Animales

El Ajo ¿Peligroso o saludable para mi perro?

Pin
Send
Share
Send
Send


El mundo de los animales de compañía se ha diversificado enormemente en la actualidad, no obstante, las mascotas por excelencia siguen siendo el perro y el gato. Si bien la naturaleza de ambos animales es completamente distinta necesitan de algunos cuidados que sí son similares, como una adecuada alimentación, compañía y afecto, seguir el programa de vacunación establecido en cada caso y revisiones veterinarias periódicas.

Además tanto perros como gatos corren el riesgo de sufrir infestaciones por parásitos, tanto internas como externas, las cuales debemos percibir pronto y tratar de forma adecuada pues pueden derivar en distintas complicaciones. Cada vez con más frecuencia los propietarios buscan remedios naturales que puedan solventar este tipo de situaciones, por este motivo, en este artículo de Experto Animal te hablamos del ajo para desparasitar perros y gatos.

¿El ajo es tóxico?

El ajo generalmente es considerado como un alimento prohibido para perros y al mismo tiempo un alimento prohibido para gatos debido al estudio de Lee, Yamato, Tajima, Kuraoka, Omae, Maede, "Hematologic changes associated with the appearance of eccentrocytes after intragastric administration of garlic extract to dogs" American Journal of Veterinary Research, noviembre 2000.

Lo cierto es decir que el ajo contiene un componente tóxico llamado n-propildisulfida, el cual en grandes concentraciones puede dañar las células del organismo de nuestra mascota. No obstante, en este experimento, se emplearon grandes cantidades de ajo (de 5 ml a 1,25 ml de extracto de ajo entero y crudo por cada quilo de peso) directamente vía intragástrica a cuatro perros adultos, durante siete días, lo cual les ocasionó anemia de cuerpos de Heinz. Por tanto, según este estudio, deberíamos alimentar a un perro de 20 kilogramos con 22 dientes de ajos diarios (aproximadamente) durante un mes para que se produjera este tipo de anemia.

Por el contrario, la publicación del artículo ​"Garlic: Friend or Foe?" de la Dogs Naturally Magazine, de abril de 2014 argumenta que en pequeñas cantidades el ajo sí es un potente antiparasitario en cantidades moderadas, además de ofrecer muchos otros beneficios al organismo de nuestros perros y gatos.

Así mismo, en el año 2006, el instituto de farmacología veterinaria y toxicología de la Universidad de Zurich determinó que la dosis tóxica de ajo es de 5 gramos por kilo de peso corporal. Teniendo en cuenta que un diente de ajo puede pesar de 2 a 3 gramos, un perro de raza pequinés debería ingerir más de 5 dientes de ajo al día para acabar sufriendo la anemia que el componente mencionado anteriormente causa. Podemos concluir que el consumo moderado y racional de ajo no es tóxico para nuestras mascotas.

Propiedades del ajo para desparasitar a nuestras mascotas

El ajo es el alimento medicina por excelencia, no sólo posee múltiples propiedades beneficiosas para nosotros, sino también para nuestras mascotas: es antibiótico, antiagregante plaquetario, protege el sistema cardiovascular y estimula las defensas.

En este artículo debemos destacar la actividad del ajo como vermífugo, es decir, actúa contra los parásitos intestinales.

Esto se debe a que su propiedad antibacteriana se mantiene activa en el tracto gastrointestinal, además, actúa como tónico digestivo, depura la sangre y facilita que el organismo depure las sustancias de desecho, también favorece la respuesta del sistema inmune y prevendrá nuevos episodios de parásitos intestinales.

Cómo aplicar el ajo para desparasitar a perros y gatos

La mejor forma es darlo de una forma natural, a través de la alimentación, picando finamente el ajo y mezclándolo con la comida habitual de nuestra mascota.

Teniendo en cuenta la recomendación del instituto de farmacología veterinaria y toxicología de la Universidad de Zurich, la dosis recomendada de ajo es de 4 gramos diarios, no obstante, siempre debe tenerse en consideración el peso de cada animal. Así mismo, si después de la primera toma observamos cualquier reacción en el organismo del animal debemos acudir al veterinario. Aunque apliquemos las dosis recomendadas cualquier ser vivo puede tener una reacción alérgica al ajo, al igual que las personas, pero se trata de casos muy puntuales.

Para tratar los parásitos intestinales de forma natural debemos mezclar con la comida de 1 a 2 dientes de ajo y seguir este tratamiento durante un periodo mínimo de 1 semana.

Desparasitar para prevenir

Es importante tener en cuenta diversos remedios caseros para desparasitar al gato y desparasitar al perro, no obstante, más importante aún es prevenir este tipo de afección.

Tanto el gato como el perro necesitan desparasitaciones frecuentes de forma preventiva, las cuales adquieren aún mayor importancia si nuestra mascota tiene contacto frecuente con el exterior.

Si quieres que las desparasitaciones preventivas de tu mascota se realicen también con remedios naturales te recomendamos que confíes en el criterio de un profesional y acudas a un veterinario holístico.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ajo para desparasitar perros y gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Desparasitación.

Una planta de uso medicinal

El ajo es una planta con una reconocida fama por sus multiples usos medicinales, nos podemos remontar a la antigua Grecia, en donde el mismo Hipócrates la recetaba para tratar ciertas condiciones médicas.

En la actualidad, la ciencia se ha encargado de confirmar su potencial, identificando los siguientes beneficios:

  • Reduce el envejecimiento de las arterias y venas, manteniendo su capacidad de estiramiento y flexibilidad.
  • Los niveles de azúcar, antes de las comidas, se reducen, tanto en personas con o sin diabetes.
  • Reducción del colesterol (LDL)
  • Previene la hipertensión.
  • Disminuye el riesgo de contraer cancer de próstata.
  • Evita picaduras de garrapatas.
  • Combate y cura afecciones por hongos como el pie de atleta.
  • Combate los efectos relacionados con la gripe y el resfriado.
  • Contiene antioxidantes que pueden ayudar a prevenir Alzheimer y demencia.
  • Sus efectos antibióticos.

Existen muchos más beneficios asociados al ajo, con investigaciones y estudios pendientes por realizar, en un futuro cercano podremos conocer todo lo que esta maravillosa planta tiene para ofrecernos.

El Ajo, ¿es Tóxico para Perros?

El ajo, al igual que las cebollas y demás plantas del género Allium, contienen TIOSULFATO, una sustancia que afecta a los glóbulos rojos, produciendo oxidación a nivel celular. Este proceso, que puede tardar varios días o semanas, genera anemia.

La hemólisis, nombre de la condición asociada con el envenenamiento por ajo, se suele tratar con medicamentos y fluidos, en casos especiales, puede requerirse de transfusiones de sangre. Entidades y sitios como la Pet Poison Helpline, catalogan al ajo con un nivel de toxicidad de medio a moderado, resaltando que, en dosis pequeñas resulta inofensivo, pero una ingesta en grandes cantidades resulta muy tóxico.

De acuerdo a lo indicado por la AKC (American Kennel Club), entre 15 a 30 gramos de ajo por Kilo de peso del perro, producirá cambios peligrosos en la salud de nuestro peludo. Para dejarlo más claro, un diente de ajo puede pesar entre 3 y 7 gramos, así que se necesitará de hasta 10 dientes de ajo por kilo de peso, para que sus células rojas empiecen a presentar daños.

Si quieres conocer sobre otros alimentos potencialmente tóxicos para tu perrito, entonces dale clic en este enlace.

¿Los Perros Pueden Comer Ajo? Si que pueden!!

Expertos en nutrición canina, médicos veterinarios, dueños, incluso marcas de pienso, están usando ajo como suplemento en la comida para perros, por los beneficios que aportan a las mascotas. Bajo la premisa que el beneficio es mayor que el riesgo, cada día son más las personas que deciden ofrecer ajo a sus mascotas, eso si, en dosis controladas.

En nuestros perros, los beneficios atribuidos al ajo son:

  • Previene la formación de coágulos sanguíneos
  • Disminuye los niveles de colesterol
  • Vasodilatador
  • Previene la formación de tumores
  • Estimula el sistema linfático
  • Antibiótico y antiparasitario

Existen portales que recomiendan el consumo del ajo para prevenir picaduras de garrapatas y pulgas, sin embargo, no existe suficiente evidencia científica que respalde estas aseveraciones.

Dosificación del Ajo para Perros

Hasta ahora solo hemos mencionado que, en dosis pequeñas y controladas, el ajo es perfectamente seguro para nuestros perros. Pero, ¿cual es una dosis adecuada?

De acuerdo a lo indicado por la doctora veterinaria Deva Khalsa, se puede ofrecer el ajo en las siguientes proporciones:

  • 10 hasta 15 libras de peso – medio diente de ajo
  • Desde 20 hasta 40 libras – 1 diente de ajo
  • de 45 hasta 70 libras – 2 dientes de ajo
  • 75 libras en adelante – 2 y medio dientes de ajo

Estas cantidades referenciales son para consumo diario, junto con su alimento, sea comida casera o pienso de marca. Solo mezclalo antes de servir y listo.

Para obtener todos los beneficios que aporta el ajo, se recomienda que sea ajo fresco, es decir, que aún permanezca con su cascara. El ajo debe picarse finamente y debe ser servido y consumido en un tiempo no mayor a 20 minutos. ¿Por qué debemos hacer esto?

La alicina es un compuesto con propiedades medicinales, principalmente sus efectos antibióticos, pero este se obtiene por un proceso químico, por medio de la catálisis de las enzimas presentes en el ajo. La alicina es muy volátil y se oxida rápidamente, por este motivo el ajo debe consumirse fresco y en un periodo corto de tiempo, luego de ser picado, triturado o en pasta.

Advertencias

Hoy por hoy, existe gran variedad de suplementos alimenticios para perros que contienen ajo. Si estas pensando en ofrecer a tu peludo con estos suplementos, el uso de ajo fresco no es recomendado, ya que las concentraciones de tiosulfatos son mayores y podríamos ocasionar problemas a su salud.

Antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento, sea con ajo fresco o suplementos, es importante consultarlo con tu veterinario, de esta manera podrá guiarte en el cuidado de tu mascota. Ante cualquier signo de alerta, suspende el uso de ajo y comunícate con tu veterinario para recibir la atención médica adecuada.

Aunque los reportes de fallecimiento por envenenamiento por ajo son casi inexistentes, los efectos en la salud del perro pueden ser muy molestos. Entre los principales signos y síntomas, debes prestar atención a:

  • Salivación excesiva
  • Nausea
  • Irritación oral
  • Vomito y/o diarrea
  • Aletargamiento
  • Dolor abdominal
  • Ritmo cardíaco y respiración acelerados
  • Debil >Casos especiales

Es importante tomar ciertas precauciones adicionales, sobre todo cuando nos encontramos ante situaciones especiales. Es muy conocido el hecho que ciertas razas, principalmente razas japonesas, tienen mayor predisposición y sensibilidad al ajo. Por esto, no se recomienda su uso, principalmente en Akitas y Shiba Inus.

De igual manera, sin importar la raza, no se recomienda el uso de ajo en perras embarazadas, para precautelar su salud y la integridad de los cachorros. De todas maneras, es importante consultar con tu veterinario para contar con aprobación de una dosis segura o algún suplemento con ajo.

Por ultimo, lo cachorros. Debido a que el organismo de los cachorros no es capaz de producir nuevas células rojas, sino hasta pasados los 3 meses, está contraindicado el uso del ajo. Con la aprobación de tu veterinario podrás hacerlo pasados los 6 meses, aunque puede resultar mejor entrando en el 8vo mes de vida.

Conclusiones

Como hemos visto, el ajo nos ofrece un amplio rango de beneficios a la salud, tanto para nosotros, como para nuestros perros. Cada vez son más los expertos y entidades que reconocen estos beneficios, pero también, nos advierten sobre el cuidado que debemos tener al hacerlo.

Con varios estudios a la espera de iniciarse, aún es muy pronto para dar un veredicto definitivo, sin embargo, podemos tener la certeza que, en cantidades mínimas adecuadas, lo único que podemos esperar son beneficios para la salud de nuestro perrito.

Cómo desparasitar a un perro con ajo

Aunque depende de la palabra del veterinario, con 4 gramos de ajo debería ser suficiente aunque si se trata de un perro de tamaño grande lógicamente necesitaremos más ajo para desparasitarlo. Lo mejor es picar todo lo que puedas el ajo y mezclárselos con el pienso. Con este tratamiento, comenzarás a observar cambios en la salud de tu perro en la primera semana.

Los 4 gramos de ajo que necesitamos no son más que uno o dos dientes. No estamos hablando de darle una cabeza de ajo entera, aunque en algunos casos bastará con medio diente. Insistimos una vez más en la necesidad de seguir las pautas del veterinario. A más ajo el tratamiento no será más efectivo y los parásitos no desaparecerán más rápido, sino que puede tener efectos contraproducentes. Recuerda que el ajo puede llegar a resultar tóxico a partir de cierto punto. Es verdad que el animal necesita comer más de 1,5 kilos para que sea tóxico, una cantidad exagerada incluso en personas, pero un exceso de ajo puede acabar dañando su salud.

Levadura de cerveza

La levadura de cerveza es un suplemento nutricional que se obtiene a partir de la fermentación de la cebada.

Es rica en vitaminas del grupo B, la que hoy nos interesa especialmente es la vitamina B1 o tiamina, que será la responsable de su acción repelente.

Uso interno

Debemos administrar la levadura de cerveza de forma continua en los meses de verano, para que mantenga su acción repelente, sobre todo demostrada en pulgas.

Esta función se debe a la tiamina, vitamina del complejo B que se encarga al igual que en el ajo, de cambiar el olor y sabor de la sangre del perro, siendo así, desagradable y rechazada por los parásitos.

Uso externo

No tiene un uso externo real, pero la finalidad de su uso interno es mantener alejados a los insectos y parásitos externos de nuestro perro.

Dosis segura

Varía un poco según el suplemento que utilices, pero para hacerte una idea, la cantidad de levadura que debe tomar un perro de 30 kg, es siempre la mitadde la que se indique en el bote que compres, siempre hablando de una levadura de cerveza de uso en personas.

Es decir, si en el bote pone que una persona debe tomar 6 pastillas al día, tu perro de 30 kg tomará 3 pastillas diarias.

También existe en polvo, pero su dosificación es igual que en pastillas.

Importante: debemos empezar con una dosis menor a la indicada, ya que puede producir gases e incluso soltar un poco la tripa a nuestro perro.

Preparación

Simplemente le daremos la levadura de cerveza junto con la comida e incluso en el caso de las pastillas hay muchos perros que se las comen perfectamente como chuches, a pesar del sabor amargo de la levadura.

Contraindicaciones

  • Colitis en perros, como comentamos más arriba puede producir diarrea.
  • Infecciones producidas por hongos (piel, oídos…), puede promover la sobrepoblación del hongo.
  • Perros con niveles bajos de calcio, el fósforo de la levadura interactúa con el calcio de la dieta.

Producto recomendado

En casa utilizamos la levadura de cerveza de Sotya porque funciona muy bien, es barata y a mis perros les gusta.

Semillas de calabaza y papaya

Tanto la calabaza como la papaya, son alimentos que puedes introducir en la dieta de tu perro de forma habitual, pero vamos a centrarnos en sus pipas y su uso como antiparasitarios.

Uso interno

La semilla de calabaza contiene cucurbitina, el aminoácido encargado de su acción antiparasitaria. En el caso de la papaya esta sustancia es la carpaína.

Ambas semillas eliminan lombrices intestinales de forma eficaz, y sin efectos secundarios como los medicamentos tradicionales.

Uso externo

No posee un uso externo reseñable.

Dosis segura

½ cucharada de semillas de calabaza y/o papaya para un perro de 30 kg.

Preparación

Se deben consumir crudas para mantener todas sus propiedades y trituradas para que no pasen por el tracto digestivo sin más, y salgan sin digerir.

Puedes mantenerlas en la nevera y también se pueden congelar.

Contraindicaciones

  • Aunque no está demostrado en perros, si se observa que la papaína presente en la papaya en general y en menos cantidad en la semilla, puede producir contraccionesuterinas, por lo que podríamos desaconsejarlas en perras preñadas.

Producto recomendado

Al igual que el ajo es un producto vendido en cualquier supermercado o frutería.

Aceite de coco

Producto de moda actualmente en la dieta del perro. Este aceite posee infinidad de propiedades para perros como el cuidado de la piel, mejora de la digestión y absorción de nutrientes, ayuda en perros con problemas articulares, etc.

Uso interno

El ácido laúrico presente en la composición del aceite de coco se transforma en el cuerpo en monolaurina, que puede destruir virus, bacterias y parásitos como las giardias intestinales.

Uso externo

Puedes mezclar el aceite de coco con otros aceites esenciales, atribuyéndole así propiedades repelentes externas. En concreto es eficaz contra pulgas y piojos.

Dosis segura

Una cucharadita por cada 5 kilos de peso y una cucharada por cada 15 kilos.

Preparación

Se administra directamente sobre la comida.

También podemos dar directamente el coco rallado sobre la comida del perro.

Contraindicaciones

  • Debe comenzarse con una dosis menor a la indicada para que no tengamos problemas digestivos.
  • Se debe comprobar que el perro no tiene alergia al aceite de coco antes de administrárselo de forma continuada.

Producto recomendado

Es recomendable que sea un aceite de coco prensado enfrío, se puede encontrar en muchos comercios.

Tierra de diatomeas

Las diatomeas son algas microscópicas fosilizadas, cuando las algas mueren, todo el contenido orgánico se destruye, con excepción de su esqueleto de sílice, el cual generalmente van a depositarse al fondo de las aguas, para formar al cabo de los siglos, grandes depósitos de algas fosilizadas conocidos como tierra de diatomeas que es un material inerte no toxico.

Posee funciones nutritivas e insecticidas. Es importante destacar que debemos comprar tierra de diatomeas de tipo alimenticio, no la que se usa en piscinas.

Uso interno

Su función es de arrastre y de absorción de toxinas, bacterias y por supuesto parásitos intestinales, eliminándolos posteriormente por las heces del perro.

Uso externo

Se usa para que forme una película protectora sobre la piel del perro, y en caso de contacto con los parásitos los mata por medio de la adherencia al exoesqueleto y posterior deshidratación del insecto.

Se usa para el control de pulgas, garrapatas, ácaros, piojos, etc.
No destruye la flora intestinal del perro.

Dosis segura

Internamente, perro pequeño 1 cucharadita al día, perro mediano 1 cucharada al día.

Externamente, hasta 1 gramo por kg de peso del perro.

Preparación

Internamente, se añade a la comida del perro y se remueve para que no quede polvo suelto.

Externamente, se puede aplicar directamente en polvo sobre el pelo del animal espolvoreando, pero como el polvo no debe aspirarse, yo prefiero añadirlo al champú y dejarlo actuar entre 5-10 minutos sobre la piel del perro.

Contraindicaciones

No posee contraindicaciones, si se recomienda la precaución de no inhalar el polvo ni acercarlo a la cara del perro para que no entre en los ojos, nariz o boca.

Producto recomendado

Esta es la tierra de diatomeas que yo he usado en perros y gallinas, pero existe una variedad muy alta de venta alimentaria.

Conclusión

Existe una gran variedad de alimentos y suplementos naturales que pueden ayudarnos a mantener a raya los parásitos en nuestro perro sin necesidad de darle químicos.

También nos servirán como apoyo a los repelentes comerciales.

Como nota final, quiero recomendarte que si quieres seguir usando las pastillas antiparasitarias, hagas un análisis coprológico a tu perro, antes de desparasitarle de forma sistemática, así puede que te ahorres la desparasitación cada 3 meses y tu perro un malestar digestivo innecesario.

Si tienes cualquier duda ya sabes donde contactarme, y si te ha gustado el artículo, comparte 🙂

¿Cuáles son los síntomas de una infestación parasitaria?

Si tu perro tiene uno o varios de estos síntomas puede tener parásitos: diarrea, vómitos, pérdida de peso, apetito voraz sin aumento de peso, tos, anemia, picazón en la cola, gusanos en la materia fecal.

Uva de Oregón

Esta hierba es un antiparasitario perfecto, e incluso funciona bien como tónico antibiótico. Se usa como tintura, unas 12 gotas por cada 20 libras (9kg). No debe usarse en perras embarazadas ni con enfermedades hepáticas.

Tu mejor amigo merece lo mejor, por lo tanto, ocuparte de su desparasitaciónde manera regular es fundamental para su salud.

¿Alguna vez utilizaste algún remedio natural para los parásitos de tu perro? ¡Cuéntanos!

Pin
Send
Share
Send
Send