Animales

Guía básica para ahuyentar avispas y abejas en el exterior

Pin
Send
Share
Send
Send


En las zonas rurales y en las casas de campo es muy común encontrar un enjambre de abejas instalado en techos, cornisas y ventanales. Las abejas son consideradas como unos insectos de gran valor por su apreciada y deliciosa miel y su útil cera. Pero ¿qué pasa cuando se convierten en una plaga invasiva?

Las abejas aprovechan la primavera para polinizar las flores. Este polen lo convierten en la codiciada miel, muy beneficiosa para la salud. Sin embargo las picaduras que producen estas no son nada beneficiosas para la salud, e incluso pueden causar la muerte, especialmente en personas alérgicas. Por ello es muy importante saber cómomatar abejas de manera eficaz y sin arriesgarse a sufrir una picadura.

Diferencias entre abejas y avispas

Antes de proceder a eliminar o ahuyentar abejas es importante saber distinguir entre una abeja y una avispa. Las abejas son de color amarillo tostado, peludas y con una parte estrecha entre el abdomen y el tórax. Además mueren al picar. Las avispas son más delgadas y de color amarillo con rayas negras, se alimentan de todo la materia orgánica que encuentren y no mueren después de picar.

Muchas personas se preguntan cómo matar abejas sin tomar en cuenta el importante papel que estas juegan en la polinización de las plantas para producir frutos y que además es una especie protegida. Por ello la idea de esta guía no es acabar con ellas de manera definitiva sino simplemente alejarlas de las casas y evitar posibles riesgos a las personas y las mascotas.

Cómo ahuyentar abejas de manera rápida y segura

Generalmente las abejas suelen atraerse por aromas, sonidos y colores agradables. Es importante acabar con las condiciones aptas para su anidación. Por ello hay que crear un ambiente desagradable para las abejas. Una buena manera es utilizar humo para asfixiarlas. Basta con encender una fogata debajo del panal y el humo hará que las abejas huyan.

También se puede usar una vela de citronela, que es muy recomendada como repelente de insectos. Conviene alejarse mientras las abejas están huyendo para evitar el riesgo de ser picado y no inhalar el humo.

  • Juego de 2 velas en tarro de cristal para repeler insectos.

Las bolas de naftalina también son un potente repelente para abejas. Su olor alejará a las abejas de la zona. Sin embargo no es un método muy seguro, ya que la naftalina es tóxica para los humanos y las mascotas.

Una forma natural y muy efectiva de ahuyentar las abejas es usar aceite de eucalipto. Su fuerte olor es desagradable para las abejas y las alejará del lugar de manera segura.

Es importante mantener los botes de basura y los recipientes de agua cerrados, ya que puede haber comida que atraiga a las abejas. También conviene mantener limpios los jardines.

Antes de pensar en cómo espantar abejas es importante saber que no conviene tratar de espantar a las abejas con la mano en caso de que quieran acercarse. Esto las molesta y las hace sentir amenazadas.

Si el panal es muy grande y los consejos mencionados anteriormente no funcionan, lo más recomendable es llamar a los bomberos o al equipo de rescate. Estos están capacitados para resolver estos problemas sin correr riesgos. También es importante llamar a un apicultor para que elimine el nido sin lastimar a las abejas y extraiga la miel que pueda quedar en el enjambre.

Los repelentes de abejas y avispas naturales

Una buena opción para evitar que las abejas te piquen es recurrir a los repelentes de avispas y abejas naturales con aroma fuerte, sobre todo los aceites de esencia de hierba gatera. Eso sí, no lo apliques nunca a niños menores de 3 años, porque podría producirles irritaciones en la piel.

Si eres de los que prefieren productos comerciales, deberías tener en cuenta que tan solo algunos repelentes profesionales que se usan en el ámbito de la apicultura son eficaces.

De todos modos, el mejor consejo que puedes aplicar es la prevención. Si estás en una zona susceptible de abejas, permanece atento a los zumbidos y procura llevar a tus mascotas atadas para que no acaben acercándose a una colmena. Asimismo, procura usar ropa de color claro, que no es percibida como una amenaza por estos insectos.

Impide que se acerquen a ti

Si quieres disfrutar de una plácida tarde en el jardín sin tener que preocuparte de las abejas y avispas, lo mejor es que impidas que se acerquen a la zona donde estás haciendo humo. Las velas son una excelente opción para conseguirlo.

Igualmente, otro aroma que odian las abejas es el de las bolas de naftalina. Puedes hacer pequeñas bolsitas de malla con ellas y colocarlas en la zona a la que no quieres que se acerquen.

Plantas para ahuyentar mosquitos, moscas… y avispas o abejas

Otros remedios naturales son el uso de plantas aromáticas muy presentes en nuestra gastronomía: la albahaca y el laurel. Otro consejo para evitar avispas y mosquitos en nuestro jardín es el cultivo de flores como el jazmín o la lavanda debido a que, con su aroma, ayudan a ahuyentar los molestos insectos y sirven como buen elemento decorativo.

Cómo evitar colmenas y nidos

La peor que puedes hacer es dejar que las abejas o las avispas instalen una colmena cerca de tu casa. Para ello, es importante que evites dejar restos de comida a su alcance, y que tapes las posibles fuentes de agua, como por ejemplo piscinas o sistemas de irrigación. También puedes añadir vinagre a pequeños contenedores de agua que tengas en el exterior.

Por supuesto, es imprescindible que tapes todos los agujeros visibles en el exterior de tu casa que puedan alojar una colmena. En el caso de que necesites retirar una colmena existente, lo mejor es contar con la ayuda de un profesional especialista en ello o de un apicultor que quiera hacerse cargo de ellas.

En caso de encontrarnos con un nido de avispas, el procedimiento a seguir es más sencillo. A diferencia de las abejas, las avispas no ayudan al desarrollo y mantenimiento de nuestro ecosistema.

¿Cómo quitar un nido de avispas?

Para quitar un avispero, podemos utilizar un algodón con alcohol para quemarlo. Se recomienda hacerlo por la mañana o al anochecer, cuando las avispas tienen menos actividad. Si no te gustan actuaciones tan extremistas, se recomienda el uso de una manguera, para rociar el nido.

Pero recuerda, la seguridad de los tuyos es lo más importante, siempre que sea posible, acudir a un especialista, él se encargará de todo. Además, es importante contar con un seguro del hogar, para tener asesoramiento en cualquier momento y con contar con asistencia al hogar ante cualquier incidente.

Agua y jabón

Agua y jabón, el remedio más sencillo

En algunos casos, las cosas más sencillas son las que mejor funcionan. Agua y jabón, dos elementos comunes en todas y cada una de nuestras casas con los que se puede crear un repelente más que utilitario. Podemos asegurar que si te embadurnas con esta simple mezcla tendrás alejadas a las abejas y a sus fuertes picotazos. También se enmarca como un potente insecticida si se arroja directamente a la propia colmena.

Bórax en polvo

Bórax en polvo

El ácido bórico puede definirse como uno de los insecticidas naturales más efectivos del mundo. Una sustancia completamente inofensiva para los seres humanos que sin embargo puede utilizarse para repeler a cualquier tipo de insecto. Eso sí, es una sustancia que debe utilizarse en cantidades reducidas para que no produzca ningún tipo de corrosión en la zona empleada.

Plantas y especias

Menta como repelente

A veces la naturaleza es capaz de crear de forma intrínseca sus propios repelentes naturales. Entre estos vegetales podemos encontrar el ecucalipto, la cintronela, el ajenjo e incluso la propia menta. Cabe destacar que no tienen tanta eficacia como los repelentes anteriores pero pueden funcionar perfectamente para disminuir el número de abejas de tu patio. Sin olvidarnos de que especias como la pimienta, la cayena o el pimentón pueden ayudar a alejar a estos insectos de las zonas comunes y de los alimentos.

EL vinagre siempre funciona

También utilizado para el exterminio de los piojos, el vinagre puede usarse para alejar a las abejas para siempre. El fuerte olor que desprende esta sustancia se convierte en un pesticida más que útil para cualquier tipo de insecto. Lo más común es mezclar el vinagre con agua a partes iguales y rociar ligeramente este líquido en los lugares que quieras mantener libres de bichos. Un remedio cómodo y rápido.

Pin
Send
Share
Send
Send