectos causados por esta toxina pueden variar. Los animales pueden tener problemas gastrointestinales, dificultad respiratoria y moco en el pecho. Otro problema puede ser el hueso, ya que por su forma puede ser fácilmente tragado por un perro.

Aunque a muchos perros pueda no afectarles de forma grave, si que pueden ocasionarles malestares estomacales.

8. El corazón de las manzanas.

La mayoría de la gente no se come el corazón de las manzanas, así que en un descuido, el perro se lo puede comer. Las pepitas de la manzana contienen cianuro, una sustancia tóxica para los animales. Algunos de los síntomas debido a la ingestión puede haber dificultad para respirar, convulsiones, hiperventilación, shock e incluso coma.

9. Masas fermentadas.

Mantén a tu perro lejos de cualquier tipo de masa que tenga levadura. Esta levadura se convertirá en tóxico en su estómago. Además de la toxicidad del alcohol producido en el estómago, la levadura puede expandirse dentro del estómago y en los intestinos producirse una gran cantidad de gases nocivos para el sistema digestivo. Esto le causará problemas gastrointestinales, vómitos, malestar abdominal y letargo.

Es difícil creer que alguien le daría café a un perro, pero si sucede, sabemos que la cafeína puede matar al animal. El café contiene un estimulante llamado xantina metilada. Esta sustancia ataca el sistema nervioso, puede causar vómitos, agitación, les acelera el corazón y puede causar la muerte de los perros.

11. Nueces de macadamia.

Los frutos secos no son saludables para los perros por su alto contenido de fósforo, lo que puede procudir a cálculos en la vejiga. Las nueces son venenosas para los perros, al igual que las nueces de macadamia. Comer incluso unas pocas nueces de macadamia puede ser perjudicial, dando lugar a vómitos, dolor muscular, hinchazón de las articulaciones y debilidad general. Los perros que han comido macadamias pueden experimentar hipotermia, mareos, problemas de coordinación, temblores y fiebre alta.

12. Xilitol.

El xilitol es un edulcorante utilizado en los chicles y caramelos sin azúcar, añadido a los productos horneados sin azúcar. Los productos que contienen xilitol están prohibidos para los perros. Los síntomas de intoxicación por xilitol incluyen vómitos, letargo, pérdida de coordinación, comportamiento errático, desorientación y convulsiones. Comer dulces, chicles o alimentos horneados hechos con xilitol puede causar una severa caída en los niveles de azúcar en sangre, lo que resulta en insuficiencia hepática.

17. Helados.

Cómo nos puede suceder a nosotros, incluso nuestros perros pueden sufrir intolerancia a la lactosa. Pero, incluso si tu perro no tiene este problema, no es una buena idea ofrecer un poco de helado para probar porque él podría no negarse. Además el helado contiene mucho azúcar y puede contribuir al exceso de peso de tu amigo de cuatro patas, causando diabetes. El veterinario americano Tony Johnson, recuerda: como combatir la obesidad en tu mascota.

18. Azúcar y dulces.

El Azúcar y los dulces pueden ser perjudiciales para nuestra salud y para la de nuestra nuestros perros. Un perro en estado salvaje, nunca comería dulces. Los posibles riesgos se relacionan con la aparición de caries, diabetes y aumento de peso. Siempre es mejor elegir alternativas libres de azúcar para nuestros perros. El caramelo que se vende sin azúcar, contiene xilitol, sin embargo, que puede causar daño en el hígado, con graves consecuencias.

19. Pequeños huesos.

Los perros siempre están dispuestos a roer un hueso, pero presta especial atención a los huesos pequeños. Los huesos más pequeños, de hecho, pueden causar problemas respiratorios y digestivos. Los perros corren el riesgo de asfixia y heridas o su sistema digestivo. Intente evitar los huesos pequeños para proteger su salud.

Consejos para mejorar la alimentación de tu perro.

Para terminar os ofrecemos unos consejos para una mejor alimentación de tu perro:

– Evita los experimentos a la hora de alimentar al perro. Cuando su comida habitual le sienta bien y cubre sus necesidades nutritivas, los cambios no son recomendables.
– Cuidado con lo que se le ofrece como premio o recompensa. Lo recomendable son los productos específicos y sin excesos.
– Vigilar que el perro no hurgue en la basura, su ingesta le puede producir problemas gastrointestinales.

Y ahora os muestro el vídeo que os comentaba, donde un veterinario nos habla sobre esta lista y según su experiencia, todo es creado para atemorizarte y que no des a tu perro ningún otro alimento que no sean bolitas.

La verdad un tema para debatir ampliamente y donde habrá diversidad de opiniones y casos.

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Video: Alimentos que nunca debes dar a tu perro (Septiembre 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send