Animales

C - mo cuidar una iguana

Pin
Send
Share
Send
Send


A la hora de seleccionar a un animal exótico, como puede ser una iguana, como el nuevo inquilino de tu hogar, debes tener en cuenta que no es una mascota como puede resultar un perro o un gato, no es un animal que irá buscando tu cariño y afecto y que, sobre todo, pasará todo su tiempo en el terrario. Si aún así estas interesada en comprar una iguana, asegúrate que no provenga de su hábitat natural, ya que sufren de estrés y pueden rehusar comer y por tanto enfermar, además es una manera de fomentar su desaparición en libertad. Elije iguanas criadas en cautiverio de apariencia saludable, no te guíes por el tamaño

Las iguanas pueden llegar a medir dos metros y a pesar 8 kilos

El tamaño y el peso, piensa que en unas pocas semanas las iguanas pueden medir entre 15-20cm, pero cuando cumplen los 5 años pueden medir de 1'50-2m y pesar 8 kilos. La iguana es una mascota que conlleva un considerable coste de manutención debido a su carácter exótico y, por tanto, a sus necesidades diarias.

La escasa Información con la que contamos de partida ya que, a grandes rasgos cualquiera sabe las necesidades básicas de un perro o un pez, pero los reptiles son un mundo aparte y se debe estar completamente informado de todo, sobretodo de la alimentación: no se les puede dar cualquier cosa. Hay que saber cómo actúa y reacciona una iguana. así como la manera correcta de manipularla, puesto que es fácil acabar con la mano arañada y algún que otro coletazo.

Las iguanas son unos animales muy tranquilos, limpios y algo raros de encontrar en nuestro país, por eso también debes tener en cuenta el clima de la ciudad en la que vivas ya que, como todo animal, la iguana puede sufrir si el clima es muy distinto al de procedencia.

Beneficios de tener una iguana

Como cualquier mascota que podemos tener en nuestro hogar, la iguana nos puede proporcionar ese sentimiento de cariño hacia el otro, pero como ya hemos dicho, no son perros y por tanto ese cariño no es reciproco. Aún así tener un animal en nuestra casa siempre es beneficioso ya que nos ayuda a sentirnos necesitados, nos alegra en día con sus actos y sólo el acto de verles a diario nos puede llegar a ayudar a liberar nuestro estrés y preocupaciones.

Problemas de tener este tipo de mascota:

A la hora de tener una iguana en nuestro hogar debemos tener en mente que no es un mascota como tal, es un animal salvaje, y que a la hora de domesticarla nos puede costar mucho esfuerzo. Muy pocas iguanas en cautividad superan el año de vida, ya que son difíciles de cuidar y pueden sufrir enfermedades muy dañinas para ellas. Además de que transmiten enfermedades a los humanos como la salmonela entre otras muchas.

Además, necesitan de mucha inversión de dinero para que sigan con vida (terrario, alimentación, iluminación, humedad) y crezcan de forma adecuada a su especie. Otro problema que se nos puede plantear es encontrar un veterinario experto en un animal exótico. No todos están igual de preparados, y en el caso de encontrar uno bueno, su precio será elevado.

No escojas como mascota una iguana si vas a pasar grandes periodos de tiempo fuera de casa, al contrario de lo que se puede pensar, que vivan en un terrario no significan que puedas descuidar sus cuidados, son animales que necesitan comer siempre a la misma hora, limpiar su entorno a diario y tener controlada la humedad y la iluminación. Esperamos que con esta pequeña guía puedas resolver tus dudas y escoger la mascota que mejor se adapta a tus necesidades.

El hábitat de nuestro amigo

Este reptil de gran tamaño adora la vida en libertad, por lo que si disponemos de la capacidad de proporcionarle un ambiente ilimitado, ella lo agradecerá. En cualquier caso necesitaremos un terrario de gran tamaño de al menos 1600 litros es decir de 150 x 150 x 75 cm de longitud. Debe estar bien cerrado y ventilado, por lo que debe tener como tapa una malla metálica que deje refrescar el terrario. Este terrario podrá ser usado para la época de invierno, en caso de poseer un terrario al aire libre, o de lo contrario un refugio de nuestro amigo.

El sustrato del terrario puede ser tierra, corteza o pasto sintético. De ser posible es recomendable colocar en el terrario un cuenco con agua fresca lo suficientemente grande como para que pueda nuestra mascota refrescarse. Recordando que la iguana suele vivir en selvas tropicales al menos a metro y medio del piso, cerca de ríos, sería recomendable colocar troncos u objetos para que puedan trepar.

Otras características importantes

Las iguanas son lagartos diurnos, de zonas cálidas, además de no poder autorregular su temperatura. Esto hace necesario que tome prolongados baños de sol, siempre teniendo sombra para ocultarse cuando el sol sea fuerte y para descansar. En el caso del terrario es necesario incorporar lámparas especiales de lagarto, para que proporciones rayos UV necesarios para la creación de vitamina D.

Temperatura y alimentación

Sus temperaturas óptimas son entre los 28 y 32 grados, pudiendo bajar a 25 por las noches. Podemos garantizar las temperaturas ocultando bajo una capa de 12 centímetros de grava un cable calefactor, o en el caso de un terrario de interior colocando lámparas especiales que brinden rayos UV y además brinden calor a nuestro terrario.

Una iguana debe seguir una dieta estricta en la que posea el doble de calcio que de fósforo. Es vegetariana y ama comer hojas, flores y vegetales como la alfalfa, el nabo, el apio, la escarola y el berro. Se debe incluir en pequeñas porciones higos, papayas y naranjas. Y por último no es recomendable darle a nuestra iguana vegetales de hoja verde tal como la lechuga.

Conociendo a las iguanas

Las iguanas son animales muy coloridos y llamativos, que forman parte de la fauna de los países de la región tropical que, en general, se encuentran asociados a la vida silvestre.

Ahora bien, ¿es posible tenerlos como mascotas y cuidarlos adecuadamente en cautiverio? La respuesta es SÍ.

Es normal que a la persona que la adquiere para criarla le surjan algunas preguntas: ¿Cómo cuidar una iguana? ¿Qué comen las iguanas? ¿Dónde viven? ¿Qué las amenaza? Las respuestas vienen a continuación:

¿Cómo son las iguanas?

Las iguanas son reptiles que pueden medir desde 14 centímetros cuando son crías, hasta 1,8 metros de longitud al llegar a la edad adulta.

Su cuerpo se halla cubierto de escamas pequeñas y de apariencia granular en el cuerpo y grandes y rectangulares en la cabeza.

En su hábitat silvestre, suelen vivir en los árboles, por lo que disponen de cuatro garras en cada pata, que les ayudan a trepar con mayor facilidad en los troncos.

Es muy fácil diferenciar entre machos y hembras. Los machos presentan crestas muy vistosas en el dorso y en el mentón, mientras que las hembras no.

Estos animales son incapaces de controlar la temperatura corporal, por lo que son llamados “ectotérmicos”, o lo que es conocido comúnmente como animales de sangre fría. Para ello, en la cabeza presenta un órgano conocido comúnmente como “tercer ojo” u ojo parietal. Este órgano les permite regular la temperatura de su cuerpo a través de secreciones hormonales.

También es notable en la cabeza una escama redondeada y que se encuentra detrás y debajo del ojo. Esta escama es la que cubre el tímpano, un órgano asociado a la recepción de sonidos.

¿Qué come una iguana?

Las iguanas son herbívoras, por lo cual, a la hora de alimentarlos en cautiverio, es importante considerar esta característica en su dieta. El mayor porcentaje de su alimentación debe estar basado en hojas verdes, que deben ser picadas en trozos muy finos, para los juveniles, y en trozos más grandes o incluso, hojas enteras, para los adultos.

Entre las verduras recomendadas para la alimentación de las iguanas están la lechuga, el repollo, la espinaca o la acelga. También es muy recomendable alimentarlas con tomate, calabacín, pepino o remolacha.

Es importante que las verduras utilizadas en la alimentación estén siempre frescas y sean sustituidas cada doce horas, ya que, las iguanas no ayunan y deben ser alimentadas continuamente al menos una vez al día.

Otra razón por la que deben emplearse las verduras antes mencionadas es que estas presentan una proporción adecuada de calcio y fosforo, lo cual, es sumamente beneficioso para las iguanas y evitan la aparición de enfermedades óseas. Para evitar estas enfermedades, es también recomendable complementar la dieta suministrada con suplementos vitamínicos de vitamina D, calcio y fosforo, fáciles de encontrar en tiendas de mascotas.

Estos suplementos deben ir acompañados de una correcta iluminación solar, la cual debe llegar al espacio ocupado por la iguana sin ningún tipo de filtro.

Pueden incluirse en la dieta de las iguanas, frutas, aunque en menor proporción, puesto que los azucares en exceso no son recomendables para ellas. Entre las frutas que pueden ser incluidas están: el melón, la manzana, el mango, las fresas o la pera, entre otros.

Eso sí, tan importante es tener claro qué comen las iguanas, como saber perfectamente qué es lo que no deben comer.

Es inadecuado que las iguanas sean alimentadas con lácteos, huevos o productos cárnicos. Otros alimentos que deben ser evitados en la dieta de las iguanas son los alimentos comerciales para perros o gatos, ya que estos presentan un elevado contenido de grasas y proteínas animales que no forman parte natural de su dieta, ni son beneficiosas. Debe evitarse también el uso de frutas cítricas, que pueden afectar su sistema digestivo.

¿Dónde puede vivir una iguana?

Una de los puntos más importantes a la hora de saber cómo cuidar a una iguana, es conocer qué espacio es el más adecuado para que un reptil viva en las mejores condiciones.

El terrario debe construirse en vidrio. El cristal es el material más adecuado para mantener la temperatura estable dentro del espacio, lo cual es importante en este tipo de animales que no son capaces de controlar su temperatura corporal, sino que, depende de la temperatura del medio exterior.

El vidrio también ofrece la ventaja de poder ser desinfectado con facilidad y permitir la observación del animal desde afuera.

Deben evitarse espejos o superficies que reflejen la luz o al animal.

El tamaño del terrario debe ser aproximadamente una y media veces la longitud del animal y dos tercios su ancho, y debe contenerse en el a solo un animal, puesto que suelen ser animales muy territoriales.

El sustrato del terrario, en caso de ingestión, no debe causar obstrucciones intestinales, por lo cual, es recomendable el uso de alfombras, pasto artificial o periódico, y evitar el uso de grava o arena para gatos.

Dentro del terrario debe mantenerse una temperatura de entre 29 y 32 ºC durante el día y entre 20 y 25 ºC por la noche, y una humedad relativa entre 50 y 70%. Estos valores son parecidos a los que tendrían en su hábitat natural, y para mantenerlos pueden utilizarse lámparas o colchones térmicos bajo el piso del terrario, o vaporizadores o esponjas húmedas respectivamente.

Las iguanas son buenas trepadoras, por lo que puede incluirse algún tipo de rama en el terrario, así como lugares de refugio, que pueden ser cajas o plantas sintéticas o naturales. Y nunca debe faltar el agua fresca.

¿Qué riesgos y amenazas pueden tener las iguanas que viven en cautiverio?

Las amenazas más grandes de una iguana en cautiverio son los animales domésticos.

Los perros y gatos suelen ser agresivos con ellas, por lo que no debemos dejar a nuestra iguana en libertad, y mucho menos si tenemos alguna de estas mascotas conviviendo con nosotros en casa, y mucho menos, cuando no estén bajo nuestra atenta supervisión.

También, los ácaros y garrapatas succionadores de sangre (hematófagos) que afectan a animales domésticos pueden afectar a la iguana como parásitos externos o ectoparásitos de la piel, puesto que, ácaros y garrapatas son parásitos bastante generalistas.

Como aperitivo, con estos consejos deberías estar [email protected] para tener una iguana en las condiciones perfectas para disfrutarla y compartir parte de tu tiempo con ella.

Nos encanta hablar de mascotas, y podríamos bastantes más líneas hablando de iguanas y formas de mejorar el hábitat en el que estarán junto a nosotros, pero no podemos daros todo junto. Además, nos gusta que tú también participes con tu experiencia.

¿Te animas? ¡Cuéntanos!

CiberMascotas
Te ayudamos a cuidar de tus mascotas

Video: Cómo cuidar a tu iguana muy facilmente (Septiembre 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send